lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

12:55

h CEST

23.3 C
Madrid

¿Cómo pensar fuera de la caja? Sigue estos pasos para sacar a la luz tu pensamiento innovador

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Pensar fuera de lo normal o pensar fuera de la caja como se le conoce popularmente es una capacidad bastante importante que no todos desempeñan a igual capacidad, muchas mentes brillantes son asociadas con esta habilidad, lo cual lleva a las personas a pensar cómo pueden hacerlo y para qué sirve exactamente.

La búsqueda del desarrollo de esta habilidad lleva a algunos a buscar frases para pensar fuera de la caja o juegos de pensar y resolver para pensar fuera de lo normal, lo cierto es que mejorar esta capacidad es algo un poco más complejo, pues implica un cambio de perspectiva y en algunos casos ligeras modificaciones del estilo de vida para poder estimular el pensamiento creativo necesario.

Tipos de pensamiento:
Clasificación de las diferentes clases de pensamiento con características y ejemplos

Leer artículo

¿Cómo pensar fuera de la caja?

¿Qué es pensar? El significado de pensar fuera de la caja es una expresión popular utilizada para referirse al pensamiento creativo y otras habilidades, pero principalmente el pensamiento creativo. Todas las personas viven y se desarrollan bajo un contexto y paradigma específico, con sus normas y leyes preestablecidas, estos contextos son numerosos y la persona promedio se desenvuelve en varios a lo largo de su vida, está el contexto social, el del hogar y el laboral por ejemplo dentro de cada uno de estos ambientes la persona se comportará de formas diferentes pues las normas cambian en cada uno.

¿Qué significa fuera? Si bien estos contextos influencian a la persona en muchos aspectos, la expresión de pensar fuera “la caja” está conformada por algunos elementos y utilizar elementos nuevos puede resultar bastante beneficioso, estos elementos son las creencias, las vivencias y las experiencias (sinónimo de caja), todas recogidas de los contextos que se mencionaron en el primer párrafo.

Pensar fuera de la caja no es algo que es necesario siempre, todos conocen la forma de afrontar ciertas situaciones e incluso si se es experto en algo es posible que el proceso esté optimizado, pero en ocasiones alguien decide experimentar o intentar algo nuevo (pensamiento creativo) y los resultados pueden marcar un cambio positivo y una mejora en el proceso, este es el beneficio de salir de dicha “caja”.

Identificar (preguntas para pensar fuera de la caja)

En cuanto a los pasos necesarios para lograr este proceso realmente no existen pasos específicos (eso sería precisamente otra “caja”) el proceso creativo de cada uno es distinto, sin embargo hay algunas actividades que fomentan este estado y que pueden ayudar a dar un inicio.

El primer paso y el más importante es identificar un problema o algo con lo que se esté insatisfecho, si alguien está completamente cómodo con su estado actual, no tendrá la necesidad o el deseo de cambiarlo, por eso el punto de partida para utilizar el pensamiento creativo para buscar soluciones es identificar un problema.

Identificar un problema puede ocurrir de muchas formas, se puede notar una clara falla que de ser mejorada cambiaria positivamente los resultados, puede ser algo que nadie ha notado pero que puede ser mejorado o incluso puede que ni siquiera exista un problema, sino que alguien cree poder encontrar una alternativa más eficiente. El punto es que debe existir una necesidad o deseo hacia el cual dirigir el pensamiento y la energía.

Investigar (ideas fuera de la caja)

Luego de haber identificado aquello que se necesita mejorar es momento de utilizar la información para llegar a la solución creativa, en artículos anteriores se habla de cómo nada puede surgir de la nada, es decir que incluso la solución o invención más creativa e innovadora nace de la unión de los conocimientos y experiencias de 1 o más individuos, este hecho aplica aquí también, para poder usar una solución nueva son útiles 2 caminos, el primero es utilizar el conocimiento disponible de forma distinta y la otra es buscar nuevo conocimiento.

El primer camino vendría a ser la utilización de la información que alguien ya maneja, pero de forma distinta o combinada de otra forma para obtener un resultado diferente como por ejemplo un mecánico que no cuente con una pequeña pieza necesaria para reparar una licuadora y en lugar de comprarla utiliza sus conocimientos para manufacturar la pieza en su propio taller con las herramientas a su disposición y la información sobre la pieza.

En el segundo camino se busca recolectar información nueva con la esperanza de poder llegar a algo nuevo, este camino es bastante útil pues aunque en el momento no se encuentre la solución innovadora todo ese conocimiento extra puede ser útil en ocasiones futuras. Lo mejor es buscar información que se salga de la zona de confort de las personas, de esa forma se encontrarán puntos de vistas más alejados y nuevos paradigmas que facilitaran ver las situaciones desde nuevas perspectivas.

Actividades varias y ejercicios para pensar

este paso (sinónimo de pensando) va de la mano con el segundo, específicamente con la búsqueda de nuevos conocimientos, en este caso no se busca información necesariamente sino que se busca experimentar cosas nuevas sin ningún fin aparente. Uno de los supuestos componentes de “la caja” son las experiencias, por lo que tener una mayor cantidad y variedad de ellas es una forma de mejorar las posibilidades de pensar de forma creativa.

Estas actividades pueden ser muy variadas según lo que la persona quiera, pueden ir orientadas a la exploración y a la experimentación como visitar nuevos sitios o empezar una práctica nueva o simplemente pueden ser actividades que naturalmente fomenten la creatividad como escribir o dramatizar por ejemplo.

Beneficios de “pensar fuera de lo normal”

Ahora que se tienen algunos pasos que pueden ayudar al pensamiento creativo y teniendo en cuenta que no siempre genera resultados positivos, es momento de ver cómo es que “pensar fuera de la caja” puede beneficiar a alguien.

Innovación

El primer beneficio es la razón por la cual muchos buscan fomentar su pensamiento creativo y el porqué es algo que algunas empresas buscan en sus empleados y es que “pensar fuera de la caja” abre la posibilidad de encontrar soluciones innovadoras y desarrollar avances en general. Puede imaginarse como una especie de apuesta, un ejemplo de pensar fuera de la caja es dedicar tiempo al pensamiento creativo y encontrar algo beneficioso así como también terminar con algo inútil, no obstante a diferencia de otras apuestas en este caso la ganancia es muy buena y la pérdida es mínima pues aunque no se obtenga el resultado esperado en la mayoría de los casos existe un aprendizaje importante, lo que lleva al siguiente beneficio.

Aprendizaje y desarrollo

Fomentar y practicar el pensamiento creativo (evitar pensar dentro de la caja) está asociado con el crecimiento personal, pues las experiencias y conocimientos nuevos tienden a ser beneficiosas, ya sea investigando sobre nuevos temas o exponiéndose a nuevos elementos siempre existe algo nuevo que aprender y esto puede enriquecer las perspectivas de alguien. Si el primer beneficio orientado a la innovación y resolución de problemas está generalmente asociado al campo laborar este está asociado al ámbito personas, pues el beneficio es algo que experimenta en individuo en sí mismo.

En conclusión “pensar fuera de lo normal” es una habilidad beneficiosa que puede ser fuente de avances importantes o simplemente de aprendizaje personal, el cualquier caso desempeñarlo requiere de esfuerzo para la mayoría de las personas pero sus beneficios lo justifican.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre