Esta es la prueba de que contar calorías es la única forma de que las dietas funcionen

4.5
(8)

Reducir las porciones, comer más verduras o eliminar los carbohidratos no garantiza de ninguna forma la pérdida de peso. La nutricionista Paula Norris lo demuestra gráficamente con esta original e instructiva galería de fotos…

Cuando se trata de dietas, siempre parece que surge una nueva tendencia revolucionaria y milagrosa. Los regímenes alimenticios creados para bajar de peso no funcionan en todas las personas. Las razones varían, pero, por lo general, se debe a que la dieta no se está realizando de forma correcta.

Más allá de repetir recetas saludables o fórmulas ideadas para reducir peso, es necesario conocer los ingredientes que se agregan en el plato y el valor nutricional de cada uno de ellos. En ocasiones, las mismas comidas pueden tener hasta 500 calorías de diferencia. Paula Norris, nutricionista, ha dedicado una parte de su profesión a aconsejar en Instagram sobre cómo mejorar la alimentación.

Encuentra las diferencias

Una de sus secciones más populares tiene por nombre “Spot the difference” (encuentra la diferencia).

Esta serie de fotos ha tenido gran impacto porque logra mostrar visualmente el error que casi todos cometen al iniciar una nueva dieta. Echa un vistazo a la galería completa.

Spot the difference 1

Paula Norris (@movingdietitian) 1

Spot the difference 2

Paula Norris (@movingdietitian) 2

Spot the difference 3

Paula Norris (@movingdietitian) 3

Spot the difference 4

Paula Norris (@movingdietitian) 4

Spot the difference 5

Paula Norris (@movingdietitian) 5

Spot the difference 6

Paula Norris (@movingdietitian) 6

Spot the difference 7

Paula Norris (@movingdietitian) 7

Spot the difference 8

Paula Norris (@movingdietitian) 8

Hackeando dietas

La nutricionista se encarga de publicar dos imágenes que aparentan ser del mismo plato, pero que tiene disparidades importantes. Suele hacerlo con recetas que son comúnmente consumidas por quienes cuidan su alimentación.

A simple vista, no hay ninguna gran diferencia visible, pero después de leer el análisis de Norris, se hace evidente por qué ambos platos, a pesar de ser sanos y de poseer los mismos ingredientes, pueden llegar a diferir hasta en 500 calorías.

El efecto depende del objetivo de la persona. Si la meta es consumir menos calorías, seguir los consejos populares no siempre da los resultados deseados. Los más comunes promueven la reducción de las porciones, el uso de aceites saludables y la disminución en el consumo de carbohidratos.

Norris advierte que, si no se controlan los ingredientes que se añaden a los platos, comer menos no hará gran diferencia.

Más allá de disminuir la porción general, hay que saber equilibrar las porciones que se agregan de cada uno de los ingredientes en base a la carga nutricional y a las calorías de los mismos.

Para lograr un buen resultado, se debe tener claro de antemano cuál es la meta que se persigue y cuántas son las calorías que pueden consumirse en cada ingesta.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.5 / 5. Votos: 8

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre