domingo, 4 diciembre 2022 |

Actualizado a las

8:31

h CEST

2.9 C
Madrid

¿Por qué la ansiedad social es más común que antes? Quizá sufres de ella y no lo sepas

Puntuación media: 5 | Votos: 1

La ansiedad es algo que se ha empezado a tomar en serio universalmente con el paso del tiempo, y una de las situaciones que tiende a generar ansiedad hasta el punto de ser considerado un trastorno son las interacciones sociales, es común sentir algo de ansiedad en anticipación a algunos eventos, pero esta puede volverse patológica.

La ansiedad social es un trastorno del ánimo que anteriormente era considerado como un tipo de fobia específica, pero con el paso de los años y con nuevas investigaciones se descubrieron elementos que la diferencias ligeramente de esta categoría y pasó a ser un trastorno especificado, actualmente en algunas partes del mundo es el 4to trastorno psicológico más común.

Cuidado de la salud mental:
Actividades, terapias y consejos que no debes dejar de lado

Leer artículo

¿Qué es el trastorno de ansiedad social o fobia a la sociedad?

¿Qué es ansiedad social? La ansiedad es un trastorno que ha sido protagonista de mucha concientización durante la última década, mientras más pasa el tiempo y más información le es brindada al público, les es más sencillo entender, comprender y respetar a personas con distintos tipos de trastornos, entre ellos los trastornos del ánimo.

Sin embargo, a pesar del aumento en la educación acerca de estos trastornos aún existen malentendidos comunes, y uno de los más presentes es confundir algo relativamente normal con un trastorno como por ejemplo la tristeza con la depresión o el miedo con la ansiedad.

Es normal que alguien se sienta nervioso y ansioso en anticipación a algo, como por ejemplo una presentación o un examen, e incluso la ansiedad puede sentirse antes de algún evento social como pueden ser las fiestas o las citas, esto no significa necesariamente que se padezca de ansiedad social, este trastorno es algo aún más serio que implica ciertos criterios para ser considerado como tal. La ansiedad social puede ser realmente incapacitante y generar consecuencias serias en la vida de quien la padece.

¿Qué es fobia social? La ansiedad social, también conocida como fobia social es un trastorno de ansiedad caracterizado por el miedo irracional e intenso hacia las situaciones sociales o distintos tipos de interacción social. La fobia es ese miedo intenso y des adaptativo pues no responde a una amenaza real y tampoco es acorde a la situación presente y la ansiedad es un estado caracterizado por una variedad de síntomas que se presentan en anticipación a algo, de esto se obtiene que la ansiedad o fobia social abarca sentimientos y síntomas de malestar en anticipación a la socialización y miedo intenso (tengo fobia social y me está matando) durante la socialización.

Las personas son seres sociales por naturaleza, históricamente la cooperación ha demostrado ser beneficiosa en distintas sociedades y más allá de los aspectos prácticos existe la necesidad de compartir con otras personas de forma recreativa y formar relaciones de todo tipo (amistades, amorosas o familiares por ejemplo), por lo tanto experimentar una fobia a la interacción social es algo que puede causar serias consecuencias en la salud mental de una persona.

Los efectos del aislamiento han sido estudiados y se llegó a la conclusión de que periodos prolongados de aislamiento pueden generar deterioro cognitivo y una desadaptación con el resto de la sociedad, necesitando de una reinserción gradual para volver a un estado “normal”. Es por eso y muchas otras razones como el hecho de que alguien aislado estará privado de varias oportunidades y experiencias presentes en la sociedad, que los trastornos sociales son trastornos serios.

Ansiedad social en adultos con el tiempo

Originalmente las fobias sociales eran categorizadas como un tipo de fobia específica, pero eventualmente se consideró que contaba con elementos únicos que la diferenciaban de otras fobias, por lo que pasó a ser un trastorno único. También ha existido discusión acerca de si este es un trastorno que ha afectado a más gente con el tiempo, algunos aseguran que no es que el trastorno esté más presente, sino que ahora somos más conscientes de este, gracias a que existe menos prejuicio para que las personas asistan con profesionales de la salud mental y sean diagnosticadas y compartan esa información que quizás en el pasado era preferible mantener como un secreto.

Pero otros consideran que actualmente el número de personas con fobia social y depresión ha aumentado siendo en algunas regiones el cuarto trastorno más común y señalan a las tecnologías y a distintos aspectos acerca de la calidad de vida como posibles culpables del fenómeno.

Síntomas de la ansiedad social

Los síntomas de la fobia social son varios y afectan varias de las áreas comunes de la vida de una persona, es decir las áreas que requieren de interacción con otras personas (socialización). Algo importante a tener en cuenta es que no todos los síntomas son visibles, algunos son pensamientos e ideas que los pacientes pueden o no compartir con el exterior.

Miedo a socializar

¿Qué es la ansiedad social? El primer síntoma y criterio es el más claro y se trata del miedo y la ansiedad producida en distintas situaciones sociales, específicamente nace del miedo que produce el ser examinado por otras personas (sentirse observado o juzgado por ejemplo). Este miedo puede surgir en reuniones, exámenes juegos, conversaciones casuales o interacciones cortas y en el caso de los niños la ansiedad puede producirse con otros niños de la misma edad, no solo con adultos.

Otro criterio que puede verse como la extensión del síntoma anterior es que las personas con fobia social también sienten un fuerte miedo a actuar de forma nerviosa o a demostrar su ansiedad e incomodidad, en general temen demostrar cualquier tipo de conducta que pueda ser vista de forma negativa por miedo a la humillación y al rechazo.

Constancia

Una persona con fobia social experimenta los síntomas en casi todas las situaciones sociales, al igual que en su anticipación, es decir que si la persona solo siente el miedo antes de hablar en público, pero puede manejarse perfectamente en el resto de aspectos no puede decirse realmente que padece de fobia social. Así mismo la persona con fobia social evita un gran número de situaciones donde se deba relacionar interpersonalmente, ahí entra en juego la ansiedad que anticipa el malestar, por lo que intentan evitarlas a toda costa.

Duración (fobia a la sociedad)

Para poder dar un diagnóstico de ansiedad social es necesario que la persona haya experimentado el miedo, la ansiedad, la evitación y todos los demás síntomas por al menos seis meses, de nuevo reiterando que el miedo sea desproporcionado a la situación, de lo contrario no se trata de una fobia social.

Otro criterio o síntoma característico de este y de muchos otros trastornos es que la ansiedad y el miedo genera un malestar clínicamente importante para la persona, que efectivamente haya causado problemas o deterioro en los aspectos sociales, laborales u otras áreas importantes del funcionamiento.

El pánico social no se explica con otros factores

Finalmente el ultimo criterio es otro compartido por varios trastornos y es que la fobia social extrema no puede ser explicada por el consumo de alguna substancia y sus efectos fisiológicos, así también como no debe ser explicada por otro trastorno, en este caso se nombran específicamente el trastorno de pánico, el trastorno dismórfico corporal y el trastorno del espectro autista, pues a veces estos pueden ser confundidos, por lo que es necesario revisar los criterios de esos trastornos para confirmar o refutar que se trate de un caso de fobia social o si en realidad es alguno de estos otros trastornos.

Especificador de actuación en la fobia a las personas

Existe un apartado final para este trastorno que explica que si los síntomas y criterios se presentan solo cuando la persona debe actuar o hablar en público se debe especificar, pues en estos casos las personas no temen ni intentan evitar las situaciones sociales donde no deban actuar.

Pero a pesar de que la ansiedad se presente bajo un especificador es igualmente válido como trastorno pues este ámbito de actuar o hablar en público es bastante común, puede afectar distintas carreras artísticas (como ser músico o bailarín) puede afectar en otros trabajos (cada vez que se deba dar una presentación o reportar algo frente a un equipo de personas) e incluso afectará el ámbito académico donde es común que se evalúe a los estudiantes haciendo una presentación frente a la clase.

Causas de fobia a la gente

¿Cómo saber si tienes ansiedad social? De igual forma que la mayoría de trastornos de cualquier tipo la fobia social puede nacer de una gran variedad de situaciones, cada caso contiene diferencias (a veces sutiles a veces fuertes) pero esto no significa que no haya algunos factores que son relativamente comunes en varios casos evaluados.

Temperamento y fobia a estar con gente

La primera causa está relacionada al temperamento, es decir la intensidad del afecto psíquico en las personas, muchas veces las personas lo confunden con el “carácter” especialmente si se refieren a alguien con mucho temperamento como alguien de “carácter fuerte”. En varios casos de ansiedad social con amigos se observó que estos pacientes compartían una inhibición de sus propias conductas, al igual del miedo a ser evaluados negativamente.

Factores ambientales de la fobia a estar con mucha gente

Existen algunos factores ambientales (es decir, externos al propio sujeto) que ejercen influencia en la aparición del trastorno, obviamente no son determinantes, pero ciertamente aumentan la posibilidad de padecerlo en el futuro. En el caso de posibles “causas” ambientales se encontró que el maltrato infantil y otros tipos de adversidad psicosocial son un factor de riesgo, pues pueden aumentar las probabilidades de desarrollar ansiedad social y muchas otras consecuencias asociadas a otros trastornos.

Factores genéticos del miedo a la gente

Por último, el factor genético no debe ser ignorado, se ha encontrado en varios trastornos un componente genético que puede volver a alguien más propenso o susceptible, en este caso se descubrió que la inhibición de la conducta está muy influenciada por la genética. Los factores genéticos están sujetos a la interacción con el ambiente, es decir que quienes cuenten con esta predisposición genética serán más susceptibles a su ambiente, específicamente al modelado de la ansiedad social de otras figuras (normalmente los padres), los familiares de primer grado tienen de 2 a 6 veces más posibilidades de desarrollar ansiedad social.

Tratamientos de la fobia

La ansiedad o fobia social es un trastorno psicológico, por lo que debe ser tratado por profesionales para lograr mejoras significativas lo antes posible, una persona por sí sola puede dar pasos para mejorar su propia situación, pero no puede ser comparado a la ayuda profesional y tratándose de un trastorno capaz de generar tantos inconvenientes en la vida de alguien es preferible tomar la mejor opción, especialmente ahora que existen terapias online las cuales pueden servir como el primer paso para alguien que le teme a las situaciones sociales, algunas de las herramientas más usadas por profesionales de la salud mental son las siguientes.

Terapias de exposición

Estas han demostrado ser efectivas, sobre todo la desensibilización sistemática en esta se explora la información acerca de la fobia del paciente, qué la dispara, que tan intensas son las respuestas, los síntomas que se sienten, cuanto se trata en volver a un estado neutro etcétera y luego generalmente se utiliza la psicoeducación para enseñarle al paciente técnicas de relajación que le ayuden a calmarse o a apaciguar algunos de las respuestas fóbicas. La desventaja de la terapia de exposición en estos casos es que posiblemente se llegue al punto en el que es complicado crear un ambiente para que el paciente afronte su fobia, especialmente si se trata de la fobia social de actuación.

Terapia cognitivo conductual

La terapia cognitivo conductual es bastante efectiva y consta en identificar patrones o ideas problemáticas para posteriormente reemplazarlas por ideas y conductas más adaptativas. Para esto se promueven el uso de las técnicas de relajación, luego identificar dichos patrones de comportamiento que preceden a los ataques fóbicos, luego mediante la terapia modificar dichos patrones.

Medicación

Finalmente existe el tratamiento farmacológico prescrito por psiquiatras, en este caso se utilizan distintas medicaciones para apaciguar los síntomas de la fobia, entre estos los antidepresivos (por lo general los ISRS) y ansiolíticos o en algunos casos los betabloqueantes.

En conclusión, la ansiedad o fobia social es un trastorno capaz de generar serios estragos en las vidas de quienes lo padecen por lo que su atención y tratamiento es importante, en cuanto a señales de alerta existen algunos factores de riesgos que hacen a alguien más propenso a desarrollar esta condición, sin embargo estos factores de riesgo no son determinantes.

  • C. Turk; G Heimberg & L. Magee. (2008) Social anxiety disorder in D. H. Barlow (Ed): Clinical handbook of psychological disorders A step-by-step treatment manual. The Guilford Press.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Cabrera, Domingo. (2022, 03 noviembre). ¿Por qué la ansiedad social es más común que antes? Quizá sufres de ella y no lo sepas. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/ansiedad-social/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Domingo Cabrera
Domingo Cabrera
Licenciado en Psicología Clínica por la Universidad Arturo Michelena, Valencia, Venezuela.
Cinco Noticias / Desarrollo / ¿Por qué la ansiedad social es más común que antes? Quizá sufres de ella y no lo sepas

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre