domingo, 22 mayo 2022 |

Actualizado a las

11:50

h CEST

23.4 C
Madrid

Personas morales: concepto, características, tipos, ejemplos y cómo constituir personas jurídicas

5
(2)

Las personas morales nacen de la conjunción de voluntades de un objetivo común, ya sea este lucrativo o altruista, de interés propio o común. Lo cierto es que las personas jurídicas ayudan al ejercicio de determinadas actividades que los individuos no pueden realizar por si solos.

El existencia y funcionamiento de las personas jurídicas contribuyen con el desarrollo de la economía. En las personas morales se agrupan las voluntades de los individuos para llevar a cabo distintas actividades comunes con objetivos económicos, sociales y culturales que benefician al país. Para saber qué es persona moral y cómo funciona continúa leyendo.

Persona natural o física:
Qué es, atributos y diferencias entre una persona natural y jurídica

Leer artículo

¿Qué son las personas morales?

El concepto jurídico de persona moral se refiere a toda aquella entidad reconocida por la ley que es susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones para el cumplimiento del objeto por el cual ha sido creado.

Las personas morales o jurídicas deben constituirse conforme a determinados requisitos establecidos por la Ley. Además, la existencia, su capacidad, funcionamiento y disolución deben regirse por las normas jurídicas vigentes en el lugar de su constitución.

Ámbitos de las personas morales

Existen personas jurídicas nacionales que son creadas y funcionan dentro del territorio de un estado en particular, y personas jurídicas internacionales, que son constituidas por acuerdos internacionales entre dos o más países o por una resolución de una organización internacional.

En el ámbito contable y financiero, el significado de persona moral o jurídica se tiene como la entidad legal capaz de obligarse y de obtener derechos como una instancia unitaria de las personas que la integran. En el ámbito fiscal, la definición de persona moral permite la determinación de compromisos, deberes y obligaciones tributarias distintas a las que puedan tener las personas físicas. De allí, la importancia de saber qué significa persona moral para el Derecho Tributario.

Características de las personas morales

Según la definición de persona jurídica todo ente moral debe ser capaz de adquirir derecho y contraer obligaciones; pero también existen otros atributos o características que deben poseer para contar con personalidad propia que las distinga de las personas naturales que las integran.

Nombre o Razón social

La razón social de las personas jurídicas es necesaria para su individualización; esto le permite ser una parte autónoma en las relaciones jurídicas en las que participa. El nombre o razón social en muchas ocasiones está relacionado con la actividad que desarrollan y debe estar especificado en los contratos o estatutos.

Domicilio o sede social

El domicilio de las personas morales puede entenderse de dos maneras fundamentales. El primero es el domicilio real o material que es el lugar físico donde se halla asentada; y el domicilio legal o especial que se refiere al sitio donde funcione su administración o dirección central; debe estar especificado en los estatutos. El domicilio es necesario para llevar a cabo algunas actividades con efecto legal como la recepción de notificaciones o citaciones.

Patrimonio

Todas las personas jurídicas deben contar con un patrimonio propio, separado del patrimonio de las personas físicas que la integran. El patrimonio es el conjunto de bienes, derechos, activos y obligaciones valorables en dinero. Por medio del patrimonio, las personas morales podrán desarrollar la actividad para la cual fueron creadas y cumplir con sus labores y funciones descritas en los estatutos o acta constitutiva.

Capacidad

Tal como lo señala el concepto de persona jurídica o moral, la capacidad de contraer obligaciones y de adquirir derechos es un atributo esencial. De esta forma, las personas morales deben estar facultadas en sus estatutos para adquirir bienes y de esta forma contar con patrimonio propio.

La obligaciones contraídas por las personas jurídicas no pueden confundirse con las obligaciones contraídas por las personas naturales que las integran. Es decir, salvo en situaciones excepcionales, las obligaciones no son extensibles al patrimonio de los socios o miembros.

Algunas personas morales necesitan contar con una autorización del Estado para que se configure su existencia, y por consiguiente, ejercer sus funciones. Las asociaciones civiles son uno de los ejemplos de persona jurídica que necesitan autorización para funcionar y se encuentran bajo supervisión y control de ente nacional o local competente.

Tipos de personas morales

Existen muchos tipos de personas jurídicas  y morales que se dividen en dos grandes grupos: las personas jurídicas de derecho público y las personas jurídicas de derecho privado. Estás ultimas, se clasifican a su vez en las que tienen fines de lucro y las que no lo tienen. ¿Pero, cuáles son las personas morales de derecho público y cuáles del derecho privado? A continuación, una breve clasificación de los tipos de personas morales o jurídicas.

Personas morales de Derecho Público

Entre las personas jurídicas de Derecho Público encontramos al Estado Nacional, las provincias, estados regionales, municipios; la iglesia católica, las universidades públicas, entre otros entes autárquicos y autónomos.

Personas morales de Derecho Privado con fines de lucro

Una persona moral o jurídica con fines de lucro tiene el propósito de obtener ganancias económicas por el ejercicio de sus actividades principales y, posteriormente, la distribución de las utilidades entre los socios o miembros. Las personas morales con fines de lucro son:

Sociedades mercantiles

Son aquellas personas jurídicas que se constituyen para el ejercicio del comercio. Persiguen un interés económico para sus fundadores. Se encuentran reguladas por las leyes civiles, de comercio, laborales u otras leyes especiales. El Estado debe autorizarlas debido a su importancia socioeconómica para la nación y ejerce sobre ellas una función de auditoría y vigilancia activa. Entre los ejemplos de personas morales se encuentran las sociedades anónimas, las sociedades de responsabilidad limitada, instituciones financieras, aseguradoras, entre otras.

Sociedades civiles con fines de lucro

A diferencia de las sociedades comerciales, este tipo de personas morales o jurídicas, aunque cuentan con ánimo de lucro, no realizan actos de comercio, sino que ejecutan actos civiles como las asociaciones de profesiones u oficios para su libre ejercicio. La mayoría no requiere del control o auditoría del Estado, pero sí deben registrarse para su constitución y funcionamiento.

Personas morales sin fines de lucro

Por su parte, el concepto de persona moral sin fines de lucro se caracterizan por buscar y garantizar un beneficio común o social. No persiguen un lucro en dinero, y los aportes de capital de los socios no reciben una contraprestación económica individual. Este tipo de entes buscan la defensa de los derechos de un colectivo, así como el perfeccionamiento intelectual o moral de las personas que lo integran. ¿Pero quiénes son las personas morales sin fines de lucro?

Asociaciones civiles

Las asociaciones civiles son personas jurídicas del Derecho Privado que surgen a partir de la voluntad de varias personas de unirse para emprender una actividad conjunta destinada a lograr un bien común o interés general.

Fundaciones

Por otro lado, las fundaciones son personas morales del Derecho Privado que también persiguen un bien común o interés general, en muchos casos cultural, artístico o de servicio social; que se constituyen con el aporte económico de uno o varios de sus fundadores. Es decir, constan de un patrimonio destinado al cumplimiento  de los objetivos planteados en los estatutos.

¿Cómo constituir una persona moral?

Para la constitución y puesta en funcionamiento de las mayoría de las personas morales existen requisitos comunes como el acta constitutiva, la determinación del patrimonio y el registro correspondiente. Sin embargo, estos requerimientos pueden variar de acuerdo con el tipo de persona jurídica que se desee fundar.

Además, cada país, por medio de sus normas jurídicas, establece los procedimientos que rigen para cada caso en particular; distinguiendo los pasos y los requisitos de cada uno. De esto modo, la forma de constituir a las personas morales dependerá de si se trata de una sin fines de lucro, si es una sociedad anónima o una de responsabilidad limitada, etc.

En México, el trabajo de las asociaciones civiles sin fines de lucro representó un 3% del Producto Interno Bruto (PIB) del 2021, según un informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Esto significa una gran ventana de posibilidades de desarrollo a través de la iniciativa de proyectos comunitarios. ¿Pero, qué es una persona moral en derecho mexicano y cómo se constituye una organización de sociedad civil mexicana? Estos son los pasos:

¿Cómo constituir una sociedad civil en México?

En primer lugar, se debe planificar y elaborar los estatutos de la organización. Allí se determinará el objeto social o actividad que va a desplegar la sociedad. De igual se debe definir el tipo de la entidad jurídica de la sociedad, los miembros que la forman, los representantes y otros aspectos que determine la ley.

Registro

Después de redactado el documento constitutivo de la sociedad por parte de un profesional del derecho, se debe comparecer ante notario público para el registro de los estatutos para que la entidad obtenga su personalidad moral o jurídica. Cabe señalar que la Ley de Impuesto sobre la Renta de México dispone que el acta constitutiva contemple determinadas menciones si la asociación desea ser Donatarias autorizadas y obtener la Clave Única de Inscripción (CLUNI) en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Inscripción en el SAT

Registrado el documento constitutivo ante notario público, el siguiente paso es solicitar la inscripción en el SAT para obtener la cédula de inscripción del Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

Solicita la CLUNI

Las sociedad civiles deben contar con la CLUNI para acceder a los estímulos económicos que brinda el Estado para la consecución de los objetivos de la entidad. La clave única se puede obtener a través de la plataforma oficial de la Comisión de Fomento de las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil.

Creación de sociedad limitada en España

En España, por su parte, la creación de una sociedad comercial con fines de lucro como la sociedad limitada requiere de cuatro condiciones fundamentales: denominación social, capital, cuenta bancaria y DNI o NIE.

Razón Social

Uno de los socios debe realizar la solicitud de nombre ante la Dirección General de Industria y de la PYME, para obtener el Certificado Negativo de Denominación Social, que acredita que no existe otra sociedad identificada con el mismo. Este certificado tiene una validez de 6 meses. Una vez obtenido el certificado, los solicitantes cuentan con tres meses para registrar la razón social escogida.

Cuenta Bancaria

Con el Certificado Negativo de Denominación Social de las personas jurídicas se debe abrir una cuenta bancaria, con la que la podrán obtener el certificado de ingreso, el cual es requerido para el registro de los estatutos. El monto mínimo para la apertura de la cuenta es de 3.000 euros.

Registro de Estatutos

Se deberán redactar los estatutos de la sociedad, en los cuales se identifican las actividades y objeto de la sociedad, domicilio, capital y participaciones de cada socio, valor, fechas de cierre de cada ciclo de ejercicio, la forma de administración y otras condiciones requeridas por la Ley. Una vez confeccionada el acta constitutiva se deberá acudir ante la notaría pública para formalizar la escritura de constitución. Será indispensable, además, presentar el Certificado de Denominación y el Certificado de la entidad bancaria, donde consta el capital social.

Obtener el NIF

Luego, se debe acudir ante Hacienda para solicitar el Número de Identificación Fiscal provisional antes de contratar personal o adquirir bienes o activos.

Registro al IAE

Posteriormente, se presentará ante las Agencias tributarias para solicitar el registro en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y notificar el inicio de actividades comerciales.

Registro mercantil provincial

Adicionalmente, los socios deben realizar, dentro de los 30 días del otorgamiento de la escritura pública, la inscripción de la empresa moral en el registro mercantil provincial de la circunscripción de la sede del domicilio social.

NIF definitivo

Finalmente, se deberá tramitar el NIF definitivo para comenzar las operaciones de la sociedad.  

En resumen, las personas morales ayudan al logro de objetivos comunes de los individuos. Para ello, ofrecen ventajas financieras y tributarias como la obtención de créditos y apoyos financieros por parte del Estado o entidades bancarias; y en algunos casos la responsabilidad está limitada a los bienes y capitales de las personas jurídicas y no de los miembros. Esto hace que las personas morales y jurídicas sean un elemento importante para el desarrollo de una nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre