La primera foto de la historia, las primeras cámaras y los inicios de la fotografía: Johann Zahn, Joseph Nicéphore Niépce, Louis Daguerre y los Chevalier

5
(2)

Tomar la primera fotografía de la historia significó para sus precursores hacer un recorrido fascinante entre experimentos, el estudio de la física y la química, la fabricación de las cámaras y cómo lograr un resultado en positivo directamente. Esta es la historia de la fotografía hasta la actualidad, con datos precisos sobre las cámaras y materiales empleados para capturar la primera foto de la historia.

La primera fotografía de la historia encierra un trayecto interesante en la comprensión de la imagen y el estudio de la luz como su componente básico. En este artículo se expone puntualmente la historia de la fotografía línea de tiempo, la construcción de las primeras cámaras y cómo a raíz de la primera foto de la historia evolucionó este proceso hasta convertirse en una profesión y un arte aplicada a casi cualquier ámbito de la vida actual.

Fotografía urbana:
Consejos, cursos, herramientas e inspiración para ser fotógrafo urbano

Leer artículo

La primera fotografía de la historia

Para lograr una primera captura de la vida real a una imagen en un soporte, los científicos y creadores de inventos tuvieron que realizar diversos experimentos. Es así como entre los antecedentes de la fotografía se encuentran estudios químicos y físicos en torno  las posibilidades de la luz. Esta es la historia de la fotografía, resumen de cómo cada acontecimiento llevado a cabo por creativos inventores, marcó sus inicios desde antes que se tomara la primera foto del mundo.

Joseph Nicéphore Niépce

Joseph Nicéphore Niépce nace en Châlons-sur-Saône, Francia, el 7 de marzo de 1765 en el seno de una familia burguesa e intelectual. Después de iniciar la Revolución Francesa, la familia de Niépce se vio en la necesidad de huir de Francia, ya que se les acusaba de simpatizar con el bando realista. En un punto de inflexión moral, Joseph vuelve a Francia para incorporarse a los ejércitos napoleónicos. Aunque pronto dejaría las filas en el frente de batalla por verse aquejado con problemas de salud.

Joseph Niépce (Universitätsbibliothek Heidelberg, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons).

Fue entonces cuando se dedicó a crear invenciones, como por ejemplo, un motor que funcionaba por combustión interna. Asimismo, se interesó por procesos modernos como la técnica litográfica, creada en 1798 por Alois Senefelder. Tal novedad ya estaba disponible en Francia en 1814.

Pero en la realidad de la campiña francesa era complicado conseguir todos los elementos para llevar a cabo una litografía. No obstante, lejos de contar con conocimientos acerca de la óptica y la química moderna, Niépce se inclinó por la alquimia para realizar experimentos relacionados con la luz y las reacciones químicas. Así podría obtener imágenes por un proceso distinto al dibujo, aptitud que en él era prácticamente inexistente. De esta forma, trabajó en la creación de la fotografía.

Niépce se dedicó a probar materiales que reaccionaran ante la luz solar, como el cloruro de plata esparcido en un soporte de papel. En consecuencia, en 1826 logra obtener una imagen a través del método que desarrolló, al que denominó técnica heliográfica. Para ello empleó un artefacto de su propia manufactura, una cámara oscura mejorada en cuanto a la óptica por Vincent y Charles Chevalier. La técnica heliográfica sentaría los antecedentes históricos de la fotografía tal y como se conoce en la actualidad.

Murió a la edad de 68 años, el 5 de julio de 1833 en Borgoña, debido a las complicaciones de una apoplejía sufrida mientras trabajaba en su estudio ubicado en Saint Loup de Varennes. Se le reconoce históricamente como el creador de la fotografía.

Louis Daguerre

Su nombre completo es Louis Jacques Mandé Daguerre, quien vio la luz a la existencia el año 1787, en Cormeilles-en-Parisis, región cercana a París, 1787.

La primera fotografía de la historia Louis Daguerre
Louis Jacques Mandé Daguerre. Heliograbado de Dujardin. (See page for author, CC BY 4.0, via Wikimedia Commons).

Fue un destacado inventor y artista, especialista en decorado teatral; de ahí que sintiera tanta fascinación por la técnica desarrollada por Joseph Niépce. Una de sus creaciones más destacadas fue el diorama, puesto en exhibición en 1827, el cual consistía en un conjunto espectacular de pinturas con efectos de iluminación.

Desde entonces, buscó diversos métodos para obtener imágenes de la realidad, pero que no fuesen pintadas, la misma motivación que tenía Joseph Niépce. Coincidió con el creador de la fotografía, trabajando en conjunto para reducir los tiempos de exposición y lograr imágenes más nítidas.

Junto a Niépce, desarrolló una mejor técnica de exposición con el  invento que lleva su nombre: el daguerrotipo. De hecho, las primeras fotografías tanto en España como en México se capturaron gracias a la técnica de la daguerrotipia.

Daguerre dedicó desde entonces toda su vida a la producción de material para fotografías asociado con su Giroux, su hermano político. Asimismo, llevaba a cabo demostraciones públicas del ingenioso avance tecnológico logrado con el daguerrotipo. Murió en Bry sur Marne el 10 de julio de 1851.

La primera fotografía del mundo

La primera foto del mundo fue capturada por Joseph Nicéphore Niépce a un jardín visible desde la ventana de su estudio en Le Gras. Tras 8 horas de exposición a través de una cámara oscura, logró fijar una imagen más borrosa que nítida, pero que marca el hito de ser la primera fotografía de la historia

La primera fotografía fue utilizada en 1826, un novedoso procedimiento llevado a cabo en Borgoña, Francia, en la finca de Niépce. El inventor llevaba más de una década experimentando con sustancias fotosensibles sobre diversos soportes, como el papel y placas de materiales diferentes, entre ellos el papel y el peltre.

La primera fotografía de la historia punto de vista en la ventana en Le Gras
La primera foto de la historia «Punto de vista desde la ventana en Le Gras», 1826 (Nicéphore Niépce, Public domain, via Wikimedia Commons).

¿Qué técnica permitió la primera fotografía del mundo?

A partir de conocer el método litográfico, su propósito se centraba en crear un aparato técnico capaz de generar varias copias de imágenes partiendo de una imagen matriz. Para ello, recurriría a la acción lumínica como generadora de reacciones sobre soportes impregnados con sustancias fotosensibles, de tal forma que pudiese concretar un par de objetivos.

Por una parte, capturar imágenes de entornos naturales a través de un aparato técnico, la cámara oscura, y reproducirlas en varias copias. Y por otra parte, reproducir grabados ya existentes, con el fin de distribuirlos y lucrarse con esas copias.

Corría el año 1816 y para cubrir el primer objetivo que se propuso, Joseph Niépce usó una cámara oscura con un soporte químicamente tratado. Para ello, colocó en su parte interna un papel tratado con una solución de cloruro de plata, empleando ácido nítrico como fijador.

Como resultado en esta prueba obtuvo una imagen parcialmente fijada en negativo, es decir, que la luminosidad quedó registrada de manera inversa. Para Niépce este sería un fracaso, pero con el tiempo se comprendió que esta tenía que ser la forma esencial de grabado de la imagen para después revelarla.

Heliografía

En 1820 se aventuró tras su segundo objetivo, así que se dispuso a aplicar la técnica en la que venía trabajando: la heliografía o “dibujo al sol”, en el estricto sentido etimológico. El proceso lo llevaba a cabo sin requerir el uso de la cámara oscura. En su lugar, empleaba placas de diversos materiales, como el cobre, la roca, vidrio y, finalmente, el peltre. Estos soportes eran tratados con una cubierta compuesta por aceite de lavanda y betún de Judea. Este es el mismo principio de la técnica serigráfica, puesto que el barniz bituminoso se endurece después de quedar expuesto a la luz.

Finalmente, en 1825 conseguiría un resultado que marcaría una nueva dirección en los antecedentes históricos de la fotografía. Niépce obtuvo un resultado en positivo, capturando la imagen de un hombre que tiraba de un caballo.

El surgimiento del peltre

En 1826, Joseph Niépce dió un paso más hacia la consecución de la primera foto de la historia. Para esta captura empleó una placa de 20 x 25 cm, obtenida de la aleación de plomo, estaño, antimonio y cobre, material conocido popularmente como peltre. En ella untó betún de Judea, el cual ya había utilizado en pruebas anteriores. Introdujo la placa en una cámara oscura fabricada por él mismo y mantuvo la exposición durante 8 horas. El objetivo de la cámara lo dirigió hacia el techo de su finca y por efecto de la exposición prolongada, la luz del sol lo iluminó en su totalidad.

Como resultado obtuvo el endurecimiento del betún sobre la placa, el cual se describe como un endurecimiento diferenciado por la exposición a la luz. Procedió entonces Niépce a lavar la placa con una solución de gasolina blanca y aceite de lavanda. Las áreas endurecidas por acción de la luz no fueron disueltas por la disolución del lavado, sino que quedaron grabadas en tonos marrones.

Mientras que las áreas que no se endurecieron por quedar expuestas a la luz por menos tiempo, revelan el color oscuro de la placa de peltre. La imagen obtenida quedó fija, teniendo un carácter permanente, además de ser positiva, puesto que no se invirtieron los colores en el soporte empleado.

Aunque la fotografía de Nicéphore Niépce carece de nitidez, logró capturar así la imagen del palomar y el tejado de su finca, tal y como se veían desde la ventana de su despacho. La fotografía antigua fue nombrada “Punto de vista desde la ventana en Le Gras”, y todavía se puede contemplar en la Universidad de Texas, en los Estado Unidos, donde permanece resguardada.

La primera fotografía en España

Corría el año 1839 cuando el daguerrotipo se hizo sentir como el invento que marcaría para siempre la forma en que se capturaría la realidad a través de imágenes. El 19 de agosto de ese año se hizo su presentación oficial ante la prominente Academia de Ciencias de Francia, ubicada en París. El mismo asombro ante tal avance tecnológico motivó a Enric Monlau, quien representaba a la Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, a convencer a sus colegas para adquirir una de las cámaras de Daguerre. Y junto a Ramón Alabern, grabador profesional, llevaron la nueva adquisición hasta Barcelona.

La primera fotografía en España inmortalizó en una captura dos edificios de la ciudad de Barcelona. Fue todo un evento que congregó tanto a la comunidad científica como a los curiosos. Se organizó el evento con anticipación, publicitando la cita a través de los medios de comunicación de Barcelona. Y para hacer aún más inolvidable este hito, se vendieron boletos para rifar la primera foto en España.

La primera fotografía de la historia en España
Uno de los primeros daguerrotipos en España de la Casa Vidal Quadras, 1848. La primera fotografía en España fue de la Casa Xifré (la de la esquina), pero el daguerrotipo original se sorteó y se le perdió la pista (Unknown author, Public domain, via Wikimedia Commons).

En el Pla Palau, el 10 de noviembre de 1839 se dieron cita todos los interesados, y a las 11:30 de la mañana se dio inicio la captura de la imagen desde el techo de uno de los edificios ubicados en la calle General Castaños. El objetivo era capturar cómo lucían en esa época los Porxos de Casa Xifré y el edificio Llotja.

Ramón Alabern fue designado como operador de la cámara oscura para tomar la captura y obtener el daguerrotipo. Alabern recurrió a un segundo intento, pues un carruaje irrumpió en medio de la calle, aun cuando se solicitó a la ciudadanía no pasar por los alrededores ni asomarse a los balcones mientras se llevaba a cabo el proceso de exposición.

La preparación para el daguerrotipo consistió, primero, en sensibilizar con vapores de yodo una placa de cobre que contaba con un lado finamente pulido y otro lado bañado en plata. Posteriormente, se introdujo esa plancha al fondo de la cámara oscura, procediendo a retirar el obturador del lente por unos 22 minutos de exposición a la luz en posición hacia el objetivo previsto.

Una vez culminada la larga exposición, se sometió la plancha de cobre a vapores de mercurio, para entonces lavarla con sulfito de sosa, lo que fijaría la imagen definitivamente. En esa época, la fotografía tuvo que haber sido contemplada en cierto ángulo, pues el resultado visto de frente era igual a una imagen en negativo.

El ganador del sorteo fue el portador del boleto 56, quien se llevó la foto hecha con la técnica de daguerrotipo y más nunca se supo de la histórica primera fotografía en España. La cámara oscura empleada para la captura de la imagen reposa en la Academia de Ciencias situada en La Rambla. 

La primera fotografía en México

El año 1839 marcó un hito tecnológico y artístico al darse a conocer el invento del momento: el daguerrotipo. El procedimiento se hizo tan famoso en Europa como en otras latitudes, entre estas, México.

Entre las crónicas mexicanas se encuentra asentada la primera fotografía en México. Se trata de la panorámica del Puerto de Veracruz, cuya captura se llevó a cabo el 3 de diciembre de 1839 a manos de Jean Prelier Dudoille. El ilustre grabador francés captó en la foto antigua un primer plano del templo ubicado en el convento San Francisco. Justamente detrás de esta iglesia se aprecia el castillo de San Juan de Ulúa.

La primera fotografía de la historia en Mexico
Primera fotografía tomada en México. Actualmente se encuentra en el Museo de Eastman, Nueva York (© Eastman Museum).

La cámara fotográfica empleada para obtener el daguerrotipo era propiedad del mismo grabador, quien arribó al Puerto de Veracruz en la misma fecha en que tomó la fotografía.

En el reverso de la primera fotografía en México quedó por escrito el testimonio de Fernando Osorio Alarcón, explicando que la imagen es la primera foto de la que se tenga registro haya sido tomada en suelo mexicano. Asimismo, en una nota de diario con fecha del  21 de enero de 1840 explica que el grabador galo habría hecho varios daguerrotipos por aquellos días. Su objetivo era realizar demostraciones públicas del funcionamiento de la cámara y cómo se obtenía la imagen, así que tomó como objetivos los alrededores de la catedral de Ciudad de México.

Aunque no hayan quedado asentados los detalles del tiempo de exposición o la técnica empleada, es probable que haya sido el mismo proceso utilizado en Barcelona. Cabe destacar que había sido reciente la presentación del procedimiento de obtención del daguerrotipo y que el gobierno francés adquirió su patente para liberarla de inmediato. De tal forma que se mantenía la técnica inicial, aun cuando esta fue cambiando según cada operador para mejorarla con el paso del tiempo. 

La imagen histórica de la primera fotografía en México forma parte de la colección del Eastman Museum ubicado en la ciudad de Nueva York.

La primera fotografía en color

Como antecedentes de la fotografía en color, se encuentran los ensayos del físico escocés James Clerk Maxwell, quien en 1861 capturó una serie de fotos coloreadas empleando filtros. Para cada foto empleó un filtro distinto de color rojo, otro verde y uno azul. Colocó cada uno de ellos frente al lente antes de iniciar el tiempo de exposición, obteniendo una reflexión lumínica en la pantalla del mismo color que la de cada filtro empleado.

Los inicios de la fotografía a color se remontan a diciembre de 1903, cuando los hermanos Lumière patentaron una placa fotográfica a color a la cual llamaron Autochrome. Esta plancha salió al mercado en 1907. Su nombre se debe precisamente a que los hermanos Lumière idearon un método de rejilla donde se ubicaban una serie de puntos, en los cuales se disponían los tres colores primarios, obteniendo una imagen autocoloreada. En esa época, las fotos se pintaban con otros procesos, como el de James Maxwell o empleando acuarelas sobre la imagen.

La primera fotografía a color de la historia
Cinta de tartán, 1861 (James Clerk Maxwell, Public domain, via Wikimedia Commons).

El 10 de junio de 1907 fue anunciada la invención de la fotografía en la sede de la revista parisina L’Ilustration, cuando se publicaron las primeras fotografías tomadas por los hermanos Lumière. Ante un foro de unas 600 personas se mostraron las imágenes a todo color en las placas teñidas por mínimos gránulos de patata colorados de amarillo, azul y rojo. Las placas podían ser de vidrio o una especie de diapositiva, sustentadas en una película en blanco y negro.

La primera fotografía de la historia Hermanos Lumiere
Los hermanos Lumière (See page for author, Public domain, via Wikimedia Commons).

El método continuaba al ser esparcida una solución pancromática estándar utilizada para blanco y negro sobre una capa de los gránulos coloreados, de los que después surgían los colores complementarios: verde, morado y anaranjado.

Esa misma pantalla con el sistema de rejilla actuaba como una especie de filtro durante la exposición a la luz. Sin embargo, lo procesaba de una manera selectiva, puesto que las densidades de los gránulos se esparcían de manera diferente dependiendo de la intensidad lumínica. Es decir, la luz en la presencia del color real, se reflejaba en mayor o menor intensidad, obteniéndose así ales densidades en las placas.

Una vez que se revelaba y fijaba la imagen, se hacía el proceso de invertir el negativo para conseguir la imagen en positivo y a color en la misma placa. Esta tenía que ser observada con luz de fondo para poder apreciar la mezcla de colores hecha en la Autochrome.

Similar al daguerrotipo, las placas de Autochrome eran únicas, es decir que de ellas no se podían hacer copias de la imagen en otros soportes.

La primera cámara de la historia

Para dilucidar cómo surgió la fotografía es necesario abordar el proceso de creación de las cámaras desde la antigüedad a través de un recorrido por la historia de la imagen que era captada en este tipo de artefactos para después trazarlas con pinturas y lápices. Finalmente, se consiguieron las capturas de imagen a través de las cámaras con el uso exclusivo de la luz gracias al mejoramiento de las lentes y el uso de papeles fotosensibles.

La cámara fotográfica de Johann Zahn

Johann Zahn nació en 1641 en Alemania. Se dedicó a la vida monacal premonstratense en Wurzburgo, destacando su labor como escritor, filósofo, matemático, profesor y precursor de la cámara oscura portátil. Ya lo griegos habían sentado las bases de primera cámara de la historia, conocidas desde entonces como cámaras oscuras. Estas funcionaban como salas de proyección de imágenes invertidas, percibidas a través de un agujero por el cual entraba la luz desde el exterior. En esas cámaras solían hacerse estudios de perspectiva relacionados con el dibujo.

La primera fotografía de la historia Camara Oscura portatil de Johann Zahn
Generación de una imagen en una superficie de proyección iluminada irradiando luz a través de una abertura. Principio de la cámara oscura. (Deutsche Fotothek, Public domain, via Wikimedia Commons)

La cámara oscura portátil empleada para la captura de las imágenes fotográficas fue una preocupación de las mentes creativas de la historia desde mucho antes que se tomara la primera foto de la historia. Zahn tuvo tanto la creatividad como la curiosidad por estudiar la luz y aquello que era posible lograr con su uso combinado con la óptica. Fue así como ideó el funcionamiento de la primera cámara fotográfica del mundo.

Para Johann Zahn este fue un invento que rondaba por su mente al escribir su obra Oculus artificialis teledioptricus en 1685. Fue el primero en describir un visor réflex capaz de evitar las luces y reflejos indeseados. Para ello propone el uso de un cristal transparente como pantalla y una parte interna pintada de negro para evitar la reflexión de la luz conocida modernamente como efecto flare.

La cámara ideada por Zahn contaba con unas dimensiones bastante prácticas para el momento, con 60 cm de largo por 20 de ancho. En su parte interna se encontraba ubicado el lente ajustable para regular tanto la abertura como el enfoque. De este modo se podía controlar la entrada de luz durante la exposición.

El daguerrotipo de Louis Daguerre

El daguerrotipo sería por primera vez, a la cámara oscura, una especie de papel fotográfico, aunque el soporte consistía en otro tipo de material fotosensible.

Gracias a los estudios y ensayos realizados por Niépce, Louis Daguerre contó con un punto de partida para su técnica, que resultó más práctico pues permitía obtener capturas de imágenes en un tiempo mucho menor. Con su técnica pasó de ocho horas de exposición a solo unos 15 minutos para obtener una fotografía.

La primera fotografía de la historia Primer daguerrotipo Paris 1839
Temple Boulevard (Luis Daguerre, Public domain, via Wikimedia Commons).

La principal diferencia del daguerrotipo respecto a la heliografía de Niépce radica en el material de sensibilización untado en las planchas empleadas como soporte. Mientras que Niépce utilizó betún de Judea, Daguerre implementó el uso de yoduro de plata. El betún tardaba mucho más en secarse durante la exposición al sol, mientras que el yoduro de plata  generaba una reacción química más efectiva en la plancha. Además, durante el lavado con el aceite de lavanda usado por Niépce se retiraba la porción de betún que no se había endurecido. En cambio, Daguerre logró revelar la imagen con vapores de mercurio.

La técnica del daguerrotipo, presentada en agosto de 1839, consistía en utilizar como soporte de la imagen una plancha de cobre perfectamente pulida por un lado y cubierta de plata por el otro. Esta placa se sometía a un tratamiento se sensibilización a la luz aplicándole vapores de yodo.

Una vez preparada la plancha, se colocaba en el fondo de la cámara oscura y se procedía a la apertura del lente, de tal manera que comenzara el periodo de exposición a la luz. En la placa quedaría grabada la imagen hacia la que apuntaba la cámara.

Transcurridos unos 15 a 20 minutos se extraía la plancha de la cámara para después someterla a los vapores de mercurio. El mercurio tenía la función de quedar adherido a las capas de yoduro de plata expuestas a la luz, quedando revelada la imagen en la misma placa. Para aclarar totalmente la imagen, se lavaba la placa con hiposulfito de sodio y por último con agua corriente.

El único inconveniente con la innovación de Daguerre era no poder sacar copias a partir de esa imagen matriz. Además, las imágenes quedaban invertidas en cuanto a su dirección. Y aun cuando las imágenes no eran visibles de frente sino bajo cierto ángulo de inclinación, nunca antes se habían obtenido tan impresionantes resultados con una imagen idéntica a la del mundo real.

El daguerrotipo sentó las bases de la fotografía, siendo perfeccionada esta técnica en 1888 por George Eastman, creador de la cámara Kodak.

La cámara fotográfica de la familia Chevalier

Vincent Jacques Louis Chevalier, nacido en el año 1743 y su hijo Charles Louis Chevalier, quien nación en 1804, eran especialistas en óptica. Este oficio fue heredado del padre de Vincent, Louis Chevalier (1770). En 1823, Louis y Vincent se asociaron en un negocio familiar dedicado al desarrollo de lentes y objetivos especiales para microscopios. La óptica se ubicaba en el número 69 de la Quai de l’horloge. Para ese momento eran muy conocidos por especializarse en objetivos acromáticos, los cuales evitaban luces parasitarias así como la aberración cromática.

Charles, quien siguió los pasos de su abuelo y su padre en el campo de la óptica profesional, se interesó más bien en el desarrollo de las cámaras lúcidas. Estos artefactos eran utilizados en el dibujo y la pintura de retratos. Se dedicó particularmente en mejorar los lentes con los cuales era captada la imagen que, al reflejarse en su fondo, era dibujaba por el operador sobre un soporte.

La primera fotografía de la historia camara de la familia Chevalier
Charles Chevalier, lentes, 1840. Exposición en el Musée Nicéphore Niépce (Daderot, Dominio público Dominio, via Wikimedia Commons).

Vincent y Charles colaboraron en la construcción de la cámara fotográfica de 1826 utilizada por Niépce para tomar la primera foto de la historia. Consistía de un cajón de madera que seguía el funcionamiento de la cámara oscura ideada por Johann Zahn dos siglos antes. Pero fue Niépce quien en lugar de emplear la cámara oscura para repasar los trazos de la imagen reflejada en su fondo, más bien introdujo un soporte fotosensible para fijar la imagen que entraba a través de la lente desarrollada por los Chevalier.

Charles continuó su propia empresa en lugar de dedicarse a la óptica para microscopios junto a su padre Vincent. La empresa de Charles se ubicaba también en París, en el número 163 de la calle Palais Royal. Fue allí donde conoció a Louis Daguerre, quien le encargó la confección de las lentes para su cámara. En 1841, después de la presentación oficial del daguerrotipo un par de años antes, abrió un taller dedicado al perfeccionamiento de lentes para cámaras de daguerrotipo

Para Charles, la fotografía moderna significaba un paso más en el desarrollo científico antes que en las artes. Por ello dedicó su vida al mejoramiento de la técnica en fabricación de cámaras y lentes.

Tras la muerte de su padre Vincent en 1841, se fusionaron sus empresas, participando entonces su hijo Arthur, manteniéndose como los principales ópticos para cámaras modernas

El calotipo de William Fox Talbot

William Fox Talbot nació en Inglaterra en el año 1800. Fue matemático y científico, pero mostró un profundo interés por la captura de imágenes a través de procesos técnicos. Fue el creador de un método conocido como photogenic drawings, en español, “dibujos fotogénicos. Este proceso consistía en reproducir imágenes a través de un papel tratado con cloruro de plata, solución que lo hacía sensible a la luz.

Talbot logró perfeccionar su método, creando en 1840 el calotipo, un sistema que consistía en la creación de imágenes igualmente sobre papeles sensibilizados que funcionaban  a modo de negativos. Después los revelaba y podía obtener varis copias de la imagen en positivo.

La primera fotografía de la historia Talbot
William Henry Fox Talbot, 1864 (John Moffat, Public domain, via Wikimedia Commons).

Para obtener el papel negativo, Talbot procedía a aplicarles solución de nitrato de plata y seguidamente los sumergía en otra solución de yoduro de potasio. De esta forma los hacía sensibles a la luz. Y justo antes de introducir el papel en la cámara, procedía a aplicarle nitrato de plata y ácido gálico, soluciones que actuaban como aceleradores.

La primera fotografía de la historia parte frontal de camara para Calotipo
Parte frontal de una cámara para tomar calotipo de William Henry Fox Talbot (Science Museum Group © The Board of Trustees of the Science Museum, London / CC0).

El papel se colocaba en la cámara dentro de una transparencia oscura, produciéndose así una imagen latente que después se revelaba y fijaba con hiposulfito de sodio. Después, se aplicaba un baño de cera derretida sobre el negativo seco, obteniendo una película transparente.

La primera fotografía de la historia Reverso de una camara de Calotipo
Reverso de una cámara para tomar calotipo de William Henry Fox Talbot. (Science Museum Group © The Board of Trustees of the Science Museum, London / CC0).

En los orígenes de la fotografía, la técnica del calotipo hace un gran aporte, y es que se podían imprimir varios positivos con el solo contacto de este papel sobre otro papel previamente tratado con nitrato de plata. En este sentido, el método del calotipo era superior al daguerrotipo con el que solo se obtenía una imagen fijada en una placa metálica.

El calotipo tuvo menor popularidad que el daguerrotipo por el acceso a su patente de invención, con la cual Talbot fue muy exigente. En cambio, existía un libre acceso al daguerrotipo porque el mismo gobierno francés compró la patente y de inmediato la liberó.

De todos modos, el calotipo fue el proceso más utilizado desde 1850 para registrar en imágenes los sitios históricos y edificios prominentes en Europa, especialmente en Francia.

Talbot también fue el primer científico en publicar un libro ilustrado con fotografías. Su obra, The Pencil of Nature, fue editado en 1844, presentando la fotografía como un medio importante para la divulgación científica y artística.

Historia de la fotografía

La historia de la estampa abarca varios momentos históricos resaltantes. Desde los antecedentes de la fotografía, pasando por la construcción de la primera cámara del mundo, conocer quién creó la fotografía y quiénes trabajaron en el perfeccionamiento de su técnica. Hasta entender cómo se hizo la fotografía de 1826 y establecer así los antecedentes históricos de la fotografía digital. Así evolucionó la fotografía desde 1840 hasta la época actual.

Avances técnicos de 1840 a 1888

Este período se vio marcado por los avances técnicos que dieron un rumbo definitivo a la fotografía. Por una parte, para 1871, el uso de los negativos húmedos quedaría en adelante como un paso necesario para después obtener varias copias en positivo a partir de una sola imagen.

Hacia 1880, ya se producían industrialmente las placas secas al gelatino-bromuro. Además, el tiempo de exposición para capturar la imagen disminuyó notablemente, hasta alcanzar un cuarto de segundo, definiéndose el proceso de la instantánea fotográfica.

En 1888, George Eastman crea la cámara Kodak, siendo un recurso indispensable el uso del carrete de película en negativo. Ambos productos quedarían introducidos definitivamente en el mercado.

Evolución de la fotografía

En 1907 y se disponía también de la fotografía a color, gracias al Autochrome patentado por los hermanos Lumière.

Para 1931, la fotografía se mejora en cuanto a la exposición agregando luz artificial gracias a la invención del flash electrónico.

Mientras que en 1948 se crea la fotografía instantánea Polaroid. El proceso es sumamente rápido, pues la imagen negativa logra ser revelada a positivo en apenas 60 segundos. Este sentido de inmediatez va abriendo paso a lo que ocurrirá 42 años más tarde con la digitalización de la fotografía.

La fotografía digital aparece entonces en 1990, con un proceso de captura por medio de sensores electrónicos. Estos tienen a su vez unidades sensibles a la luz en las que quedan guardadas las imágenes en archivos de memorias digitales.

Tomar fotos, editarlas y compartirlas

A partir de 1990 y con la llegada del internet, las fotografías pasaron a ser un tipo de archivo manipulable a través de software en dispositivos móviles y ordenadores. Además, con la aparición de las redes sociales, específicamente Facebook, las fotografías se volvieron parte fundamental de la interacción digital.

Hoy en día, las fotos pueden ser tomadas con filtros digitales, editarlas de inmediato y pueden ser almacenadas en diferentes formatos. También pueden o no imprimirse, publicar en redes sociales o exhibirlas en marcos digitales.


Preguntas frecuentes (FAQ)

Esta sección se ha ideado para repasar los datos más importantes acerca de la historia de la evolución de las cámaras y en qué año se hizo la primera fotografía. Asimismo, se puntualiza cómo era el método para capturar heliografías, en qué año se inventó la fotografía y otras informaciones en torno a la fascinante disciplina de la fotografía.

» ¿Quién inventó la fotografía?

El inventor de la fotografía es Joseph Nicéphore Niépce, quien experimentó la forma de lograr que una imagen quedara fija en un soporte sin necesidad de dibujarlas. Tan solo se requeriría una solución que sensibilizara el soporte empleado para su captura. De esta manera, al realizar la exposición, la luz generaría una reacción en el material quedando grabada la imagen en la placa sensibilizada.

» ¿Cuándo se inventó la fotografía?

La fotografía se inventó en 1826, pero para saber quién inventó la fotografía y en qué año, hay que entender que esta fue una creación progresiva que dependía de dos partes fundamentales. Primero, el uso de una cámara oscura portátil, inventada en 1685 por  Johann Zahn. Segundo, crear un soporte tratado con químicos que reaccionaran ante la luz, avance que logró Joseph Niépce en 1826 cuando utilizó un betún de sensibilización sobre placas de peltre.

» ¿Cómo se inventó la fotografía?

La fotografía se inventó a partir del estudio de las posibilidades de la cámara oscura. También fue un método ideado a raíz de la invención de la litografía. Para Niépce era complicado conseguir los materiales químicos para llevar a cabo el método litográfico, así que ideó su propio método con una cámara oscura portátil mejorada por Charles y Vincent Chevalier.

» ¿Cuándo se creó la primera cámara?

La primera cámara portátil fue creada en 1685 por Johann Zahn, un estudioso de las posibilidades técnicas de la luz. Su idea partía de las cámaras oscuras que se utilizaban desde la época de la antigua Grecia para estudiar la imagen, el dibujo y la perspectiva. Zahn vio posible convertir ese cuarto oscuro en un cajón pequeño, pintado de negro en su interior y dotado de un lente intercambiable.

» ¿Cuál fue la primera fotografía?

La primera fotografía es “Punto de vista desde la ventana en Le Gras”, tomada por Joseph Nicéphore Niépce. En ella aparece retratado el techo y el palomar de su finca. Para ello empleó una cámara oscura fabricada por él mismo. El lente de esta cámara oscura fue fabricado en la óptica de la familia Chevalier.

» ¿Cuándo se tomó la primera fotografía?

La primera fotografía se tomó en 1826. Fue el resultado de diversos experimentos hechos por Joseph Niépce desde 1816. Durante ese tiempo, Niépce utilizó diferentes soportes tratados químicamente de manera que la foto quedara impresa por acción de su exposición a la luz.

» ¿Cómo se hizo la primera fotografía?

La primera fotografía se hizo con un proceso desarrollado por Joseph Niépce. Utilizó una cámara oscura fabricada por él mismo, mejorada por Charles y Vincent Chevalier. Niépce untó betún de Judea sobre una placa de peltre, con dimensiones de 20 por 25 cm. Introdujo la placa en el fondo de la cámara y abrió el objetivo, manteniendo la exposición por 8 horas. Después lavó la placa con aceite de lavanda y gasolina blanca.

» ¿Dónde se tomó la primera fotografía?

La primera fotografía se tomó desde la ventana del despacho de Joseph Nicéphore Niépce ubicado en su finca. La finca se encontraba en la campiña francesa, en Saint-Loup-de-Varennes. Desde la ventana la perspectiva se dirigía al techo de la finca así como a un palomar.

» ¿Quién tomó la primera fotografía?

La primera foto de la historia fue capturada por Joseph Niépce. En ella hizo un encuadre del patio de su finca. Aunque para Niépce este método no se llamaba fotografía, sino heliografía, que traduce etimológicamente la expresión “dibujo al sol”. Esta primera fotografía se obtuvo con un positivo directo sobre el papel fotosensibilizado.


La primera fotografía de la historia marcó el rumbo de una técnica de captura de imágenes útil para la ciencia, siendo también el inicio de una nueva disciplina artística, todo partiendo de la primera foto de la historia y de todo lo que vino después de ella.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 2

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre