lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

11:46

h CEST

15.5 C
Madrid

Pinturas figurativas: significado, artistas y estilo de 15 obras figurativas importantes (imágenes)

Puntuación media: 5 | Votos: 3

Las obras figurativas no son más que las representaciones de figuras fácilmente reconocibles para el espectador. Aquí te presentaremos 15 famosos ejemplos de pinturas figurativas.

Si te preguntas qué es la pintura figurativa, se trata del arte pictórico que representa figuras distinguibles para el público que admira las obras producidas bajo esta tendencia. Así, objetos, paisajes, plantas, animales y, por supuesto, personas forman parte de las figuras figurativas que pueden ser identificadas sin dificultad ninguna al observar el cuadro. En cambio, el arte opuesto al figurativo se denomina abstracto, que no es más que la pintura que presenta imágenes distorsionadas o alejadas de la realidad. Ya que hemos explicado brevemente qué son las pinturas figurativas, te invitamos a seguir leyendo este interesante artículo, ya que te presentaremos 15 importantes obras figurativas elaboradas por consagrados pintores dentro de un estilo específico y con un significado concreto.

Arte figurativo:
Qué es, características, diseño y ejemplos de grandes obras figurativas (imágenes)

Leer artículo

Los romanos de la decadencia, Thomas Couture

Esta pintura, realizada por Couture en 1847, muestra lo mejor del estilo figurativo desarrollado dentro de la corriente pictórica academicista, ya que por medio de las técnicas aplicadas por el artista y su combinación con el principio de la mímesis, característico del figurativismo, Couture quiso manifestar en esta obra una comparación entre la decadencia vivida durante los tiempos del Imperio romano el convulso contexto político que se desarrolló en vísperas de la Revolución Francesa.

Este cuadro, catalogado también como historicista, hoy se encuentra dentro de la colección del Museo de Orsay, en París.

Pinturas figurativas - Los romanos de la decadencia, Thomas Couture
(Musée d’Orsay, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Eco y Narciso, John William Waterhouse

Siguiendo con la temática clasicista, pero esta vez orientada hacia la mitología griega, el pintor inglés representó magníficamente en esta obra de arte figurativa el reconocido poema de Ovidio, que habla sobre la leyenda de Narciso, un joven con una atrayente belleza pero engreído, que incluso llegó a rechazar los halagos de las personas que admiraban su hermosura, entre ellos la ninfa Eco que, enamorada de Narciso, manifestó sus sentimientos hacia él, recibiendo solamente el desprecio del hombre.

La escena representada en el cuadro muestra el momento en el que Narciso se enamora de sí mismo al verse en el reflejo del agua de una fuente, sin saber que ese ensimismamiento lo llevaría a su propia muerte, todo ante la mirada atenta de Eco.

Gracias a esta pintura, Waterhouse se encuentra entre los artistas figurativos de corriente romanticista más aclamados de todos los tiempos.

Pinturas figurativas - Eco y Narciso, John William Waterhouse
(Walker Art Gallery, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

La joven de la perla, Johannes Vermeer

Este icónico cuadro del pintor neerlandés, elaborado en 1667, es un modelo figurativo que muestra a una mujer joven, posando delante de un fondo oscuro, que hace que su figura se haga aún más reconocible ante el espectador. La joven, además, porta una perla y se muestra con ciertos rasgos expresivos en su rostro que cautivan a todo aquel que admire esta pieza, por lo que es un retrato de estilo tronie, que no es más que una palabra holandesa para referirse, precisamente, a estos detalles presentes en su mirada.

Pinturas figurativas - La joven de la perla, Johannes Vermeer
(Mauritshuis, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

El desesperado, Gustave Courbet

Courbet es, quizás, uno de los artistas del arte figurativo (concretamente, dentro de la pintura) más aclamados tanto en su Francia natal como en todo el mundo. Este cuadro de su autoría, no es más que un autorretrato que impacta al espectador desde el primer momento que lo observa, ya que Courbet se muestra con las manos en la cabeza, como si estuviera pasando por un momento de desesperación y ansiedad.

Esta pintura es una de las más representativas dentro del estilo romanticista, ya que proyecta de forma clara los sentimientos del artista de tal manera que motive a una reflexión psicológica por parte del público.

Pinturas figurativas - El desesperado, Gustave Courbet
(Gustave Courbet, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Huracán en Bahamas, Winslow Homer

Otra de las pinturas figurativas con autor reconocido dentro del arte mundial es ésta, creada por Homer en 1898, cuando el realismo comenzaba a hacer presencia en América, concretamente en Estados Unidos, país de origen del pintor. En esta oportunidad, la escena representada en el cuadro es un paisaje, pintado al aire libre por el artista durante su estancia en las Bahamas, en una obra que evidencia claramente los característicos huracanes que atraviesan cada año este conjunto de islas.

Pinturas figurativas - Huracán en Bahamas, Winslow Homer
(Metropolitan Museum of Art, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Arando en el Nivernais, Rosa Bonheur

Francia fue la cuna del movimiento artístico denominado realismo, por lo que muchos pintores del siglo XIX aplicaron las técnicas planteadas por esta corriente para así reflejar la realidad que percibían a su alrededor. Entre ese selecto grupo de pintores realistas destaca Bonheur, una de las artistas femeninas más renombradas de su tiempo, que realizó durante su carrera obras que, en su mayoría, dedicó a la representación de animales, sobre todo aquellos que se desenvuelven en un entorno rural.

Una muestra de su talento es esta pintura realizada en 1849 y que la hizo merecedora de la Primera Medalla en el Salón de París para ese año. La obra representa extraordinariamente la tarea del arado que, tradicionalmente, se desarrollaba en la región del Nivernais, ubicada en el centro de Francia.

Pinturas figurativas - Arando en el Nivernais, Rosa Bonheur
(Musée d’Orsay, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

El caminante sobre el mar de nubes, Caspar David Friedrich

La nostalgia y emotividad profunda se reflejan en este maravilloso cuadro del pintor alemán, uno de los más representativos del romanticismo europeo. En esta pintura se combinan la figura humana y el paisaje dramático para expresar la sensibilidad manifestada sobre el hombre que, apostado en una cima montañosa, observa de forma melancólica las nubes que lo rodean.

Con esta obra majestuosa, se puede considerar a Friedrich entre los más consagrados autores de arte figurativo dentro del ámbito pictórico.

Pinturas figurativas - El caminante sobre el mar de nubes, Caspar David Friedrich
(Hamburger Kunsthalle, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Cesto con frutas, Caravaggio

El gran maestro del arte barroco y padre del tenebrismo pictórico también es todo un referente dentro de la pintura figurativa, y si bien su obra se orientó en gran medida a cuadros con temas religiosos y mitológicos, el célebre pintor italiano también realizó algunos bodegones. Éste, por ejemplo, fue elaborado en 1596, y en él se pueden identificar claramente varias frutas dispuestas sobre un cesto de mimbre, algunas frescas y otras en estado de descomposición o devoradas por gusanos.

Esta obra ayuda a dejar en claro qué es figurativo en el arte, ya que no solo se trata de representar figuras humanas, paisajes y animales, sino que también incorpora otros elementos de la vida cotidiana, como puede verse en las frutas que se muestran en dicha pintura tal cual las observó el pintor en su momento.

Pinturas figurativas - Cesto con frutas, Caravaggio
(Pinacoteca Ambrosiana, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

El beso, Gustav Klimt

La llegada del siglo XX marcó un antes y un después dentro de la historia del arte, ya que comenzaron a surgir corrientes vanguardistas que trajeron consigo la evolución de todas las disciplinas creativas, incluyendo, claro está, la pintura. En este caso, este cuadro emblemático del pintor austriaco está enmarcado dentro del estilo simbolista, incorporando elementos que, posteriormente, serían frecuentemente empleados para la creación de obras abstractas.

Eso sí, la pareja representada en la obra puede identificarse dentro del conjunto de detalles antes mencionados, donde se puede observar que hombre y mujer, envueltos en una manta decorada con distintas figuras, se dan un apasionado beso.

Pinturas figurativas - El beso, Gustav Klimt
(Belvedere, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Naturaleza muerta, María Blanchard

Otro modelo de arte figurativo vinculado con los innovadores estilos pictóricos originados en las primeras décadas del siglo XX es esta obra de esta famosa pintora española, una de las fervientes representantes del cubismo en su país. A partir de esta pieza, la artista incorporó aspectos propios de esta vanguardia pictórica, como el empleo de formas geométricas para representar objetos cotidianos. No obstante, al observar detenidamente la obra, se puede detallar con claridad que se trata de un conjunto de objetos y frutas situados sobre una mesa, por lo que se puede catalogar como una obra de arte figurativa no realista.

Pinturas figurativas - Naturaleza muerta, María Blanchard
(Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Hombre de Vitruvio, Leonardo da Vinci

Uno de los dibujos de arte figurativo más famosos en todo el mundo es esta obra del afamado y polifacético genio italiano, realizado en el primer periodo del Renacimiento, cuando los artistas retomaban estudios que, previamente, se habían planteado en tiempos de la Antigüedad clásica tanto en Grecia como en Roma. En esta oportunidad, da Vinci había profundizado en la propuesta del afamado arquitecto romano Marco Vitruvio, quien planteó la relación de la anatomía humana con la disciplina arquitectónica.

Lo anteriormente mencionado, junto con los profundos análisis científicos y anatómicos que, hasta ese entonces, había desarrollado da Vinci, dieron como resultado a uno de los dibujos artísticos más famosos de la historia.

Pinturas figurativas - Hombre de Vitruvio, Leonardo da Vinci
(Paris Orlando, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

La escuela de Atenas, Rafael Sanzio

Como uno de los principios de las obras figurativas es la mímesis o imitación de figuras tal cual las observa el artista, sea por medio de un modelo o simplemente, como producto de su imaginación, el consagrado pintor renacentista Rafael Sanzio, siguiendo las características de la primera etapa de esta época histórica del arte, representa en esta obra a los máximos exponentes de la filosofía griega, recordando también que durante ese contexto del Renacimiento, los artistas retomaron muchos de los aspectos creativos que se desarrollaron dentro del arte de la Antigüedad clásica.

Pinturas figurativas - La escuela de Atenas, Rafael Sanzio
(Rafael Sanzio, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Retrato de Pablo Picasso, Juan Gris

Si se investiga qué es la pintura no figurativa, muchas opiniones apuntan a que es una tendencia relacionada con el arte abstracto, desarrollado, a su vez, de forma simultánea con las nuevas corrientes vanguardistas que irrumpieron en la escena creativa a partir del siglo XX. Sin embargo, dentro de dichos estilos innovadores también se pueden recrear representaciones o figuras perfectamente reconocibles por el espectador, como bien se puede observar en esta obra creada en 1912 por el célebre pintor español Juan Gris, uno de los más reconocidos representantes del cubismo, donde retrata a nada menos que a su amigo y colega Pablo Picasso, otro de los artistas ibéricos que dio forma a este estilo vanguardista.

Pinturas figurativas - Retrato de Pablo Picasso, Juan Gris
(Art Institute of Chicago, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

El grito, Edvard Munch

Este es uno de los cuadros más famosos a nivel mundial, realizado por el pintor noruego Edvard Munch en tiempos donde el estilo expresionista ocupaba gran parte de la concepción artística. El cuadro muestra como principal figura a un personaje andrógino que expresa angustia y desesperación, rodeado de un ambiente distorsionado, aunque detalladamente pueda observarse un paisaje de fondo, que se trata de una de las vistas de la capital de Noruega, Oslo.

La obra de Munch es uno de los ejemplos fundamentales para notar que ambos estilos, figurativo y abstracto, pueden convivir armónicamente en una sola pieza artística.

Pinturas figurativas - El grito, Edvard Munch
(National Gallery of Norway, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Nenúfares, Claude Monet

Damos cierre a este listado de obras figurativas con una de las pinturas más importantes del pintor francés Claude Monet, máximo representante del impresionismo en todo el mundo. Como se puede observar en esta pintura, el artista realizó trazos al óleo circulares que simulan ser nenúfares suspendidos sobre un lago, desplegados sobre paneles amplios que conforman una composición cromática que es todo un espectáculo para los ojos del público.

Cabe destacar que esta pieza forma parte de una serie de Monet denominada Nenúfares, donde el pintor se dedicó a elaborar varios cuadros de estas flores acuáticas que flotan en el lago a diversas horas del día.

Pinturas figurativas - Nenúfares, Claude Monet
(Musée de l’Orangerie, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Por medio de los ejemplos de obras figurativas presentados anteriormente, se pudo notar claramente el significado figurativo dentro del arte que, como hicimos referencia al principio, no es más que la representación de figuras perfectamente reconocibles para el público espectador. Por tanto, las pinturas figurativas, que se originaron prácticamente a la par del arte mismo, marcan una absoluta diferencia con la representación no figurativa o pintura abstracta, ésta última surgida durante el desarrollo del arte contemporáneo. Con la resumida información relacionada con la definición y explicación de representación figurativa y las imágenes de arte figurativo pictórico que hemos mostrado previamente, podrás establecer comparaciones entre ambas tendencias, las dos clasificaciones más importantes presentes dentro de la pintura.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre