sábado, 25 mayo 2024 |

Actualizado a las

22:47

h CEST

24 C
Madrid

Squirt, más allá del mito, una ventana a la diversidad sexual humana: Qué es, historia, squirt masculino, juegos para estimularlo…

Puntuación media: 5 | Votos: 2

El squirting, también conocido como eyaculación femenina, ha sido durante mucho tiempo objeto de mito, misterio e incluso negación. Sin embargo, esta capacidad corporal es una realidad que merece ser explorada con una mentalidad abierta y un compromiso con la educación sexual integral.

Este artículo se sumerge de lleno en el fenómeno del squirt, abarcando desde sus definiciones científicas hasta sus implicaciones psicológicas, pasando por la historia, las diferencias de género y las experiencias subjetivas. Nuestro objetivo es desmitificar el squirting, celebrar su diversidad y proporcionar una guía completa y respetuosa sobre este fascinante aspecto de la sexualidad humana.

Sexualidad sana:
Elementos, amenazas y maneras de ejercer tu sexualidad de forma responsable y saludable.

Leer artículo

¿Qué es el Squirting?

El squirting se refiere a la expulsión repentina y a menudo copiosa de un fluido durante la excitación sexual o el orgasmo, principalmente en las personas con vulva.

Aunque a menudo se confunde con la orina, el squirt es un líquido distinto producido por las glándulas de Skene, también conocidas como la «próstata femenina».

Este fluido se compone de una mezcla de sustancias químicas, incluyendo agua, urea, ácido úrico y prostáglandinas.

Historia del Squirting

La percepción y el entendimiento del squirting han evolucionado notablemente a lo largo de la historia. En la antigua Grecia, Hipócrates ya describía las eyaculaciones en mujeres, aunque la vinculaba erróneamente a problemas de salud. Siglos después, el médico árabe Avicena reconoció la existencia de este fenómeno y lo relacionó con la sexualidad femenina.

Ya en el siglo XVI, el anatomista Realdus Columbus realizó descripciones más precisas de la «próstata femenina» y su papel en la eyaculación. Sin embargo, durante mucho tiempo, el squirting fue ignorado o desestimado por la comunidad científica occidental, tildado de mito o simple orina.

No fue hasta mediados del siglo XX que investigadores como Ernst Gräfenberg y Beverly Whipple redescubrieron y estudiaron a fondo este fenómeno, contribuyendo a su creciente aceptación y comprensión.

Squirting Masculino Vs. Femenino

Si bien el squirting es más comúnmente asociado con las personas con vulva, también puede ocurrir en personas con pene. El squirt masculino, también conocido como eyaculación retrograda, se produce cuando el fluido eyaculatorio no sale por la uretra, sino que se desvía hacia la vejiga.

Esta variante es mucho menos conocida que la femenina, en parte debido a que los hombres suelen experimentar una sensación de orgasmo menos intensa.

Las diferencias clave entre el squirt masculino y femenino radican en los órganos y procesos fisiológicos involucrados. Mientras que en las personas con vulva el fluido proviene de las glándulas de Skene, en los hombres el squirt se origina en la próstata y las vesículas seminales. Además, la cantidad y la apariencia del fluido expulsado también suelen ser distintas.

Sensaciones y Experiencias

Según testimonios y estudios, la vivencia del squirting puede ser una experiencia profundamente placentera y liberadora para quienes la experimentan.

Algunas personas describen sensaciones de relajación, calor y bienestar, combinadas con una sensación de «desbordamiento» o «liberación» en el momento de la eyaculación. Otros mencionan sentimientos de empoderamiento, confianza y conexión con su cuerpo y sexualidad.

Sin embargo, la experiencia del squirting no es universal ni homogénea. Algunas personas pueden sentir incomodidad, ansiedad o incluso vergüenza al eyacular, especialmente si no están familiarizadas con el fenómeno o si han internalizado estigmas y mitos al respecto.

Es importante reconocer y respetar la diversidad de respuestas y sensaciones que el squirting puede generar.

Fisiología del Squirting

Los procesos biológicos y fisiológicos que intervienen en el squirting son aún objeto de debate y estudio, pero se han logrado importantes avances en su comprensión. Se cree que el fluido expulsado durante el squirting se origina en las glándulas de Skene, que se ubican alrededor de la uretra y se hinchan durante la excitación sexual.

Cuando estas glándulas se contraen, el fluido acumulado es expulsado de manera repentina y copiosa.

Algunos investigadores también han relacionado el squirting con la estimulación del punto G, una zona erógena ubicada en la pared anterior de la vagina. La estimulación de esta área parece activar las glándulas de Skene y facilitar la eyaculación.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la fisiología del squirting sigue siendo un campo de estudio en desarrollo, con hallazgos que aún deben ser corroborados y profundizados. Por lo que no hay una forma única de cómo hacer squirt.

Mitos y Desinformación

A pesar de los avances en la investigación, el squirting sigue rodeado de mitos y desinformación que deben ser abordados y desmitificados.

Mito 1: El squirting es orina.

Si bien el fluido expulsado durante el squirting comparte algunos componentes con la orina, como el agua y la urea, se trata de un líquido distinto producido por las glándulas de Skene. Estudios han demostrado que el squirt tiene una composición química diferente a la orina.

Mito 2: El squirting no es real o es algo poco común.

Contrario a esta creencia, el squirting es una capacidad real y relativamente frecuente, presente en un porcentaje significativo de la población con vulva. Algunos estudios estiman que entre el 10% y el 50% de las personas con vulva han experimentado squirting en algún momento.

Mito 3: El squirting solo puede lograrse a través de la estimulación del punto G.

Si bien la estimulación del punto G parece facilitar el squirting en muchos casos, este fenómeno puede ocurrir a través de diferentes tipos de estimulación sexual, sin limitarse a una zona específica.

Mito 4: El squirting es una señal de «mejor» orgasmo o placer sexual.

No existe evidencia de que el squirting esté directamente relacionado con la intensidad del orgasmo o el nivel de placer sexual experimentado. Cada persona tiene su propia vivencia y sensaciones únicas durante la actividad sexual.

Mito 5: Todas las personas con vulva deben poder squirtear.

Al igual que otras capacidades y respuestas sexuales, el squirting es una habilidad variable entre individuos. No todas las personas con vulva pueden o quieren experimentar el squirting, y esto no las hace «menos» o «menos capaces» sexualmente.

Psicología del Squirting

Más allá de los aspectos fisiológicos, el squirting también puede tener un impacto significativo en la psicología y el bienestar emocional de quienes lo experimentan. Para algunas personas, el squirting puede ser una fuente de empoderamiento, confianza y aceptación de su cuerpo y sexualidad.

Sin embargo, también puede generar inseguridades, ansiedad y vergüenza, especialmente si se ha internalizado el estigma y la desinformación sobre este fenómeno.

En el contexto de las relaciones, el squirting puede jugar un papel importante en la intimidad, la confianza y la comunicación entre parejas. Algunos individuos reportan que el hecho de poder eyacular libremente les permite sentirse más cómodos, vulnerables y conectados con sus parejas. Por el contrario, la falta de conocimiento o la incomodidad con el squirting pueden obstaculizar la exploración y el disfrute de la sexualidad en pareja.

Es fundamental abordar estos aspectos psicológicos del squirting de manera abierta, respetuosa y libre de juicios. Brindar educación sexual integral, fomentar la comunicación y promover la aceptación del cuerpo y la sexualidad en toda su diversidad son pasos clave para empoderar a las personas en su vivencia del squirting.

Diálogo y Educación Sexual

En la era de la revolución sexual y la búsqueda de una sexualidad más informada y segura, el squirting merece un lugar destacado en la educación sexual moderna. Incorporar este tema de manera responsable y respetuosa en los programas educativos y de salud sexual puede tener un impacto positivo en la comprensión y aceptación del fenómeno.

Fomentar el diálogo abierto y sin prejuicios sobre el squirting, tanto en el ámbito personal como en el ámbito educativo, es fundamental. Brindar información precisa, desmitificar creencias erróneas y promover una actitud curiosa y empática hacia la diversidad de respuestas sexuales pueden ayudar a que las personas se sientan más cómodas explorando y expresando su sexualidad de manera plena y segura.

Juegos Eróticos para Provocarlo

Existen diversas técnicas y juegos eróticos que pueden facilitar y estimular el squirting. Algunas de las opciones incluyen:

  • Estimulación del punto G: La presión y masaje suave de esta zona erógena ubicada en la pared anterior de la vagina puede activar las glándulas de Skene y promover la eyaculación.
  • Estimulación clitoridiana: La estimulación directa o indirecta del clítoris, ya sea manual, oral o a través de juguetes sexuales, también puede contribuir al squirting.
  • Posiciones y movimientos pélvicos: Ciertas posiciones sexuales, como la penetración desde atrás o el «cowgirl invertido», que permiten una mayor estimulación interna, pueden facilitar el squirting.
  • Juegos de anticipación y excitación: Actividades previas que aumenten gradualmente la excitación sexual, como el sexo oral, los masajes eróticos o el uso de juguetes, pueden preparar el cuerpo para una eyaculación más intensa.

Es importante recordar que el squirting es una capacidad variable entre individuos y que no todas las personas con vulva pueden o desean experimentarlo. La exploración del squirting debe hacerse siempre de manera respetuosa, con consentimiento y en un entorno de comunicación abierta y segura.

Consideraciones de Seguridad

Al explorar el squirting, es fundamental tener en cuenta algunas consideraciones de seguridad y bienestar emocional:

  • Higiene y limpieza: asegurarse de que el entorno y los juguetes sexuales utilizados estén limpios y desinfectados para prevenir infecciones.
  • Comunicación y consentimiento: dialogar abiertamente con la pareja sobre los deseos, límites y expectativas en torno al squirting, respetando en todo momento el consentimiento mutuo.
  • Aceptación y autoestima: fomentar una actitud compasiva y de aceptación hacia el propio cuerpo y sexualidad, evitando juzgarse o sentir vergüenza por la capacidad o incapacidad de squirtear.
  • Atención a posibles efectos secundarios: estar atentos a posibles molestias o problemas de salud que puedan surgir, como irritación, infecciones o incontinencia, y buscar atención médica de ser necesario.

La exploración del squirting debe ser un viaje de autodescubrimiento y placer, sin perder de vista la importancia del bienestar físico y emocional de quienes participan.

Resumiendo…

El squirting, en toda su complejidad y diversidad, representa una fascinante ventana a la sexualidad humana.

Lejos de ser un mito o una curiosidad, esta capacidad de eyaculación es una realidad que merece ser estudiada, comprendida y celebrada con una mentalidad abierta y respetuosa.

A través de este artículo, hemos buscado desmitificar el squirting, explorar sus fundamentos científicos, historias y experiencias subjetivas, y analizar su impacto psicológico y social.

Al mismo tiempo, hemos ofrecido pautas prácticas y consideraciones de seguridad para aquellos que deseen explorar esta capacidad de una manera informada y empoderada.

La intención del artículo ha sido contribuir a una conversación más profunda y enriquecedora sobre la sexualidad en todas sus formas, reconociendo la riqueza y la diversidad que esta abarca. Por lo que se espera que inspire a las personas a acercarse al squirt con una actitud curiosa, respetuosa y libre de prejuicios, abriendo así nuevas oportunidades de autoconocimiento, conexión y disfrute sexual.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Cinco Noticias, Redacción. (2024, 15 abril). Squirt, más allá del mito, una ventana a la diversidad sexual humana: Qué es, historia, squirt masculino, juegos para estimularlo…. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/squirt/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Cinco Noticias / Lifestyle / Squirt, más allá del mito, una ventana a la diversidad sexual humana: Qué es, historia, squirt masculino, juegos para estimularlo…

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre