¿Cómo se mide la pobreza? Métodos, índices y parámetros

4
(3)

Para entender cómo pueden progresar las sociedades en el mundo es importante comprender el fenómeno de la pobreza extrema. Los gobiernos que buscan conseguir la reducción de la pobreza y los niveles de desigualdad en sus países deben establecer políticas y estrategias que permitan promover la prosperidad de forma sostenible en sus regiones.

Medir la pobreza permite determinar la efectividad o ineficacia de las medidas o estrategias establecidas para su erradicación. Al medir los niveles de pobreza, los países en vías de desarrollo pueden modificar, mejorar o diseñar un plan económico mucho más efectivo.

Desigualdad social:
Tipos, causas, ejemplos, cifras y propuestas para acabar con ella

Leer artículo

¿Cómo se mide la pobreza? Muchos países en el mundo aplican un valor absoluto para medirla. A través de un estándar fijo, los gobiernos determinan la cantidad de familias que tienen acceso a los elementos mínimos que permiten satisfacer sus necesidades básicas.

Sin embargo, en algunas ocasiones es muy difícil establecer un conjunto único de bienes y servicios para todos los habitantes. Por esta razón, la mayoría de los países europeos están aplicando un patrón relativo que les permita medir los niveles de pobreza en su región.

¿Pobreza absoluta o relativa?

El Banco Mundial, por su parte, para realizar la medición utiliza datos y cifras sobre el ingreso de los hogares, divididos por el número de miembros en la familia, y de esta forma obtiene una medida de ingresos per cápita.

Lamentablemente, este método puede llegar a ignorar la desigualdad intrafamiliar dentro del hogar. Los miembros de una familia pueden variar de aduerdo con la composición demográfica, número de hombres y mujeres o si sus miembros son niños o adultos.

Por lo tanto, no todos los países aplican métodos de equivalencia para medir el ingreso per cápita, algunas de las estimaciones de pobreza relativa se basan en el ingreso equivalente por adulto.

En general, se entiende como pobre a aquellas personas que no cuentan con un ingreso suficiente que les permita superar la línea de pobreza extrema. Es decir, es la condición que experimentan las personas al no poder tener acceso a un conjunto de bienes y servicios mínimos que garanticen una vida digna dentro del contexto social del que forman parte.

Para los países europeos, por su parte, se determinan como pobres a aquellas personas que viven en hogares cuyas rentas disponibles se sitúan por debajo del 60 % de la media nacional.

En los términos del Acuerdo del Poder de Compra (PPA, por sus siglas en ingles), el Banco Mundial fijó la línea internacional de pobreza en $1,90 por día para 2011. Sin embargo, la línea de pobreza extrema es específica en cada país. Esta atiende a las condiciones económicas y sociales de cada realidad interna.

Así, en los países de ingresos más altos, el costo de vida será mayor y, por consiguiente, la línea de pobreza extrema también será más alta.

Por ejemplo, en países como Brasil o Sudáfrica la línea de pobreza es de $5.48 por persona al día; mientras que en India o Filipinas, se ha fijado un mínimo de $3,21 por persona por día.

En definitiva, para determinar las cifras y estadísticas de las personas que se ubican por debajo de la línea de pobreza extrema, cada gobierno aplica encuestas en su población para lograr recopilar los datos que le permitan entender el comportamiento social y económico de sus ciudadanos.

El Banco Mundial, a través de los Indicadores de Desarrollo Mundial (WDI por sus siglas en inglés) ofrece una compilacion de datos que cada pais utiliza para establecer su tasa de pobreza nacional.

La pobreza multidimensional incluye aspectos como educación y salud

Adicionalmente, existen otros factores que permiten obtener una visión más amplia de la situación económica de cada país. Así, el Índice Mundial de Pobreza Muntidimensional (IPM) incluye aspectos fundamentales como la educación y la salud como elementos que determinan la pobreza en la población.

En la mayoría de los casos, la pobreza extrema se vincula con el hambre. En ese caso, se aplican como estándar, el costo de la canasta básica de alimentos, que comprende los alimentos adecuados y necesarios que satisfagan la ingesta mínima de calorías en la familia. Para el cálculo, además se toman en consideración productos esenciales no alimentarios como la vivienda, alquiler, servicios básicos e indumentaria.

En 2020, el IPM determinó que un total de 1.300 millones de personas, aproximadamente un 20 % de la población global, viven en situación de pobreza. Unas 803 millones de personas viven en hogares en los cuales, al menos un miembro, padece desnutrición; 687 millones no cuenta con serivcio de electricidad y unos 1.030 millones de personas viven en edificaciones de materiales de deficiente calidad.

Los datos que componen el índice comprende una 47 encuestas demográficas y de salud (EDS), 47 encuestas de indicadores múltiples por conglomerados, entre otras, y abarcó unos 107 países con cerca de 5.900 millones de personas en regiones en desarrollo.

Objetivos de desarrollo sostenible

Aunque la situación de la pandemia del Covid 19 ha ralentizado los avances de los últimos años en la reducción de la pobreza, la ONU y la CEPAL creen que es posible disminuir el indice de recuento de la pobreza.

Recientemente, el instituto Mundial de Investigaciones de Economía de Desarrollo de la Universidad de las Naciones Unidas publicó un estudio que advierte sobre las consecuencias económicas generadas por la pandemia y su posible repercusion en los niveles de pobreza en el mundo.

Entre los Objetivos de Desarrollo del Mileno (ODM) en América Latina y el Caribe de la CEPAL se ha logrado la reducción de la desnutricion infantil en el mundo, así como el impulso de la inclusión en el sistema laboral.

Por su parte, la ONU continúa con su agenda y la lucha por cumpir sus objetivos de desarrollo sostenible, siendo el objetivo número uno: erradicar la pobreza en todas sus formas en el mundo.

La meta es, para el 2030, poner fin a la pobreza extrema de todas las personas en el mundo entero y al menos reducir a la mitad la cantidad de personas pobres.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) comprenden un plan de acción que les permita unir a los países de todo el mundo en la lucha para la reducción de la pobreza en el planeta. Fue adoptado por los Estados miembros de las Naciones Unidas en septiembre de 2015.

En definitiva, acabar con la desigualdad y la pobreza extrema, a través de la promoción de políticas de inclusión y desarrollo para todas las personas sigue siendo un reto para los gobiernos; pero con el trabajo en conjunto de todas las naciones es una realidad posible en un futuro no muy lejano.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4 / 5. Votos: 3

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre