jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

10:04

h CEST

16.7 C
Madrid

Conociendo la enigmática literatura rusa. ¿Qué se escribe en la ex Unión Soviética?

Puntuación media: 5 | Votos: 1

La literatura tiene la particularidad de definir una era, una estructura y la cultura de un país, en el caso de la literatura rusa es extensa, vivaz y llena de historia. En este artículo hablaremos de las características, temáticas, autores y mejores libros de la narrativa rusa.

La narrativa rusa se divide en varios períodos y es realmente extensa, comenzando por el hecho de que el idioma no estaba formado de la manera en la que se conoce ahora, sin embargo, la literatura rusa se caracteriza por su carácter histórico, religioso y el poema lírico. 

Literatura española:
Historia, autores y obras más importantes de la literatura de España (siglos XIX, XX..)

Leer artículo

Historia de la literatura rusa

La literatura rusa se divide en diferentes partes y su historia es poderosa, al igual que rica. De este modo, es propio mencionar que, según los registros, lo que se conoce como “narrativa rusa”, inició en el siglo X y su preponderancia continúa hasta los momentos. 

Literatura rusa antigua 

La primera parte es denominada como la “literatura rusa antigua”, ¿qué períodos abarca? Inicia en el siglo X y se extiende hasta el XVII. En esta época la lengua rusa no era leída a nivel internacional, era más bien una literatura más local. 

Durante esta etapa los temas principales eran la historia y la religión. Los textos fueron creados, principalmente, por el Principado de Moscú, conocido por ser el Estado ruso que existió hasta el siglo XVI, y la Rus de Kiev, constituida por una federación de tribus de origen eslava. 

En esta literatura rusa clásica salieron conocidos libros como: «Vida de Borís y Gleb», estos son dos príncipes que fueron asesinados en guerras intestinas de 1015-1019 y en la actualidad son santos canonizados. Sus nombres cristianos son “Román” y “David”. 

Otros son “El cuento de la campaña de Igor” y Zadonshchina, considerado un monumento de la nación rusa. 

Literatura Rusa de la Ilustración

Si realmente se quiere conocer sobre literatura rusa recomendada, es indispensable comenzar por lo clásico e introducirse en la ilustración. Esta literatura se enfrasca en la época del XVIII y llamada la época de la prosa rusa, en estos años se desarrolló ese estilo y se mantuvo las décadas siguientes. 

Tanto la prosa rusa como los clasicismos en las letras se le debe a dos grandes autores: Mijaíl Lomonósov, un científico que expresó gran parte de sus descubrimientos a través de la escritura, Denís Fonvizin, un escritor y también traductor ruso de la ilustración, por último está Gavrila Derzhavin, el mayor y más grande poeta cuando se trata de ilustración. 

Todos estos autores expresaron su talento por medio de las letras al hablar de temas como la ciencia, el amor y las tradiciones. Por ejemplo, Lomonosov, no solo se enfrascó en la ciencia, a su vez se incorporó a las filas de la filosofía y abogó por hacer de las letras un idioma “entendible”, para todos los rusos. 

Al finalizar este periodo, es necesario mencionar a otro personaje de gran relevancia: Nikolai Karamzin, un escritor e historiador ruso, precursor de los sentimentalismos en la poesía y prosa, además de eso su cuento “Pobre Liza”, es un patrimonio literario de Rusia. 

Edad de oro 

Luego de estas dos épocas, llega una que goza de mayor popularidad dentro de la narrativa rusa: La edad de oro. Es así como los autores rusos de este periodo son considerados como los más ilustres y relevantes. 

La “edad de oro”, inicia en el siglo XIX y es cuando la literatura escrita en ruso se posa en escenarios internacionales. De todos los autores de esta época, es indispensable mencionar a Aleksandr Pushkin, su obra entra en la época del romanticismo, pero es nombrado el creador de la literatura rusa contemporánea. 

¿Su gran proeza? Incorporar el ruso cotidiano en la literatura, un hecho que para algunos produjo un “escándalo”, o algunos comentarios relacionados con una “malformación” de la literatura. 

Durante esta temporada, los escritores se centraron -en parte- en incorporar elementos del panorama mundial, con el objetivo de hacer de la narrativa rusa un espacio capaz de unir varios países. 

Edad de plata en las novelas rusas

Luego de atravesar por la época dorada, llegamos a la edad de plata. Representa un período más bien corto, pero significativo. Abarcó los años que van desde 1890 hasta llegar a 1921. 

Después de avanzar un poco hacia el lenguaje más coloquial y conocido, en esta edad se agregaron elementos relacionados con las turbulencias políticas de aquel entonces, como, por ejemplo, guerras, agitación y revolución. 

A pesar de esto, hubo autores de literatura rusa que no dejaron de lado la poesía y la hicieron florecer de una manera diferente: En este apartado se pueden nombrar los siguientes: Aleksandr Blok, poeta enfocado en el simbolismo, Valeri Briúsov, uno de los fundadores del simbolismo ruso, y Anna Ajmátova, una de las mujeres poetas más destacadas de la edad de plata. 

Literatura soviética y rusa 

Años y años de historia están detrás de la literatura rusa, sin embargo, es necesario aclarar que hubo un cambio trascendental en la literatura soviética y rusa.  

Hace una clara referencia a todas las novelas, poesía y textos que surgieron durante la época de la Unión Soviética, 14 naciones y escritos en más de 80 idiomas. 

Este período se caracteriza por numerosas cosas y cualidades, no obstante, el que más predomina es el “nacionalismo soviético”, a su vez conocido como “realismo socialista”, ¿de qué va? Se trata de textos, cuyo principal objetivo era enaltecer el proceso político de ese momento en términos humanísticos, educativos y de propaganda. 

¿Cuáles fueron los autores rusos más conocidos en dicha época? Hay una lista de varios, pero entre los más destacados están: Máximo Gorki, un fiel idealista del nacionalismo socialista ruso, Nikolái Ostrovski y Aleksandr Fadéyev, quien escribió la novela “La guardia joven”. 

Es decir, cuando se habla de qué es el realismo ruso, se centra más en hablar sobre el socialismo que se instauró durante la Unión Soviética y todo el proceso que llevó a la unión de tantos países, unidos por una misma ideología. 

Antes de terminar con la “literatura soviética rusa”, es necesario señalar que hubo autores que se negaron a seguir la corriente literaria del socialismo ruso y más bien se centraron en escribir en contra del sistema político de ese momento, es propio añadir los nombres de Mijaíl Bulgákov, Aleksandr Solzhenitsyn y Andrei Siniavskii. 

Literatura rusa contemporánea (postsoviética) 

La literatura contemporánea o el desarrollo de la misma se dio después de la caída de la Unión Soviética, específicamente en 1991, la cual se extiende hasta hoy. 

De hecho, la narrativa rusa actual se caracteriza por no ser invasiva, por ser más expresiva y por dejar de lado lo vivido en aquella época, aunque también es cautelosa y reservada en ciertos aspectos. 

¿Cuáles han sido las obras más conocidas de este período? Destacan “voces”, de Natasha Perova, y autoras como Ludmila Petrushevskaia y Tatiana Tolstaya. 

Características de la literatura rusa

Si te estás preguntando, ¿cuáles son las temáticas más sobresalientes de la narrativa rusa? En este apartado te la responderemos, al igual que señalaremos algunas características de la narrativa de origen ruso. 

Sin sutileza 

Muchos están acostumbrados a que la literatura sea un mar de sutiliza, en el caso de la rusa, ese término queda un poco de lado. Los textos son tajantes, sin eufemismos y sin darle paso a las emociones que son trascendentales o emotivas. 

Es decir, la honestidad y la francesa suelen ser la bandera de estos escritores. Por lo general, los lectores quedan satisfechos con la información proporcionada, ya que los mismos se encargan de dejarla clara. 

Los mejores libros rusos cumplen el objetivo de dejar claro cuál es la intención y de revelar todos los secretos hasta llegar a las últimas consecuencias de las historias. 

Ciencia 

Otra característica destacable es que los autores rusos tratan de basarse en hechos científicos y comprobados al momento de hacer sus analogías, además de análisis en situaciones determinadas. 

Muchos libros se han destacado por descubrimientos arqueológicos, por ejemplo. Esto es una proeza que pocos poseen, la capacidad de englobar la literatura con la ciencia. 

Sufrimiento 

Así como la ciencia destaca como un elemento revelador en la literatura rusa, lo mismo sucede con el “sufrimiento”, transmiten lo que significa el sufrir en la vida, las pocas ganas de luchar y omiten todas ideas esperanzadoras. 

Dejando como mensaje que el sufrimiento es un proceso inevitable y que lo único seguro o reconfortante sería la muerte. 

Odio

El sufrimiento no es lo único que está presente en la literatura rusa, también está el odio. Una de las cualidades es que los personajes principales sienten un odio por la vida y sienten la enorme necesidad de vengarse. 

Del siglo XIX, tres de los autores más codiciados son: Dostoievski y Tolstoi e Ivan Turgenev, el factor común entre la literatura de estos tres personajes es que escribían sobre el odio la vida y los protagonistas de sus libros tenían que atravesar todo un sacrilegio que termina convirtiéndose en un deseo detestable hacia la existencia humana. 

Valor histórico

Para finalizar este apartado, se debe hablar del valor histórico de la literatura rusa, a través de ella, los lectores pueden distinguir de una época a otra y se enfocan en remarcar situaciones que afectaron a la sociedad. 

Escritores rusos más importantes 

¡Listo! Llegamos a una de las partes más interesantes de esta entrada y es hablar sobre los autores rusos. Te dejaremos los ocho más influyentes. 

Aleksandr Pushkin

Conocido por ser uno de los escritores rusos más influyentes durante su época y las décadas venideras. Nació y murió en Moscú en 1799. No solo se encargó de escribir, también se destacó en el ámbito de la dramaturgia y la poesía. 

Su estilo está encasillado en el “romanticismo ruso”, aún así se encargó de escribir grandes obras como “La tempestad de nieve”. 

Según registros históricos, su amor por la literatura se lo debe a su niñera. Pushkin nació en una familia acomodada y esto le permitió estudiar, extender sus conocimientos y, por supuesto, publicar sus obras. 

Literatura contemporánea 

Asimismo, el nombre de Pushkin se mantiene en la historia de la narrativa rusa por ser el precursor de la literatura contemporánea. Se caracterizó por poner en escena las novelas románticas y la poesía con gran carga sentimental. 

Su mayor logro literario es “Eugenio Oneguin”, creando al típico héroe que se enfrenta a un reto y mata a su adversario, pero, al mismo tiempo, rechaza a una chica que se enamora de él y años después se arrepiente de su decisión. 

Aunque el final es un poco ambiguo y muchos lo han criticado, existen otros lectores que tuvieron un cierre adecuado. Del mismo modo, esta novela inspiró a otra serie de héroes dentro del género literario romántico.

Alexander Solzhenitsyn

Todo amante de la literatura tiene una parada obligatoria en los libros de Alexander Solzhenitsyn. Casi toda su colaboración literaria se centró en construir un discurso en contra de la Rusia soviética, la tonalidad de sus letras es uno de los rasgos más resaltantes. 

Fotografía del escritor ruso Alexander Solzhenitsyn (Verhoeff, Bert / Anefo, CC0, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Se enfocó en hablar fuertemente de los campos de trabajos, después de pasar un período en uno de estos. Nació en 1918 y falleció en 2008. Una de las plumas más controversiales después de la caída de la URSS. 

Obras importantes 

Ahora bien, una de las obras más conocidas de este autor es “El archipiélago Gulag”, en ella denuncia la fuerte represión política en la época de la Unión Soviética. 

Uno de los hechos más destacables de este libro, aparte de su extensión, es que el autor se basó en su propia experiencia. 

Iván Bunin

En la tercera posición está Iván Bunin, siendo uno de los premios Nobel rusos de literatura. Nació en Rusia en 1870 y murió en París en 1953. 

Fotografía del escritor ruso Iván Bunin (Georgi Vasilievich Trunov, Public domain, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Desde su infancia se interesó en los libros e incluso se encargó de traducir a ruso el conocido libro “El Quijote”, de Miguel Cervantes, a su vez conocido como el libro más importante de la literatura en español. 

A pesar de no tener una instrucción a nivel superior, Bunin se encargó de aprender por sus propios medios hasta que se destacó como profesional en las áreas de traducción y escritura. 

Primer premio 

Bunin quedará para siempre en la historia por ser el primer premio Nobel de la literatura en Rusia. Este hecho ocurrió en 1933. Según lo citado por la academia, se lo llevó “por el estricto arte con el que ha llevado las tradiciones rusas clásicas en la escritura en prosa”. 

El dinero obtenido del premio lo donó para los rusos que huían de su país en aquel entonces. 

¿Sus obras destacadas? Caída de la hoja en 1901, Derevnia, Sujodol, El amor de Mitia, Días malditos (Un diario de la Revolución) y La vida de Arséniev. 

Vladimir Nabokov

“Lolita”, continúa siendo una novela de gran relevancia en el siglo XIX y el creador de esta obra tan controversial es el escritor de origen ruso-estadounidense, Vladimir Nabokov. 

Fotografía del escritor ruso-estadounidense Vladimir Nabokov (Walter Mori (Mondadori Publishers), Public domain, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución original)

En esa obra, una de las más reconocidas por la crítica, relató un reflejo de la sociedad estadounidense en 1955, a través de un hombre de mediana edad que se enamora de una niña de 12 años y emprende un viaje por todo el país. 

Además de esto, también se destacó en el ámbito de la poesía y los ensayos. Nabokov nació en Rusia en 1899 y murió en Suiza en 1977, de hecho, se nacionalizó tanto americano como suizo. 

Versátil 

Conocido por ser un escritor versátil, su trabajo no solo se destacó en la literatura. Se encargó de estudiar a los lepidópteros, conocidos popularmente como mariposas, además de crear problemas relacionados con el ajedrez. 

Escribió más de 20 textos, entre novelas, poesía y otros. 

Mijaíl Bulgákov

Uno de los exponentes más conocidos de la literatura rusa, es Mijaíl Bulgákov. Su pluma continúa siendo una de las más relevantes en el ámbito de las letras europeas y, por supuesto, en Rusia está en la lista de los autores más exponenciales del siglo XX. 

Fotografía del escritor ruso Mijaíl Bulgákov (Unknown authorUnknown author, Public domain, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Su primera vocación o inclinación no fue hacia la literatura, de hecho, es médico de profesión. 

Además de las letras, también dedicó parte de su vida a la dramaturgia. 

Éxito póstumo 

Después de morir, el éxito llegó. Su obra insigne es “El maestro y Margarita”, para muchos es el libro más completo e importante del siglo XX. 

El argumento central de la obra habla de la visita del diablo a la Unión Soviética ateísta, en la época de este escritor el “socialismo soviético”, tomó mucha más relevancia y hubo varios ilustres que tomaron una posición fija en no vanagloriar el proceso político de aquel entonces. 

Según críticos, de esta obra es destacable la narrativa que usó el autor y la capacidad para usar un lenguaje sencillo e impactante al mismo tiempo. En cada parte del libro el estilo es cambiante, real e inmediato. 

Anton Chekhov

Por supuesto, este artículo no estaría completo sin Anton Chekhov en él. Incursionó en las letras, en la dramaturgia, cuentos y también en la medicina. Su corriente literaria se encasilla en el realismo y en el naturalismo. 

Fotografía del escritor ruso Anton Chekhov (V. Chekhovskii, Moscow, Public domain, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Nació en lo que era considerado el Imperio Ruso el 29 de enero de 1860 y murió el 15 de julio de 1904 en el Imperio Alemán. 

Aún no ha nacido otro “rey”, de los relatos cortos y con una pluma tan prominente como la de Chekhov. 

Primer amor 

Aunque su “primer amor” fue la medicina, después tomó en serio la literatura y se dedicó de lleno a las letras. 

En una oportunidad dijo “La medicina es mi legítima esposa y la literatura mi amante; cuando me canso de una, pasó la noche con la otra”. 

¿Cuáles han sido las obras más importantes? Entre sus obras más influyentes destacan “La gaviota”, se trata de una obra teatral considerada “una obra maestra”. Está dividida en cuatro actos, el argumento se basa en conflictos amorosos y laborales entre los protagonistas. 

Otra de los textos valorados de la trayectoria de Chekhov es “Tío Vania”, un drama con tintes negros. 

León Tolstói

Cuando se trata de escritores rusos valorados a nivel mundial, salen a relucir los escritos y pensamientos de León Tolstói. Es de los autores rusos antiguos más leídos fuera de Rusia. Nació el 28 de agosto de 1828 y murió en 1910. 

Fotografía del escritor ruso León Tolstói (Sergei Prokudin-Gorskii, Public domain, via Wikimedia Commons/

Es difícil encasillar a uno de los mejores escritores del mundo en un estilo, sin embargo, todo apunta al realismo. Una de sus primeras obras populares fue la trilogía “Infancia”, “niñez” y “juventud” (1852-1856) y “Sebastopol Sketches” (1855). 

Más adelante llegaron sus dos novelas más recordadas: “Guerra y paz” (1869) y “Anna Karenina” (1877). 

Aunque recibió un sinfín de nominaciones al Premio Nobel, tanto de literatura como de la paz, nunca recibió tan reconocido galardón. 

En sus últimos años de vida, de acuerdo a historiados, experimentó una fuerte crisis moral y tomó la decisión trascendental de enfocarse en textos religiosos. A poco tiempo, murió a causa de una neumonía en el año 1910. 

Fiódor Dostoyevski

Esta lista de los ocho autores rusos más importantes se finaliza con Fiódor Dostoyevski, un escritor que rompió los paradigmas que existían entre las letras y la psicología. 

Fotografía del escritor ruso Fiódor Dostoyevski (Vasily Perov, Public domain, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Durante su historia inició en Moscú el 11 de noviembre de 1821 y terminó en San Petersburgo el 9 de febrero de 1881. 

Su escritura abarca temas psicológicos enfocados en el proceso político, social y económico de aquella época. De hecho, es considerado uno de los primeros escritores “zaristas”. 

Gozaba de gran renombre entre los literarios de aquella época, de hecho, el escritor alemán Friedrich Nietzsche, dijo en algún momento: “Dostoyevski, el único psicólogo, por cierto, del cual se podía aprender algo, es uno de los accidentes más felices de mi vida”. 

Obras 

Aunque sus libros no llegan a leyendas rusas de terror, escribió bajo cierta tonalidad oscura y eso lo demostró en obras como “La casa de los muertos”, “Los insultados y los heridos” y “Notas de invierno sobre la impresión de verano”. 

Su estilo de escritura influyó en grandes autores como lo fueron Albert Camus, Jean-Paul Sartre y Antón Chéjov. 

Del mismo modo, es considerado una fuerte influencia en el freudismo al igual que en el existencialismo. 

Mejores libros de literatura rusa

¿Pensaste que había terminado? La respuesta es “aún no”, en esta sección hablaremos de los 10 mejores libros de la literatura rusa. Si te consideras un aficionado de la narrativa rusa, no existe una mejor manera de aprender más que leyendo obras de escritores que nacieron, vivieron y murieron en Rusia. 

Eugenio Oneguin

Existe una gran variedad de obras importantes en la narrativa rusa, pero en primer lugar está “Eugenio Oneguin”, una pieza escrita por Aleksandr Pushkin. 

Se presentó en varias entregas que fueron saliendo -de forma progresiva- entre 1823 y 1831. El argumento se centra en un hombre que decide retar a otro, aunque vence a su contrincante sale del juego, el protagonista queda atormentado y decide hacer un recorrido por el país. 

Sin embargo, antes de partir rechaza a una bella jovencita. Cuando regresa se da cuenta que la chica que rechazó es ahora una mujer, mucho más bella y casada, él busca seducirla por todos los medios posibles. 

Para finalizar, un elemento diferenciador de la obra es que está escrita en versos que tienen un rango poético.

Portada del libro Eugenio Oneguin Aleksandr Pushkin del autor / Ediciones Letras Universales

Ana Karenina

Quizás no exista una obra rusa más universal que Ana Karenina, esta ha sido adaptada en forma de obra de teatro, a la pantalla grande y sigue siendo un referente de la literatura mundial. 

Esta obra maestra es responsabilidad de León Tolstói, su publicación original ocurrió en 1878. Se trata de una obra que no es fácil de leer, se necesita concentración y determinación para hacerlo, sin embargo, al comenzar es un viaje que no tiene retorno. 

¿De qué va esta pieza? Se trata de una mujer que incurre a una aventura extramarital, después de vivir su sueño de amor, al regresar a Rusia observa lo difícil que es seguir tus propias reglas y dejar de lado a la sociedad. Habla de amor, desamor, traición y familia. 

Lo más relevante de la narración es su forma de plantear los sucesos, además de los personajes. 

Portada del libro Ana Karenina del escritor León Tolstói/ Editoral: Alma Clásicos Ilustrados

El maestro y Margarita

El tercer libro de esta lista, “El maestro y Margarita”, es del escritor Mijaíl Bulgákov. Considerado una joya del siglo XX y un patrimonio dentro de la literatura rusa. El autor de esta proeza lo publicó en 1928, aunque el proceso creativo inició muchos antes. 

Se trata de un relato con tintes “dark”, en el que Satán visita o se disfraza de humano y llega a la Unión Soviética con intenciones de revolotear todo lo que está aparentemente “normal”. 

Portada del libro El maestro y la margarita del escritor Mijaíl Bulgákov/Editorial Planeta

La Madre 

En el cuarto lugar nos topamos con “La madre”, de Máximo Gorki. Entra en el rango de “realismo socialista”, uno de los “géneros”, más utilizados durante la época de la Unión Soviética. 

Esta novela ha sido duramente criticada porque el final no tiene un cierre. Se trata de una madre que hace lo posible por preservar la integridad de su hijo, hasta llegar al punto de transportar papeles y otros documentos en una sociedad que va en contra de la visión de su primogénito. 

El año de publicación es de 1907. 

Portada del libro La madre del escritor Máximo Gorki/Ediciones S.A.

Memorias del subsuelo

Una obra en la que prevalecen los matices y esa capacidad de envolver al lector en un mundo que es aparentemente desconocido. El argumento se centra en un hombre, un funcionario, cuya mujer está en una etapa terminal por causa de una enfermedad, pero en ese momento comienza a sentir atracción física y mental con una joven.

Es así como entra en un debate moral sobre lo que desea hacer y lo que debe, en este sentido también entra en juego el complejo contexto social y político de esa época. 

La obra es de la autoría de Fiódor Mijáilovich Dostoyevski y fue publicada en 1864. 

Portada del libro Memorias del subsuelo del escritor Fiódor Mijáilovich Dostoyevski/ Editorial Cátedra Letras Universales

Padres e hijos 

Seguimos con la lista de los mejores libros de la literatura rusa, en esta oportunidad se introduce la pieza literaria “padres e hijos”. Es del autor Iván Turguénev y se publicó en el año 1862, pero estuvo lista dos años antes. 

La sinopsis de la obra trata básicamente de los conflictos entre padres e hijos. Situaciones familiares y cotidianidad. 


Doctor Zhivago

Amor, sacrificio y la capacidad de dejar atrás lo conocido para aventurarse a un nuevo modo de vida sin haberlo pensado. La obra es de Borís Pasternak, en primera instancia fue publicada en Italia en el año 1957 y después en la Unión Soviética en 1988. 

El autor recibió el Premio Nobel de Literatura por esta gran proeza literaria, sin embargo, se vio en la obligación de rechazarlo por presiones del gobierno soviético. 

Es una historia fascinante sobre el doctor Yuri Andréyevich Zhivago, médico, poeta, casado que cambia de destino debido a la situación política y social que se presenta en ese momento. 

Portada del libro Doctor Zhivago del escritor Borís Pasternak/Ediciones Cátedra Letras Universales

Vida y destino

En el octavo puesto tenemos “vida y destino”, un libro de Vasili Grossman basado en la propia historia del autor. 

Es un retrato desde el punto de vista personal que involucra un número importante de personajes. Fue publicado en 1959. 

Portada de libro Vida y destino del escritor Vasili Grossman/Editorial DeBolsillo

Oblómov

Oblómov es una obra de Iván Goncharov y la más conocida durante su carrera. Parece ser una historia compleja al principio o quizás lenta, porque en los primeros capítulos el protagonista no se decide en salir de la cama y lo que transcurre son sus pensamientos. 

Para algunos críticos se trata de una sátira de la nobleza rusa y cuestiona el sentido o el objetivo que ellos tienen dentro de la sociedad. Para muchos es una obra de gran envergadura, porque los lectores pueden ser capaces de entablar una empatía con los personajes principales. 

Fue publicada en 1859. 

Portada del libro Oblómov del escritor ruso Iván Goncharov/Editorial DeBolsillo

¿Qué hacer?

“¿Qué hacer?”, es una pieza poco usual, en primera instancia porque se planteó como respuesta a la novela “Padres e hijos” de Iván Turguénev. 

En este caso, el personaje principal es una mujer, quien se encarga de apropiarse de su vida y huir de un matrimonio arreglado, al igual que de su familia. Ha sido considerada “un manual de radicalismo”. 

La obra fue escrita por Nikolái Chernyshevski y publicada en 1863. 

Portada del libro ¿Qué hacer? del escritor ruso Nikolái Chernyshevski/Editorial Akal

Después de tanto, era necesario profundizar en una de las literaturas más complejas: La literatura rusa. Es rica en historia, personajes y muchas de las temáticas se basan en temas políticos y sociales. En palabras más sencillas, la narrativa rusa se tiene que vivir en el espacio y tener tiempo para dedicarle.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre