jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

3:47

h CEST

18.8 C
Madrid

Comercio social: definición, función, características y ejemplos de comercio electrónico por redes sociales

Puntuación media: 5 | Votos: 1

El comercio electrónico ha sido uno de los fenómenos económicos sociales más importantes de nuestra era. Pero la propia automatización de este tipo de plataformas ha hecho que muchos potenciales pierdan rápidamente el interés en los bienes y servicios que se ofrecen dentro de la misma, y es aquí en donde el comercio social empieza a surgir dentro del panorama del marketing 2.0 como una herramienta que permite agregarle mayor dinamismo y calidez humana a las ventas por internet.

Solamente era cuestión de tiempo antes de que las redes sociales se convirtieran en el foco de interés de muchas empresas que buscaban nuevas plataformas donde poder comercializar los bienes y servicios que ofrecen, y fue así como empezó a aparecer el comercio social. A diferencia del comercio electrónico más tradicional, este tipo de estrategias mercantiles a través de las redes sociales han demostrado ser sorprendentemente efectivas para despertar el interés de compradores potenciales; especialmente aquellos que representa el público más joven.

Comunicación empresarial:
Qué es, tipos, niveles y sistemas de comunicación corporativa

Leer artículo

¿Qué es exactamente el comercio social?

No se puede negar que hoy en día las redes sociales se han convertido en una parte importante dentro del día a día de muchas personas, por esto no resulta tan extraños que el comercio social se haya convertido en una herramienta de marketing tan lucrativa en los últimos años.

Para entender bien qué representa el comercio social dentro del comercio electrónico, es necesario hacer un repaso de qué es social y cómo este elemento puede llegar a influir dentro de la dinámica involucrada para la compra y venta de artículos por internet. Ya que esto nos ayuda a tener una percepción mucho más exacta de la definición de comercio en línea que se maneja actualmente.

En palabras sencillas, el comercio social no es más que un conjunto de estrategias comunicacionales que están diseñadas específicamente para estimular las ventas de bienes y servicios dentro de las plataformas de las redes sociales.

Facebook e Instagram son los mejores ejemplos de plataformas comerciales y de cómo el comercio electrónico puede convertirse en un condicionante para el desarrollo de las interacciones de los usuarios dentro de la plataforma. Pero a pesar de que ciertamente el dinamismo y la receptividad de los usuarios más jóvenes hacen que esta práctica resulte algo realmente prometedora, es necesario aprender de qué manea ejecutar dichas estratégicas para que el comercio social pueda representar una práctica rentable para una empresa.

La influencia del comercio social sobre el comercio electrónico

Si deseamos realmente entender cuál es el efecto real del comercio social dentro del marketing digital, sería conveniente hacer un repaso rápido de algunos principios elementales dentro del mundo de los negocios, como para qué sirve el comercio y de qué forma estos principios influyen en cómo opera el comercio electrónico hoy en día.

La palabra clave en todo este asunto es comodidad. La comodidad ha sido ese elemento clave que ha hecho del comercio electrónico y de qué forma este ha logrado escalar hasta convertirse en un fenómeno conocido como el comercio por redes sociales.

Al tratarse de específicamente de actividades de compra realizadas en plataformas diseñadas específicamente para la interacción social, el comercio electrónico, como herramienta para marketing digital, se ha convertido en un sistema que permite estudiar el comportamiento de los consumidores actuales. Ciertamente, el comercio social ha sido una herramienta esencial para entender qué es el entorno social del cliente y cuál es el efecto que este tiene sobre sus elecciones de compra.

Por esto, no resulta algo extraño encontrar algún ejemplo de plan de negocio electrónico en internet dentro del cual el comercio social represente la principal estrategia para agilizar la demanda de un producto. De hecho, esta estrategia de comercio electrónico se está convirtiendo en algo bastante frecuente entre nuevos emprendedores; principalmente por la poca inversión y el alcance que pueden brindar las redes sociales a la marca.     

Las principales características del comercio social

Antes de adentrarnos en las características más importantes del comercio social, resulta conveniente hacer un repaso rápido de para qué nos sirve el comercio electrónico y las ventajas estratégicas del mismo dentro del plan de marketing de una compañía.

La forma más fácil de comprender a qué se refiere el comercio y cómo el mercado digital ha cambiado la forma en que muchas empresas lo perciben, hay que partir del hecho del estilo de vida actualmente. Hoy en día, las personas están tan sobrecargadas de responsabilidades y compromisos que el manejo eficiente del tiempo se ha convertido en una necesidad constante dentro de su cotidianidad.

Por lo tanto, el comercio electrónico y evidentemente el comercio social, han surgido como una alternativa rápida y de fácil acceso para que los consumidores puedan adquirir los productos que necesiten.

Esta posibilidad ha hecho que la actitud de los consumidores cambio de forma drástica, haciendo que los mismos sean mucho más consientes y exigentes con sus demandas hacia las empresas. De aquí parte la necesidad de integrar estrategias comerciales sociales dentro de los planes de mercadeo enfocados en el comercio electrónico.

Si investigamos más a fondo cada una de las características del comercio asociado al entorno digital, encontraremos que una buena parte de los principios asociados al comercio social se enfocan principalmente en la rapidez y a la propia naturaleza de las plataformas de las redes sociales.

Interactividad

Ya dentro de la propia definición de marketing y comercio social, encontramos que la interactividad es un elemento crucial dentro de este tipo de comercio electrónico. Pues a los consumidores que se encuentran dentro de las redes sociales les agrada el hecho de poder tener un canal que les permita estar en contacto, tanto con la propia marca como con otros clientes de la misma.

Herramientas de marketing

Una de las grandes ventajas que presentan las plataformas de redes sociales para el comercio electrónico, es el hecho de que cuentan con una serie de funciones específicas para marketing que resultan bastante útiles para segmentar el público e identificar cuáles son las características principales de nuestra buyer persona.

Inmediatez en la acción de compra

Al ser una transacción que se realiza directamente en la plataforma, el comercio social ha demostrado ser una excelente forma de conservar la atención de los consumidores más jóvenes. Ya que estos pueden efectuar su compra de manera automática y sin tener que dejar la plataforma.

Contacto con comunidades

En la mayoría de los ejemplos de social commerce, la comunidad de usuarios que se cree alrededor del producto es un elemento que determinante dentro del plan de marketing. Por esto es que cuando se habla de comercio electrónico, la manera en que la marca interactúa con sus clientes es un factor que influye enormemente en la forma en cómo el púbico percibe al producto.

Proyección de la marca

No cabe duda que esta es una de las características que ha convertido al comercio social, en una de las herramientas de marketing por excelencia de las empresas pequeñas. Ya que con una inversión mínima de tiempo y recursos, las marcas son capaces de contactar con comunidades enteras de posibles consumidores que comparten ciertas características comunes.

Masificación de contenido

Para triunfar dentro del mercado digital, es necesario hacer mucho más que solo ofrecer bienes y servicios. Una de las principales ventajas estratégicas que ofrece el comercio digital, es que las empresas cuentan con más canales y herramientas para crear y compartir contenido de valor con los miembros de su comunidad.

Plataforma intuitiva

Si bien es evidente que como cualquier estrategia de marketing, el comercio social requiere de una preparación previa para sacarle el mayor provecho. El hecho de que todo se realice dentro de la plataforma de las redes sociales hace que su incorporación al plan de marketing digital de una empresa sea un proceso menos complicado.

Las ventajas y desventajas del comercio social dentro del comercio electrónico

Aunque ciertamente las estadísticas parecen hablar bastante bien del comercio social como herramienta para estimular la demanda de productos en redes sociales, hay que tener en consideración que dentro del mundo del marketing no existen estrategias perfectas.

De hecho, al tratarse de una especialidad relativamente nueva dentro del comercio electrónico, es lógico suponer que aún quedan mucho camino por recorrer en cuanto a su implementación efectiva y el peso real de las ventas en redes sociales para una empresa. Por este motivo es que las compañías más grandes, ven con cierto recelo al comercio electrónico.

Si deseamos comprender realmente cuáles son las ventajas y desventajas reales que presenta el comercio social dentro del comercio electrónico, lo más conveniente es analizar con detenimiento la definición de marketing social para poder entender cómo la función social de una empresa dentro de las redes sociales puede traducirse en mayor notoriedad y receptividad hacia el producto dentro de la comunidad de usuarios que se ha creado alrededor del mismo.

Una vez tenemos esto en consideración, podemos tener una idea más realista de las ventajas y desventajas del comercio social como herramienta de marketing digital. Entre las más evidentes podemos incluir:  

Ventajas

Contacto directo

La interactividad y la comunicación han sido dos factores claves que han hecho que el marketing social cobre mayor relevancia dentro del comercio electrónico. Pues independientemente de la edad de los consumidores, muchos usuarios se sienten mucho más cómodos y seguros al ejecutar una acción de compra cuando saben que cuentan con herramientas que les permite comunicarse con la propia marca y conocer las experiencias de otros clientes.

Cercanía con el consumidor

Aunque parezca algo contradictorio, muchos usuarios de redes sociales son más partidarios a que las propias marcas muestren cierta apertura a integrar al producto dentro de la dinámica que brindan las plataformas de redes sociales. Por esto no extraño que la mayoría de ejemplos de marcas sociales exitosas, están representadas por empresas pequeñas que interactúan frecuentemente con cada uno de los miembros de su comunidad.

Automatización del protocolo de compras

Para muchos compradores, el comercio electrónico es sinónimo de rapidez. Más lo cierto es que el comercio social lleva este principio a un nuevo nivel, al hacer que los consumidores adquieran productos sin necesidad de salir de la plataforma.

Estudio del mercado

La mayoría de las redes sociales más utilizadas para el comercio social se caracterizan por incluir herramientas y servicios que pueden ser de gran ayuda para realizar estudios de mercado en tiempo real.

Servicio de posventa

Uno de las grandes ventajas que presenta el comercio social como herramienta de marketing, es que las propias redes sociales resultan ser herramientas bastante eficientes para hacer un seguimiento de los clientes. Así, las empresas pueden hacer un seguimiento constante de la experiencia del cliente con el producto y recolectar información directamente de los consumidores.

Desventajas

Comentarios negativos

Los comentarios negativos o poco favorecedores son una realidad dentro del mundo de las redes sociales. Por lo tanto, las marcas que buscan integrar el comercio social a su plan de marketing digital deben establecer protocolos bien estructurados que les permita abordar este tipo de comentarios y solventarlos lo más pronto posible.

Probabilidad de Spam

También existe una amplia probabilidad que los propios usuarios de la red social tomen estas estrategias de comercio electrónico como contenido basura o de poca relevancia dentro de la comunidad. Esto ocurre con frecuencia a empresas que no poseen un  cronograma de publicación adaptado al tipo de público al cual desean hacer llegar el producto.

Interacciones condicionadas

Como se trata de cuentas diseñadas específicamente para anunciar y comercializar productos, evidentemente esto condiciona enormemente el tipo de interacciones que la marca puede tener con su comunidad. De aquí, surge la necesidad de recurrir a estrategias comunicacionales como concursos o hashtags empresariales para que obtener mayor retroalimentación por parte de los usuarios que forman parte de su comunidad.  

Limitantes regionales

Este es uno de los problemas más frecuentes que presenta el comercio social, pues existen muchas de las actualizaciones y herramientas de marketing en redes sociales para estimular el comercio electrónico que no están disponibles en muchos países.

Incertidumbre dentro del mercado

La dura realidad del comercio electrónico, es que el mercado digital es un espacio donde no existen ningún tipo de garantías para las empresas que comercializan bienes y servicios. Incluso algo que parece tan sencillo como el comercio social, puede representar una pérdida considerable para la marca si no se ejecuta de la manera adecuada.

¿Cuáles son las mejores plataformas para el comercio social?

Si bien siempre hay que estar consientes que el comercio social es una actividad demasiado reciente dentro del mundo del marketing, no se puede negar que cuando se hace de la manera correcta pueda producir resultados bastante positivos.

Al estudiar con detenimiento un ejemplo de producto social, encontraremos que el público más joven es el que está más receptivo a la idea de poder adquirir productos a través de las redes sociales. Principalmente, porque son los que pasan mucho más tiempo dentro de las mismas.

Pero esto no quiere decir que la idea del comercio social sea la de crear tiendas y usuarios en todas las redes sociales para establecer su presencia como marca dentro del mercado. Más bien es todo lo contrario, un principio fundamental del comercio electrónico consiste en conocer en dónde se encuentra tu público y cómo hacer para que el producto adquiera mayor presencia dentro de la plataforma por medio de las herramientas que posee las mismas.

Jamás debemos olvidar que el comercio social es una herramienta más dentro del marketing digital, por lo tanto, su implementación es sinónimo de capital y tiempo invertido por la empresa. Es decir, que hace falta hacer un estudio detallado de cada una de las redes sociales y descubrir en cuál le resultaría más conveniente a la empresa implementar algunas tácticas de comercio electrónico.

Cuando se trata de implementar estrategias de comercio social, lo primero que se debe hacer es aprender a identificar cuáles son los medios de comercio electrónico más utilizados en la actualidad. Ahora, entre las redes sociales más comúnmente para esta finalidad tenemos:

Facebook

Para muchos expertos en marketing, Facebook es uno de los mejores ejemplos de ámbito social en plataformas digitales y de cómo las mismas puede influir sobre las decisiones de compra de los consumidores. Una tienda digital en Facebook es una buena plataforma para exhibir y estimular el interés por un producto, especialmente si consideramos que es una red social donde conviven e interactúan casi 3 millones de personas todos los días.

Instagram

Ciertamente, Meta ha sido una de las empresas que más ha invertido en el desarrollo de sus plataformas de redes sociales con el fin de convertir a las mismas en buenas plazas para el comercio electrónico. Al ser una plataforma diseñada casi exclusivamente para ser utilizada desde los teléfonos inteligentes, Instagram se ha vuelto en el mercado por excelencia para las pequeñas empresas que buscan incrementar el interés por sus productos a través del comercio social.

WhatsApp Business

Si bien WhatsApp es una aplicación de mensajería instantánea, no por esto deja de ser una buena plataforma de comercio social. De hecho, WhatsApp Business es una herramienta que ha demostrado ser sorprendentemente eficiente; sobre todo cuando se trata de promocionar bienes y servicios diseñados para un público más adulto.

Pinterest

Aunque no es una red social muy popular, Pinterest tiene la ventaja estratégica de que muchos de los visitantes recurren a esta plataforma para buscar artículos o temáticas muy específicas. Dicho en palabras más simples, Pinterest es una excelente plataforma para encontrar comunidades activas y hacer crecer el interés por productos a través del comercio social.

Snapchat

En lo que se refiere a estimular el comercio electrónico dentro de las redes sociales a través de la publicación de contenido original, pocas plataformas pueden competir con Snapchat. Desde un punto de vista publicitario, esta aplicación es una herramienta promocional extremadamente efectiva para despertar el interés del público joven.  

A pesar de toda la incertidumbre y polémica que existe alrededor del comercio social como estrategia de marketing, no se puede negar que esta práctica ha hecho que muchas empresas replanteen por completo sus estrategias para generar interés por los bienes y servicios que ofertan dentro del campo digital. En lo que se refiere a comercio digital, ya no es suficiente con tener un dominio web en donde poder exhibir los productos que oferta la empresa; hace falta despertar el interés del público por dichos bienes y servicios a través de plataformas que les brinden la posibilidad de informarse e interactuar directamente con la compañía que oferta los productos a través de la marca que los representa dentro del mercado.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre