Las leyes del aborto en el mundo: dónde está permitido y dónde prohibido

5
(1)

Los derechos reproductivos de la mujer siguen siendo foco de controversias, más cuando se habla de la interrupción de una gestación. ¿En qué países es completamente legal el aborto? ¿Y en cuáles está penalizado, incluso si la causa es una violación?

Las leyes del aborto varían dramáticamente de un país a otro, incluso si el embarazo fue producto de una violación o pone en riesgo la vida de la mujer. Mientras en algunas naciones se le considera un derecho médico y una decisión personal, en otros, sigue siendo ilegal, clandestino o penalizado con la cárcel.

Embarazo en la menopausia:
Probabilidad, síntomas, riesgos, técnicas de gestación y preguntas frecuentes

➥ Leer artículo

Que el aborto o Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) sea un acto en condiciones médicas seguras está muy lejos de concretarse en algunas naciones. Todo ello a pesar de que los abortos clandestinos pueden ser responsables de más de 23.000 muertes al año, según advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Cuál es la situación actual de las leyes sobre el aborto en el mundo? ¿En dónde está permitido y en dónde es prohibido? Este es el panorama actual de uno de los temas que más enfrenta a grupos y naciones por razones sociales, políticas, culturales y religiosas.

El aborto en cifras

El hecho de que un país prohíba el aborto no significa que ocurrirá menos. En realidad, las tasas de interrupción de la gestación son significativamente similares entre las naciones que mantienen leyes antiaborto muy severas en comparación con aquellos países donde se acepta sin restricciones.

El panorama global ha sido cambiante desde 1994, como lo muestra el mapa progresivo del Center for Reproductive Rights (Centro de Derechos Reproductivos) en el siguiente vídeo.

Vídeo de la progresión mundial de las leyes del aborto desde 1994 (Center for Reproductive Rights)

La OMS calcula que entre 34 a 37 mujeres por cada 1.000 se someten a procedimientos abortivos cada año a nivel mundial. Lo realmente preocupante son las condiciones inseguras en las cuales se realizan muchas de estas intervenciones en las naciones donde se prohíbe o limita el acceso a métodos confiables.

En el 90% de los casos donde las mujeres tienen acceso a procedimientos seguros en sus países con leyes liberales al respecto, la IVE no trae complicaciones  ni pone en riesgo la salud de la mujer.

Sin embargo, en países donde no se permite el aborto, solo el 25% de las prácticas de cese del embarazo son seguras. Esto significa que el 75% de los abortos dejan secuelas, ponen en riesgo la vida de las mujeres, les causan enfermedades o la muerte.   

Se estima que el 8% de las muertes maternas ocurren por esta razón: por prácticas realizadas en “clínicas” clandestinas, sin higiene, con métodos mal ejecutados o en manos inescrupulosas. Para asociaciones de defensa de la mujer, gremios médicos como el American College of Obstetricians and Gynecologists y la OMS, garantizar el aborto seguro debe ser una prioridad.

El caso de Alicja

Los derechos reproductivos de la mujer han estado desde siempre en el foco de  encendidos debates públicos de corte político, cultural y religioso. En países desarrollados o del tercer mundo, es un tema que divide por igual las opiniones.

En Polonia, el caso de Alicja Tysiąc es un caso emblemático y refleja el fuerte estigma que existe en torno al aborto.

Leyes-del-Aborto-Alicja+Tysiąc
El caso de Alicja Tysiąc sentó precedentes (Kobiety lewicy, Creative Commons Attribution 3.0)

Afectada por una miopía extremadamente grave que empeoraba con cada embarazo, los médicos le negaron a Alicja la autorización para un aborto terapéutico en el año 2000.  A pesar de contar con la aprobación para hacerse una IVE, tal como lo exigían las leyes polacas, la clínica en Varsovia rechazó la intervención y Alicja se vio obligada a dejar avanzar el embarazo.

Después del parto, quedó con una severa discapacidad en la vista.

Su tragedia no concluyó ahí. La iglesia católica polaca, a través del arzobispo de Silesia y el semanario del episcopado “Gosc Niedzielny”, la catalogaron de “asesina en potencia” e incluso la compararon con una criminal nazi.

Ella entabló una batalla legal contra el semanario y el arzobispo por daños y perjuicios y a pesar de ganar el caso, no recibió disculpas. La Corte Internacional de Derechos Humanos en 2007 condenó a Varsovia por haber impedido el derecho de Tysiąc a someterse a la IVE. Esto sentó otro precedente mundial en la causa a favor de la interrupción a pedido del embarazo como un derecho humano.

¿Derecho vulnerado?

Desde 1967, la OMS comenzó a reconocer el cese de una gestación indeseada como un derecho humano después advertir los riesgos de los abortos inseguros. Tuvieron que transcurrir casi 30 años para que 179 gobiernos aceptaran apoyar acciones al respecto. Esta voluntad quedó expresada en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de 1994 (El Cairo).

En 2003 se dio otro paso con las pautas técnicas y políticas para la práctica de IVE seguros. Emitido por la OMS, esta guía en constante actualización, insta a reducir los abortos en condiciones inadecuadas o que pongan en peligro la vida de la mujer.  

Organismos como el Comité de Derechos Humanos de la ONU, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la Corte Interamericana de DDHH y la Comisión Africana han ratificado que el acceso al aborto seguro es un derecho humano y por ello, debe ser defendido.

Hoy, el 90% de las naciones aceptan el aborto cuando el embarazo pone en riesgo a la mujer, aunque esto no implique garantía de su acceso, como ocurrió con Alicja o como sigue pasando en varios países de Latinoamérica.

En México, por ejemplo, solo en el Distrito Federal y en Oaxaca el aborto está despenalizado. En el resto del país, las mujeres pueden ser encarceladas y sometidas al escarnio público, incluso si el embarazo fue producto de una violación.

¿Dónde se prohíbe y dónde no?

En la actualidad, 67 naciones permiten abiertamente la interrupción voluntaria de la gestación o aborto a pedido. El límite generalmente es hasta las 12 semanas de embarazo. Después de ese tiempo, se incluyen restricciones.

En 125 países, por su parte, se permite recurrir a la IVE en determinadas circunstancias o con ciertas limitantes. Entre estas condiciones se encuentran:

  • Por factores socioeconómicos de la madre o la familia.
  • Por anomalías del feto.
  • Porque pone en riesgo la salud mental o física de la mujer.
  • Por violación.
  • Por incesto.

Donde no se permite abortar bajo ninguna circunstancia es en unos 26 países. Esto sin importar si la mujer corre riesgo de morir.

Para ahondar en los países donde la IVE (aborto) está permitido y dónde es considerado un delito, nos hemos basado en información del mapa interactivo del Centro de Derechos Reproductivos. Aquí un resumen por grados de penalización, tolerancia o total libertad.

Con prohibición total

Malta es el único país de la Unión Europea donde se prohíbe totalmente el aborto. Se penaliza hasta con 3 años de cárcel. En el resto de Europa, están Andorra, San Marino y el Vaticano. En Latinoamérica está prohibido en Nicaragua, El Salvador, Surinam, República Dominicana, Haití, Jamaica y Honduras.

En el resto del mundo, entre los países con leyes muy estrictas podemos destacar Filipinas, Palaos y Laos, Senegal, Gabón, Egipto, Guinea-Bisáu, Irak, Madagascar, Mauritania y República Democrática del Congo.

Prohibido con excepción

Entre las naciones donde está prohibido, a excepción de que la IVE se realice para salvar a la madre, se encuentran: México (salvo en DF y Oaxaca donde es legal), Guatemala, Venezuela,  Panamá, Brasil, Paraguay, Libia, Costa de Marfil, Libia, Uganda, Líbano, Siria, Afganistán, Yemen, Bangladés, Mali, Nigeria, Sudán, Somalia, Omán, Irán, Birmania y Sri Lanka.

Permitido en ciertos casos

Se permite la interrupción del embarazo en casos de inviabilidad del feto, peligro para la vida de la madre o violación en países como: Chile, Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Bahamas, Reino Unido (a excepción de Irlanda del Norte donde es ilegal), Polonia, Finlandia, Marruecos, Argelia, Nigeria Arabia Saudita, Kenia, Pakistán, Japón, Indonesia, Ghana,  Nueva Zelanda.

Totalmente Permitido

En Europa y América del Norte, las legislaciones  son bastante abiertas, aunque hay fuertes contrastes entre los movimientos en contra (provida) y a favor del IVE (proelección).

Entre los países que están completamente a favor figuran: Francia, España, Portugal, Suecia, Alemania, Italia, Suiza, Grecia, Irlanda, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Uruguay, Groenlandia, Rumania, Austria, Hungría, Noruega, China, Rusia, Bielorrusia, Sudáfrica. En Australia es ilegal solo en Nueva Gales del Sur.

Entre el listado de países, hay varios casos curiosos que destacar. Por ejemplo:

  • En Francia, el procedimiento es de libre elección hasta las 12 semanas de embarazo, aunque es obligatorio ir a dos consultas médicas y tomarse una semana para “reflexionar”.
  • En Italia es legal abortar, aunque los médicos pueden negarse a realizar la IVE si se declaran “objetores de conciencia”, por motivos éticos o religiosos. Se pueden negar incluso si la mujer está en peligro de muerte.
  • En España es legal a pedido hasta el primer trimestre, como en la mayoría de los países donde no está prohibido. Después de ese tiempo, solo se acepta si el feto viene con defectos o si la mujer corre peligro.
  • En Japón es permitido, aunque se requiere el consentimiento del padre para efectuar la IVE. Si el hombre no aparece o hubo violación, también se acepta.
  • En Brasil, solo se permite en casos de violación, si el feto sufre de anencefalia o peligra la vida de la mujer.

El aborto es un tema sensible en materia de derechos humanos. Ya sea que se esté a favor o en contra, en casos de violación o por otras razones, sin duda, abre un debate controversial y complejo.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre