lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

11:14

h CEST

15.5 C
Madrid

Estándares de calidad: qué son, objetivos, tipos y ejemplos de aplicación de parámetros de calidad en una empresa

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Una de las principales responsabilidades de cualquier empresa que comercialice bienes y servicios es garantizar la seguridad y satisfacción de los clientes a través del diseño y la funcionalidad de producto que ofertan dentro del mercado; aquí es donde los estándares de calidad salen a relucir dentro de la cultura corporativa. Desde un punto de vista más completo, los patrones de calidad de una empresa son la forma más efectiva de garantizar la plena satisfacción de los consumidores a través del producto.

En un mercado tan competitivo e impredecible como el actual, hasta el más mínimo detalle, es capaz de marcar una enorme diferencia entre un producto exitoso y otro que, simplemente, está condenado a desaparecer. De esta realidad nace la necesidad de contar con estándares de calidad bien definidos que solo permitan satisfacer las necesidades esenciales de los clientes, si no que además, contribuyan a una interacción mucho más positiva entre la compañía y el público en general; basada en los parámetros de calidad asociados a los bienes y servicios ofertados.

Metas laborales:
18 ejemplos de objetivos laborales a corto, mediano y largo plazo (lista, definición…)

Leer artículo

¿Qué se entiende por estándares de calidad?

La reputación que tiene un producto dentro del mercado competitivo es incluso más importante que otros aspectos más técnicos como su diseño o funcionalidad. Y lo cierto es que la fama de una marca se construye desde los estándares de calidad que posee la propia empresa.

Pero, qué significa estándar y cómo este puede convertirse en un factor tan decisivo al momento de comercializar un producto.

Y la verdad, es que la respuesta a esta interrogante es tan intuitiva que ni siquiera hace falta recurrir a la definición más técnica de qué son los estándares de calidad. Lo primero que hay que tener presente es el por qué motivo las empresas introducen mercados dentro del mercado competitivo.

Todo se puede reducir a una sola palabra, necesidad. Ya con este hecho presente, resulta algo lógico que las compañías cuenten con parámetros de calidad bien establecidos para asegurar que cada uno de los bienes y servicios que comercializan resulten tan seguros como eficientes para los usuarios.

Dicho de una forma sencilla, los estándares de calidad no son más que una serie de parámetros establecidos, tanto por la empresa como por organismos internacionales, para garantizar a los consumidores la buena calidad y eficiencia de cada uno de los productos asociados con la marca. De aquí parte el hecho de que los estándares de calidad en una empresa, sean percibidos como una característica que permite establecer una diferencia entre la compañía y el resto de su competencia dentro del mercado.  

La importancia de poseer parámetros de calidad

Uno de los principales objetivos de estándares de calidad que establece una empresa para sus productos es hacer que los bienes y servicios que esta comercializa muestren ser capaces de cubrir con las exigencias básicas de los consumidores.

Pero, a medida que profundizamos más en todo lo relacionado con los parámetros de calidad de una empresa, más nos vamos dando cuenta que esto solo es una aproximación muy superficial a su verdadera finalidad.

Los estándares de calidad son, en sí, una representación logística de toda la filosofía de la compañía aplicada a cada uno de los aspectos relacionados directamente con su marca y los productos asociados a la misma. Es decir, que en los parámetros de calidad de una empresa incluyen desde la propia concepción del bien o servicio que posteriormente pasará a ser comercializado, hasta el mismo estándar de servicio al cliente.

Es lógico suponer que en una era en donde las herramientas tecnológicas han dotado a las personas de la capacidad de poder expresar su opinión, la propia definición de qué son estándares de calidad en una empresa han adquirido una nueva dimensión. Ya que, los estándares de calidad aplicados sobre los productos y servicios que ofrece la empresa son claves para identificar la imagen que esta proyecta hacia el público.

Principales funciones de los parámetros de calidad

Cuando ya tenemos en claro el significado de estándares de calidad y cómo los mismos pueden influir sobre la opinión de los consumidores. Es posible encontrar algunas características comunes que comparten todos los parámetros de calidad que aplica una empresa, independientemente del sector o departamento.

Algo que siempre tenemos que tener presentes con respecto a los estándares de una empresa, es que los mismos están conectados con los objetivos que conforman la filosofía corporativa.

Cosas como los principios laborales o la calidad del ambiente de trabajo dentro de la institución son dos aspectos corporativos que pueden ser estudiados con mayor detenimiento, observando la aplicación de estándares de calidad de la empresa. Este tipo de principios, nos permiten tener una visión mucho más completa de qué son realmente los parámetros de calidad y su relevancia dentro de la cultura corporativa actual.

Tomando como referencia la propia definición de estándar de calidad que se maneja actualmente, podemos encontrar:

Garantizar la satisfacción del público

Esta es probablemente una de las características que mejor describe para qué sirven los estándares de calidad. Nunca debemos olvidar que la prioridad de los productos que elabora una empresa es la de satisfacer las necesidades de sus usuarios, por lo tanto, los parámetros de seguridad son herramientas establecidas por la junta directiva de la propia institución para cerciorarse de que esto sea así.

Estandarizar procedimientos

Los estándares de calidad de una empresa no cumplen la función de asegurar la buena calidad de los productos ofrecidos. Ellos también son de gran ayuda para definir con precisión cada uno de los protocolos y procedimientos requeridos para que el producto adquiera las propiedades por las cuales se le identifican de la competencia.

Mejorar la producción

Para muchos expertos en desarrollo industrial, una empresa productiva es sinónimo de una institución con estándares de calidad bien estructurados y que están en sincronía con los objetivos administrativos y operacionales de la compañía.

Dar una imagen positiva

No hace falta ser un experto en control de calidad, para entender que la mejor tarjeta de presentación que tiene una empresa es el producto y la reacción de sus consumidores ante el mismo. Y es en este punto, en donde los estándares de calidad empiezan a aparecer como parte del plan comunicacional de la empresa para brindar una imagen positiva de ella misma ante la opinión pública.

Incentivo positivo

Resulta bastante común que en muchos de los ejemplos de estándares de calidad, se haga mucho hincapié en el poder que tiene estos para estimular positivamente a los consumidores, hasta el punto de poder fidelizarlos con la marca. Esto nos brinda la oportunidad de analizar con mayor detenimiento cuál es el peso que tienen los parámetros de calidad dentro de la filosofía institucional de una empresa y cómo este puede contribuir positivamente al desarrollo de la marca dentro del mercado. 

Diferenciar a la marca de la competencia

Cada empresa tiene una forma particular de abordar las necesidades de sus clientes a través de los productos que fabrica. Y una de las maneras más fáciles de identificar esto, es estudiando con detenimiento los patrones de calidad de la empresa y cómo los mismos se materializan a través de los bienes y servicios que la misma ofrece.

Cumplir con las normas de seguridad

Desde el primer momento en que una empresa introduce un producto dentro del mercado competitivo, esta asume una serie de responsabilidades tanto con las instituciones que regulan la actividad comercial como con sus propios clientes. Los estándares de calidad y seguridad a las cuales la empresa somete cada uno de los artículos que comercializa son la mejor prueba de ello.

Tipos de estándares de calidad

Aunque evidentemente mucho de la teoría sobre los patrones de calidad se centra principalmente en las actividades del sector industrial y empresarial; existen muchas otras especialidades y campos de aplicación de estándares de calidad.

Jamás hay que perder de vista que la principal función de los patrones de calidad es la de establecer pasos y procedimientos adecuados para la obtención de resultados. Con esto en mente, es posible tener una idea bastante cercana de aquellos tipos de estándar de calidad que se pueden establecer.

Cualquier actividad que involucre diversos procedimientos específicos y en donde parte de la eficiencia en la ejecución de las labores requiere de una repetición sistemática de un mismo resultado, se le pueden integrar estándares de calidad.

Una vez se tiene esto en cuenta, rápidamente empiezan a aparecer áreas y especialidades en donde el establecimiento de estándares de calidad resulta una práctica crucial. Ya que con este tipo prácticas, son vitales para conservar todos aquellos protocolos y prácticas que convierten a cada producto elaborado por la institución; en un artículo único dentro del mercado competitivo.

Empresarial

Cuando se estudia con detenimiento la cultura organizacional y los parámetros de calidad, es fácil entender el motivo por el que muchos expertos los perciben como dos elementos que se complementan. Todo empieza a cobrar sentido a medida que nos familiarizamos más con qué es un estándar en administración y de qué forma el mismo influye sobre cada uno de los departamentos que forman parte de la institución.

Comercial

La actividad comercial es otra especialidad en donde los parámetros de calidad son definitorios para garantizar el buen desarrollo de cada una de las actividades relacionadas con ella. Pues cuando hablamos del comercio, la confianza e interés que despierte el producto es un elemento que terminará por definir la actitud de la opinión pública con respecto a la empresa que lo fabrica.

Educativo

El propio ambiente que existe alrededor de la educación, ya hace que los estándares de calidad formen parte de su naturaleza como instituciones encargadas de la formación de futuros profesionales productivos. De hecho, ya el propio estado se encarga de promover y estandarizar normas de calidad en la educación a través de sus instituciones; de esta forma, el mismo se asegura que los centros de formación estén capacitando a individuos preparados para las exigencias y realidades que existen dentro del mercado laboral. 

De rendimiento

Cuando se trata de productividad y funcionalidad de las instituciones, no existe mejor herramienta para promoverlas dentro de cada uno de los departamentos de la misma que mediante los parámetros de calidad.

De producción

Una empresa con estándares de calidad bien estructurados no es solo una institución que cuenta con los recursos necesarios para garantizar el buen funcionamiento de cada uno de los productos que elabora. También, es una compañía con la capacidad de producir la cantidad suficiente de los mismos para cubrir con la demanda del mercado; conservando cada una de las cualidades y particularidades por los que el producto es reconocido dentro del mercado.

Operativo

Aunque la mayor parte de la teoría sobre estándares de calidad se centra principalmente en el potencial humano, una parte importante de la misma dentro del medioambiente corporativo también se concentra en el funcionamiento y en el estado de las herramientas implementadas para la elaboración de bienes de consumo masivo.

Estilo de vida

Para llevar un estilo de vida saludable, es necesario ser consientes de nuestras elecciones y la manera en que abordamos cada una de nuestras necesidades. Así que, no es extraño que los parámetros de calidad sean tan frecuentemente asociados con el estilo de vida de las personas. 

Producto

Cuando escuchan la palabra estándares de calidad, inmediatamente muchas personas tienden a asociarlo directamente con las características y la funcionalidad que aporta el diseño de un producto.

Servicio

La eficiencia del servicio prestado y la manera en que la compañía muestra interés por cada uno de sus clientes; son dos aspectos cruciales para entender toda la dinámica que existe tras los estándares de calidad como parte de los principios institucionales y éticos bajo los que se rige una empresa.

Cuatro empresas que son famosas por sus estándares de calidad

Hoy en día, no resulta extraño el conseguir empresas cuya proyección y reconocimiento general dentro del mercado competitivo, se base principalmente en sus parámetros de calidad y en cómo los mismos se traducen en una cultura corporativa mucho más consciente de las necesidades individuales de cada cliente.

Pero, convertir los estándares de calidad de una marca en su marca distintiva no es un proceso que puede lograrse de la noche a la mañana. Se requieren de años de investigación de mercado y un gran conocimiento de las cualidades reales del producto para hacer que la filosofía de calidad de la empresa logre ajustarse a los requerimientos del mercado.

Una vez se tiene ambos aspectos ya cubiertos, lo siguiente en la lista es empezar a diseñar un plan de acción con el cual se involucren los parámetros de calidad de la empresa no solamente en el área de desarrollo y operaciones, sino también en los departamentos que tienen más contacto con el público externo. Pues como hemos visto a lo largo de este artículo, una buena cultura de estándares de calidad dentro de una empresa se basa es en la correlación entre la filosofía corporativa de la empresa y la forma en que son puestas en prácticas por cada uno de sus representantes.

En lo que respecta a cuáles son los estándares de calidad que hacen que una compañía realmente sea capaz de hacerse notar, encontramos algunos ejemplos bastante buenos dentro del mercado actual. Entre las empresas más conocidas tenemos:

General Motors

Uno de los sectores económicos en donde los estándares de calidad de una empresa son capaces de marcar una diferencia abismal entre un producto y sus competidores es en el mercado de los vehículos a motor. Y cuando se trata de parámetros de calidad y seguridad en vehículos motorizados, ninguna empresa cuenta con protocolos de fabricación y diseño tan estrictos como la norteamericana General Motors.

Coca-Cola Company

Para muchos consumidores, Coca-Cola es sinónimo de qué es un estándar de calidad con reconocimiento internacional. Tal es la confianza que los consumidores le tienen a Coca-Cola Company, que cualquier producto avalado por la marca es considerado por muchos expertos en marketing como una garantía de ventas inmediata.

Apple

La emblemática compañía de Steve Jobs es otro buen ejemplo de cómo los parámetros de calidad de una empresa son capaces de convertir a la opinión pública en su mejor aliado dentro de los mercados internacionales. Al ofertar una línea de productos totalmente libre de la amenaza que representan los virus informáticos, esto ha demostrado ser un argumento más que eficiente para convencer a muchos consumidores de la calidad y eficiencia que poseen los productos de la marca Apple.

General Electric

General Electric es una multinacional cuyos estándares de calidad la han convertido en una referencia dentro del mercado. Pues su filosofía corporativa ha convertido a la marca en una de las pioneras en lo que se refiere a atención posventa y el desarrollo de nuevas tecnologías en pro a mejorar la experiencia general de los clientes con sus productos.

Ciertamente, no existe ningún elemento que hable mejor de una compañía, como son los estándares de calidad y seguridad que la misma aplica sobre cada uno de los bienes y servicios que oferta dentro del mercado. En la actualidad, cada vez más y más empresas están dispuestas a hacer una renovación total de sus filosofías y objetivos dentro del mercado con el fin de hacer que las marcas resulten mucho más accesibles para los clientes, y la forma más eficiente de renovar las políticas internas de una empresa es haciendo una actualización completa de los parámetros de calidad de la misma para que así los productos estén mucho más acordes con los requerimientos y exigencias del público actual.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre