miércoles, 5 octubre 2022 |

Actualizado a las

6:20

h CEST

19.5 C
Madrid

Cómo y por qué la marcha nupcial de Félix Mendelssohn se convirtió en tradición

Puntuación media: 5 | Votos: 1

La marcha nupcial de Félix Mendelssohn es una pieza musical inspirada en, y compuesta para, la obra de teatro de Shakespeare, El sueño de una noche de verano. Originalmente estaba prevista solo para ser usada en dicha obra de teatro, pero un importante evento social fue el causante de que la pieza pasara a sonar en prácticamente todas las bodas cristianas de la época –y hasta la actualidad­–, justo  en el momento en que la novia realiza su caminata hacia el altar.

Compositores del Romanticismo:
Los 25 músicos románticos más importantes del periodo y sus obras clave

Leer artículo

Puede que la mayoría de novios no sepan que el uso de esta pieza musical involucra toda una declaración de poder entre naciones y que sirvió para dar buena cuenta de la supremacía del imperio inglés en pleno siglo XIX.

El contexto histórico que convirtió la marcha nupcial de Félix Mendelssohn en una costumbre 

El 25 de enero de 1858, la hija de la entonces emperatriz de Inglaterra, Victoria, contraía matrimonio con el hijo del rey de Prusia, Federico III. Esa boda fue realizada para alcanzar tres fines:

El primero de esos fines era honrar la tradición que dictaba la necesidad de unir a dos dinastías monárquicas mediante el matrimonio. Esas dos dinastías a unir eran la inglesa –la casa Sajonia-Coburgo-Gotha– y la prusiana –la casa de los Hohenzollern–.

El segundo fin pretendía establecer una alianza política, militar y económica entre ambas naciones. A partir de esta alianza, ambas naciones, que eran a su vez imperios, se coordinarían para lograr metas juntos en las tres áreas señaladas.

Finalmente, el tercer fin pretendía demostrar la grandeza de sus imperios. Ambos debían mostrar mediante el lujo y la innovación constante y de cualquier tipo que eran superiores al resto de naciones en ingenio, riquezas y recursos.

Ahora, si es cierto que tanto Prusia como Inglaterra eran indiscutiblemente consideradas como naciones fuertes por todas las demás, al menos militarmente, solo Inglaterra disponía de supremacía económica y política a nivel mundial. En consecuencia, se entiende que los tres fines se referían más a Inglaterra que a Prusia, por lo que era esta nación la que debía encargarse de garantizarlos.

Y así lo harde nivel mundial.da en esa boda. boda realoía, aprovechando un evento de tal magnitud como una boda real, y asegurándose de que cada elemento de la misma fuera innovador, lujoso y que no pasara desapercibido.

Por qué se usó la marcha nupcial de Félix Mendelssohn en la boda de Victoria y Federico III

Uno de esos elementos innovadores y lujosos que mostraría la grandeza de Inglaterra sería la marcha nupcial de Félix Mendelssohn. Precisamente, porque hasta ese momento no era aún costumbre tocar dicha pieza musical durante las bodas.

De echo, aún no se trataba de una marcha nupcial, sino únicamente de una melodía compuesta por Félix Mendelssohn, un músico que era ya muy famoso en su época, pero sus melodías estaban destinadas más a obras de teatro que a otra cosa. 

La reina Victoria de Inglaterra, la madre de la novia –también de nombre Victoria–, era una apasionada fanática de las obras musicales de Mendelssohn. A ella pertenece la idea de emplear dicha melodía durante la entrada de la novia a la iglesia en su camino al altar.

Marcha-Nupcial-Mendelssohn-Reina-Victoria
Retrato de Victoria en 1867 (Franz Xaver Winterhalter, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Naturalmente, la reina no tenía en mente crear una costumbre. Es decir, ella no pretendió que esa marcha fuera usada en todas las demás bodas a partir de ese momento, solo quería fomentar el prestigio de su hija y el de la nación que se vería representada en esa boda a nivel mundial.

La popularidad de la marcha nupcial de Félix Mendelssohn tras la boda de Victoria y Federico III

En efecto, no es necesariamente a la reina Victoria a la que hay que responsabilizar de la popularidad del uso de la melodía de Mendelssohn como marcha nupcial. Más bien su popularidad se debió a esa supremacía política, militar y económica que poseía Inglaterra y que quedo patente a través de la majestuosa boda real.

Además, al tratarse la boda de un asunto de interés público, su repercusión llegó más allá de los ámbitos de estado, lo cual propició que todas las naciones del mundo quisieran imitar, en todos los sentidos, al imperio más fuerte del mundo, Inglaterra. De ahí que se empezara a usar dicha melodía desde entonces.

Al pasar el tiempo, sin embargo, el uso de esa marcha poco a poco dejó de tener ese significado de supremacía política, militar y económica. Esto sucedió en la misma medida en que Inglaterra iba perdiendo poco a poco esa triple supremacía.

No obstante, no por ello dejó de ser empleada como marcha nupcial. De hecho hoy en día sigue siendo fundamental en toda boda que se precie, aunque sin aquel significado de antaño.

La melodía de Mendelssohn pasó de ser una muestra de poder del estado inglés a una costumbre tradicional en una gran cantidad de países a nivel mundial.

Quién fue Félix Mendelssohn, el compositor de la marcha nupcial

Félix Mendelssohn fue un pianista, compositor y director de orquesta de origen alemán. Nació el 3 de febrero de 1809 en Hamburgo, y murió el 4 de noviembre de 1847 en Leipzig, a la edad de 48 años.

En su época fue muy famoso y logró conocer a compositores tan populares como Mozart y Beethoven. Su fama no fue como la de estos, pero su éxito sí, ya que logró vivir de la música.

Compuso innumerables piezas musicales, entre las que se cuenta la marcha nupcial, su obra más conocida y que compuso en 1825, cuando contaba tan solo con 16 años de edad.

Prácticamente recorrió toda Europa. Por ello obtuvo tan buena acogida en ese continente, hasta llegar al punto de que la mismísima reina Victoria de Inglaterra lo conocía y admiraba, amistad que le llevaría a su reconocimiento a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre