martes, 17 mayo 2022 |

Actualizado a las

10:13

h CEST

15.1 C
Madrid

Tipos de noviazgo: definición y características de los 15 tipos de novios o relaciones de pareja más comunes

5
(2)

Las relaciones de pareja son necesarias para la evolución de la sociedad. Sin embargo, con los años y los cambios de la humanidad han evolucionado los tipos de noviazgos, pasando de amorosos a obsesivos, de interés y hasta noviazgos de distancias.

El noviazgo es una relación que se da entre dos personas, ambas tienen el objetivo de compartir momentos juntos, experiencias y con el tiempo crean un vínculo. Existen diferentes tipos de novios o tipos de noviazgos, cada uno tiene sus características, pero todos comparten el mismo objetivo de interacción social. En este artículo te mencionaremos 15 tipos de noviazgos para que sepas en qué relación te encuentras. Porque las relaciones de pareja perfectas, aunque no existen, si pueden construirse saludablemente y llenas de afecto.

Definiciones de amor:
45 hermosos significados del amor según la literatura, el cine y personas muy influyentes

Leer artículo

Noviazgo consumado

De acuerdo al psicólogo Robert J. Sternberg, las relaciones de amor consumado, son aquellas que presentan los tres componentes para una relación saludable: intimidad, pasión y compromiso. Para el experto, estas son la definición de qué es el noviazgo.

Cuando la relación presenta estos tres elementos, se trata de un amor consumado, que es la expresión completa del amor. Esa que todos los seres humanos buscan, pero que no solo es difícil de encontrar, también de mantener.

Noviazgo amoroso

Una pareja amorosa es el objetivo de toda relación y es uno de los tipos de noviazgo más comunes. Este tipo de relación que define en qué consiste el noviazgo, donde predomina la confianza, el amor, la comprensión y la ayuda mutua.

Los individuos que conforman este tipo de relaciones suelen interesarse por la opinión del otro y les gusta compartir actividades, crear momentos juntos e interactuar lo más posible. Un noviazgo amoroso, se puede considerar otra definición sobre qué es noviazgo, ya que puede durar años y suelen conformar una familia estable y sana.

Noviazgo impulsivo

Las personas que conforman un noviazgo impulsivo, suelen saltarse todos los procesos que atraviesa una relación “normal”. Este tipo de novios van a un ritmo apresurado, antes de tener un año saliendo, ya deciden casarse, vivir juntos y en los casos más alarmantes, tienen hijos.

Sin embargo, se ha comprobado que cómo se da el noviazgo impulsivo no influye en tener excelentes resultados a largo plazo. En la mayoría de los casos, porque a pesar de hacer las cosas apresuradas, ambos individuos conectan de tal manera que se vuelven una pareja sentimental, estable y duradera.

Noviazgos caprichosos

En los noviazgos caprichosos, la pasión es la única característica, de los tres elementos de una relación perfecta, que está presente. Las personas que integran este tipo de relaciones, a largo plazo no sienten compromiso, no se conocen a profundidad y por lo tanto terminan con poca intimidad.

El capricho suele darse al principio de la relación, donde ambas sienten la necesidad de verse e intimar cada vez que se encuentran. Sin embargo, con el tiempo empiezan a descubrir las diferencias y la llama de la pasión termina apagándose. No son un buen ejemplo sobre qué es una pareja de verdad.

Noviazgo romántico

Al contrario de un noviazgo caprichoso, las parejas románticas, además de pasión, tienen intimidad y cierto grado de afecto. Pero no tampoco está presente el compromiso, lo que termina destruyendo el noviazgo.

Un ejemplo de este tipo de novios, son las relaciones amorosas que se dan entre los jóvenes durante el verano, un viaje de intercambio o relaciones cortas, donde no se visualiza un futuro juntos, o donde los individuos no se incluyen en los proyectos del otro.

Noviazgo posesivo

Las relaciones de pareja posesivas tienen ciertas características, entre la que destaca, que uno de los dos individuos se siente dueño del otro. Esta situación puede llegar a tal límite, que el posesivo llega a prohibir a su pareja realizar todo tipo de actividades, incluso tener contacto con su propia familia.

Los noviazgos posesivos, no se consideran una relación saludable y puede enfermar a ambas personas, porque el posesivo sufre de celos enfermizos y problemas mentales que lo hacen crear situaciones que no existen, mientras que la víctima puede llegar a sufrir traumas o trastornos mentales y físicos.

Lo recomendable, si te encuentras en una relación de este tipo, es dejarla. Puede llegar a ser difícil, pero puedes acudir a profesionales y familiares que te ayuden en el proceso.

Noviazgo bélico

Se trata de otro de los tipos de relaciones de pareja que no debería existir, pero está cada vez más presente en la sociedad. Los noviazgos bélicos se caracterizan por ser conflictivos. La agresividad es lo que suele predominar en estas relaciones y la violencia llega a ser tan dominante que puede terminar en la muerte de uno o ambos individuos que conformen la pareja.

Cuando una persona es agresiva se puede detectar al principio de la relación, a través de conversaciones por teléfono, que la persona (hombre o mujer), se muestre agresiva o presente molestias por cosas sencillas de parejas de novios o actividades que realicen solos o acompañados.

Noviazgo social

Las parejas sociables suelen presentarse en las relaciones que tienen muchos años juntos. Las características de noviazgo social son que, a pesar de haber intimidad y compromiso, ya no hay pasión.

En estas ocasiones, la rutina de pareja, las actividades que comparten y los años han oxidado la relación y ambos se han dejado sumergir en el diarismo sin tratar de reavivar el enamoramiento. En muchos casos estas parejas no se separan, solo siguen conviviendo pasivamente inmersos en el día a día.

Noviazgo cíclico

Las relaciones cíclicas, son esas donde la pareja termina y vuelve frecuentemente a la relación. En la sociedad actual, está dentro de los tipos de noviazgo en adolescentes, ya que se caracterizan por no tener la madurez suficiente de afrontar las responsabilidades que conlleva tener una pareja.

Noviazgos de amor vacío

Las relaciones vacías se caracterizan por no tener pasión, ni compromiso y tampoco intimidad. Suele verse en los noviazgos por conveniencia o donde ambas o una de las partes es obligada a estar con otra persona para mantener un estatus social o cultural.

Otro ejemplo de un noviazgo con amor vacío, son las relaciones que tienen muchos años. El tiempo suele apagar el amor y las parejas terminan dentro de una rutina que empieza a generar conflictos que provocan que los individuos ya no se quieran como antes. A diferencia del noviazgo social, en estos casos también se pierde la intimidad y las ganas de compartir entre ambos.

Noviazgo de mejores amigos

Estas relaciones suelen ser aquellas donde los individuos fueron amigos primero, ya sea en la infancia, en la escuela o universidad. Pasan a convertirse en relación, luego de sentir que la amistad evoluciona a algo más fuerte. 

El noviazgo de mejores amigos tiene sus momentos eróticos, complicidad, pasión y enamoramiento, guardan memorias, como fotos de noviazgo o de acontecimientos determinantes para pasar de amigos a pareja. Además, prevalece la buena comunicación entre ambos, ya que vienen de tener una relación sana y estable como mejores amigos.

Noviazgo de toda la vida

Se trata de parejas que están juntas desde una temprana edad, como la adolescencia y llegan a la adultez juntos. Para muchas personas, este tipo de relaciones son ejemplo de madurez, perseverancia y transformación, porque ambos atraviesan diferentes etapas de la vida juntos.

Sin embargo, pueden llegar a ser relaciones que, al llegar a una edad madura, como los 40 años, decidan separarse. Esto se debe al desgaste que se produce en la relación y la acumulación de crisis, peleas o también la disminución o pérdida de la intimidad y pasión.

Noviazgo por hobby

Los tipos de noviazgos por hobby en común, son un gran ejemplo de las parejas que perduran en el tiempo porque comparten una afición y eso los ayuda a mantener viva la llama y picardía. Existen parejas que aman ir de viaje juntas, acampar, escalar o surfear.

Cualquier actividad que ambos compartan puede ser motivo para que dos personas conectan y mantengan una relación duradera y amorosa.

Noviazgo por interés

Cada vez es más frecuente conocer parejas que están juntas por interés, sobre todo económico. También hay parejas que buscan estar en una relación para conseguir papeles de residencia en otro país o simplemente para no estar solos.

Son relaciones tristes, en algunos casos llegan a casarse y no existe la intimidad, o si la hay es por obligación y por corresponder. En estos tipos de novios tampoco hay romanticismo, ni complicidad, ambos aspectos importantes dentro de una relación saludable.

Noviazgo de larga distancia  

Se trata de relaciones de pareja en la actualidad, que pueden surgir vía online, se conocen a través del internet, pero viven muy lejos uno del otro y por eso no se ven en persona. O que se conocen en persona, mantuvieron una relación presencial y por circunstancias de la vida se separaron y siguen manteniendo la relación con el uso de dispositivos electrónicos.

Son parejas que no duran mucho tiempo, porque a largo plazo ambos sienten desconexión, ya que les llega a hacer falta la intimidad, el contacto físico y compartir momentos juntos.

Podríamos seguir enlistándote otros tipos de noviazgos, cada uno es diferente y en algunos casos las relaciones de noviazgo no deberían haber comenzado. Pero la sociedad y tecnología ha sido una de las principales responsables para que se den tantos nuevos tipos de novios. La teoría triangular del amor que creó Robert J. Sternberg, una definición de noviazgo en psicología, indica que una buena relación sentimental debe tener los tres elementos que te mencionamos al principio.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre