sábado, 1 octubre 2022 |

Actualizado a las

14:33

h CEST

17.6 C
Madrid

Mercados oligopolísticos: definición, características y clasificación de la competencia oligopólica

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Empresas vinculadas a los mercados oligopolísticos controlan los precios, la distribución y producción de determinados productos limitando la libertad comercial y promoviendo una competencia oligopólica que puede perjudicar a los consumidores

El libre comercio es fundamental para el crecimiento de la economía. Sin embargo, algunos mercados oligopolísticos pueden interferir en el desarrollo de nuevos proyectos y limitar el ingreso de empresas disruptivas al mercado. La competencia oligopólica amplía la definición de oligopolio de mercado que no se limita a la participación de un grupo de empresas dominantes sino también a prácticas abusivas e injustas en la comercialziación.

Monopolio de mercado:
Qué es, cómo funciona, características, tipos y ejemplos de mercado monopólico

Leer artículo

¿Qué son los mercados oligopolísticos?

El concepto de oligopolio está relacionado con una estructura de mercado en el cual existe una limitada cantidad de competencia que puede ser considerada por los consumidores. Por lo tanto, los mercados oligopolísticos se caracterizan por la participación de un pequeño grupo de empresas que manejan todas o casi todas las ventas de ese rubro; y en la mayoría de los casos, trabajan conjuntamente para limitar el ingreso de otras empresas al mercado y de esta forma reducir la competencia.

En consecuencia, solo pocos productores, proveedores o vendedores participan del mercado de oligopolio para la distribución de algunos productos en los clientes demandantes. Por lo tanto, un alto índice de concentración en una economía es un signo de lo qué es oligopolio o mercado oligopolístico.

¿Cómo funcionan los mercados olipolísticos?

Los mercados oligopolísticos se parecen mucho a los monopolios, debido al dominio que ejercen pocas empresas sobre un mercado determinado. Gracias a la competencia oligopólica estás empresas logran obtener los resultados esperados. Pero, ¿qué significa la idea de una competencia oligopólica en las empresas?

Cuando se instala un mercado de oligopolio en un rubro determinado, las empresas dominantes son capaces de crear una especie de competencia de oligopolio “perfecta” entre ellas, la cual busca el beneficio de cada una de las compañías involucradas. Si una de las empresas oligopólicas hace un ajuste o cambio en los precios de los productos o servicios, las otras también realizan la misma estratégica económica, no como una consecuencia de las condiciones propias del mercado, sino como un control para beneficio de ellas mismas.

Ventajas de los mercados oligopolísticos

Además del control que pueden ejercer las empresas oligopólicas en el mercado para obtener mejores beneficios y ganancias, también existen otras ventajas de los mercados oligopolísticos en la economía.

Estabilidad en los precios

En primer lugar, un mercado de oligopolio puede brindar una estabilidad de precios. Aunque se trate de precios un poco más altos, de las características de un oligopolio se distingue la estabilidad y anticipación en los gastos de los consumidores que incide en el equilibrio del ciclo comercial.

Estrategia competitiva

La competencia oligopólica facilita la elección del mejor producto posible; ya que la mayoría de las empresas ofrecen productos similares y los consumidores no requieren una investigación exhaustiva de las opciones disponibles. Esto porque las empresas elevan el nivel de sus campañas de divulgación para captar más clientes sobre sus productos y servicios.

Más innovación y desarrollo

Los mercados oligopolísticos tienen una mayor capacidad de innovación y desarrollo de productos y procesos gracias a sus altos niveles de ganancias. Un claro ejemplo de ello, se observa en la industria farmacéutica, en el cual las empresas oligopólicas pueden impulsar nuevas investigaciones para desarrollar mejores y mayores medicamentos.

Desventajas de los mercados oligopolísticos

Sin embargo, en la economía de mercados oligopolísticos no es todo color de rosa. También existen algunos inconvenientes o desventajas de este tipo de mercado.

El mercado no evoluciona

En los mercados de oligopolio las empresas establecen ciertas barreras que impiden que otras compañías puedan ingresar a competir en ese rubro del mercado. Esto puede traer como consecuencia la limitación en la innovación de otras empresas que generen nuevas ideas disruptivas. Las empresas vinculadas mantienen un status quo y no se abren a nuevos horizontes.

Precios comunes

La ineficiencia en la producción puede ser una de las características de un oligopolio de mercado. Las empresas oligopólicas trabajan en connivencia fijan precios comunes y funcionan como un monopolio que domina el mercado. Los consumidores adquieren los productos ofrecidos a precios fijados artificialmente.

Alta concentración de productos

Al existir pocas empresas en un mercado de oligopolio se crea un alto nivel de concentración de productos. Por lo tanto, los consumidores no obtienen muchas opciones de las cuales escoger y en algunos casos la calidad está comprometida y no satisface las necesidades de los clientes.

¿Cuáles son las causas de los mercados oligopolísticos?

Existen varias circunstancias en la economía que permiten la creación de mercados oligopolísticos en ciertas industrias. La competencia oligopólica se acentúa en el dominio del mercado y muchas empresas se fusionan para tomar el control y alejar a los competidores. A continuación, las 5 razones más comunes del origen de un mercado oligopólico en la economía.

Diferenciación del producto

Cuando un grupo de empresas domina determinado mercado con productos diferenciados se puede generar un mercado de oligopolio en economía. Los consumidores pueden generar lealtad y fidelidad a determinadas marcas y evitan consumir un producto nuevo no probado. Esto hace difícil la introducción de competencias y beneficia a las empresas dominantes.

Necesidad de gran capital

Otra de las principales causas de un oligopolio de empresas es la necesidad de un gran capital de inversión para entrar al mercado. Muchas industrias como la explotación del acero o del petróleo, construcción de barcos o la industria del cemento requieren una inversión importante en maquinarias, plantas eléctricas, edificios y otros gastos recurrentes. En estas industrias se observa con facilidad la competencia oligopólica y lo qué es un oligopolio en economía ya que son pocas las empresas que pueden ingresan a ellas.

Fusiones de empresas

Las nuevas necesidades del mercado favorecen a que las empresas se combinen o se fusionen para eliminar a la competencia. Cuando el número de empresas se reduce, las ganancias pueden incrementarse para las compañías dominantes. Por lo general, las fusiones de empresas tienen lugar para obtener más poder en el mercado y expandir su control. Esto genera nuevos mercados oligopolísticos con más control en la industria.

Economía de escala

Las empresas a gran escala también pueden ser un elemento significativo de qué significa oligopolio o competencia oligopólica en economía. Existen algunos rubros en el mercado, cuya explotación requieren altos gastos que pocas empresas pueden soportar. Por lo tanto, se crea un mercado de oligopolio en esa industria, ya que las medianas o pequeñas empresas no pueden asegurar la producción a gran escala ni satisfacer las altas demandas de esos productos y servicios.

Licencias o patentes

Tal como ocurre con los monopolios, las licencias o patentes también pueden ser causas de mercados oligopolísticos en algunas industrias. Algunos sectores productivos requieren un certificado y licencia de parte del Estado para su explotación o producción. Por lo tanto, pocas empresas logran obtener ese permiso y se genera un limitado numero de empresas dominantes. Las patentes también limitan el derecho sobre determinados bienes o servicios, el cual recae exclusivamente a una o pocas empresas.

Tipos de mercados oligopolísticos

Según el comportamiento de las empresas en las estrategias de precios y producción se podrán distinguir dentro de la clasificación de oligopolio de mercado los distintos tipos que existen.

Oligopolio puro

También conocido como mercado de oligopolio perfecto, el significado de oligopolio puro se refiere a la existencia de un producto único y homogéneo en ese mercado. Es decir, las empresas ofrecen un producto homogéneo cuya diferencia de precio se vuelve insignificante debido a que cuando un vendedor varía su política de precios, los competidores se ajustan a ese cambio para no perder clientes.

Oligopolio imperfecto

En contraposición al oligopolio puro, el oligopolio imperfecto presenta productos ligeramente diferentes, por lo que la variación del precio de uno de ellos no incide directamente en el precio de los productos rivales. En este mercado, también conocido como oligopolio diferenciado, la interdependencia de las empresas dominantes es menor ya que comercializan productos que no sustitutos perfectos entre ellos, pero sí cercanos como los automóviles, por ejemplo.

Oligopolio no colusorio

Un elemento que define oligopolio no colusorio es el comportamiento independiente de las empresas. En este tipo de mercado, los comerciantes despliegan su estrategia comercial conforme a la reacción de las empresas rivales que venden productos homogéneos. Es decir, que la empresa fijará el precio de su bien o servicio, según crea como actuará su competidor frente a ese cambio.

La desventaja de un oligopolio no colusorio es que se puede generar una mala competencia de los vendedores, donde los de mayor influencia pueden tomar represalias contra otros, para la determinación o definición de vetado o apartado como competidor.

Oligopolio colusorio

La cooperación de las empresas dominantes en la determinación de los precios o producción es un elemento importante para saber qué es el oligopolio colusorio o cooperativo. Este tipo de mercado consiste en una estrategia cooperativa para realizar una oferta oligopólica de precios y resultados de los productos. Con esto se permite reducir la competencia de precios y se establecen reglas para fijar precios promedios que beneficien a los comerciantes involucrados.

¿Son legales los mercados oligopolísticos?

La mayoría de las legislaciones en el mundo buscan proteger la libertad del mercado para garantizar una libre competencia entre las empresas que ingresan a determinada industria. Aunque algunas prácticas oligopolísticas no se considera que contravengan esta libertad comercial, sí se ha tratado de controlar y limitar el comportamiento de las empresas, sobre todo las más influyentes, para que no exista un dominio total de un área de producción.

Así, los Estados intentan imponer multas, fiscalizaciones y otras sanciones y controles para garantizar que las estrategias de precios, clientes y otros datos económicos fluya conforme al comportamiento natural del mercado y no responda a la arbitrariedad de un grupo oligopolista de empresas que se reparta el mercado.

En España, por ejemplo, existe la Ley de Defensa de la Competencia de 2007, la cual funciona como instrumento rector de los procesos de producción, distribución y repartición del mercado. La norma prohíbe que una o un grupo de empresas ejecute una explotación abusiva de un mercado determinado que pudiera ubicarla en una posición abusiva y dominante frente a los competidores.

Por su parte, en Estados Unidos existe la Comisión Federal de Comercio que vela y supervisa por el cumplimiento de las normas del libre comercio para proteger a los consumidores de estrategias dominantes e injustas de las empresas.

Ejemplos de mercados oligopolísticos

En la economía mundial existen muchos casos de mercados oligopolísticos que dominan la oferta de bienes y servicios. En la industria del streaming Netflix, Amazon Prime y Disney controlan los precios y servicios para establecer una competencia oligopólica en ese sector. Aquí otros ejemplos de mercados de oligopolio actuales.

Mercado del Big Tech

Los mercados de gran tecnología como los referidos al desarrollo y comercialización de sistemas operativos de teléfonos inteligentes y computadoras se comportan como importantes ejemplos de mercados oligopolísticos en la actualidad. Empresas como Apple iOS y Google Android dominan el mercado de la industria de la telefonía y la intenet.

Mercado de la televisión

Otro gran ejemplo de mercados oligopolísticos son los medios de comunicación, más específicamente en la televisión, donde pocas empresas dominan el mercado del entretenimiento. En ese Estados Unidos, por ejemplo, seis corporaciones tienen el control de la industria. Cerca del 90% de los medios de comunicación pertenecen a Walt Disney, CBS Corporation, NBC Universal, Time Warner y Rupert Murdoch’s News Corporation.

Airbus y Boeing

Airbus y Boeing, por su parte, son dos empresas de oligopolio que tienen el control de la industria de las aerolíneas a nivel mundial, las cuales mantienen su competencia oligopólica y sus estrategias de ventas bajo su dominio. De esta forma, ambas proveen más del 95% de las flotas de aviones en el mundo entero, por lo que “representan el control del cielo”.

Pepsi y Coca Cola

Las eternas rivales de las bebidas carbonatadas son las empresas de oligopolio más representativas de este mercado. Pepsi y Coca Cola concentran el mercado de las gaseosas en un 75% a nivel mundial. Aunque existan otras marcas locales en los distintos países, no logran destacarse en el mercado como primeras marcas. Este es un gran ejemplo del dominio de un sector por pocas empresas.

Mercado automotor

Otro de los grandes ejemplos de qué son los oligopolios de mercado es el relacionado con el sector automotriz. En los Estados Unidos, las empresas Ford, General Motors y Chrysler, claro significado de coludidos en la industria automotora, que dejan de lado a las otras competidoras, a través de un oligopolio colusorio.

Oligopolio mexicano

De los oligopolios y monopolios en México actualmente, se encuentra el mercado minorista dominado por un reducido grupo de corporaciones que se comportan como empresas de oligopolio en ese país. Así Walmart, Soriana, Comercial Mexicana y Chedraui tienen el dominio de alrededor el 80% del mercado minorista en el país azteca.

En definitiva, los mercados oligopolísticos pueden beneficiar a la economía mediante la estabilidad en los precios y en la innovación en algunos sectores. Pero, sin una regulación justa y adecuada, la competencia oligopólica de las empresas dominantes puede traducirse en estrategias abusivas en el mercado que terminen limitado el libre comercio.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre