Madame de La Fayette: la autora de la primera novela francesa, oculta tras diferentes seudónimos

4.8
(4)

¿Qué relación pueden tener una novela del siglo XVII con la lucha por los derechos de las mujeres? La respuesta es Madame de La Fayette, la escritora francesa que vivió en el anonimato y que, siglos después, fue reconocida como una de las fuentes de inspiración del movimiento feminista. Así fue la vida de Madame de LaFayette...

Madame de La Fayette fue una escritora del siglo XVII considerada una de las precursoras del feminismo. Se le atribuye la creación de la primera novela histórica francesa y la incorporación en la literatura de la visión íntima de la psicología femenina. Los escritos de Madame de LaFayette encendieron controversias que aún persisten, casi cuatro siglos después.

Las 100 mejores novelas negras de los últimos años:
Las mejores novelas policíacas del género

Leer artículo

Marie Madeleine Piochet de la Vergne, la condesa de La Fayette (biografía)

Hay autores que superan el paso del tiempo. Marie Madeleine Piochet de la Vergne (1634-1693) o condesa de La Fayette es uno de estos personajes.

Esta novelista francesa fue una intelectual adelantada a su época. Su pensamiento y su obra transcurrieron en la Pre-Ilustración, una época llena de tabúes contra las mujeres. Por esta razón, sus novelas, cargadas de gran realismo y erotismo, solo pudieron llegar a la imprenta bajo el anonimato y seudónimos.

Nacimiento

De la biografía de Madame de La Fayette sabemos que nació el 16 de marzo de 1634 en París y que fue bautizada dos días después. Por ello, hay quienes atribuyen el 18 de marzo como día de su nacimiento.

Proveniente de una familia de pequeña nobleza, aunque con dinero, sus padres frecuentaban el entorno social del poderoso Cardenal Richelieu. Esto despertó desde muy joven su curiosidad por las costumbres e intrigas de las cortes reales.

Familia y conexiones

Su madre, Isabelle Pena, hija de uno de los médicos del rey Luis XIII, formaba parte del personal al servicio de la duquesa Marie-Madeleine de Vignerol. Su padre, Marc Pioche de la Vergne, era albéitar del rey y lugarteniente del Gobierno.

La familia vivía en Le Havre, al noreste de Francia. Tuvo dos hermanas menores: Eleonore-Armande e Isabelle Louise, con solo uno y dos años de diferencia.

Adolescencia

Cuando Marie Madeleine Piochet de la Vergne cumple 15 años, su padre muere y con él, las ventajas de una vida libre de preocupaciones económicas.

La madre contrae nuevas nupcias un año después con el caballero Renaud de Sévigné, tío de la marquesa de Sévigné (Maria de Rabutin-Chantal). La refinada escritora epistolar pasó a ser amiga íntima de Marie Madeleine hasta la adultez.

Con 16 años es nombrada dama de honor de la reina Ana de Austria.  Esto le permitió acceder a una alta educación literaria de la mano de Gilles Ménage, quien la instruyó también en italiano, latín y griego.

Inicios en los salones literarios

Ménage introdujo a Marie Madeleine en los salones literarios preciosistas, o les salonnières. Estas tertulias informales eran encabezadas por mujeres y a ellas asistían las élites sociales e intelectuales de Francia, sin distingo de sexo.

Los temas a discutir preferidos eran la poesía y el amor, con la más pura inclinación espiritual y un hablar refinado.

Eran promovidos por las anfitrionas de moda: Madame de Rambouillet,  Madeleine de Scudéry y la marquesa de Plessis-Bellière. La seducción e intelectualidad de los salones marcaron el rumbo de la futura condesa como apasionada escritora y biógrafa.

Matrimonio

A los 21 años se casa con el conde de La Fayette, François Motier, 18 años mayor que ella y de quien toma el noble título. La pareja se radica en una finca de Auvernia y tienen dos hijos: Louis de Lafayette (1658–1729), quien de adulto es comandante abad de Notre-Dame de Valmont, y Armand Renaud de La Fayette (1659–1694), marqués de la Fayette.

El matrimonio entre Motier y la ya conocida madame de La Fayette nunca pintó bien. El hombre pasa mucho tiempo fuera de casa y ella aprovecha para sumergirse en sus novelas y abrir su propio salón literario.

Ruptura

La relación gris de solo 5 años se acaba cuando el conde de La Fayette la abandona en 1660. El hombre fue anulado por la intelectualidad de su mujer y cuando decide dejarla, lo hace sin dejar rastro.

Sin ser ajeno al cotilleo que este abandono despertó en la puritana sociedad de entonces, el escritor y moralista Jean de La Bruyére llegó a referir que el conde de La Fayette fue “eclipsado” completamente por su mujer hasta el punto “que no sabemos si está muerto o vivo”.

Vida en París

Tras la ruptura, ya no hay ataduras para Madame de La Fayette. Tampoco para mantener las apariencias de un matrimonio por conveniencia, arreglado por su madre.

Desde 1659 ya se había establecido en París donde empezó a ser reconocida por sus escritos. Comenzó a frecuentar los círculos de la cábala jansenista del Hôtel de Nevers y la vida de la corte. Es cuando conoce al escritor y filósofo Arnauld y François de La Rochefoucauld, uno de los intelectuales y aristócratas más influyentes de la época.

Con el autor de las célebres ‘Máximas’, y 20 años mayor que ella, mantiene una profunda y enigmática relación desde 1665. Hasta hoy no se sabe si fueron amantes o era solo un amor platónico.

Comienzos literarios

La Fayette recibe ofertas como biógrafa de personalidades de la corte y a eso se dedica. Alentada por sucesos auténticos, escenarios históricos y vidas reales, empieza a construir historias inspiradas en personajes de carne y hueso.

Su fuerte amistad con Enriqueta de Inglaterra (1644-1670) fue una llave que le permitió adentrarse más profundamente en las intrigas e intimidades de las cortes reales.

Escritora en secreto

En 1662, publica de manera anónima su primera novela corta, ‘La Princesse de Montpensier’. En 1670, sale a la luz ‘Zaïde’, su segunda obra escrita con la contribución de La Rochefoucauld y el poeta Segrais.

Su éxito indiscutible y gran obra maestra vino con La Princesa de Clèves, publicada bajo el anonimato en marzo de 1678. La novela causó todo un revuelo por su delicia narrativa, erotismo, intriga, escándalo e impactante final.

Fue extremadamente popular y tan dramático su efecto que, en todos los espacios cortesanos parisinos, desató encendidos debates y polémicas por abordar los amores escondidos entre una princesa casada y un noble.

Retiro y fallecimiento

Luego de la muerte de Rochefoucauld en 1680, a causa de la gota, la condesa de La Fayette empezó una especie de retiro social. Llegó a negar en varias oportunidades que escribió La princesa de Clèves, aunque se sabía su afición a la ambigüedad, la duda y el secreto.

Durante ese tiempo escribió varias obras más que fueron publicadas después de su muerte. Falleció en París, el 25 de mayo de 1693.

Obra de Madame de La Fayette

A Madame Lafayette se le atribuye la reforma del género de la novela, siendo la creadora de la primera novela histórica francesa: La Princesse de Cléves (1678). La escritora le otorgó un carácter propio a sus historias, basándose en elementos reales y creíbles, expresados con elegancia, fuerza y psicología femenina.

Reflejó temas como el amor no correspondido, el deseo, la moral, los conflictos psicológicos y las pasiones secretas.

La Princesse de Montpensier (1662)

La primera edición de este cuento se publicó de forma anónima. Lafayette sitúa esta historia en el siglo XVI, durante las guerras religiosas entre católicos y protestantes.

Gira en torno a los amores entre la Princesa de Montpensier (Marie de Mèzières), su esposo el príncipe (que ama a otra mujer), su amante el duque de Guisa y la lealtad de su amigo, el conde de Chabannes.

Casi toda la novela tiene raíces históricas, incluyendo los personajes basados en gente real, a excepción de Chabannes. El amor es presentado como un veneno que debilita, que condena y desata rivalidades.

La Princesa de Montpensier (libro) tuvo una excelente acogida entre los círculos literarios de la pre-ilustración y periodo de la Ilustración. En el año 2010, el director francés Bertrand Tavernier llevó su versión de este libro al 63º Festival de Cine de Cannes, logrando varias nominaciones.

Madame de La Fayette: La Princesse de Montpensier

Zayde. Historia Española (1669-1671)

Zaïde (o Zayde) es considerada la fundación de la novela analítica y la antesala de la novela psicológica moderna. Esta pieza híbrida de romanticismo y suspenso transcurre en la España del siglo X, durante la lucha entre musulmanes y cristianos por la posesión de la Península Ibérica.

Los personajes principales son Zayde, hija de un príncipe musulmán que cae en manos de Consalve, hijo de uno de los condes de Castilla. Secuestros, intrigas y confusiones aderezan el conflicto psicológico de los personajes que no encuentran equilibrio entre sus pasiones y el deber.

Publicada en dos volúmenes (1669 y 1671) con el seudónimo de monsieur de Segrais, hoy se sabe que madame de Lafayette proporcionó el tema, Segrais realizó la investigación documental e histórica y La Rochefoucauld afinó el estilo.

Zaïde (libro) solo estuvo disponible en inglés dos siglos después, y tiempo después, en español. Aún no ha sido llevada al cine.

Madame de La Fayette: Zayde

La Princesa de Clèves (1678)

Con La Princesa de Clèves (libro) tuvieron que pasar 100 años (1780) para que el nombre de Lafayette apareciera por primera vez en la tapa del famoso libro. En 1923 y 1924, la novela fue traducida al catalán y al español, donde se convirtió en una referencia del movimiento feminista en Latinoamérica y España.

La novela aborda el amor pesimista, el miedo al adulterio y los matrimonios fracasados. Es tal el apego a la realidad que, por esta razón, se habla de ella como la primera novela histórica francesa. Todo ello, más su trama psicológica la convirtió en un total éxito literario en su tiempo.

Al hacer un resumen de La Princesa de Clèves vemos que se inspira en las intrigas del Palacio del Louvre de París. Es una historia a varios tiempos, comenzando con una huérfana, Mademoiselle de Chartres, de 16 años que se convierte en esposa del Príncipe de Clèves, a pesar de amar al duque de Nemours.

La historia aborda los amores no correspondidos, las intrigas y los sentimientos de culpa. Ha sido llevada al teatro y alcanza ya cinco adaptaciones al cine:

  1. La Princesa de Clèves (1961). Director: Jean Delannoy. Destaca por escenografía y vestuario.
  2. La Lettre (La Carta-1999). Director: Manoel de Oliveira (1999). Aclamada por la crítica.
  3. Lealtad (2000).  Director: Andrzej Zulawski. Ambientada en la contemporaneidad.
  4. La Bella Persona (2008). Director: Christophe Honoré. Adaptada a la era actual.
  5. Nosotras, princesas de Clèves (2011). Director: Régis Sauder. Ambientada en una escuela.
Madame de La Fayette: La Princesa de Clèves

La Condesa de Tende (1718)

Después de morir la condesa de La Fayette, fue publicado este breve cuento romántico, al igual que otros escritos históricos que dejó.

Se trata de un relato sobre la señorita Strozzi, de sangre italiana y pariente de Catherine de Médicis. Al casarse con el conde de Tende, adinerado y agradable, ella se enamora perdidamente, pero él no la corresponde.

La condesa supera ese abandono y le da al amor una segunda oportunidad, aunque la trama se complica al poner en riesgo su amistad con la princesa de Neufchâtel.    

Madame de La Fayette: La Condesa de Tende

Historia de Enriqueta de Inglaterra (1720)

La amistad entre Madame de LaFayette y Enriqueta de Inglaterra  fue tan cercana, que la escritora fue su confidente y autora de su biografía.

La princesa Enriqueta Ana Estuardo fue una de las damas más cultas y políticamente más influyentes durante el siglo XVII. Fue clave en la unión de Francia e Inglaterra a través de las Casas Reales Estuardo y Borbón.

En la biografía, la condesa de La Fayette omite la teoría de su asesinato y le adjudica una muerte natural a la joven princesa.

Madame de La Fayette: Historia de Enriqueta de Inglaterra

Memorias de la Corte de Francia entre 1688 y 1689 (1731)

Esta obra histórica describe una Francia en relativa paz, con las tropas dedicadas a la construcción y transformación del río Eure para llevar agua continua a las Fuentes de Versalles.

Refleja un estilo clásico, donde los asuntos internos y externos de la monarquía son mezclados con descripciones más íntimas.  

Madame de La Fayette: Memorias de la Corte de Francia

El legado de Madame de La Fayette

Madame de La Fayette contribuyó con su pluma a la creación de una nueva literatura psicologista. Estos fueron sus principales aportes:

Aporte al movimiento feminista y la Iluminación

Aunque Madame de La Fayette fue una escritora de la Pre-Ilustración, sus obras la convirtieron en uno de los iconos más influyentes del feminismo durante el Siglo de las Luces o movimiento de la Ilustración.

Escudada en seudónimos y anonimato, escribió novelas de escandaloso erotismo, sentando un precedente en la literatura liberadora, escrita con la pluma y la visión femenina. Esto alcanzó un eco sorprendente un siglo después, en la Iluminación y motivó a muchas mujeres a la defensa de sus derechos a partir del siglo XVIII, desde los salones literarios que se multiplicaron por todo el mundo.

Precursora de la novela moderna

La Princesse de Clèves es considerada la primera novela moderna o por lo menos, una de las primeras. Este clásico de la literatura francesa del siglo XVII pone al pensamiento femenino en el centro, rompiendo la tradición de las largas novelas roman-fleuve carentes de realismo.

Mientras Le Grand Cyrus, de Madeleine de Scudéry, desarrolla una novela a lo largo de 13.095 páginas, La Princesa de Clèves resume en 200 páginas una historia clásica basada en hechos reales, con una evolución natural del sentimentalismo femenino, marcado por los convencionalismos de la época.

Tiene elementos de la préciosité o preciosismo, donde el amor puro y respetuoso trata de acoplarse a los parámetros sociales.

Legado en la cultura francesa y mundial

La condesa de La Fayette ayudó a impulsar la transformación del pensamiento de las mujeres al crear la primera novela histórica francesa. Resulta impactante que sus obras sigan suscitando debates, ensayos y hasta censura en la educación formal del siglo XXI.

Varias de sus obras, que no pudo firmar con su nombre real, aún son investigadas para determinar qué tanto contribuyeron Segrais o La Rochefoucauld con su autoría.

La inclusión de La Princesa de Clèves como lectura clave en las escuelas de Francia fue cuestionada por Nicolas Sarkozy en 2006. Como respuesta, surgieron lecturas maratónicas del libro frente al Panteón o en calles icónicas, entre 2007 y 2009, y las ventas del libro se dispararon hasta ahora.

Influencia en otros autores

Muchos investigadores aseguran que madame de Lafayette contribuyó en la corrección de las Máximas de La Rochefoucauld. El propio intelectual reconoció su influencia innegable en sus escritos.

Para el filósofo, poeta e historiador francés Voltaire (1694-1778), uno de los más influyentes promotores del concepto de Ilustración, las obras de la condesa cambiaron el estilo “pomposo e inverosímil” de contar las historias, reflejando la naturalidad y las “buenas costumbres” de la gente honesta.

Lafayette ejerció un fuerte impacto en el estilo de Madame de Sevigné. Huet, Segrais y Lafontaine resaltaron su valioso intelecto.

Varios investigadores consideran que el proceso psicológico interior de las heroínas de los libros de Lafayette tiene puntos coincidentes con el psicologismo de Jean-Paul Sartre (1905-1980).

Influencia en la sociedad

Varias investigaciones de sus textos apuntan a que la escritora desarrolló muchas de sus ideas sobre el amor a partir de los textos filosóficos de René Descartes y Blaise Pascal.

Discurso del Método (1637) y Las Pasiones del Alma (1649) de Descartes, así como Pensamientos (1670) de Pascal habrían ejercido una fuerte influencia en su obra. Esto amplificó el encendido debate que sus obras despertaron en los salones literarios de entonces.

El aporte de Madame de La Fayette se amalgamó con el de otras intelectuales de la época de la Ilustración francesa como Olympe de Gouges, Lady Mary Wortley Montagu y Mary Chudleigh.

El cambio de la mentalidad en las mujeres, que veían el matrimonio como una esclavitud, fue dando forma con el pasar del tiempo a una apertura en torno a una declaración unánime sobre los derechos de la mujer, acceso a la educación e igualdad entre los sexos.

Estos pasos fueron seguidos por autoras más contemporáneas de la Ilustración como Fátima Díez, Teresa Iturriaga Osa o La Vizcondesa de Saint-Luc, por nombrar algunas.


Preguntas frecuentes (FAQ)

» ¿Qué significa Ilustración?

La Ilustración o Siglo de Las Luces es un movimiento literario, filosófico, científico y cultural que se extendió por 100 años hasta la Revolución Francesa. Mujeres como madame de Lafayette ayudaron a dar forma a la Ilustración como movimiento de liberación femenina que se gestó desde los salones literarios.

» ¿Qué es la Ilustración en historia?

La definición de Ilustración trajo cambios en las teorías científicas y revolucionarias, en la escritura de obras literarias y en conspiraciones para acelerar el avance hacia la Iluminación o nuevas formas de pensamiento. Se desarrolló en Europa y se extendió por las colonias, incluyendo América, como sucedió con la Ilustración en México.

» ¿Cuándo surgió la Ilustración?

El Iluminismo o Ilustración surgió en Europa a finales del siglo XVII y durante el siglo XVIII. Impactó los procesos políticos y sociales de los continentes europeo y americano hasta inicios del siglo XIX. La Ilustración  y enciclopedia defendían la razón como la luz del conocimiento humano y el combate de la superstición.

» ¿Quién fue Madame de La Fayette?

Madame de La Fayette fue una escritora nacida en Francia, creadora de la primera novela histórica francesa: La Princesse de Cléves (1678). También contribuyó a la gestación de la novela analítica y psicológica. Le otorgó un carácter único a sus historias, basándose en elementos reales y personajes auténticos. Dio voz al pensamiento femenino.

» ¿Por qué Madame de La Fayette publicaba de forma anónima?

En el siglo XVII, adjudicarse una obra literaria podía ser interpretado como vanidad. En el caso de las mujeres era mal visto, ya que no se les tenía permitido acceder a la educación formal. La condesa de La Fayette fue aconsejada por La Rochefoucauld y Madame de Sévingé a refugiarse en el anonimato, cuestión que era de su total agrado.


La historia se encargó de darle a Madame de La Fayette su merecido lugar en la literatura francesa y mundial. Si bien no fue su nombre revelado en el tiempo que le tocó vivir, muchos años después de su muerte las obras de Madame de LaFayette recibieron el reconocimiento como una de las contribuciones más importantes para la Ilustración moderna.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.8 / 5. Votos: 4

Referencias

  • Fayette, D. M. (2016). La princesse de Clèves (French Edition). CreateSpace Independent Publishing Platform.
  • Goode, W. O., & Haig, S. (1973). Madame de Lafayette. MLN88(4), 852. https://doi.org/10.2307/2907416
  • Kreiter, A. J., & Burmeister, M. (1984). Zaide, Histoire Espagnole: Index Et Releves Statistiques (0 ed.). Klincksieck.
  • Venesoen, C. (1990). Etudes sur la littérature féminine au XVIIe siècle. Summa Publications.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre