sábado, 25 junio 2022 |

Actualizado a las

4:12

h CEST

19.8 C
Madrid

Representantes del surrealismo: corrientes, características y obras de los 15 principales artistas del surrealismo

5
(2)

Los artistas del surrealismo que mencionaremos a continuación, son los máximos exponentes de esta corriente artística surgida desde 1924, donde la psique y el arte se combinan para la producción de obras particulares. Descubre los aspectos más importantes de la vida y trayectoria de los siguientes representantes del surrealismo.

Si te preguntas qué es el surrealismo en el arte, surgió en Francia como un movimiento literario para luego expandirse hacia otras disciplinas artísticas a partir de 1924, luego de la Primera Guerra Mundial, luego de la lectura de un manifiesto elaborado por el escritor André Breton en el que hacía un llamado a la promoción de valores morales, científicos y filosóficos siguiendo la tendencia del automatismo y el despertar del inconsciente. Algunos artistas del surrealismo provenían de corrientes artísticas antecesoras, y fue tal la aceptación que se extendió su práctica por toda Europa y en áreas como la pintura, la escultura y el cine, entre otras manifestaciones artísticas. Te traemos la vida y obra de 16 principales representantes del surrealismo a nivel mundial.

Obras de arte conceptual:
Descripción, artistas e historia de 15 ejemplos de arte conceptual (imágenes)

Leer artículo

Índice de contenido

Literatura

Ya que tienes idea de un somero concepto de surrealismo, es importante mencionar que de las principales características del surrealismo literario es que no fue una corriente uniforme, sino que tomaba elementos de otros movimientos para hacer de éste un estilo innovador, inspirado en diversos principios filosóficos y estéticos, conjuntamente con los estudios psicoanalíticos del reconocido teórico Sigmund Freud, dando como resultado la base fundamental de la corriente surrealista.

El movimiento literario del surrealismo tuvo rápida acogida en varios países de Europa, llegando incluso hacia otros continentes como América, donde se sumaron escritores provenientes de anteriores corrientes y donde dieron valiosos aportes para la consolidación de este movimiento vanguardista. De los autores destacados del surrealismo podemos mencionar:

1. Guillaume Apollinaire (1880 – 1918)

Entre los principales autores del surrealismo se encuentra este poeta y dramaturgo, nacido en Italia, con influencia polaca y naturalizado francés, quien fue el primero en usar el término surrealismo que, tiempo después, sería el nombre del movimiento. De estilo vanguardista, creó una nueva tendencia literaria, como lo fueron los caligramas, donde se dio a la tarea de dibujar objetos a partir de un texto poético, a la vez que hacía uso de la escritura automática y del anagrama, elementos que, más adelante, servirían de base para la determinación del surrealismo literario.

De su autoría son los siguientes poemas y escritos:

  • Alcoholes (1913)
  • Las tetas de Tiresias (1917, ensayo teatral donde utilizó por vez primera el nombre surrealismo)
  • Caligramas (1918)
  • El encantador putrefacto
  • La paloma apuñalada y el surtidor
Representantes del surrealismo - Guillaume Apollinaire
(Unknowm. Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

2. André Bretón (1896 – 1966)

Iniciamos este listado de autores del surrealismo literario con este escritor francés, cuyas ideas y aportes han hecho que se considere el fundador del surrealismo como movimiento artístico. En su juventud, como estudiante de medicina y luego como participante de la Gran Guerra, tuvo acercamiento dentro del ámbito de la psiquiatría, contexto en el que estudió las teorías de Sigmund Freud relacionadas con el psicoanálisis.

A su vez, comenzaba a dar sus primeros pasos dentro de un estilo de escritura de corte libre que se orientaba a las preocupaciones morales y estéticas, llamado escritura automática, lo que lo ayudó a ser uno de los pioneros del dadaísmo durante su estancia en Suiza y, más adelante, dar forma a los principales temas del surrealismo literario, sobre todo con la publicación en 1924 de su Manifiesto Surrealista, en donde explica qué representa el surrealismo, al afirmar que se trata de una manifestación, escrita o de otra forma, que busca expresar de forma estética el funcionamiento del pensamiento de manera real.

Entre su extensa obra literaria destacan:

  • Un cadáver (1924)
  • Nadja (1928)
  • La unión libre (1931)
  • Posición política del surrealismo (1935)
  • El arte mágico (1957)
Representantes del surrealismo - André Bretón
(Henri Manuel. Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

3. Jacques Prévert (1900 – 1977)

Otro renombrado literato surrealista fue este dramaturgo, poeta y guionista francés, que tuvo importante relevancia dentro del movimiento por el uso de letras con doble sentido y juegos de sonidos y rimas, aspectos que lo llevaron a militar dentro de los inicios del surrealismo literario, siendo el principal impulsor de la práctica creativa más significativa de esta corriente, como lo fue el cadáver exquisito. Estuvo involucrado en el estilo surrealista hasta 1930, periodo en el que produjo obras como miembro del club de la rue du Château.

Famosos son sus poemas Las hojas muertas, El arroyo, El mal estudiante y Para reír en sociedad, entre otros escritos.

4. Rene Char (1907 – 1988)

Fue un poeta lírico francés que dio sus primeros pasos dentro del surrealismo al conocer en París al grupo literario conformado por André Bretón, Louis Aragon y René Crevel, los cuales motivaron a Char a involucrarse en este movimiento, siendo firmante del Segundo manifiesto surrealista en 1930, donde además de describir cuáles son las características del surrealismo, fue un documento que criticaba el colonialismo francés y apoyaba el entonces movimiento revolucionario de España.

De su tiempo como escritor surrealista quedaron sus obras Marcha Lenta (producida conjuntamente con Bretón y Paul Éluard) y El martillo sin dueño (1934), piezas que ganaron renombre al ser interpretadas musicalmente por Pierre Boulez en 1955.

Representantes del surrealismo - René Char
Retrato de René Char. (Véronique PAGNIER. Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

5. Federico García Lorca (1898 – 1936)

Uno de los principales exponentes de la literatura y la dramaturgia española del siglo XX fue este escritor granadino, que dejó profundas huellas dentro del surrealismo literario, como puede apreciarse en sus obras marcadas por la evasión de la realidad por medio de la interpretación de sueños, la supresión del control lógico de sus letras y otras evidencias que lo catapultaron como uno de los destacados escritores surrealistas.

De su puño y letra alcanzó a escribir obras notables como Poeta en Nueva York, Romancero Gitano, Oda a Salvador Dalí, Narraciones en Prosa y Oda al Santísimo Sacramento del Altar.

Representantes del surrealismo - Federico García Lorca
(Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Pintura y escultura

Si se indaga a profundidad en la definición de surrealismo en el arte, específicamente dentro de las artes plásticas, se puede notar que las obras producidas por estas disciplinas son el resultado de proyecciones oníricas, utilizando este elemento para la transmisión de diversos mensajes que el artista compartía con el público espectador, ya sea a partir de experiencias personales pero también al ser motivados por los aspectos sociales y políticos de la época del surrealismo, que coincidió con un periodo histórico convulso generado por las confrontaciones bélicas nacionales y regionales y el afianzamiento de varias corrientes ideológicas.

Así, el movimiento artístico del surrealismo se convirtió en una plataforma estética que dio forma a una nueva perspectiva creativa, combinando los aspectos provenientes del estudio de la psique con rasgos presentes en corrientes artísticas predecesoras (más que todo del dadaísmo), produciendo así obras de arte que representaban una realidad intervenida por los pensamientos del artista, bajo un concepto denominado realismo surrealismo.

Ya que hemos mostrado de manera resumida algunas características del movimiento surrealista dentro de las artes plásticas, te traemos detalles de la carrera de los principales exponentes del surrealismo dentro de la pintura y la escultura.

6. Salvador Dalí (1904 – 1989)

Si quieres saber qué es ser surrealista, la trayectoria de este particular artista catalán podrá demostrártelo. Al igual que otros artistas de su tiempo, inició su recorrido por movimientos como el cubismo y el dadaísmo, pero sus pinturas subrealistas fueron las que le dieron proyección y reconocimiento internacional, siendo uno de los más famosos creadores del siglo XX.

Sus obras son una clara muestra de la conjunción de la perfección proveniente del academicismo (se formó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando) y los elementos oníricos y delirantes que ayudan a definir qué es surrealista a nivel pictórico, incursionando de manera formal en este movimiento en 1929.

 Con más de 1.500 obras de arte, Dalí hizo que los objetos cotidianos que pintaba en sus cuadros dieran la sensación al espectador de cobrar vida, como si fueran parte de un sueño, siendo esta la principal esencia de su trayectoria, donde además destacó como escultor y escenógrafo.

Entre sus cuadros más famosos se encuentran:

  • El gran masturbador (1929)
  • La persistencia de la memoria (1931)
  • El gran paranoico (1936)
  • La metamorfosis de Narciso (1937)
  • El rostro de la guerra (1940)
  • Los elefantes (1948)
Representantes del surrealismo - Salvador Dalí
(Carl van Vechten, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

7. Joan Miró (1893 – 1983)

El pintor, grabador y escultor oriundo de Barcelona fue uno de los más importantes representantes del arte de vanguardia del siglo pasado, militando en diferentes movimientos y corrientes artísticas que le permitieron experimentar de forma libre y creativa las técnicas de su contexto. Fue a partir de su estancia en París en la década de los años veinte que tuvo contacto con exponentes surrealistas, produciendo desde ese momento obras que reflejaban la esencia onírica e irracional que caracterizó a este movimiento.

Tierra Labrada, Cabeza de fumador, La masía, Carnaval de Arlequín y El cazador, fueron algunas de las pinturas concebidas por Miró durante su paso por el surrealismo.

Representantes del surrealismo - Joan Miró
(Carl van Vechten, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

8. Pablo Picasso (1881 – 1973)

Considerado uno de los artistas más famosos del mundo y notable entre los creadores del siglo XX, el malagueño tuvo una amplia trayectoria como pintor y escultor, carrera que le permitió militar en diversas corrientes, entre ellas el surrealismo, que marcó su estilo artístico entre 1926 y 1938, siguiendo los pasos de artistas del momento como Salvador Dalí y Joan Miró y su cercana amistad con André Bretón y Guillaume Apollinaire, coincidiendo con su estancia en París.

De este periodo artístico, Picasso concibió obras como La danza (1926), La crucifixión (1930), Bañistas al borde del mar (1931) y El sueño.

Representantes del surrealismo - Pablo Picasso
(Revista Vea y Lea, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

9. Frida Kahlo (1907 – 1954)

Aunque la mundialmente famosa artista mexicana no le adjudicaba a sus obras el estilo surrealista, sus cuadros, que reflejaban su sufrimiento personal, marcado por los intensos dolores corporales que sufría producto de un accidente que tuvo en su juventud (cuya convalecencia la motivó a incursionar en la pintura), a la par de otras circunstancias, fueron considerados para ser expuestos en París en 1939 gracias a una invitación que la artista recibió por parte de André Bretón, exhibiendo piezas que fueron elogiadas por creadores de la talla de Paul Éluard, Picasso, Man Ray y Vasili Kandisky, quienes no dudaron en trasmitir su admiración hacia la mujer que marcaría el destino del público femenino dentro del arte.

Para 1940, siguiendo lo alcanzado en París, participó en la versión azteca de la exposición surrealista parisina con sus cuadros Las dos Fridas y La mesa herida. Otros de sus más aclamados cuadros son Rosa muerta, Niña con collar, Allá cuelga mi vestido, Frutos de la tierra y El sueño.

Representantes del surrealismo - Frida Kahlo
(Guillermo Kahlo, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

10. Dorothea Tanning (1910 – 2012)

En un ámbito fuertemente dominado por los hombres, la artista estadounidense marcó tendencia al incursionar en la pintura, la poesía y la escultura. Tuvo su primer contacto con el surrealismo en 1936 al admirar las obras de arte exhibidas durante la exposición «Fantástico Arte Dada Surrealista» del MoMA, dejándola impresionada con la libertad creativa que ofrecía este movimiento. Decidida en militar en esta corriente, se mudó a París para conocer de cerca este estilo artístico, el cual mezclaba con elementos abstractos.

Fue esposa del pintor Max Ernst y juntos producirían un significativo número de piezas surrealistas. Artista incansable, Tanning estuvo involucrada creativamente hasta el final de su vida, a sus más de 100 años de edad. Sus cuadros Voltagem (1942) y Maternidad (1947) son solo algunas muestras de la calidad artística de esta innovadora fémina.

Representantes del surrealismo - Dorothea Tanning
Autorretrato de Dorothea Tanning. (Ed Uthman, CC BY 2.0, vía Flickr / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).).

11. Max Ernst (1891 – 1976)

Otro de los artistas que migraron del dadaísmo al surrealismo fue este pintor francés de origen alemán, famoso por su estilo provocativo y polémico durante su paso por ambas corrientes artísticas. Su paso por el arte dada y su incursión en el estilo surrealista, unido con su personalidad irreverente, generó un conjunto de obras donde se puede ver la representación onírica en cada uno de sus cuadros, como si se tratara de una proyección de su subconsciente.

Asimismo, fue impulsor de técnicas artísticas como el grattege o raspado de pigmentos secos en superficies determinadas, el frottage o transferencia de texturas a partir del frotado, y el dripping, pintura por goteo. Por si esto fuera poco, Ernst también tuvo notable carrera como escultor y actor cinematográfico.

Los cuadros más célebres de Ernst creados durante su paso por el surrealismo son:

  • Aquí todo sigue flotando (1920)
  • Célebes (1921)
  • Ubú Emperador (1923)
  • La Virgen castigando al Niño Jesús delante de tres testigos (1926)
  • El ángel de la chimenea (1937)
  • Europa después de la lluvia (1941)
Representantes del surrealismo - Max Ernst
(Unknown author, CC0 1.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

12. René Magritte (1898 – 1967)

Otro referente del surrealismo europeo fue este pintor de origen belga, que con su particular estilo provocativo e ingenioso, buscaba hacer del espectador de sus obras un agente hipersensitvo de su realidad. De su mano realizó cuadros con imágenes ambiguas y juegos de palabras que bien hacían recordar el denominado realismo mágico dentro del arte pictórico. Aunque no llegó a conformar el movimiento surrealista de manera formal, muchas de las creaciones de Magritte contaban con los rasgos propios de esta corriente, sobre todo por fomentar la percepción artística de manera psicoanalítica, la presencia de elementos oníricos y la representación irracional de imágenes y objetos cotidianos.

Algunas de sus obras son:

  • El asesino amenazado (1926)
  • La voz de los vientos (1928)
  • Los amantes (1928)
  • Esto no es una pipa (1929)
  • La condición humana (1935)
  • La llave de los campos (1936)
Representantes del surrealismo - René Magritte
Fotografía artística de René Magritte. (Lothar Wolleh, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Cine

El ámbito cinematográfico también fue una de las disciplinas artísticas donde el surrealismo tuvo presencia, a través de producciones cargadas de un humor peculiar, la fantasía onírica, la confusión temporal, secuencias de escenas en cámara lenta y acelerada y muchos otros aspectos que buscaban desprender al cine de toda técnica convencional que se había aplicado hasta entonces.

Los máximos exponentes del surrealismo cinematográfico son:

13. Germaine Dulac (1882 – 1942)

La directora y periodista francesa fue una importante referente no solo en el cine surrealista sino también en la participación femenina dentro de la producción de esta industria. Inició como periodista en 1905 al trabajar para una revista de corte feminista para luego interesarse en el cine, donde produjo piezas comerciales hasta que logró incursionar dentro del surrealismo. También dio importantes pasos dentro del mundo de la fotografía, los cuales contribuyeron enormemente durante su carrera como directora fílmica.

Su película La concha y el cura, producida en 1928, marcó un antes y un después dentro del cine francés. La carrera de Dulac como directora cinematográfica surrealista te vio abruptamente afectada por la aparición del cine sonoro.

Representantes del surrealismo - Germaine Dulac
(Unknown, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

14. Jean Cocteau (1889 – 1963)

Este artista francés tuvo influencia en la poesía, dramaturgia, pintura, diseño, ensayo y otras disciplinas de su época, y su trayectoria fue tan trascendental que fue miembro de la Academia francesa y del Instituto Nacional de Artes y Letras de Nueva York. Tuvo una personalidad rebelde, surgida de sus desavenencias personales, lo cual marcó su amplia carrera como participante en diversos ámbitos creativos.

Como cineasta realizó películas como La sangre de un poeta (1940), La bella y la bestia (1946) y El águila de dos cabezas (1948), producciones que lograron proyectar al surrealismo dentro de la industria cinematográfica cuando ésta vivía una notable etapa de transformaciones.

Representantes del surrealismo - Jean Cocteau
(Agence de presse Meurisse, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

15. Luis Buñuel (1900 – 1983)

Este director de cine español es considerado por la crítica especializada como uno de los cineastas más renombrados de la historia. Su carrera se produjo más que todo en México, país que lo recibió como exiliado de la Guerra Civil española. Antes de ello, recibió influencia de las corrientes artísticas más notables de la época, como lo fueron el dadaísmo y el surrealismo, siendo en este último movimiento en el que militaría a partir de 1925 cuando se estableció en París. En este periodo incursionaría en la poesía, con obras que, más adelante, servirían de base para la producción de sus películas.

De su ingenio surgieron filmes como Un perro andaluz (1929), Comiendo erizos y La edad de oro  (1930), Las Hurdes, tierra sin pan (1933) y Gran Casino (1947).

Representantes del surrealismo - Luis Buñuel
(Desconocido, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Los representantes del surrealismo presentados en este artículo supieron romper todos los esquemas creativos que se habían instaurado de manera tradicional en diversas disciplinas, logrando así afianzar esta corriente vanguardista caracterizada por otorgar libertad los artistas a la hora de producir sus obras, además de generar un fuerte impacto en la sociedad y crítica del momento por medio de piezas que representaban una realidad abstracta. Estos artistas del surrealismo hoy se encuentra entre los más valorados del mundo, por lo que sus trayectorias han impulsado a movimientos posteriores que tomaron como referente este innovador estilo. Ya que conoces todo acerca del surrealismo, te invitamos a admirar en los principales museos, galerías, librerías y cinematecas, las obras más aclamadas concebidas por esta corriente.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre