martes, 6 diciembre 2022 |

Actualizado a las

21:04

h CEST

11.2 C
Madrid

Nunca crecer mentalmente: así es el síndrome de Peter Pan, un trastorno grave y del que poco se habla

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Existen múltiples diagnósticos o términos no oficiales utilizados para describir fenómenos alrededor del mundo, uno de estos términos es el complejo de Peter Pan, este término engloba una serie de conductas desadaptativas asociadas con la infancia, motivo por el cual recibe el nombre del clásico personaje de cuentos.

La “enfermedad de Peter Pan” o complejo de Peter Pan es un término popular unido al significado de inmadurez, este sirve para describir a algunas personas que aparentar haberse quedado en la etapa de la infancia y recrean comportamientos y actitudes asociadas a esta.

Inestabilidad mental:
Una condición peligrosa y más cercana de lo que queremos aceptar

Leer artículo

Síndrome de Peter Pan en adultos

¿Cuál es el síndrome de Peter Pan? Existen muchas condiciones psicológicas y trastornos mentales documentadas en la psicología gracias al trabajo investigativo y el tiempo dedicado por varios científicos de la rama, sin embargo esta es una ciencia en constante crecimiento y mientras se sigan haciendo estudios y descubrimientos nuevos trastornos serán agregados a manuales y fuentes oficiales, así también como puede ser el caso de descartar algo que en el pasado era considerado como trastorno, gracias a que la psicología avanza de la mano con el humano y la sociedad.

¿Qué es el síndrome de Peter Pan? Sin embargo, así como existen trastornos y diagnósticos oficiales también existen muchos diagnósticos y condiciones populares, que no han sido acreditadas por los entes oficiales pero que aún así son utilizados popularmente para describir una serie de características o síntomas, este es el caso del síndrome Peter Pan.

Origen del síndrome de Peter Pan a los 40

¿Qué es el síndrome de Wendy? Peter pan es un personaje creado por James Matthew Barrie, mejor conocido por su adaptación animada de Disney en 1953 el cual tiene miedo o es incapaz de crecer, este es el origen del nombre del síndrome, el cual fue introducido originalmente por el Dr Dan Kiley en un libro llamado “The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up” (El Síndrome de Peter Pan: Hombres Que Nunca Han Crecido).

El síndrome de Peter Pan es utilizado por algunas personas para describir ciertas características de la personalidad y comportamientos de individuos que “se niegan a madurar”, la imagen literal es ver a un adulto actuando de forma infantil con regularidad (o todo el tiempo), pero según esta teoría puede presentarse en otra serie de síntomas mucho más sutiles y más comunes de lo que se piensa, uno de ellos por ejemplo es la desviación de la culpa, pero eso se verá un poco más adelante.

A pesar de no ser un síndrome oficial es cierto que las personas con estas características tienden a presentar problemas en varios aspectos de sus vidas, lo cual no es sorpresa teniendo en cuenta que socialmente se esperan ciertas conductas y actitudes al llegar a la madurez, y más aún si se habla de alguien con 30 o 40 años por ejemplo.

Características del complejo de Peter Pan en psicología

Las características son similares a los síntomas de este supuesto síndrome, no obstante tienen en común que le dificultan a la persona asumir o aceptar las responsabilidades que vienen junto con la vida adulta, además de otra serie de factores que se explorarán a continuación.

Posibles causas del síndrome de Wendy y Peter Pan

Hay que mantener en la mente el hecho de que esto no es un trastorno oficial y carece de la validación científica necesaria para serlo, por lo que se hablará en término hipotéticos, cuando en realidad muchas de estas características y síntomas son en realidad señal de otra cosa.

Dicho eso, se ha especulado que las posibles causas del síndrome de Peter Pan se encuentran en la infancia, la adquisición de patrones o desajustes emocionales en la infancia pueden unirse a la manifestación de síntomas en la adultez.

Señalan específicamente una infancia extremadamente feliz o al contrario una infancia extremadamente infeliz, la explicación en el primer escenario (infancia feliz) es que el niño idealiza la situación y busca que estas se repitan constantemente intentando mantenerse en esa época “mágica” de la vida.

En el segundo escenario (infancia infeliz) la lógica está en “recuperar la infancia robada” con el poder que se adquiere al volverse mayor de edad, un adulto tiene más agencia para hacer u obtener cosas y experiencias que quizás no tuvo de niño.

Otros factores señalados como posibles causas del síndrome de Peter Pan son rasgos de personalidad que creen una inclinación predilecta hacia la dependencia o la evitación (lo cual pueda desarrollar comportamientos infantiles), la propia crianza donde se le da un rol más activo a los padres, enseñando algunos valores o conductas problemáticas para la adultez o finalmente el desarrollo de ciertos estilos de afrontamiento de problemas.

Desadaptación del síndrome de no crecer

Los trastornos son considerados trastornos porque se escapan del concepto estadístico de “normalidad”, es decir lo más común, el síndrome de Peter Pan concuerda con dicha lógica pues lo “normal” es que los adultos actúen como adultos y cuando este no sea el caso se considerará problemático, o en otras palabras desadaptativo.

La desadaptación puede presentarse en muchas áreas, empezando por la social la conducta muy infantilizada de un adulto puede incomodar a otros adultos que consideren dichas conductas como inapropiadas, sumado al hecho de que los intereses y opiniones suelen cambiar con la edad lo cual crea una grieta entre personas con el síndrome y quienes no lo tengan.

En el ámbito de las relaciones también puede ser problemático pues en muchas relaciones también existen ciertas expectativas como responsabilidad emocional, empatía y una buena comunicación, aspectos que carecen las personas con “síndrome de Peter Pan”.

Por último, el ambiente laboral también se ve afectado por esta curiosa teoría pues la falta de responsabilidad y una tendencia evitativa a los conflictos es algo mal visto en varios puestos de trabajo, por lo que es seguro decir que los síntomas o características asociadas al síndrome de Peter Pan causan estragos considerables en múltiples aspectos de la vida adulta.

El “trastorno de Peter Pan” es más común en hombres

¿Existe el síndrome de Peter Pan en mujeres? El “perfil” común de alguien con síndrome de Peter Pan suele ser el de un hombre adulto (se ve más en hombres que en mujeres), algunos teorizan que esto se debe a que socialmente se espera que el hombre desempeñe roles de proveedor y protector, haciendo bastante notoria la condición cuando no cumple con dichos roles sociales.

La lógica sigue que en lugar de brindar estas cualidades las buscan, buscan ser protegidos, atendidos y mantenidos en varios sentidos lo cual de nuevo, crea desadaptación y problemas (en el caso de este ejemplo crea problemas en las relaciones románticas y familiares).

Síntomas del síndrome de Peter Pan

De nuevo, este síndrome no es un trastorno oficial por lo que se hablará de los síntomas de gorma hipotética, pero realmente estos síntomas en la práctica suelen ser un indicio de otras cosas, ya sean trastornos, conductas o perfiles de personalidad. Algo que resalta el hecho de que no se está hablando de un trastorno psicológico legítimo es que los síntomas están explicados de forma general, es decir no son criterios.

Para el diagnóstico en psicología se deben cumplir una serie de criterios, como por ejemplo “presenta 3 o más de estos síntomas” o “ha experimentado los síntomas por al menos 6 meses”, en el caso del síndrome de Peter Pan solo se tiene una lista de características de personas asociadas a este concepto.

Conducta infantil

El primer síntoma es el más característico y en parte el que le otorga su nombre, la conducta infantil en alguien adulto puede no solo manifestarse en acciones sino que también puede venir en forma de pensamientos y sentimientos, de hecho los pensamientos son quizás los más determinantes. Este infantilismo puede verse por ejemplo en un deseo o necesidad de ser cuidado, usualmente por una figura que considere como “fuerte” (como un niño y la visión de sus padres).

Poca tolerancia

El siguiente síntoma se relaciona con el anterior, ya se sabe que existe un deseo por ser cuidado y protegido, esto también resulta en una baja tolerancia a las críticas pues estas en teoría irían en contra de los deseos de ser cuidados y admirados (como a un niño al que se le felicita hasta la tarea más pequeña). En algunos casos dichas críticas son respondidas con arrebatos agresivos, donde es bastante claro el efecto que tienen sobre la persona, en otros casos se puede observar una respuesta evocativa, lo cual conecta con el siguiente síntoma

Incapacidad de asumir responsabilidades

La adultez en muchos sentidos es asociada a la responsabilidad, las personas con síndrome de Peter Pan van en contra de esto ya que tienden a evitar o ser incapaces de asumir responsabilidades, incluyendo las personales. Esta incapacidad también significa que tienen problemas para comprometerse con algo o para mantener su palabra o principios, en muchos casos prefieren que de nuevo una figura “fuerte” y protectora se encargue de esas responsabilidades.

Egoísmo falta de empatía narcisismo

Una de las características de la infancia y su desarrollo es ver como el niño nace con la creencia de ser alguien único y que el universo gira en torno a él, para luego presentar cierto narcisismo y finalmente llegar a la comprensión de que existen millones de personas con ideas y sentimientos distintos. En el caso del síndrome de Peter Pan hay una prevalencia de ese narcisismo y de percibir las situaciones desde este punto de vista, esto se traduce en un egoísmo general y una falta de empatía (por la dificultad de reconocer las emociones ajenas, solo concentrándose en las propias).

Dependencia emocional

El deseo de depender o de ser cuidado es algo que claramente se manifiesta de forma negativa en las relaciones románticas, pues no solo entran en juego la falta de empatía, el egoísmo y la irresponsabilidad sino que también puede verse el estado de la persona como dependiente de la opinión o estado anímico de la pareja. En otros casos la dependencia va más allá de lo emocional, pues se puede depender económicamente por ejemplo, haciendo que la pareja reemplace el papel de los padres y tomando todas las responsabilidades que el otro no quiera asumir.

Consecuencias del síndrome de Peter Pan

No es muy complicado llegar a la conclusión de que las características y síntomas asociadas al síndrome de Peter Pan son bastante negativas, pero al contar con tantas conductas y pensamientos es bueno observar de qué forma afecta exactamente cada una de las áreas de desarrollo e individuo.

Familiares

En ocasiones la familia termina cumpliendo (o manteniendo) el deseo de la persona afectada lo cual termina creando tensión y problemas, pues las exigencias por satisfacer los deseos y necesidades pueden incomodar o interferir con las vidas de las personas cercanas.

Sociales

El egoísmo, narcisismo y falta de empatía resulta en pobres o inexistentes relaciones sociales, especialmente en la adultez se espera cierto grado de empatía y comprensión en las interacciones interpersonales, por lo que muchos encuentran a personas egoístas y narcisistas como “agotadores”, “repelentes” o “indeseables”.

Tratamientos para el síndrome de Peter Pan y complejo de Wendy

¿Cómo tratar a personas con síndrome de Peter Pan? A pesar de que no se trata de un trastorno oficial, las conductas, pensamientos y efectos del síndrome de Peter Pan pueden ser tratadas con terapia psicológica, pues no es necesario padecer una condición para asistir a consulta y mejorar personalmente.

¿Cómo superar el síndrome de Peter Pan? La terapia dependerá del terapeuta y de su enfoque, pero esencialmente irá dirigida a algunos objetivos específicos, los cuales están relacionados a los síntomas y utilizaran planes, estrategias y herramientas para progresivamente mejorar estos aspectos.

¿Cómo tratar el síndrome de Peter Pan? Uno de los objetivos principales es la toma de responsabilidades, la irresponsabilidad en un adulto es una clara fuente de problemas y malestar por lo que parte del trabajo es primero que nada aceptar e identificar esto como el problema que es (pues si el paciente no considera que está mal, no hará el esfuerzo para cambiar) y luego lograr que el paciente tome responsabilidades, primero pequeñas y con laptops de tiempo y luego más grandes y frecuentes.

Otro objetivo principal de la terapia sería reestructurar los pensamientos de modo que la percepción de la persona madure, dejando de recrear patrones de la infancia y buscando desarrollar las áreas donde el síndrome interfiere, como mejorar la empatía por ejemplo.

El complejo de Peter Pan a pesar de no ser un diagnóstico oficial engloba algunos elementos que requieren de atención pues conllevan a repercusiones y consecuencias serias, por lo que el tratamiento para el síndrome de Peter Pan es la psicoterapia.

  • Kiley, D. (1983). The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up (1.a ed.). Dodd Mead.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Cabrera, Domingo. (2022, 23 noviembre). Nunca crecer mentalmente: así es el síndrome de Peter Pan, un trastorno grave y del que poco se habla. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/sindrome-de-peter-pan/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Domingo Cabrera
Domingo Cabrera
Licenciado en Psicología Clínica por la Universidad Arturo Michelena, Valencia, Venezuela.
Cinco Noticias / Desarrollo / Nunca crecer mentalmente: así es el síndrome de Peter Pan, un trastorno grave y del que poco se habla

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre