lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

10:12

h CEST

15.5 C
Madrid

¿Atrapado en una tormenta? Tu salvación es una jaula de Faraday: tu coche

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Son muchos los ejemplos cotidianos que podemos ver de la famosa y antigua jaula de Faraday: coche, un avión, un traje metálico, un microondas… Sin embargo, pocas personas saben realmente como este concepto puede salvar sus vidas ante un eventual suceso natural. Esto es lo que debes saber sobre la caja de Faraday.

Una jaula de Faraday (coche) puede ser todo lo que necesitas para resguardarte en caso de una gran tormenta eléctrica. Seguro penaras que un rayo no cae todos los días, pero, pueden ocurrir alrededor de 441 millones de descargas al año y cerca de 31 millones van a la tierra, tal vez muy cerca de donde estás. Es por eso que saber la teoría de la caja de Faraday puede salvarte la vida. Si quieres saber cómo hacer una caja Faraday en medio de la tormenta, debes leer esto.

Pararrayos:
Funcionamiento, instalación, tipos, precios y curiosidades

Leer artículo

Antes de empezar, presentamos una infografía que resume detallada y gráficamente la información que encontrarás ahora.

Jaula de faraday coche. Cómo funciona la caja de faraday
Fuente: Elaboración propia.

¿Qué es una jaula de Faraday?

La jaula de Faraday es una invención de Michael Faraday, quien la construyó alrededor de 1936.

La jaula o caja de Faraday es una estructura metálica que tiene como función principal proteger al espacio en su interior de los campos electromagnéticos. Tiene muchas aplicaciones dentro de la tecnología moderna, especialmente en piezas electrónicas y electrodomésticos de consumo.

La dinámica es muy simple: Cuando una caja conductora y en reposo recibe la influencia de un campo eléctrico, esto genera cambios en su dinámica interna.

Los electrones (de carga negativa) se mueven en sentido contrario al flujo del campo eléctrico externo, haciendo que se acumulen de un lado de la caja. Caso contrario pasa con las partículas de carga positiva, que permanecen en su lugar.

Al encontrarse una mayor cantidad de electrones en un solo lado de la caja, este lado se carga de energía negativa, mientras que el otro consigue una carga positiva, dada la ausencia de electrones.

Así se crean dos polos a cada lado de la caja y en medio se produce un campo eléctrico, contrario al campo exterior.

Como consecuencia, ambos campos eléctricos en la parte interna de la caja se anulan, por lo que el campo eléctrico dentro de la caja de Faraday es igual a cero. Así se protege el interior de los campos electromagnéticos ante un estímulo.

¿Cómo puede salvar tu vida?

Un campo electromagnético puede ser pequeño, como el que producen ciertos equipos eléctricos. También pueden ser descomunales, como los que producen los rayos al mover más de 200.000 amperios y hasta varios millones de voltios.

(El ser humano solo resiste corrientes de hasta 16 amperios y 250 voltios).

Estar dentro de una Jaula de Faraday ante una exposición inminente, o al menos muy probable, de descargas eléctricas con semejante magnitud aumenta considerablemente las posibilidades de sobrevivir.

Claro que no todos los rayos llegan a tener esa potencia, pero no se puede olvidar que este factor meteorológico es el de mayor causa de muerte en el mundo. Raro, pero sucede.

Es por esta razón que este tipo de estructuras resultan un salvavidas ante posibles tormentas eléctricas, especialmente cuando tienen elementos aislantes que separan el exterior del suelo o del interior.

¿Pueden servir los coches como jaulas de Faraday

En efecto. Es seguro estar en un coche en una tormenta.

Los coches son una estructura metálica conductora con un interior aislante (los asientos), aislados a su vez del suelo (gracias a los neumáticos). Siendo el ejemplo perfecto de jaula Faraday.

Hace varias décadas, algunos comerciantes osados intentaron promocionar un coche con jaula de Faraday para rayos en el exterior. Algo un poco tonto, ya que casi todos los coches son, de hecho, una caja de Faraday.

En todo caso, en medio de una tormenta eléctrica muy fuerte, es infinitamente menos probable tener un accidente si se tiene la oportunidad de resguardarse dentro de un automóvil detenido. Siempre que no se guarde contacto con la parte metálica del vehículo y el mismos se encuentre estacionado en un lugar seguro (hay que protegerse de rayos y coches en la carretera).

¿Existen otras cajas de Faraday que me puedan salvar?

Carros y aviones pueden cumplir muy bien el papel de jaulas de Faraday.

Claro, en caso de los aviones no es como que se desee probar la teoría, pero al menos es bueno saber que una descarga no es demasiado peligro para su vida al transportarse. En los escasos escenarios en los que se producen.

Pero, ahora que sabemos qué es la jaula de Faraday ¿existen otras versiones cotidianas de estas?

La respuesta es sí. Los electricistas que hacen servicios a los equipos de potencia de alta tensión utilizan trajes metálicos, que se apoyan en este principio para ejecutar trabajos de mantenimiento.

Una caja envuelta en aluminio, como los congeladores industriales; los ascensores, los laboratorios bioquímicos, las cámaras de reverberación y otras estructuras similares, son también excelentes ejemplos.

Consejos adicionales en medio de una tormenta

Evidentemente, la fuerza pura de la física electroestática dentro de una caja metálica no es la única recomendación que existe para cubrirse de una tormenta.

Otros consejos útiles son:

  • Evitar correr bajo la tormenta.
  • No utilizar vehículos de cielo abierto como automóviles convertibles, bicicletas, motocicletas o tractores.
  • Evitar estructuras muy altas, especialmente metálicas.
  • No llevar consigo puntas metálicas elevadas como, por ejemplo, sombrilla de punta de metal.
  • En caso de necesitar proteger sus pertenencias de la lluvia, resguardarlas ANTES de que la tormenta comience.
  • No resguardarse debajo de árboles o al costado de estructuras metálicas sin aislantes.
  • Cerrar todas las ventanas, ya que las corrientes de aire pueden atraer descargas.
  • En caso de no tener más opciones para resguardarse y si eres el punto más puntiagudo o elevado de la zona, una posición segura es ponerse de cuclillas con la cabeza entre las piernas y cubriéndose con los brazos.
  • No acostarse de plano en el suelo.

Ahora ya sabe que tiene a la mano acceso a su propia jaula de faraday (coche) en caso de que se presente una tormenta eléctrica. Si bien no es posible aplicar esta solución todas las veces, ni excesivamente probable sufrir una descarga, tampoco está de más tener en el kit de supervivencias este conocimiento. Además, seguro que quedará muy bien explicándole el funcionamiento de la caja de Faraday a sus amigos en un día lluvioso.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre