domingo, 4 diciembre 2022 |

Actualizado a las

9:06

h CEST

2.9 C
Madrid

Sexualidad sana: elementos, amenazas y maneras de ejercer tu sexualidad de forma responsable y saludable

Puntuación media: 5 | Votos: 1

La sexualidad es una necesidad básica del ser humano, además de su propósito reproductivo, es esencial para el desarrollo de la autoestima, las relaciones interpersonales y la expresión de afecto. Además no se puede desvincular del placer y el bienestar en general. La sexualidad responsable es libre de riesgos, de enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, de coerción, violencia o discriminación. La sexualidad sana implica consentimiento, comunicación y disfrute.

La sexualidad interviene en los pensamientos, sentimientos, acciones e interacciones, por eso no se trata solo de relaciones sexuales, sino del sexo como una expresión de la propia identidad. Las experiencias de sexualidad sana impulsan desde la juventud nuestro desarrollo físico, mental y emocional, motiva el amor, el contacto, el calor y la intimidad. Hablar de sexo en la actualidad es mucho más sencillo, pero no siempre contamos con buenas fuentes informativas, por eso a continuación te ofrecemos un resumen que te guiará en tu propósito de llevar una sexualidad responsable.  La sexualidad también es parte de una vida saludable, veamos entonces qué es el ejercicio responsable de la sexualidad y cómo tener sexualidad sana, o las medidas para una sexualidad sana.

Planificar un embarazo:
7 consejos para un tener un proceso de gestación saludable desde el inicio

Leer artículo

Elementos básicos de una sexualidad saludable

Ya no existen tantos tabúes como en otrora sobre los ejemplos de la sexualidad sana, hablar de ello o informarnos es tan sencillo como hacer clic al mouse, por tanto no hay excusa para llevar a efecto una vida sexual segura y placentera. Contamos con todo en nuestras manos para evitar las consecuencias no deseadas de la actividad sexual y acceder sin tapujos a temas importantes como el erotismo, la diversidad de relaciones y de género, la satisfacción sexual, las enfermedades de transmisión sexual, la violencia o abuso, los problemas de disfunción, incluso sobre la mutilación genital.

Tanto como la salud física, mental y espiritual, la  salud sexual es esencial para el ser humano, en su más amplio concepto, claro está.  Y aunque a esta altura del partido puede ser redundante hablar de este tema, es relevante que refresquemos cuales son los principios básicos de lo qué es la sexualidad responsable:

Consentimiento

Toda relación sexual debe ser consentida, es el principio universal, lo contrario acompaña a los términos insatisfacción, abuso, agresión o violencia. De acuerdo a lo qué es sexualidad responsable, el consentimiento quiere decir que existe una cooperación voluntaria de parte de las personas que intervienen en el acto sexual y comunica que aprueba la intimidad e interacción en busca del placer y bienestar. Sin consentimiento se fuerza la experiencia sexual, ocasionando lesiones físicas, mentales y emocionales a la víctima de invasión.

Respeto

La sexualidad sana respeta los límites de tolerancia y consentimiento. Cuando hay explotación por parte de una persona para su gratificación sexual exclusiva deja de ser saludable. En este rango de lo qué es sexualidad saludable, se encuentran las personas que utilizan su poder o influencia para someter a otras personas a tener relaciones sexuales sin su aprobación, por tanto es insensible a los deseos de otros. También abarca la dominación cruel no deseada o el aprovechamiento de una persona que es mentalmente incapaz para dar su consentimiento; asimismo por suministro de drogas y sustancias tóxicas.

Comunicación y honestidad

Ambas palabras están vinculadas y funcionan juntas para el objetivo de una sexualidad saludable. Se requiere una comunicación abierta y directa con uno mismo y con cada pareja sexual, lo que implica estar abierto al placer sexual, la experiencia sexual y la educación sexual. Sin honestidad, las parejas no logran tener una comunicación efectiva ni defender sus principios de sexualidad.

Valores compartidos

Los valores son la identidad de los seres humanos, y aunque no se trate de entablar relaciones profundas con cada persona con la que tengamos relaciones sexuales, para mantener una sexualidad saludable, es necesario dejar claro este punto. Los valores son los que permiten marcar los límites sobre las preferencias, motivaciones y la ética sexual, pues algunos actos sexuales o prácticas específicas pueden resultar excitantes para algunos y para otros no, suelen tener significado diferente para cada persona lo qué es una sexualidad responsable..

Cuidado y prevención

Este es el principio más antiguo del planeta de lo qué significa ejercer bien mi sexualidad, el sexo saludable es responsable y se protege no solo de embarazos no deseados, sino también de enfermedades de transmisión sexual y del VIH. Toda persona que desee mantener relaciones sexuales, debe tener también un plan de anticoncepción y de precaución contra infecciones y enfermedades. También el acceso a pruebas de descarte y la atención médica en caso de alguna lesión que implique riesgo para su pareja.

Placer

El placer es la principal motivación para la masturbación y el encuentro sexual entre parejas pero a veces entra en conflicto con otros elementos de nuestra identidad. Por ejemplo, una mujer heterosexual casada puede encontrar placer en el juego de dominación con  un hombre trans sumiso con el que no se relaciona emocionalmente. El intercambio de poder y la exploración erótica, le brinda satisfacción y así existe un sinfín de alternativas para cada preferencia. 

Situaciones que afectan la sexualidad responsable

Aunque parezca increíble de creer, en esta época aun existen muchas personas que evitan las conversaciones sobre salud sexual, ya sea por pudor, miedo, desinformación o simple desinterés. Sin embargo, es una parte de la vida que no podemos ignorar, especialmente si nos encontramos con ciertos problemas, contrarios a los qué significa ejercer una sexualidad responsable. Damos por hecho que cuando existe amor y deseo, las relaciones románticas íntimas y sexuales serán un éxito pero no siempre es así. Entre los trastornos, acciones o situaciones que pueden amenazar nuestra salud sexual se encuentran:

Cerebro

Nuestra mente tiene el poder para alcanzar el placer y regular los deseos sexuales, si está saludable, así mismo se manifestará nuestra actividad sexual. Está comprobado que factores como el estrés, la depresión, así como desequilibrios emocionales afectan la manera de cómo vivir una sexualidad saludable y reducen las actividades sexuales. La ansiedad, la fatiga o el enojo de igual modo perjudican la sexualidad sana.

Infecciones y ETS

Toda patología compromete el comportamiento de los órganos sexuales y de la mente. Este tipo de infecciones o enfermedades usualmente afectan los genitales con llagas y heridas dolorosas e incomodas, lo que incide grandemente en el deseo y la actividad sexual. Además del riesgo de contagio, pocas personas soportan o disfrutan los síntomas de una enfermedad de transmisión sexual o infección presente en su pareja intima.

Miedo y ansiedad

Esta causa está cercanamente vinculada con la anterior amenaza descrita, pues la mayoría de las veces el miedo entre parejas jóvenes y adultas se debe a la posibilidad  de un embarazo no planificado y en caso de relaciones no fijas, a contraer alguna enfermedad sexual. Ambas implicaciones reducen el deseo así como el despliegue de una sexualidad sana.

Consejos para una sexualidad sana

El sexo es un acto íntimo que implica en la mayoría de las oportunidades contacto físico y algunas veces, expresamos nuestros sentimientos a través de dicha intimidad. Practicarlo adecuadamente nos garantiza una vida de satisfacción y plenitud. El sexo saludable nos provee de beneficios a nivel físico mental y emocional. Para lograr lo qué significa tener una sexualidad sana y responsable, te sugerimos que sigas los siguientes consejos:

Comunícate

Puede sonar redundante pero la comunicación es calve para una sexualidad sana, es la base de cualquier relación exitosa. La comunicación abierta y honesta se hace necesaria para conocer los deseos y necesidades del otro sin miedo a ser juzgados. Las parejas deben compartir sus expectativas, previo a cualquier acto sexual, manifestar sus preferencias y lo que no les agrada, incluso sus fantasías y fetiches, según lo qué entiendes por sexualidad.

Acéptate

Si no estás cómodo contigo mismo, no lograrás una sexualidad sana. En cambio, si te aceptas como eres y aprendes a amarte, seguro atraerás a personas compatibles contigo. Es necesario aceptarte con todos tus defectos, fortalezas y debilidades, esto proyecta tus energías positivas y te hace atractivo a los ojos de otros. Cuando te sientes seguro y confiado, creas un espacio seguro también para que tu pareja pueda expresar abierta y honestamente sus intereses y ambiciones sexuales a tu lado.

Abre tu mente

El sexo es amplio en su práctica, no te cierres a experimentar con tu pareja nuevas experiencias y sensaciones, nunca sabrás que sorpresa agradable te puede llevar hacerlo. Explora tu cuerpo e indícale a tu pareja tus puntos álgidos de placer; mastúrbense juntos; prueba diferentes posiciones, utiliza juguetes o aplícate en algún juegos de rol. Son imágenes de sexualidad sana, hay muchas ideas, no te limites hasta encontrar lo que funcione mejor para ambos.

Divierte

Es la condición obligatoria, si el sexo no te causa sensación de bienestar está lejos de ser saludable. La risa aumenta el flujo sanguíneo, los niveles de testosterona y libera endorfinas, entre otros beneficios de cómo vivir mi sexualidad, y el sexo es una buena herramienta para sentirnos felices y relajados. Se ha comprobado que mejora el estado de ánimo y a algunas personas las recarga de energía y vitalidad.

Cuídate

La salud sexual es parte de nuestra salud integral. Si nuestro cuerpo o mente, están afectado esto se reflejará en nuestras relaciones íntimas y en la expresión de nuestra sexualidad. Por ello es tan importante que cuidemos nuestra alimentación y practiquemos ejercicios físico regularmente, también que descansemos bien y aprendamos a meditar diariamente. En el ámbito sexual, además te hacemos estas recomendaciones:

Atiende las novedades

Parte del control de tu higiene íntima es mantenerte atento a cualquier síntoma o rasgo inusual que te cause molestia, sea un lunar, úlcera o coloración en tu zona privada, que debas consultar con el médico.

Mantener la higiene

Rasurar el vello púbico es una decisión personal pero si es importante vigilar la higiene con más frecuencia cuando no se retiran, en caso contrario ser cuidadosos con el uso de cuchillas de afeitar la piel de esa área es extremadamente sensible y puede ser susceptible a cortes y hematomas.

Participa en sexo saludable y seguro

No hay una norma que especifique cantidades en el sexo, siempre y cuando se realice con consentimiento y con responsabilidad. La frecuencia o el número de personas con el que decidas tener relaciones es también una preferencia personal, solo no olvides pensar siempre en las medidas que garanticen tu salud y la de los demás.

Hacer ejercicio

Si realizas deporte regularmente tendrás fuerza, flexibilidad y resistencia, todas habilidades físicas necesaria para una buena y saludable jornada sexual. En el caso de las mujeres de avanzada edad, se recomiendan muy particularmente los ejercicios de Kegel, que ayudan a estrechar la vagina.

La sexualidad responsable puede ser algo normal para una sociedad o incorrecto para otra, incluso para cada individuo en el planeta es distinto. A veces es necesario solicitar ayuda, este es nuestro último consejo. Hay personas que acuden a terapia para aclarar confusiones sobre su conducta sexual y sus valores espirituales y éticos. Y aún existen padres que les cuesta abordar tema con sus hijos sobre el desarrollo sexual, la masturbación o la primera relación sexual.  La sexualidad sana debe ser un tema de conversación familiar y de pareja casi obligatorio, antes de que sea un problema o lastime a alguien. 

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Contreras, Iliana. (2022, 10 noviembre). Sexualidad sana: elementos, amenazas y maneras de ejercer tu sexualidad de forma responsable y saludable. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/sexualidad-sana/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Iliana Contreras
Iliana Contreras
Licenciada en Comunicación Social, Desarrollo Comunitario, por la Universidad Católica Cecilio Acosta, Maracaibo, Venezuela. Técnico Medio Mercantil, Escuela Técnica Hno. Ildefonso Gutiérrez, Maracaibo, Venezuela.
Cinco Noticias / Lifestyle / Sexualidad sana: elementos, amenazas y maneras de ejercer tu sexualidad de forma responsable y saludable

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre