viernes, 24 junio 2022 |

Actualizado a las

20:07

h CEST

25.7 C
Madrid

Tipos de estudiantes: características y habilidades de los 13 tipos de alumnos que existen (aula, clases virtuales…)

4.5
(2)

A lo mejor no te habías percatado de que no todos los seres humanos aprenden igual, ni tienen la misma personalidad ni los mismos intereses, y que por ende existen muchos tipos de alumnos que perciben y procesan los conocimientos de forma diferente. Esto fue lo que descubrieron los psicólogos hace ya más de ochenta años y, en consecuencia, definieron sus particulares tipos de estudiantes donde seguramente te verás retratado.

Desde la década de 1940 varios psicólogos observaron que existían diferentes tipos de estudiantes de acuerdo a la forma en que preponderantemente adquirían los conocimientos. Entonces llevaron a cabo importantes estudios, relacionando esta variable con la personalidad, y elaboraron sus propias clasificaciones en cuanto a los tipos de alumnos que predominan. Muchos de los investigadores llegaron a las mismas conclusiones, aunque les pusieron nombres diferentes, pero hay otros que difieren. Se han seleccionado los trece tipos más relevantes para la educación universitaria; revisando sus características descubrirás qué tipo de estudiante eres y puede que te sorprendas.

Tipos de profesores:
Definición, características, estilo y competencias de 25 tipos de maestros o docentes

Leer artículo

Memorístico 

Existen estudiantes que se graban los contenidos de memoria, a fuerza de repetición, como si fueran una tabla de multiplicar. Generalmente lo hacen para aprobar un examen, lo cual se traduce como que no están interesados en aprender sino en lograr la nota y pasar la asignatura. Si observamos imágenes de personas estudiando y nos percatamos de que hay alguien caminando de un lado a otro con un papel en la mano y hablando solo, ese es el alumno memorístico.

Los conocimientos que se adquieren de esta manera se archivan en la memoria de corto plazo, que es aquella donde se guardan los datos que necesitamos tener a mano para algo inmediato, como por ejemplo lo que voy a comprar en el supermercado, y se borran muy rápido, cuando ya los hemos utilizado y dejamos de repetirlos.

Esta clase de estudiantes se corresponde con la enseñanza tradicional, donde los educandos son individuos pasivos, la cual fue la utilizada durante mucho tiempo y todavía se aplica en muchas instituciones. Son tipos de alumnos según la pedagogía moderna orientados hacia la corriente conductista, que promueve la repetición como forma de aprender y cuyos exámenes se basan en respuestas de “selección simple” o “verdadero o falso”, que no implican ningún tipo de razonamiento.

A esta teoría conductista se le opone la del Aprendizaje Significativo de David Ausubel (1918-2018), la cual pertenece a la corriente cognitiva y postula que para incorporar un nuevo contenido a la memoria éste debe estar relacionado con los conocimientos previos, por lo tanto se archivan en la memoria de largo plazo y produce tipos de estudiantes activos.

Visual

Los que clasificaron a este tipo de estudiante son los estadounidenses Richard Bandler (1950) y John Grinder (1940), quienes también fueron los creadores del modelo denominado Programación Neurolingüística (PNL) en la década de 1960. Además de psicólogos, Bandler es matemático y programador informático, y Grindler estudió lingüística. Estos investigadores llegaron a la conclusión de que los individuos aprenden a través de tres sistemas sensoriales, donde en todos los casos prima uno sobre los demás.

El tipo de estudiante visual aprende fundamentalmente a través de la vista, por lo que todos ellos prefieren leer a escuchar una clase y son fans de los gráficos tales como mapas conceptuales o mapas mentales. A este grupo pertenece un 65% de la población y son personas que se olvidan fácilmente de los nombres pero nunca se les borrará una cara. Según los estudios, entre sus características resaltantes están que hablan más rápido que el resto de los individuos y que prefieren trabajar solos más que en equipo. Suelen ser asiduos al cine, al teatro y a las exposiciones de fotografía.

Auditivo

El estudiante auditivo también está dentro de la clasificación de los mencionados psicólogos Bandler y Grindler y son los que aprenden escuchando, por lo cual captan mucho mejor los conocimientos asistiendo a una clase que leyendo y tienen dificultad para estudiar por su cuenta.

Generalmente leen en voz alta para escucharse y, al observar imágenes de alumnos estudiando, ellos son los que tienen una grabadora donde previamente han registrado la charla del profesor.

A estos estudiantes se les da muy fácil el aprendizaje de idiomas, así como los estudios musicales. Prefieren el trabajo en equipo y entre sus actividades favoritas priorizan escuchar música o asistir a conciertos. Por otra parte, tienden a ser más sociables que los estudiantes visuales.

Lógico-matemático

La definición de estudiante lógico-matemático está basada en la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner (1943). Este psicólogo realizó múltiples estudios sobre las características de los procesos cognitivos y determinó que existen diferentes tipos de capacidades entre las que identificó a ocho. Su tesis impactó la pedagogía y actualmente se considera que existen diferentes tipos de alumnos de acuerdo a la inteligencia predominante.

Este tipo de estudiante se caracteriza por su capacidad para el pensamiento abstracto y su habilidad para resolver problemas numéricos; tiene facilidad para entender las fórmulas y aplicarlas a casos concretos, así como para elaborar hipótesis y realizar su comprobación. Cuando se observa a los diferentes tipos de estudiantes en un examen, los de pensamiento lógico-matemático siguen un riguroso orden lógico, revisando antes todas las preguntas para contestar primero las que requieren de mayor capacidad analítica.

En su vida personal son individuos que igualmente aplican el razonamiento lógico para la toma de decisiones, siguen una planificación para todos sus asuntos y les gustan los juegos de estrategia y resolver rompecabezas, además de ser muy curiosos en todo lo relacionado con los temas del conocimiento.

Lingüístico

Estos estudiantes también se clasifican de acuerdo a la Teoría de las Inteligencias Múltiples y son alumnos diferentes a los anteriores en fortalezas y en personalidad. Se caracterizan por tener una capacidad innata para la expresión, tanto verbal como escrita, al igual que para decodificar signos y símbolos adecuadamente. Debido a estas cualidades, pueden exponer sus ideas de una forma clara, así como contar cuentos o describir situaciones. Este tipo de inteligencia es que la que marca a los oradores, escritores, periodistas, historiadores, poetas y maestros. 

Adicionalmente, son personas que tienen habilidades resaltantes en cuanto a la lectura y la interpretación de la misma, detectando cuáles son las ideas principales  y secundarias con facilidad; poseen un vocabulario más rico que el promedio de los estudiantes y menos fallas en ortografía y gramática. En lo personal son individuos sensibles, emocionales y empáticos. Prefieren las distracciones y pasatiempos que se relacionan con las palabras, como hacer crucigramas o jugar Scrabble. 

Virtual  

Actualmente, debido al tema del Covid-19, casi todos los alumnos son virtuales aunque no tengan el perfil, por lo tanto hay varios tipos de estudiantes en clases virtuales; sin embargo, ya antes existían y poseen características especiales.

Los típicos alumnos estudiando virtualmente son ante todo disciplinados y comprometidos, al tiempo que poseen la capacidad de automotivarse y autogestionar su aprendizaje convirtiéndose en los protagonistas del proceso educativo.

Por otra parte, están conscientes del valor de la educación y son individuos autónomos y muy independientes, que prefieren formarse a su propio ritmo y no al del profesor como ocurre en los sistemas presenciales. En lo personal son de mente inquieta, investigadores, perseverantes, amantes de la tecnología, y suelen utilizar Internet para múltiples actividades tales como relacionarse, informarse o realizar compras.

Competitivo

El alumno competitivo es descrito en el modelo denominado Grasha-Riechmann Student Learning Style,que salió a la luz en 1974 y contempla seis tipos diferentes de estudiantes. Según esta teoría, los tipos de educandos se manifiestan de acuerdo a su forma de aprender, pero también en base a su relación con los compañeros y de forma importante dependiendo de la personalidad del profesor, que el psicólogo estadounidense Anthony Grasha tipificó en otro estudio del año 1996.

Este estudiante universitario se diferencia de los demás, especialmente, por la necesidad de demostrar su superioridad académica, por lo cual participa activamente en clase y trata de ser el centro de atención, opacando a los demás. Siempre se ubica en los primeros pupitres y, por otra parte, necesita que permanentemente le estén reconociendo sus méritos, por lo cual estudia mucho para obtener las mejores calificaciones y lucir su brillantez en las intervenciones.

Divergente

La definición de estudiante divergente corresponde a una de las clasificaciones del psicólogo estadounidense David Kolb (1939), quien determinó dos dimensiones fundamentales y creó un cuadrante con cuatro estilos de aprendizaje de acuerdo a la intersección entre la forma de percibir y la manera de procesar la información.

Kolb afirma que se garantiza un mayor rendimiento si se adecúan las estrategias pedagógicas a los tipos de alumnos en la escuela en base a cada modo particular de aprender. Igualmente, resulta interesante la asociación de cada uno de los tipos de estudiante con cualidades personales muy específicas.

El estudiante divergente se caracteriza por su capacidad para desenvolverse en materias concretas, pero es imaginativo y las interpreta desde diferentes perspectivas, por lo que es capaz de dar muchas respuestas ante determinada situación. Entre las actividades de aprendizaje que prefiere destacan los experimentos, los acertijos, las lluvias de ideas, los ejercicios de simulación y los de predicción de resultados. Las carreras ideales para este tipo son las de Ciencias Sociales. En lo personal son individuos emocionales, muy sociables, imaginativos y espontáneos.

Convergente

El estudiante convergente es otro de los tipos según la clasificación de Kolb y representa el opuesto al divergente respecto a su forma de aprender y también en cuanto a su personalidad. Este alumno es eminentemente práctico, no le gustan las divagaciones y va directamente al grano sacando una sola conclusión a partir de lo que observa. Su pensamiento predominante es el deductivo, que va de lo general a lo particular y se basa en una premisa considerada como verdad incuestionable.

En general los convergentes tienen muchas habilidades para la elaboración de gráficos y se les da muy bien las carreras de aplicación práctica, como la Ingeniería, la Estadística  o la Informática.  En cuanto a su personalidad, son individuos analíticos, pragmáticos, poco comunicativos, siempre procuran la precisión, no dejan volar la imaginación y más bien transmiten hermetismo, pero son excelentes líderes por su visión práctica de las cosas.

Asimilador

El alumno asimilador es el tercer tipo de Kolb y su cualidad principal es la inclinación por lo abstracto y su interés hacia la teoría más que por su aplicación práctica. Son individuos reflexivos y su forma de razonar es preponderantemente inductiva, es decir van de lo particular a lo general, por lo cual son los científicos por excelencia y los tipos de trabajos para estudiantes asimiladores, idealmente, son las investigaciones.

 Estudios realizados en diferentes facultades de carreras científicas han demostrado que aproximadamente la mitad pertenecen a este tipo. Respecto a su personalidad, se parecen un poco al tipo anterior en cuanto a su hermetismo y poca sociabilidad.

Acomodador

El último de los tipos de Kolb es el acomodador. Este estudiante se aburre fácilmente y necesita de la novedad para estar motivado. En general no es muy analítico aunque sí tiene gran facilidad para percatarse de detalles que a cualquiera se le pasarían por alto. Se le da el nombre de acomodador por su gran capacidad de adaptarse a las situaciones nuevas. Este tipo se orienta a la acción, y es impulsivo, arriesgado y empático. Sus carreras más afines son las de negocios y la política.

Inmaduro

La definición de estudiante inmaduro se basa en la clasificación de los tipos de alumnos según Bender, quien creó un test para determinar el grado de madurez en los educandos de cualquier nivel. Lauretta Bender (1897-1987) fue una neuropsiquiatra estadounidense seguidora de la escuela de la Gestalt que también hizo importantes aportes en cuanto a los trastornos de la personalidad. Pedagogos que han seguido esta línea afirman que cuando se observa una imagen de alumnos en clase es fácil detectar a los inmaduros ya que suelen estar distraídos y su lenguaje corporal refleja desmotivación.

Otro psicólogo que desarrolló su teoría sobre este concepto es el suizo Jean Piaget (1896-1980) que, de acuerdo las edades, definió cuatro estadios de desarrollo y describió los problemas de aprendizaje que se pueden presentar debido a la inmadurez cognitiva. Estudios más recientes sobre los tipos de estudiantes universitarios han determinado que también intervienen de forma decisiva la autoestima, la madurez emocional y la adquisición de destrezas lograda antes del ingreso.

El alumno universitario inmaduro es sobre todo dependiente de los demás y carece de autonomía para autogestionar su propio aprendizaje. Tiende a asociarse con equipos de estudiantes donde los demás hagan el trabajo,  beneficiándose de la calificación colectiva, y suele buscar apoyo de algún compañero para realizar las asignaciones individuales. Otra evidencia es cuando se analizan los tipos de estudiantes leyendo, ya que generalmente los inmaduros tienen dificultades para la comprensión lectora y el análisis de textos académicos. 

Apático

Este tipo de estudiante ha sido definido a través de varios modelos, dándole diferentes nombres; es uno de los tipos de alumnos que existen en el aula en mayor número del que cualquiera se podría imaginar y algunos psicólogos han calificado esta actitud como un trastorno de la personalidad. Generalmente donde se observa la mayor cantidad de estudiantes apáticos es en la Educación Secundaria, pero también existen muchos en la universidad.

Las características típicas de estas personas son el bajo rendimiento, el distanciamiento social y la casi nula intervención o participación en las discusiones, a menos que el profesor lo convoque a través de alguna pregunta directa. Otra evidencia es el lugar donde se ubica en el aula; si detallamos imágenes de salón de clases, casi siempre veremos a algún alumno solitario sentado al fondo, habiendo espacio más al frente.  

La apatía es una de los síntomas de la depresión y como tal debe ser tratada. Adicionalmente, se convierte en un círculo vicioso ya que cuanto más apatía menos ganas dan de estudiar, lo que baja el rendimiento y aísla, incrementándose entonces la apatía. Un estudiante universitario que esté pasando por esta circunstancia debe reflexionar y plantearse si a lo mejor  eligió la carrera equivocada pero, sobre todo, debe solicitar apoyo profesional.

Si te estabas preguntando “qué tipo de estudiante soy”, probablemente ya te habrás ubicado entre los diferentes tipos de alumnos que aparecen descritos, que te servirán de guía para elegir la carrera correcta si estás por entrar a la universidad. Igualmente, hay algunos tipos de estudiantes que se han reseñado con la intención de alertar sobre ciertas maneras de estudiar no recomendadas, así como llamar la atención acerca de algunos factores a tomar en cuenta, como es el caso de la inmadurez, aspecto que requiere de un esfuerzo previo al ingreso a la universidad para asegurar el éxito académico.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre