Género no binario: claves para entender la identidad sexual que rompe moldes

4.5
(87)

Las personas no binarias o genderqueers no se identifican sexualmente con un único género masculino o femenino, y ponen patas arriba los anticuados conceptos culturales. Te damos las claves para entender a este creciente grupo de inconformistas.

¿A qué se refiere una persona cuando dice pertenecer al género no binario? ¿Se trata de alguna moda? ¿Qué personalidades se definen de esta forma?

El género no binario (GnB), también llamado genderqueer o intergénero, es una forma de expresión que agrupa a un conjunto de identidades que entran en el concepto de transgénero. Es lo opuesto al significado de binario.

Básicamente, las personas del género no binario no se identifican con género femenino o masculino. Tampoco se identifican como gais. Se sienten cómodas expresándose libremente en las siguientes situaciones: no se consideran hombre o mujer al mismo tiempo, o no sienten que pertenecen a algún sexo. Hay momentos en los que pueden identificarse con un género durante un tiempo, y luego con el opuesto.

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre las personas no binarias, cómo se clasifican y qué personalidades se identifican con este tipo de identidad sexual. Sigue leyendo y descubrirás por qué ha causado toda una revolución durante los últimos 5 a 10 años.

Género no binario o genderqueer

Para comenzar a describir qué quiere decir un adulto, joven o niño cuando utiliza la expresión: “Soy no binario”, es importante comentar primero qué es binario.

Binario significa identificarse sexualmente, a nivel subjetivo e interior, como hombre o mujer, es decir, que los géneros binarios son femeninos o masculinos. Los no binarios sienten que no encajan como cisgénero o cisexual, y por ello se muestran inconformes con las construcciones sociales y la estandarización del comportamiento en función de un género u otro como persona binaria.

Para quienes se preguntan qué es cisgénero, se trata básicamente de lo opuesto a transgénero. ¿Y qué es cisexual? Este es otro de los términos que, del mismo modo que cisgénero, apela a las personas cuya identidad de género concuerda con el sexo con el que nacieron.

Los no binarios o genderqueer no se asimilan dentro de la cisnormatividad (que todas las personas son masculinas o femeninas), por lo que buscan respuestas y asideros dentro del abanico de géneros que se alejan del cisgénero.

Como no se identifican con la definición de binario, los del sexo no binario no se sienten libres de reconocerse dentro de un solo tipo de género, pues esto no satisface su personalidad. No es lo mismo que ser una persona transgénero. La definición de transgénero contempla a aquella persona a la que se le adjudica un género al nacer en función de sus genitales, pero que interiormente siente que no pertenece a ese sexo.

Los genderqueer transitan la divergencia. Pueden mostrarse o no como personas de un género determinado (parcial o totalmente), tener características neutras o andróginas (que no se identifica con un género) y cambiar de identidad durante un tiempo. En definitiva, asumen una actitud que cumpla con sus deseos de identificación física, psíquica y emocional de cada momento.

Grupo de personas de género no binario (National Geographic)

Por norma general, presentan una mezcla de rasgos masculinos y femeninos, inventan nombres neutrales y muestran una sexualidad difícil de establecer en los parámetros tradicionales.

El término no binario se ha vuelto más popular a raíz de las confesiones que han hecho varias personalidades de la industria de la moda y del mundo de la música, del cine y de la televisión.

El concepto ya se escucha desde principios del siglo XXI, pero se ha vuelto de uso más frecuente en los medios de comunicación, en redes sociales, en la filosofía y en la literatura científica. Hoy es reconocido como parte de los logros de las comunidades que se identifican con la libertad de expresarse fuera de la cisnormatividad.

Genderqueer es un término que puede crear confusión debido a la definición de queer, que es como se denomina a cualquier clase de minoría sexual que cabe en cualquiera de las identidades LGBTI.​

Queer es una palabra inglesa que proviene del alemán y significa “oblicuo”. Aunque se utilizaba antes de los años 80 para referirse a los gais, hoy incluye a las personas trans y a los heterosexuales queer, además de otras distintas manifestaciones de identidad. En realidad, hay muchos que aún no se ponen de acuerdo con el uso de una terminología global y con los límites entre qué es genderqueer y no binarios, y los queer.

La teoría queer (TQ) ha encendido un amplio y complejo debate que trasciende los ámbitos populares, siendo hoy en día un tema de discusión académica, literaria y científica.

Implicaciones sociales y legales de ser no binario

Para los que se identifican dentro del género no binario, uno de los grandes problemas es que se les reconozca su derecho a expresarse con libertad como personas neutrales y a no ser catalogados como gais o lesbianas. La decisión de pertenecer a algunos de los espectros de identidad sexual más allá de hombre o mujer se extiende a las leyes y ordenanzas básicas, como el hecho de permitir utilizar el baño o el vestidor que prefieran a los estudiantes transexuales.

El matrimonio igualitario y la modificación de los documentos legales es otra de las caras de esta lucha, como también lo es la existencia de niños que, desde la escuela, manifiestan su inquietud por la identidad de género, lo que ha motivado a asociaciones sin fines de lucro a efectuar campañas informativas sobre el tema.

Por ejemplo, el programa educativo de la organización Marie Stopes incorpora charlas en las escuelas para hablar sobre ser no binario y sobre qué es un transgénero. El objetivo de esto es concienciar a alumnos, padres y maestros para que asuman una actitud más comprensiva.

En algunos países ya se han establecido cuartos de baño sin distinción de sexo o neutros, lo que no deja de ser polémico en algunas sociedades donde no existe aún aceptación, e incluso donde se persigue a los que se definen como no binarios.

En la literatura jurídica hay que destacar el caso de Jamie Shupe, la primera persona que fue declarada no binaria en Estados Unidos. Una jueza de Oregon le concedió en el 2016 la solicitud de una clasificación libre del género masculino o femenino.

“No soy un hombre. No soy una mujer”, afirmó Shupe.

Antes de cumplir los 49 años vivió una existencia como hombre casado y con una hija. A raíz de esta declaración judicial, el carné de conducir de Oregon empezó a mostrar una tercera opción de género.

Jamie Shupe con su mujer Sandie (The Guardian)

En Australia fue aprobado el uso del género neutro, el cual se añade al masculino, femenino y transgénero. Esta determinación fue el resultado del caso de Norrie May-Welbi, que nació hombre y se cambió de sexo mediante una operación quirúrgica, pero aun así no se identificaba dentro del binarismo.

En algunas universidades ya se reconoce un tercer sexo. En concreto, en la Universidad de Vermont permiten a los estudiantes escoger esta opción y cambiarse el nombre, aunque esto no conste en la documentación legal.

Tipos de identidades no binarias

La inconformidad con los patrones de la sociedad que obligan a identificarse con un sexo u otro, ha generado distintas identidades no binarias o genderqueer.

Una de las situaciones que normalmente llevan a los no binarios a declararse como tales es no conocer bien con qué género se sienten representados. Hay quienes recurren a la cirugía, a la terapia de sustitución hormonal, a la feminización o masculinización con técnicas de maquillaje y estética no invasivas, pero aun así no consiguen establecer una identidad sexual. Por lo tanto, ser del género no binario es una alternativa que funciona para esas personas que sienten que están en una zona gris.

Esto les permite reflexionar y postergar la toma de decisiones más radicales, como una intervención quirúrgica o, simplemente, permanecer cómodamente en cualquiera de las categorías de este grupo.

Dentro de estas categorías están los bigéneros, los cuales se perciben a sí mismos como masculino y femenino, y los pangéneros, que es un género global y comprensivo, que mezcla ambos sexos. En el caso de identificarse con un género diferente al de mujer, hombre o nulo, se trata de personas agénero o neutro. A continuación, explicamos en profundidad los tipos de identidades no binarias:​

Agénero

Cuando una persona se describe como “agénero”, hace referencia a que no siente que pertenece a algún género. No acepta que la cataloguen dentro de las construcciones sociales, biológicas, emocionales y hasta legales de los géneros binarios. Esta inconformidad sobre el género asignado al nacer y con el opuesto a éste, los lleva a identificarse como alguien con género nulo o personas sin género.

Entre los no binarios agénero hay quienes abogan por un lenguaje neutro, donde no se habla de masculino ni femenino. Esto no deja de ser polémico al usar palabras como “nosotres” (en lugar de nosotros o nosotras), “todes” y “tú misme”. El uso de la “x” para sustituir las vocales vinculadas con el binarismo también puede formar parte del lenguaje no binario, aunque hay quienes no se preocupan tanto por estos detalles lingüísticos y no le dan demasiada importancia.

El uso de la “E” surgió a raíz de una teoría de la performatividad, propuesta por la filósofa estadounidense Judith Butler en sus libros: El género en disputa: Feminismo y la subversión de la identidad (1990) y Cuerpos que importan. El límite discursivo del sexo (1993). Butler propone que tanto el cuerpo como el sexo son construcciones sociales y culturales que ocultan formas de dominación y poder. Es así como surgió la “E” como mecanismo para escapar de la definición de género binario.

Bigénero

Modelos del desfile de diseñadores LGBT celebrado en el Brooklyn Museum, año 2016 (DapperQ)

Con el término “bigénero” se describe la conducta de un individuo que se ve a sí mismo como masculino y como femenino al mismo tiempo. Esta percepción de su género ambiguo se puede manifestar en la manera de vestir y de actuar en las distintas circunstancias sociales.

Tercer género

El tercer género o tercer sexo es un término empleado para referirse a toda aquella persona cuya identidad no entra en el género femenino ni en el masculino. Consiste en asumir cualquier otra identidad sexual, como el género nulo, bigénero o cualquiera que pertenezca al espectro de géneros no binarios.

Para aquellos que identifican con el tercer género, la expresión corporal o física puede estar vinculada con un género específico o una mezcla, incluyendo una discordancia o algún tipo de transición de género.

Trigénero

La persona que se declara trigénero alterna entre ser mujer, ser hombre y ser del tercer género. El tercer género consiste en asumir cualquier otra identidad sexual, como el género nulo, bigénero o cualquiera que pertenezca al espectro de géneros no binarios.

Dependiendo del contexto y de las libertades para expresarse abiertamente, el trigénero se muestra de una manera determinada, con la que se sienta más comodidad. Puede adaptarse a un género, a ambos, adoptar una combinación en función de las necesidades y del momento o, por el contrario, no reflejar claramente con qué se identifica.

Pangénero

Bajo el paraguas del pangénero se sitúan todas las identidades de no binarios. Los pangéneros incluyen a hombres, mujeres y a los agéneros. Se muestran de una forma fija, sin variaciones entre todo el espectro no binario, como sucede en el género fluido, tipo de género no binario tiene una percepción global de la identidad del ser humano.

Otras identidades transgénero

Existen otras identidades transgénero que reflejan las transformaciones que vive la sociedad. Entre ellas están:

Androginia

Ser andrógino es una manera de vivir la identidad mezclando los géneros binarios. Las personas andróginas son masculinas y femeninas al mismo tiempo. La industria de la moda y del espectáculo ha aprovechado la imagen de modelos y artistas que caben dentro de la definición de andrógino como una estrategia comercial donde la misma indumentaria o accesorios pueden ser usados por cualquier género, sin distinción.

Género fluido

¿Qué es genderfluid? El género fluido o genderfluid es una identidad transgénero en la que se puede englobar otro tipo de identidades como el género binario, el bigénero, el trigénero o el poligénero. Todo ello bajo un enfoque de identidad que transita por lo no binario o por lo nulo.

Ser del género fluido implica pasar por varias transiciones. En algunas etapas, la persona se identifica con un género y en otros momentos con otro. Las características del género fluido no son determinadas por la orientación sexual ni por las descripciones sexuales, sino por la necesidad de encontrar una identidad de género y sentirse bien con ella.

Al hablar de género fluido se hace referencia a la propiedad que tienen los líquidos de mantenerse en movimiento constante. Esta analogía identifica a este grupo, ya que la persona se pasea por propia voluntad por cualquiera de los géneros.​ Básicamente, no consiguen identificarse con un solo tipo de sexualidad. Cada salto de un género a otro puede durar días, algunos meses y hasta años.

Transexualidad o Kathoey

Reina Kathoey en Tailandia. (Christopher Swerin).

En Tailandia, los transexuales reciben el nombre de Kathoey. En esta cultura se emplea este término para referirse a las mujeres transexuales o a los hombres que se comportan como mujeres.

Un kathoey busca rediseñar su género y, para ello, se somete a tratamientos con hormonas, a cirugía plástica y a tratamientos de belleza que permitan darle un aspecto más femenino. Algunos pueden mostrarse conformes con el género asignado al nacer, pero prefieren tener una apariencia femenina por distintas razones.

A los transexuales o kathoey se les agrupa dentro del tercer género, por lo que son vistos como una combinación entre mujer y hombre.

Famosos con identidades no binarias

Las siguientes estrellas del mundo del espectáculo han declarado su sexualidad fluida, sintiéndose como una mezcla entre hombre y mujer en alguna etapa de su vida.

Independientemente de su condición de nacimiento, algunos de estos famosos han revertido su estatus de género, mientras que otros mantienen su ambigüedad pero, en cualquiera de los casos, todos profesan la libertad de identidad.

Steven Tyler

Steven Tyler en concierto (El Horizonte)

En el libro ¿El sonido en mi cabeza te molesta?, la autobiografía del vocalista de la banda Aerosmith, se refirió a los comentarios que afirmaban que se sentía más mujer que hombre, respondiendo que era falso.

“Quiero aclarar el punto, es más bien mitad y mitad”.

Así confirmaba el enigma de su sexualidad, que va de la mano de su apariencia andrógina y que sobrepasa un mero estilo de imagen artística.

Su canción Dude está catalogada por muchos como un himno a la ambigüedad sexual, en la que el músico ha estado inmerso desde la juventud, aunque en la actualidad se le conocen varias parejas femeninas.

Tilda Swinton

Tilda Swinton en el Festival de Cine de Cannes, mayo 2017 (Gettyimages)

Autodefinida como poliamor y pansexual, la actriz británica Tilda Swinton, con clara apariencia andrógina, es reconocida por los amantes del cine por sus personajes de géneros ambiguos. Un ejemplo de ello es la película Orlando, en la que en una parte personifica a un hombre y en la otra a una mujer, o Constantine, en el que dio vida a Gabriel, un ángel sin sexo.

En una entrevista para el portal web The Wip dijo que quizás nunca haya sido realmente una chica, sino que más bien fue un chico durante mucho tiempo.

“No lo sé, cambia con el tiempo… probablemente soy una mujer”.

Debido a su posición en favor de la comunidad homosexual fue detenida en 2013 en Rusia por manifestarse contra una ley que prohibía la propaganda gay.

Asia Kate Dillon

Asia Kate Dillon en “The Ellen DeGeneres Show”, marzo 2017 (Ellen Digital Ventures)

La estrella de la pequeña pantalla Asia Kate Dillon se define a sí misma como una persona no binaria, lo que se confirma con su look andrógino, y declara no tener preferencia en ser considerada él o ella. Su papel de Taylor Mason en la serie Billions se convertiría en el primer personaje principal de género fluido en la televisión norteamericana.

Debido a la calidad de su trabajo interpretativo, se despertó un debate sobre si debía ser nominada a los premios Emmy como “mejor actriz secundaria” o “mejor actor secundario”. Para fijar una posición al respecto, dijo en una entrevista:

“Actor es una palabra neutra que utilizo, así que he escogido actor”.

A pesar de haber nacido mujer, desde el 2015 se comenzaron a eliminar los pronombres de género en su biografía, y ha declarado sentirse atraída por personas de todas las categorías.

Miley Cyrus

Miley Cyrus en los MTV Video Music Awards 2015 (images-free.net)

En una entrevista para la revista Paper, la cantante aseguró no relacionarse con el hecho de “ser niño o niña”, por lo que su pareja no tendría que ser de un determinado sexo. Aunque en sus recientes presentaciones públicas ha adoptado una imagen andrógina y se ha pronunciado a favor de las identidades de género no binarias, dice sentirse más cómoda si se refieren a ella como mujer.

La artista musical no desaprovecha las cámaras de los fotógrafos para mostrar su sensualidad en eventos sociales con el fin de ser admirada por ambos sexos. Desde su adolescencia se manifestó en favor de la libertad de preferencia sexual, y en la actualidad es activista por los derechos del colectivo gay.

Ruby Rose

Ruby Rose (Gettyimages)

La modelo australiana y estrella de la serie de televisión Orange is the New Black asumió su homosexualidad a los 12 años y ha tenido desde entonces varias parejas del sexo femenino. Durante una entrevista, Ruby Rose aseguró no identificarse con ningún género.

“No soy un hombre y, definitivamente, no me siento mujer, aunque obviamente nací como una de ellas”.

De esta forma se declaró para la revista Elle como una persona de género fluido, al considerar encontrarse en un punto medio en el que conserva lo mejor de ambos sexos. Llegó a admitir que contempló la idea de someterse a una intervención quirúrgica de reasignación de género para convertirse en hombre, pero finalmente no lo hizo y ahora siente feliz tal como es.

Andreja Pejic

Las personas no binarias o genderqueers no se identifican sexualmente con un único género. Te damos las claves para entenderlo.
Modelo Andreja Pejic. (Damon Baker / Gettyimages)

El modelo serbio Andrej asumió el nombre de Andreja en el año 2014, después de someterse a una intervención de cambio de sexo, prefiriendo ser reconocido en la actualidad como mujer. Aunque sus inicios en la pasarela fueron marcados por su condición andrógina, en los que aseguraba estar “entre géneros”, siempre se sintió igual de cómoda al ser identificada como ella que como él.

Fue famosa por promocionar ropa tanto masculina como femenina de diseñadores de élite, lo cual era parte de su atractivo. Aunque nació niño, llegó a declarar que su sueño desde pequeño siempre fue ser una mujer. En la actualidad es la modelo transgénero más reconocida en el mundo de la moda.

A pesar de nuestro intento de estructurar los tipos de identidades no binarias y las características de cada una, tenemos que reconocer que sobre este tema no existe un consenso, y que cada día se abre un nuevo debate al respecto.

La intención no ha sido otra que arrojar luz sobre un tema desconocido para muchos, haciendo lo posible por respetar y dar voz a todas las personas que sienten que las antiguas reglas no las incluyen. En el cambio está el progreso.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.5 / 5. Votos: 87

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

5 Comentarios

  1. interesante articulo………………….pero en definitiva se trata de bisexuales inconformistas, que buscan (como la mayoría de la humanidad) sentirse distintos y especiales, seria mas fácil su vida si aceptan su preferencia sexual y dejan de tratar de ser “tan especiales y diferentes” de cualquier ser humano??

    • hola! te cuento que una persona que se identifica con el género no binario puede ser homosexual o heterosexual ya que la identidad de género no tiene nada que ver con la orientación sexual.

  2. Es muy interesante, si bien a mi parecer hay (como norma general) dos sexos biológicos y muchas formas de sentirse y vivirlo, seguramente tantas como personas en el mundo.
    En mi caso soy una persona andrógina, teniendo de forma natural desde siempre rasgos del sexo que supuestamente no me corresponde. A nivel cognitivo y de comportamiento me sucede lo mismo, al tener algunas maneras, costumbres o gustos que socialmente no se asignarían al sexo contrario al mío biológico.
    Sin embargo… solo puedo considerar con seguridad que soy, lo que biológicamente soy, y que mi aspecto y pensamiento es ambiguo en cuanto al canon social establecido. Pero quizás el problema sea que la sociedad ha catalogado ciertas cosas como preferentemente masculinas y otras femeninas, sin entender que cada persona es compleja y puede tener más o menos de esos rasgos sin implicar nada.

  3. Un artículo muy interesante. La disparidad sexual es practicamente inabarcable..pero es que el sexo es pura vida y merece muchisimo la pena experimentar, fantasear, atreverse….

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre