miércoles, 17 abril 2024 |

Actualizado a las

11:49

h CEST

9.9 C
Madrid

Criptozoología: el estudio detrás de animales mitológicos famosos como el Bigfoot y el monstruo del lago Ness

Puntuación media: 3.7 | Votos: 3

La criptozoología, un campo fascinante que se encuentra en la intersección entre la ciencia y la mitología, se dedica al estudio de animales cuya existencia no ha sido confirmada de manera definitiva por la ciencia convencional.

Estas criaturas, conocidas como «críptidos», despiertan la curiosidad y el asombro de investigadores y entusiastas de todo el mundo. Desde el legendario monstruo del lago Ness hasta el esquivo Bigfoot, la criptozoología abarca una amplia gama de animales que desafían las nociones establecidas sobre la fauna conocida.

Monstruos mitológicos:
Los 15 más importantes y de dónde provienen sus leyendas.

Leer artículo

Estudio y mito en la criptozoología

La criptozoología es un campo de estudio controvertido que ha generado un intenso debate sobre si debe considerarse una verdadera ciencia o más bien una pseudociencia.

Sus defensores argumentan que utiliza métodos y principios científicos como la observación, recopilación de datos y formulación de hipótesis para investigar la existencia de criaturas aún no descubiertas por la zoología convencional.

Por otro lado, los críticos sostienen que la criptozoología parte de afirmaciones no demostradas, como la existencia real de los llamados «animales críptidos” y que basa gran parte de sus investigaciones en testimonios anecdóticos y evidencias circunstanciales que difícilmente pasarían los filtros del método científico. Esta controversia es lo que ha llevado a muchos a tildar a la criptozoología como pseudociencia.

Sin embargo, un aspecto clave de la criptozoología que no puede ignorarse es su estrecha relación con los mitos y leyendas populares. La mayoría de las entidades estudiadas por los criptozoólogos, como el Bigfoot, el Yeti o el Monstruo del Lago Ness, tienen sus orígenes en antiguas historias y tradiciones folclóricas de diversas culturas.

Estos relatos mitológicos, transmitidos de generación en generación, son los que inicialmente dieron forma a la idea de la existencia de criaturas extrañas y desconocidas. Los criptozoólogos han rastreado y analizado exhaustivamente estos mitos en busca de patrones y detalles que podrían apuntar a la presencia real de un animal aún no catalogado científicamente.

Por tanto, aunque la criptozoología pretende emplear protocolos científicos, no puede desligarse por completo de sus raíces en el ámbito de las leyendas y el misticismo popular. Esta combinación de componentes racionales y mítico-culturales es lo que dota a la disciplina de su carácter único y fascinante, atrayendo el interés de expertos y aficionados por igual.

¿En qué se basa la metodología de investigación de la criptozoología?

Los criptozoólogos emplean una amplia variedad de técnicas y herramientas en su búsqueda de evidencias sobre la posible existencia de criaturas cripto o desconocidas para la ciencia. Aunque estas metodologías pueden variar dependiendo del caso, existen algunos enfoques comunes.

En primer lugar, uno de los pilares de la investigación criptozoológica es el análisis de testimonios y avistamientos reportados por testigos presenciales. Los criptozoólogos entrevistan exhaustivamente a estas personas, recopilan detalles y estudian patrones para determinar la credibilidad de los supuestos encuentros con críptidos.

Otra herramienta clave son los estudios en el campo o expediciones a las áreas donde se han registrado presuntas actividades de estas criaturas misteriosas. Durante estos viajes, los investigadores rastrean y examinan cualquier rastro potencial como huellas, marcas, pelos o excrementos que puedan pertenecer al cripto buscado.

Las cámaras trampa o cámaras de seguimiento remoto también han probado ser muy útiles para monitorear movimientos y capturar posibles imágenes o vídeos de los esquivos criptidos. Estas cámaras automáticas se colocan estratégicamente y quedan activadas para grabar cualquier actividad inusual.

En casos emblemáticos como la búsqueda del Bigfoot o Sasquatch, los criptozoólogos han empleado una combinación de estas técnicas. Por ejemplo, la famosa filmación de Patterson-Gimlin de 1967, que supuestamente muestra a un Bigfoot caminando, ha sido analizada una y otra vez por expertos en busca de pistas sobre su autenticidad. 

Asimismo, se han realizado múltiples expediciones al remoto bosque de Bluff Creek en California, donde se obtuvo dicha grabación, estudiando exhaustivamente la zona en busca de nuevas huellas o pruebas biológicas del cripto. Todo avistamiento creíble es meticulosamente investigado mediante entrevistas, visitas al lugar y uso de cámaras trampa.

Si bien esta metodología ha generado abundante documentación e indicios circunstanciales, los criptozoólogos siguen careciendo de una evidencia irrefutable en forma de especímenes o fósiles que confirmen la existencia de estos seres. No obstante, persisten en su búsqueda con la esperanza de que algún día logren finalmente poner fin al misterio.

¿Cuáles son los críptidos más famosos?

Algunas de las supuestas criaturas cripto o desconocidas más famosas y reconocidas en la criptozoología son el Bigfoot o Sasquatch, el Yeti o Abominable Hombre de las Nieves, y el Monstruo del Lago Ness. Estos tres críptidos han capturado la imaginación popular durante décadas e inspirado numerosas investigaciones y expediciones.

El Bigfoot o Sasquatch

Es un primate enorme y simiesco cuyos avistamientos se remontan a las tradiciones de varias tribus nativas norteamericanas. Descrito como una criatura de más de dos metros de altura, cubierta de un grueso pelaje y con fuertes andares bípedos, ha sido presuntamente visto en bosques remotos del Pacífico Noroeste y otras regiones montañosas de Norteamérica. El vídeo Patterson-Gimlin de 1967 se considera una de las principales pruebas de su existencia.

El Yeti o abominable hombre de las nieves

Es un mamífero grande y peludo cuya fama proviene de mitos y leyendas de la región del Himalaya. A lo largo de los siglos, exploradores, montañeros y lugareños han reportado presuntos avistamientos y rastros de esta criatura críptica en los gélidos picos de la cordillera. Algunos consideran que podría ser una reliquia viva de homínidos prehistóricos como el Gigantopithecus.

El monstruo del Lago Ness

Otro críptido legendario es el supuesto Monstruo del Lago Ness, una enorme criatura de cuello largo y semejante a un plesiosaurio que habitaría las profundas aguas del lago Ness en las Highlands escocesas.

Los informes de avistamientos se remontan a siglos, pero el fervor resurgió tras la famosa fotografía de 1934 que parece mostrar una forma oscura y arqueada emergiendo del lago. Desde entonces se han realizado múltiples batidas, rastreos por sonar y expediciones para tratar de resolver el enigma. 

Otros críptidos menos conocidos

Más allá de estas tres celebérrimas criaturas cripto, existen otros críptidos menos conocidos por el público general pero muy estudiados en los círculos criptozoológicos.

Ejemplos de ellos son el aterrador Jersey Devil de Nueva Jersey, la quimérica Nahuelito del Lago Nahuel Huapi en Argentina, o el siniestro Chupacabras, acusado de drenar la sangre de animales de granja en Puerto Rico y México.

¿La evidencia de la criptozoología es real?

Uno de los aspectos más polémicos y debatidos en torno a la criptozoología gira en torno al tipo y calidad de las evidencias presentadas para respaldar la existencia de presuntas criaturas criptozoológicas o cripto. Esta controversia sobre las pruebas es, de hecho, el principal punto de fricción entre los criptozoólogos y sus críticos escépticos.

Los defensores de la criptozoología suelen aducir varios tipos de evidencias para apoyar sus afirmaciones. En primer lugar, confían fuertemente en los numerosos testimonios de testigos presenciales que afirman haber visto o tenido encuentros con estas supuestas criaturas cripto en diversas partes del mundo. Según los criptozoólogos, el gran volumen y consistencia de estos avistamientos no puede ser ignorado.

Además, también hacen referencia a las diversas huellas, marcas, pelos y otros rastros biológicos que han sido hallados y calificados como pruebas circunstanciales de la presencia de estos seres. Ejemplos emblemáticos son las misteriosas huellas de gran tamaño atribuidas al Bigfoot o los supuestos restos orgánicos relacionados con el Monstruo del Lago Ness.

Por otro lado, los criptozoólogos suelen poner gran énfasis en los diversos vídeos, grabaciones de audio y fotografías que supuestamente muestran a estos críptidos, como la tan controvertida filmación Patterson-Gimlin de 1967. Sin embargo, la autenticidad y origen de muchas de estas pruebas visuales ha sido cuestionada repetidamente.

Es precisamente esta falta de evidencias contundentes e incontrovertibles lo que ha generado un escepticismo científico generalizado hacia las afirmaciones de la criptozoología. Los críticos argumentan que no basta con testimonios indirectos, huellas o pruebas circunstanciales para demostrar la existencia real de nuevas especies de animales. Exigen restos físicos definitivos como cadáveres, pieles o fósiles para poder aceptar tales descubrimientos.

Mientras los criptozoólogos insisten en que simplemente necesitan más tiempo y recursos para obtener esa codiciada prueba definitiva, los escépticos tildan estos esfuerzos de infructuosos e incluso pseudocientíficos. Esta falta de consenso y la constante controversia sobre la naturaleza de las evidencias impide que la criptozoología sea ampliamente aceptada dentro de la comunidad científica convencional.

En definitiva, la criptozoología sigue siendo un campo intrigante que despierta la imaginación y la curiosidad de muchos. Aunque algunos consideran que se trata de una disciplina marginal, su estudio ofrece una ventana fascinante hacia la diversidad y la complejidad de la vida en el planeta. Si bien muchos críptidos han sido desacreditados como mitos o malentendidos, el misterio que rodea a algunos de estos animales persiste, impulsando la investigación y la exploración en busca de respuestas.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Jugador, Alana. (2024, 03 abril). Criptozoología: el estudio detrás de animales mitológicos famosos como el Bigfoot y el monstruo del lago Ness. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/criptozoologia/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 3.7 | Votos: 3

Cinco Noticias / Variedades / Criptozoología: el estudio detrás de animales mitológicos famosos como el Bigfoot y el monstruo del lago Ness

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre