sábado, 25 junio 2022 |

Actualizado a las

7:19

h CEST

16.7 C
Madrid

Naturaleza social: definición, características, dimensiones y relación del ser social con la sociedad

5
(2)

El hombre por su naturaleza social depende del intercambio para sobrevivir y progresar. Lo dice no solo la filosofía, también la ciencia. Investigaciones psicológicas y sociológicas lo confirman, el ser social está en nuestro ADN. Pero veamos a continuación de qué se trata esta afirmación y por qué es tan importante para el ser humano su nacimiento y convivencia en sociedad.

La naturaleza social es una necesidad innata, socializamos para procrear, para subsistir, para estar saludables, para defendernos de amenazas. El ser social necesita el contacto y la comunicación para el logro de objetivos así como para su desarrollo mental y físico. Conozcamos entonces sobre la dimensión social del ser humano, qué elementos se constituyen al ser humano en filosofía así cómo el significado de gregario.

Corrientes sociológicas:
Cuáles son, características, teorías y representantes de las 8 principales escuelas sociológicas

Leer artículo

¿Qué es la naturaleza social?

Se refiere a lo perteneciente o relativo a los seres humanos que conviven y mantienen actividades comunes para el logro de objetivos colectivos e individuales. Cuando escuchamos los términos Naturaleza social o Ser social, de inmediato nos remitimos a la frase más popular del filósofo Aristóteles: “El hombre es un ser social por naturaleza”. Sin embargo, las definiciones académicas son varias y extensas, algunas de ellas son:  

  • Significa viviendo o prefiriendo vivir en una comunidad en lugar de solo.  
  • La definición de ser social denota o se relaciona con la sociedad humana o cualquiera de sus subdivisiones.  
  • Son características de la experiencia, el comportamiento y la interacción de las personas que forman grupos.  
  • Está relacionado con o que tenga el propósito de promover el compañerismo, actividades comunitarias, etc. un club social.
  • Relacionado con o dedicado a los servicios sociales un trabajador social.
  • Define gregario a las personas de un grupo que carece de ideas y sigue a los demás o que vive en comunidad.

Los seres humanos nacen en grupos sociales y forman parte durante el trayecto de sus vidas a una o varias sociedades, es decir, que forma parte de la concepción y evolución de toda personas. Como miembros de una sociedad, el hombre como ser político crece, aprende y trabaja en ella siempre en contacto necesario con otros.

Tan necesaria ha sido la necesidad de contacto y comunicación, que se han superado fronteras y distancias geográficas a través de la invención y uso de herramientas para tal fin, como es el caso del correo, telégrafo, teléfono e Internet.

Naturaleza social y evolución

Pero no en vano se ha obedecido a la necesidad de comunicación a la naturaleza social, puesto que la interacción entre los humanos incide positivamente en el bienestar mental y físico del hombre, lo que ha sido científicamente comprobado. Un artículo publicado por la revista científica británica Nature, indica que la interacción social genera dopamina en nuestro organismo, una morfina natural contra el dolor físico.

El estudio publicado en 2011, revela que ser social se convirtió en una fortaleza clave para los ancestros primates de los humanos cuando pasaron de buscar comida por la noche para ocultarse de sus depredadores, a la cacería durante el día desarrollando una forma básica de lenguaje para compartir ideas, desarrollar herramientas y evolucionar.

Los investigadores también indican que los humanos son seres innatos compasivos  y empáticos, demostrando a lo largo de la historia su capacidad de cuidar y compartir. Ya que, para que una especie sobreviva, sus miembros no solo deben procrear, sino también proteger a sus crías del daño y a sus compañeros de las lesiones frente a la adversidad.  El hombre es libre por naturaleza.

Características de la naturaleza humana

Aunque estas capacidades innatas de la naturaleza social puedan verse resaltadas en algunos profesionales que estudian el carácter y la conducta social, como psicólogos y sociólogos, lo cierto es que todas las personas que compartimos la vida en sociedad nacemos con algunas características comunes que resultan necesaria para que el contacto con otros sea fluido y armónico. Conozcamos cuáles son las características del ser social o el ser humano en la sociedad:

Habilidades de pensamiento crítico

Los seres humanos o seres sociales son dinámicos así como las sociedades en la que se sumergen.  Sus reglas, ideas y la estructura crecen y se transforman espontáneamente a medida que las personas hacen descubrimientos y se adaptan a entornos diversos; de igual modo los problemas sociales que debe resolver para lo que se requiere el pensamiento crítico.

Curiosidad por la sociedad

Un ser social poco puede mantenerse alejado de las personas o vivir aislados. Para comprender e influir en la sociedad, se necesita dedicación y tiempo para participar en diversas formas. Experimenta un interés genuino y constante hacia sus similares y las formas en la que viven; igualmente en la búsqueda de otras respuestas. Se integra el ser individual y ser social. 

Inteligencia interpersonal

Esto tiene que ver con la capacidad de identificar, interpretar con precisión y responder adecuadamente a los pensamientos, sentimientos y comportamientos de otras personas. El ser social es empático y comprensivo, tiene la capacidad de percibir cuando las personas en su entorno son afectadas mental, físicamente o emocionalmente, a lo que son capaces de proponer soluciones para beneficio colectivo, también para ser social y ser individual.

Inteligencia emocional

La naturaleza social, permite a las personas identificar, interpretar y expresar efectivamente sus propias emociones, pensamientos y comportamientos instintivos. Pueden incluso apartar sus propios sesgos y experiencias internas, para un propósito común más amplio y necesario. Separa ser social y sociedad. 

Algunas teorías de la naturaleza social

En un repaso breve, recordemos que según varias teorías científicas el comportamiento social es producto de factores biológicos innatos resultantes de la evolución y también de factores culturales que han ido surgiendo en el transcurso de la historia. El psicólogo William McDougall fue de los primeros en indagar sobre las raíces instintivas del comportamiento social. 

Ante la pregunta de por qué el hombre es un ser social; posteriormente y como naturaleza de la sociología otros estudiosos agregaron a sus teorías e imágenes del ser social, la influencia de los factores ambientales en el comportamiento social y relación del hombre con la naturaleza. 

En seguimiento a la relacion naturaleza-hombre, para los años 60 y 70, los estudios de campo con primates no humanos, babuinos para ser concretos, impresionaron frente a sus similitudes con el comportamiento social humano, ampliando la opinión que el comportamiento social humano parece tener una base biológica y reflejar el funcionamiento de la evolución, como en el caso de los patrones de expresión emocional y otras formas de comunicación no verbal, la estructura del lenguaje y aspectos del comportamiento grupal.

Existen múltiples investigaciones sobre la socialización o por qué el ser humano vive en sociedad, descubriendo que el aprendizaje interactúa con factores innatos, por ejemplo; la capacidad innata para el idioma. Los modelos lingüísticos que ven el comportamiento social como regido por principios análogos a las reglas de un juego o específicamente a la gramática de una lengua, también tiene sus seguidores. 

Otros ven el comportamiento social como un tipo de habilidad motora dirigida a un objetivo y modificada por retroalimentación, mientras que otros modelos se han basado en la teoría de juegos, que enfatiza la búsqueda e intercambio de recompensas.  Entre los modelos teóricos desarrollados para describir la naturaleza del comportamiento social, el modelo de estímulo-respuesta, generalmente se ha encontrado útil pero incompleto.

Varias teorías han estimulado la investigación sobre la socialización; la teoría freudiana condujo a algunos de los primeros estudios sobre actividades tales como la conducta oral y anal. La teoría del aprendizaje condujo al estudio de los efectos de las recompensas y los castigos sobre el comportamiento social simple y se extendió a procesos más complejos como la imitación y la moralidad. 

Ventajas de la socialización

La psicóloga y escritora canadiense, Susan Pinker afirma que el contacto directo cara a cara estimula partes del sistema nervioso, liberando una especie de cóctel de neurotransmisores que regulan el estrés y la ansiedad.  Otro estudio, demostró que las personas sometidas a quimioterapias para el cáncer tienden a tener mejores resultados si cuentan con apoyo social. Ya con la mención de estas dos ventajas para la salud de nuestro cuerpo, se hace importante y notorio el beneficio de de nuestra naturaleza social.

Tipos de apoyo social

Sin embargo socializar, produce una serie amplia de ventajas que son necesarias no solo para la salud física sino además mental, y en consecuencia para una vida integral, armoniosa y avanzada.  El apoyo social que recibimos a través del encuentro e interacción con las personas en nuestro entorno es clave en tiempos de alegría pero también de tribulación, este se presenta en varias formas: 

  • Instrumental o práctico: ejemplo, ayudar a mudarse de casa o a algún traslado en emergencia.
  • Emocional:ejemplo, escuchar y ofrecer consuelo tras la muerte de alguien cercano.
  • Informativo:ejemplo, dar consejos sobre primeros auxilios en función de su experiencia como paramédico.
  • Valoración o retroalimentación positiva sobre sus cualidades personales o desempeño: ejemplo, felicitar a alguien por el resultado de una prueba o promoción.

Socialización y salud

Las investigaciones muestran que recibir apoyo social reduce la cantidad de cortisol, que es la hormona asociada con el estrés y que puede generar graves problemas de salud física y psicológica, como depresión, tensión muscular, problemas para dormir, aumento de peso y problemas de memoria y concentración. 

La socialización también puede ayudarlo a enfrentar los desafíos de la vida, algunas  investigaciones muestran que las personas en etapa de divorcio suelen sobrellevar de mejor manera la sensación de pérdida que conlleva el final de un matrimonio cuando están apoyadas por otros. 

Otro beneficio de la socialización es que reduce las probabilidades de agotamiento profesional; se comprobó con un grupo de trabajadores sociales que recibieron apoyo informativo e instrumental de sus colegas, y demostraron menos síntomas de agotamiento y estrés relacionado con el trabajo. 

Finalmente, se ha corroborado que el apoyo social, venga de parte de familiares, amigos o incluso desconocidos, puede afectar los resultados en pacientes con cáncer. Las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama tienen tasas de supervivencia más altas si tienen conexiones sociales cercanas. 

La naturaleza social nos da la ventaja de pertenecer a una sociedad en la que sus integrantes se ayudan entre sí y enfrentan exitosamente las amenazas de su entorno. El ser social de manera intuitiva comprende que la unión hace la fuerza y ​​se siente cómodo en compañía de los demás, especialmente en momentos de amenaza o necesidad. Lo escribió Alejandro Dumas: Todos para uno y uno para todos!

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre