El uso de salbutamol enciende controversias en el ciclismo

0
(0)

La detección en la orina del ciclista Chris Froome de 2.000 nanogramos por mililitro de un broncodilatador de uso común para los asmáticos, el salbutamol, enciende la polémica sobre si el control del dopaje está siendo llevado demasiado lejos o si es correcto establecer regulaciones estrictas.

Ante estas discusiones, muchos aficionados y expertos se declaran escépticos, alzándose un velo de duda sobre si la utilización de estos fármacos no estaría escondiendo en realidad un uso indebido.

El salbutamol es una droga típica para controlar el asma. De hecho, está permitido su uso ante los códigos antidopaje. El caso es que se sabe que, en dosis altas, el salbutamol puede actuar como anti catabólico, lo que ayuda a los deportistas a restaurar su masa muscular más rápido. El medicamento no actúa como estimulante, pero este efecto regenerador es algo que aún no convence a muchos.

Con la detección de altas dosis de salbutamol en la orina del ciclista Chris Froome, se ha vuelto a poner el dedo en la llaga en relación a este tema. El deportista ha comentado que el motivo de su administración es porque padece problemas respiratorios, debido a la intensidad de los ejercicios que realiza.

Muchos ciclistas toman beta-agonistas, como el salbutamol y el salmeterol, para evitar los ahogos por el exceso de ejercitación. Según algunas estadísticas clínicas, más del 90% de estos deportistas desarrollan problemas en los bronquios, como si fueran asmáticos. Y la situación aún se complica más en ambientes muy fríos y secos, o si padecen resfriados.

Por ahora, no está claro qué ocurrirá con Froome y si recibirá alguna sanción.





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre