lunes, 5 diciembre 2022 |

Actualizado a las

4:09

h CEST

5.8 C
Madrid

Normas morales: qué son, origen, características, tipos, ejemplos y diferencias entre reglas morales y jurídicas, sociales

Puntuación media: 5 | Votos: 3

El comportamiento humano puede estar determinado por un conjunto de reglas morales, jurídicas y sociales. Las personas pueden actuar conforme a su criterio sobre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto porque las normas morales internas rigen su conciencia.

Si bien las leyes y las reglas sociales facilitan la vida en comunidad, las normas morales cumplen un rol importante en la convivencia de la sociedad. De acuerdo, con las reglas morales las personas pueden obrar correctamente conforme a su conciencia y a su escala de valores. ¿Cómo rigen las reglas morales, qué son normas morales absolutas o cuáles son las principales características de las normas morales? Todo esto, a continuación.

Reglas jurídicas:
Definición, características, elementos, tipos y ejemplos de normas jurídicas en derecho

Leer artículo

¿Qué son las normas morales?

Las normas morales son todas aquellas reglas de conducta vinculadas con la ética y la moral de las personas. Estas permiten determinar qué está bien o qué está mal. Se tratan de un conjunto de preceptos socialmente aceptados en una determinada región, cultura y época.

Por lo tanto, la definición de normas morales establece una serie de principios y valores que enaltecen la dignidad de los individuos y funcionan como guía para determinar el comportamiento de las personas dentro de un contexto especifico. Se basan en el convencimiento personal o colectivo sobre los estándares de comportamiento, bajo el criterio del bien y el mal, de lo correcto e incorrecto.

De modo que las reglas morales están vinculadas con el concepto de ley natural, el cual, entre otras cosas, dispone que los hombres cuentan con una serie de derechos y deberes por el mismo hecho de ser humano. Muchas reglas morales han sido reconocidas por el Derecho y han sido positivadas en leyes y normas jurídicas que rigen la sociedad.

¿Cuál es el origen de las normas morales?

El origen de las reglas morales se puede encontrar en la historia de la Antigua y la Antigua China, donde la moralidad, la ética y la rectitud de comportamiento eran fundamentales.

En esas sociedades se valoraba el apego a las reglas morales y la distinción entre lo correcto e incorrecto. Se creía que, para tener éxito, las personas debían saber distinguir entre el bien y el mal y actuar siempre apegadas a los preceptos de las normas morales colectivas.

Muchos filósofos griegos antiguos, como Aristóteles, estudiaban y analizaban el alcance y valor de la virtud como base de las reglas morales. Luego, filósofos de la época moderna como John Locke, e Immanuel Kant y Jean-Jacques Rousseau desarrollaron teorías y doctrinas sobre los principios y normas morales que regían en la sociedad.

Diferencias con otras normas

El comportamiento de las personas en sociedad está condicionado por una gran variedad de normas que limitan las libertades y establecen los estándares mínimos de convivencia.

Las leyes, las normas jurídicas, morales, sociales y religiosas comprenden los distintos lineamientos normativos que regulan la conducta humana. ¿Pero, en qué se distingue una norma moral de una jurídica y cuáles son las diferencias entre reglas morales y convencionalismos sociales? Las respuestas a continuación:

Normas religiosas

Entre las diferencias que existen entre las reglas morales y las normas religiosas se puede mencionar las referidas a la sanción que acarrea su incumplimiento. La violación de las normas religiosas se castiga con el pecado, mientras que las normas morales no contienen una sanción específica, mas que un cargo de consciencia en el fuero interno del individuo que puede sentirse culpable o no, por el desacatamiento a la norma.

Otra de las diferencias entre este tipo de normas es que en las normas religiosas son colectivas e impuestas por la comunidad religiosa que va en consonancia con los mandamientos de su Dios; mientras que las normas morales, aunque puedan llegar a ser colectivas y comunes, la mayoría son reglas internas que el individuo acepta dentro de su propia consciencia y discernimiento.

Normas jurídicas

De las principales diferencias entre las normas jurídicas y las reglas morales se menciona que las primeras están mayormente escritas y son dictadas por una autoridad competente; mientras que las normas morales no se encuentran escritas y son producto de la conciencia interna del propio individuo.

Por otro lado, la posibilidad de ejecutarlas por medio de la fuerza es otra de las grandes diferencias entre normas morales y normas jurídicas. De este modo, cuando las normas jurídicas no son cumplidas, el Estado puede obligar por medio de la fuerza a los individuos al fiel cumplimiento de las normas. Al contrario de las normas morales internas, cuyo cumplimiento no puede ser procurado por medio de coacción alguna.

Convencionalismos sociales

Una de las características de las normas sociales es la aceptación de una norma como imperativa por una comunidad o grupo social. Por lo tanto, entre las principales diferencias de una norma social y una norma moral es el lugar de donde viene el control.

Mientras las normas sociales ejercen un control externo, es decir, es la sociedad quien indica lo qué es correcto o qué no; en las normas morales el control es interno; o sea, la misma persona es quien determina qué está bien y qué está mal, de acuerdo con su escala de valores y sus propios principios.

Por otro lado, la sanción impuesta por el incumplimiento de los convencionalismos sociales es diferente de la sanción derivada de la falta a las reglas morales; mientras en los primeros la sanción consiste en el rechazo social o el repudio de los semejantes, en las normas morales la sanción está relacionada con un proceso interno de reflexión y culpa.

Características de las normas morales

En este sentido, las reglas morales se distinguen de las normas jurídicas y los convencionalismos sociales porque cuentan con elementos particulares que las definen y determinan qué es la norma moral frente a los otros tipos de reglas. ¿Pero,cuáles son las principales características de las normas morales y su significado?

Unilaterales

La principal característica de las reglas morales es la unilateralidad. Esto se refiere a que las obligaciones que establecen o determinan las normas morales solo rigen para la misma persona que las toma como válidas para sí. La unilateralidad de las reglas morales también indica la ausencia de un tercero que pueda estar facultado para exigirle el cumplimiento al sujeto obligado por el precepto. Esto se debe a que las normas morales no conceden derechos a terceros, solo son imperativas para una sola persona.

De carácter interno

Lo que da fundamento a qué es una norma moral es el fuero interno del individuo. Es decir, que para que una norma moral tenga validez y sea imperativa la persona debe tener la intención voluntaria de aceptar el mandato. Esto es porque las normas morales son de carácter interno; por lo tanto, dependerá del sistema de valores y principios de cada persona y podrá variar de acuerdo a su propia conciencia.

Autónomas

Otra de las características morales de este tipo de normas es la autonomía. Esto quiere decir que las normas no son emanadas de ninguna autoridad externa o competente ni tampoco son impuestas por un grupo determinado de personas. Por el contrario, las normas morales tienen un origen autónomo, por lo que surgen de la propia conciencia del individuo quien las acepta como validas y obliga a sí mismo al cumplimiento del precepto.

Incoercibles

Además de la autonomía, las normas morales se caracterizan por ser incoercibles. Es decir, que su cumplimiento debe configurarse de forma espontanea. La persona al estar convencida del rigor e importancia de la norma moral, la cumple voluntariamente sin que medie ningún tipo de coacción por parte de algún tercero; por lo que existe una libertad de acatamiento.

La incoercibilidad determina qué nos normas morales y qué no lo son. Por lo tanto, la incoercibilidad de las normas morales se refiere, además, a la imposibilidad aplicar la fuerza del Estado o de aplicar sanciones cuando se configura un incumplimiento.

Por la sanción

Otra de las características de normas morales es el tipo de sanción que se impone como consecuencia de su incumplimiento. Con las reglas morales la sanción tiene un carácter subjetivo, por lo que sería impuesta por la propia conciencia del individuo y no por ningún tercero. La sanción puede ser un sentimiento de culpa, remordimiento o cargo de conciencia que aqueje al individuo por haber obrado mal, según sus principios.  

Tipos de normas morales

Dentro de la clasificación de las normas morales existen dos clases principales de reglas: las reglas morales absolutas y las relativas. La diferencia particular radica en la flexibilidad de estos tipos de normas morales las cuales pueden mantenerse estáticas en el tiempo o adaptarse según el paso de los años o las condiciones culturales. ¿Pero, qué son las normas morales absolutas y cuál es el concepto de norma moral relativa?

Normas morales absolutas

El concepto de normas morales absolutas se refiere a aquellos preceptos relacionados con verdades universales de los seres humanos y su naturaleza. Se tratan de reglas con aceptación universal que representan valores y principios comunes en toda la humanidad. En ese sentido, las normas morales absolutas son rígidas y no se modifican con el paso del tiempo.

La doctrina del absolutismo moral fue propuesta por el filósofo inglés, Immanuel Kant. Sostenía que los mandatos y las reglas morales estaban incondicionados y que no podían varias por las circunstancias. Kant, además, argumentaba que el principio supremo de la moralidad era objetivo y racionalmente necesario, por lo que no podía alterarse por el deseo natural de las personas. Este principio fue denominado por Kant como “imperativo categórico”.

Normas morales relativas

Por su parte, las normas morales relativas encuentran su base y fundamento en las opiniones, valoraciones y circunstancias particulares de cada individuo. Esto las hace mutables en tiempo, y pueden variar según la escala de valores de cada persona; y, de acuerdo con las diferentes situaciones en las que se encuentre el individuo. Es decir, lo correcto o incorrecto, dependerá de la percepción personal que cada uno tenga de la realidad.

Las reglas morales relativas también son diferentes según el sistema de valores de cada cultura o sociedad. Lo que es inmoral en algunos países, en otras culturas puede ser aceptado y estar bien visto por la sociedad.

Ejemplos de normas morales

Las reglas morales, por tanto, rigen la conducta de las personas desde su fuero interior y van de la mano de la moralidad y la ética que puede ser distinto en cada cultura o según la época social. Sin embargo, hay normas morales que han regido siempre y son comunes para todos los seres humanos ¿Entonces, cuáles son las normas morales más comunes?

Obrar siempre con honestidad

Cuando las personas son honestas en sus relaciones personales pueden crear lazos de confianza con sus semejantes y en la ejecución de negocios. La honestidad, por tanto, es un valor moral importante y fundamental tanto a nivel personal como profesional ya que el mentir y engañar perjudica no solo la imagen del individuo sino también su credibilidad ante el grupo.

Devolver favores

Aunque los favores se deben realizar sin esperar nada a cambio, siempre es bueno devolver la ayuda recibida en cuanto se tenga oportunidad. Por lo tanto, ayudar, brindar apoyo o hacer un favor a alguien que una vez hizo algo bueno por ti, es una de las reglas morales no escritas reconocidas por la sociedad.

La buena disposición de ayudar a otros es siempre bien vista y responde a altos valores de solidaridad y empatía; los cuales se ven reforzados cuando la persona que recibe la atención, y que una vez fue atento con nosotros. No es un asunto de pagar deudas, es simplemente de reciprocidad y buena convivencia.

Reconocer los errores

Otro buen ejemplo de qué es norma moral es la que le permite a la persona a reconocer sus errores y pedir disculpas cuando ha ofendido o herido a alguien. Los seres humanos pueden cometer errores y equivocarse en su comportamiento, y con ello pueden crear daños emocionales, físicos o materiales a otros.

Cuando alguien tiene la madurez y la conciencia de aceptar sus equivocaciones y de tratar de reparar el daño a otro, puede deberse a un examen de conciencia producto del incumplimiento de una norma moral de hacer el bien y reconocer cuando, por accidente o involuntariamente, se ha hecho daño.

En conclusión, la convivencia social no solo se obtiene por el cumplimiento de las leyes y los convencionalismos sociales; también es importante el cumplimiento de normas morales que son naturales al ser humano e influyen en sus valore y principios. Las reglas morales cuentan con el convencimiento voluntario de las personas de los que es correcto y beneficioso para sí y para la comunidad. Por lo tanto, las normas morales, los valores, los principios y la ética en el comportamiento ayudan a construir una sociedad mejor.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Soto, Ángel Andrés. (2022, 14 junio). Normas morales: qué son, origen, características, tipos, ejemplos y diferencias entre reglas morales y jurídicas, sociales. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/normas-morales/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 3

Ángel Andrés Soto
Ángel Andrés Soto
Abogado licenciado por la Universidad Central de Venezuela, convalidado por la Universidad de Buenos Aires. Diplomado en Marketing Digital por el Instituto Internacional de Marketing UCV. Locutor, escritor y especialista en TRX y pilates.
Cinco Noticias / Lifestyle / Normas morales: qué son, origen, características, tipos, ejemplos y diferencias entre reglas morales y jurídicas, sociales

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre