jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

10:28

h CEST

16.7 C
Madrid

Administración privada: qué es, características, función, ejemplos y diferencias entre gestión privada y pública

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Desde organizaciones no gubernamentales, sociedades comerciales o pequeños emprendimientos, las distintas manifestaciones de administración privada generan oportunidades de empleo y crecimiento en los mercados. Junto con la administración pública, la gestión privada ofrece aportes que ayudan al desarrollo de un país.

La economía de un Estado depende de la intervención de los sectores público y privado, que favorecen con el desarrollo y crecimiento. La administración pública y la administración privada tienen sus propias características, procesos y elementos que inciden en los procesos de producción y evolución de las naciones. ¿Pero, qué es la administración privada? ¿Cómo funciona la gestión privada en la economía local? En este artículo encontrarás cuál es la diferencia entre empresa pública y privada y el concepto de administración pública y privada.

Empresas privadas:
Definición, características, tipos, ejemplos y diferencias entre instituciones privadas

Leer artículo

¿Qué es la administración privada?

El concepto de administración privada abarca las actividades de gestión y organización de las empresas comerciales del sector privado. Se refiere a una función llevada a cabo por los particulares o por un grupo de personas naturales o jurídicas con la intención de obtener un beneficio o rédito económico.

Cuando se habla de gestión privada, se hace mención a las labores de los particulares que son destinadas al cumplimiento de los objetivos y fines comerciales de la organización. El capital de las empresas privadas proviene del propio peculio de cada uno de los accionistas y de préstamos bancarios. Estos fondos les permite garantizar el funcionamiento de las operaciones fundamentales de la compañía.

¿Cómo funciona la administración privada?

La administración privada tiene un enfoque igualitario en el cual todos los socios pueden tener la misma oportunidad para brindar su aporte en la toma de decisiones. En algunas sociedades mercantiles, la cantidad de acciones de cada socio puede determinar la cantidad y el peso en la participación.

La gestión privada se basa en las relaciones personales y en la confianza que se puede generar con los clientes. Por lo tanto, la gestión privada beneficia directamente a los propietarios y accionistas, a través de la renta; pero también ofrece beneficios a la sociedad, ya que puede proporcionar nuevas oportunidades de empleo o emprendimiento; así como facilita la producción, distribución y abastecimiento de productos y servicios necesarios para los consumidores.

Para su funcionamiento, la administración privada comprende distintas etapas o actividades que van desde la planificación, la gestión, el control y la supervisión. Estas etapas o fases son concurrentes y consecuentes y permiten mejorar la calidad de los bienes y servicios, incide en la toma de decisiones y la resolución de problemas o errores en los procesos.

¿Cuál es la importancia de la administración privada en la economía?

En las economías de libre mercado, la administración privada es un elemento fundamental que permite el desarrollo y el crecimiento de la sociedad y la producción. Esto ocurre porque la participación y gestión privada es mayor a la intervención del Estado en los procesos de producción, lo que favorece la independencia, la eficiencia y la rapidez en la toma de decisiones.

Las economías libres se benefician de la explotación y desarrollo de la administración financiera pública y privada. Pero, la importancia de la participación de la administración privada se destaca no solo por el aporte que realiza a la economía nacional, sino también incide en la generación de mayores y mejores puestos de trabajo para la comunidad.

¿Cuáles son las características de la administración privada?

La administración privada se caracteriza por ser una actividad de negocio ejercida por los particulares para obtener ganancias y garantizar la sostenibilidad del emprendimiento. Pero, la gestión privada presenta también otras características que la distinguen y permiten definir qué es la administración privada de las empresas. Acá, algunas de las principales características de la administración privada.

Independiente

Se dice que la gestión privada es independiente porque el Estado no interviene ni interfiere -en mayor medida- en su organización y funcionamiento. Esto ocurre porque la administración privada es ejercida directamente por sus propietarios y depende enteramente de estos. A diferencia de cómo se administra una empresa pública, la administración privada es totalmente libre de tomar las decisiones que amerite según sus objetivos y operaciones principales.

Si bien, en algunos casos, las empresas públicas y privadas pueden colaborar o desarrollar una industria en conjunto, la gestión privada mantiene su independencia, en cuanto a las decisiones y ejecuciones. El control y la gestión privada, por tanto, de las operaciones comerciales y actividades operacionales es plena responsabilidad de los particulares.

Lucrativas

La mayoría de las instituciones de administración privada tienen como principal objetivo el lucro y la obtención de beneficios económicos por el ejercicio de sus actividades principales. Por lo tanto, las empresas de servicios privados buscan alcanzar un rendimiento sobre el capital y el riesgo asumido. El ejercicio de las actividades comerciales de las empresas del sector privado está dirigido a la generación de ganancias y a obtener el retorno de la inversión.

Financiamiento privado

Otra de las características de la empresa privada es el origen del capital con el que cuenta para el desarrollo de sus funciones. En ese sentido, el financiamiento de la gestión privada proviene del patrimonio de sus propietarios o particulares que la conforman. En los casos de empresas de sociedad, el financiamiento del capital proviene de los socios, y en las empresas de administración privada unipersonales el capital es aportado por el único dueño. En todo caso, los fondos de las empresas privadas constituyen inversiones privadas de las personas.

Cultura de trabajo

La cultura de trabajo en el sector privado es otra de las principales características de la gestión privada. Si bien es cierto que existe una buena cultura laboral en organizaciones pública y privadas, en las empresas de administración privada la cultura de trabajo es más competitiva. Se basa en el esfuerzoy el desempeño que garanticen un crecimiento profesional, una mejor compensación y la posibilidad de destacarse en el mercado. Por estas razones, las empresas de gestión privada intentan ofrecer el mejor ambiente laboral que implique una ventaja competitiva frente a otras empresas del sector y de esta forma, mantener satisfechos a sus empleados.

Actividades de la administración privada

La gestión privada, para garantizar el efectivo cumplimiento de los objetivos de las empresas, cumple determinadas etapas, actividades y labores que son dependientes y consecuentes la una de la otra. Es decir, se trata de funciones sistemáticas que se involucran en el proceso de producción y operacional de la empresa. Estos son las etapas y actividades que conforman la gestión privada de las organizaciones particulares.

Planificar

Una de las principales actividades de la administración privada se refiere a la planificación previa que se deriva en un plan de acción acorde a los fines de la empresa. La planificación es la primera etapa que realiza la gestión privada para el cumplimiento efectivo de sus objetivos. Con ella, se pueden hacer frente a los cambios e incidentes que se produzcan en un futuro y se orientan las operaciones, se define la misión y visión de la empresa, así como la cultura organizacional.

Organizar

La organización de las empresas implica la coordinación entre el plan de acción y los recursos. Esta es otra de las importantes actividades que ejecuta la administración privada. Por lo tanto, la gestión privada se esfuerza en organizar la estructura de los distintos puestos de trabajo y sus responsabilidades y funciones individuales para cumplir con el plan de acción con el uso eficiente de los recursos disponibles: humanos, financieros y técnicos.

Ejecutar

La ejecución implica la puesta en marcha de los aspectos que conforman el plan de acción de la empresa. Esta actividad de la gestión privada involucra la aplicación de los recursos para la implementación de las estrategias comerciales o de producción de la compañía. Además, la administración privada se encarga de ejercer las influencias sociales y laborales sobre los recursos humanos para que desarrollen las funciones asignadas de forma eficiente para alcanzar las metas y objetivos.

Controlar

Otras de las principales actividades que desempeña la gestión privada es el control sobre el desempeño de las operaciones de los distintos departamentos de la organización. En ese sentido, se establecen estándares de calidad y de desempeño para garantizar la eficiencia y el cumplimiento del plan de acción. También con el control, la administración privada tiene la posibilidad de identificar los errores en el desarrollo de las operaciones para poder corregirlos y ajustarlos. El control en la gestión privada se puede medir en términos financieros como ganancias o perdidas, o en la cantidad de productos defectuosos, niveles de calidad, satisfacción del cliente, entre otros.

Evaluar

La administración privada también evalúa los resultados obtenidos por medio de la ejecución del plan. Por lo tanto, la administración privada hace uso de determinados indicadores de gestión para conocer el alcance y la eficiencia en el cumplimiento de las metas para facilitar la toma de decisiones en los próximos planes de acción.

Ejemplos de administración privada

El sector privado está conformado por empresas, negocios y emprendimientos de los particulares que aportan su trabajo, energía y talentos para el desarrollo de la economía, el beneficio propio y la producción de bienes y servicios. Aquí algunos ejemplos de organizaciones de gestión privada para comprender y distinguir el concepto de administración pública y privada.

Sociedades mercantiles

Las sociedades mercantiles son uno de los principales ejemplos de administración privada. Se tratan asociaciones de negocios constituidos por dos o más personas con un fin lucrativo de explotación comercial. En las sociedades mercantiles los socios aportan capital a través de acciones, las cuales fijan la cantidad de participación en las decisiones de la organización.  Además, los socios son responsables de la administración privada, los riesgos y la ejecución de las labores y operaciones de la compañía.

Empresas unipersonales

Otro buen ejemplo de gestión privada está compuesto por las empresas unipersonales constituidas por un único dueño. Este es el responsable frente a las deudas comerciales, obligaciones y contrataciones. En la mayoría de los casos se refiere al ejercicio independiente de profesionales como desarrolladores, diseñadores, consultores, entre otros.

Pymes

Las Pymes, es decir, las pequeñas y medianas empresas forman parte de las organizaciones de administración privada. Estos emprendimientos pueden generar puestos de trabajo que ayuden al desarrollo de la economía de un país.

Multinacionales

Dentro de los ejemplos de empresas de administración privada se encuentran las multinacionales o las grandes corporaciones. Estas organizaciones son capaces de contratar a más de 500 empleados para el desarrollo de sus actividades e influyen considerablemente en la economía y en las políticas de un Estado. Aunque existen regulaciones gubernamentales que rigen para el ejercicio y funcionamiento de las empresas multinacionales, estas son independientes y no pueden ser controladas por el Estado.

Organizaciones sin fines lucro

También existen ejemplos de instituciones de gestión privada que no persigan fines de lucro, como por ejemplo las fundaciones o las ONG’s. Se tratan de asociaciones privada que persiguen un bien común, la defensa de derechos, la protección de sectores vulnerables o del medio ambiente. Las fundaciones, por su parte, consisten en un patrimonio destinado a las promociones culturales, históricas, científicas, sociales, entre otros objetivos de interés social.

Diferencias entre administración privada y administración pública

La gestión de los recursos para obtener beneficios propios y colectivos pueden ser ejercidos por una administración pública, privada y mixta. Pero también puede ejecutarse de manera independiente la una de la otra. Aunque la idea y concepto de gestión privada tiene puntos comunes con el concepto de empresa pública existen algunos elementos que los distinguen el uno del otro. A continuación, las principales diferencias entre administración pública y administración privada.

Objetivos

Una principal diferencia en administración pública y privada está relacionada con los intereses y objetivos que persiguen. La administración pública se orienta a la garantía de un bienestar social o a un servicio publico. No persigue objetivos económicos ni lucrativos; sus actividades principales están dirigidas a las personas y a la prestación de servicios como salud, educación, seguridad, entre otros. La administración pública por tanto se basa en el bienestar e interés común.

Por otro lado, las empresas de administración privada trabajan para obtener ganancias y beneficios económicos. Sus objetivos son meramente lucrativos. Aunque la función social de instituciones públicas y privadas sea la prestación de servicios básicos a la sociedad, el interés principal de las empresas de gestión privada es siempre la generación de réditos y ganancias.

Eficiencia

La eficiencia de las instituciones públicas y privadas es un elemento importante que permite identificar una gran diferencia entre economía pública y privada. En la administración pública la competencia y la eficiencia es menor con relación a la eficiencia de las empresas de gestión privada. Esto puede deberse a que en las empresas del sector privado los empleados se encuentran motivados por la mejora financiera y por la competencia del mercado. La administración pública es menos eficiente porque no que competir con otras instituciones para garantizar su funcionamiento y continuidad.

Marco legal

El marco legal aplicable puede establecer una diferencia de administración pública y privada. Es decir, según la legislación que rige para la actividad de las empresas, se podrá determinar el carácter y el papel de la administración en organizaciones públicas y privadas. En consecuencia, es la ley quién determina el papel de administrador en organizaciones públicas y privadas y cuáles son sus funciones.

De modo que las instituciones públicas son reguladas por leyes orgánicas especificas de su área, materia y competencia; mientras que las empresas de administración privada obedecen a otro marco normativo distintos a los referidos de la gestión. Por lo que el régimen tributario, las competencias, regímenes laborales y contratación son cuerpos normativos y legales diferentes para los tipos de administración pública o privada.

Fuente de ingresos

Otro atributo importante que permite distinguir una diferencia entre gestión y administración pública y privada es la fuente de ingresos. De este modo, la fuente de ingresos del sector público proviene, mayormente, del presupuesto nacional abonado a través de impuestos, tasas, sanciones u otros pagos y contribuciones de los particulares. Por su parte, la administración privada tiene una fuente de ingresos basada en las ganancias y réditos generados por el ejercicio de sus operaciones comerciales o actividades principales. Es decir, sus ingresos provienen de las ventas, producción y fabricación de productos o prestaciones de servicios.

Beneficios laborales

Las ventajas y beneficios laborales son otra diferencia entre administración pública y privada. Por un lado, los salarios de los empleados de las empresas privadas son pagados por las ganancias de la organización y ofrecen una mejor oferta remunerativa. Las empresas de gestión privada son capaces de ofrecer más opciones de aumentos, oportunidades de ascenso y promoción y crecimiento profesional. Por su parte, el salario de los empleados públicos proviene de los impuestos y tributos recaudados por el fisco nacional o regional.

En la administración pública se ofrece mayor estabilidad y seguridad laboral, así como mejores planes integrales de seguridad social y beneficios; sin embargo, ofrecen menos posibilidades de ascenso y aumentos salariales menos comunes y competitivos que los del sector privado.

En conclusión, los países pueden alcanzar un gran desarrollo gracias al trabajo conjunto de la administración pública y la gestión privada. Ambos sectores son fundamentales para el fortalecimiento de la economía. El crecimiento económico, los beneficios sociales y las oportunidades de empleo y emprendimientos generados por la administración privada y la administración pública son aspectos necesarios para una sociedad prospera y estable.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre