jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

6:01

h CEST

18.8 C
Madrid

Infidelidad virtual: definición, causas, tipos y cómo saber si tu pareja te engaña por internet

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Coquetear con un nuevo amigo en Instagram, revisar las coincidencias en Tinder o rememorar buenos momentos con un ex en Facebook suele parecer inofensivo, incluso es una buena forma de conectar para los solteros que buscan su media naranja. Sin embargo, si se trata de una persona en compromiso, estas acciones por lo general están fuera de los límites acordados y es posible caer en el terreno de la infidelidad virtual. También conocida como infidelidad digital bajo la apariencia de una actividad irreal e inofensiva podría, de hecho, ser potencialmente peor que una aventura física.

Antes, las evidencias de infidelidad eran un falso viaje de negocio o una camisa con rastros de maquillaje; hoy día es más difícil identificar si tu conyugue o pareja mantiene una relación clandestina, pues esta puede no tratarse de un romance cara a cara. En la actualidad, es posible mantener a distancia un amorío sexual con alguien fuera del matrimonio, se le conoce como infidelidad virtual o infidelidad digital. Indaguemos más a fondo sobre que inspira a otros a buscar amantes por internet, cómo pillar una infidelidad por Whatsapp u otro medio, cuándo debo perdonar una infidelidad virtual y también, cómo superar una infidelidad virtual.

Infidelidad emocional:
Significado, causas, tipos y cómo detectar las señales de infidelidad emocional

➥ Leer artículo

¿Qué se considera infidelidad virtual?

La infidelidad virtual o en línea se refiere al esfuerzo emocional por parte de una persona para desarrollar una relación íntima con alguien fuera del matrimonio o compromiso, a través de algún método de comunicación digital.  Al igual que la infidelidad cara a cara, el intercambio de comunicación romántica y sexual, a través de Internet implica la acción sostenida de secretos y mentiras que pueden afectar la confianza entre parejas. 

Esta actividad que define infiel especialmente el encuentro o expresión sexual virtual, es también reconocida en los términos cibersexo, cybering, sexting o sexo web. Los canales de comunicación cibernética pueden ser desde textos por mensajería instantánea, correo electrónico, redes sociales, hasta estímulos eróticos con pornografía.

Con la invención de las redes sociales han surgido nuevos comportamientos que facilitan las trampas y el engaño sexual característico de la infidelidad amorosa; puede ser a través de mensajes privados, intercambio de imágenes sexuales y el uso de aplicaciones o sitios web de citas. Conforme a la definición de infiel son comunes las conversaciones subidas de tono y el coqueteo con desconocidos o antiguas amistades, los más osados participan incluso en chats, foros o grupos en línea con contenido sexual. Algunos ejemplos de actividad que describen la infidelidad  virtual pueden ser:

  • Crear un perfil secreto en alguna plataforma de citas (como Tinder), indicando estar soltero.
  • Iniciar flirteo con alguien a quien sigues en redes como Twitter, Facebook, Instagram, etc.
  • Intercambiar fotografías y videos de desnudos y/o pornografía.
  • Compartir información emocional o mantener una comunicación romántica afectiva con alguien que no es tu pareja por correo electrónico u otra vía.
  • El infiel online le gusta fantasear reiteradamente con alguien que no es tu pareja y que además afecta la relación presente.

Con estos ejemplos queda claro que las infidelidaes web son un asunto meramente emocional con el intercambio de mensajes sensuales que pueden simular un asunto físico, pero que no llega a concretarse en la realidad. Algunos lo catalogan como una forma inofensiva de satisfacer necesidades emocionales, sociales o físicas fuera la relación.

A la larga la infidelidad virtual, un problema serio, genera la misma angustia emocional en la persona infiel, por lo que resulta difícil comparar la gravedad del sexo en línea con la de una aventura física; ya que aún cuando no resulte la intimidad física fuera de la relación, se traicionaba la confianza. Tanto como en la  vida real, la infidelidad a distancia revela que hay problemas que atender en una relación.

Consecuencias de la infidelidad virtual

Además de la angustia emocional que genera en quien tuvo la iniciativa de engaño, existen muchos otros riesgos asociados a la infidelidad virtual, el más frecuente y temido es el riesgo de concretar el encuentro físico, sin embargo los problemas más importantes relacionados a la falta de atención y la deslealtad se dan con mayor frecuencia y anterioridad.

Otro riesgo de la infidelidad en línea es que puede generar adicción e invierten mucho tiempo y energía en algo irreal, además de que restan horas de dedicación y esfuerzo familiar, la obsesión puede acarrear dificultades a la salud mental y a las relaciones en general.

La peor consecuencia que deriva de todas estas posibles acciones de riesgo, es el impacto negativo que puede ocasionar a la autoestima de tu pareja y a las interrelaciones con hijos, familiares e incluso amistades. También el sexo después de una infidelidad se ve afectado, el engaño en cualquiera de sus formas es doloroso y dañino para las personas que te aprecian y se preocupan por ti.

Tipos de infidelidad virtual

En esta Era digital y con el acceso fácil a los recursos tecnológicos en cada hogar, las oportunidades para la ardid o la infidelidad virtual se multiplican cada vez. Hay un sinfín de opciones que ponen en bandeja de plata la posibilidad de iniciar y mantener una relación sexual no física fuera del matrimonio. La lista de los canales que promueven la infidelidad digital, además de los ya mencionados contempla el sexo telefónico, cámaras web en vivo, sitios de citas en línea, mundos virtuales en línea, pero detallemos algunos de los más usados:

Sextear

Esta palabra significa el envío y recepción de mensajes de textos sexuales, también de emoticones e imágenes sexualmente explícitas o sugerentes a una persona.

Para un matrimonio o pareja en compromiso el sexteo puede resultar una buena herramienta de jugueteo erótico, sin embargo el sexting es infidelidad o la forma de expresión virtual más común entre los infieles, ya que pueden mantener la comunicación desde cualquier parte y a cualquier hora del día, con la simple disposición de un teléfono móvil, tableta o computadora, y aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, Telegram, Snapchat y Cyber ​​Dust.

Sin embargo, con esta herramienta se debe ser cuidadosos al momento de compartir comunicación para proteger la propia privacidad, ya que la mayoría de los dispositivos permiten capturar pantallas y reenviar mensajes directamente. 

Sexo por webcam

Es una de las modalidades que se hizo popular durante la pandemia y la necesidad de contacto con el exterior, fuera de los hogares. Muchas personas aprovecharon la oportunidad del aislamiento para ofrecer sus servicios eróticos virtuales y algunas plataformas virtuales se hicieron famosas, incluyendo suscripción de ofertas y paquetes de fotografías videos e intercambio sexual en vivo. Para el video sexo es necesaria la participación de dos personas pero se pueden unir más, incluso grupos de personas que abren cámaras web y se relacionan sexualmente.

Entre las herramientas más utilizadas para tener sexo por internet se encuentran FaceTime o Skype, mientras el contacto por suscripción o registro es posible iniciarlo por Tinder, Only Fans y otras paginas que venden pornografía, comunicación e intercambio de media con chicas desconocidas, ya sea pregrabado o en vivo.

Pornografía

Aunque muchos justifiquen lo contrario, la pornografía está en el espectro del cibersexo y su cobertura es más amplia, asequible y accesible casi para todo público. Hay contenido erótico disponible en la web para casi todos los gustos e intereses, edad o género, gratis o por suscripción. Ver o leer pornografía es posible con tan solo la disponibilidad de un equipo tecnológico e Internet, por esta facilidad puede convertirse en adicción para algunas personas y causar serios problemas en el contacto con sus relaciones reales.

La obsesión puede generar que la persona sustituya la experiencia del sexo real y gaste exorbitantes sumas de dinero por complacer su morbo. Es entonces cuando se convierte en infidelidad virtual, de un modo contrario puede ser una buena forma de liberar tensión sexual en pareja y generar nuevas ideas para salir de la rutina.

También existen la modalidad suscripciones o registros de contenido pornográfico, en este caso se paga una cuota mensual por recibir notificaciones de cita o nuevos perfiles de chicas eróticas que comparte videos y fotos de masturbación, relaciones sexuales o simplemente de sus cuerpos desnudos o e lencería.    

Salas de chat de cibersexo

Producto también de la necesidad de de interacción con otras persona, surgieron las salas de transmisión web en vivo donde los participantes pueden tener encuentros sexuales grupales o uno a uno. Existen salas de chat de cibersexo, transmisiones que deben comprarse y espacios donde tiene una sola vez. El nivel de participación y las reglas para estos encuentros se negocian como un encuentro sexual en persona. Las expectativas se deciden antes de que suceda algo para que todos los participantes se sientan seguros.

Teledildónicos

La palabra describe a la actividad que involucra el uso de juguetes sexuales conectados, por ejemplo vibradores que son controlados por Internet o a través de una aplicación para proporcionar estimulación a distancia, simulando la experiencia de contacto íntimo o masturbación. No es la alternativa del cibersexo más económica pero sí una de las más originales y divertidas; por supuesto relacionándolo al tema del engaño virtual, para los amantes figura alguna forma del contacto físico que no llegan a concretar pero que refuerza el deseo de cercanía.

Causas de infidelidad virtual

Así como en circunstancias reales, la infidelidad virtual siempre es vinculada a carencias de índole sexual y afectivo; a la falta de validación y comunicación honesta que se encuentran en personas fuera del matrimonio.  Pero no es la única razón, a veces no tiene que ver con problemas de relaciones en pareja por abandono o privación, sino con necesidades personales no canalizadas de un modo saludable, como miedo a la intimidad, aburrimiento sexual, cambios en la autoestima, enamoramientos o un bajo compromiso con la relación.

Momentos de transición

Muchas parejas se ven afectadas en su intimidad ante los momentos de transición, durante el embarazo o nacimiento de un hijo es el ejemplo más común, aunque pueden surgir algunos otros eventos que generan estrés y exigen dedicación, desviando la atención a esas “cosas importante” y descuidando la sexualidad dentro de la relación.

Estancamiento

La búsqueda de una aventura puede ser vigorizante y estimulante para el ego, por lo que las personas consideran la infidelidad virtual como un modo emocionante pero ofensivo de superar el tedio y la apatía sexual, así como elevar la autoestima.

Rechazo a la monogamia

Hay personas que no creen en la monogamia como una forma saludable y natural de mantener relaciones, y deciden implicarse íntimamente con otras personas. Las infidelidades virtuales les permiten mantener relaciones secretas y cumplir su deseo de diversidad o mentalidad abierta de una forma segura.

Estimulación

Otra causa también muy frecuente de infidelidad virtual en la que recaen muchos hombres, está relacionada con el pensamiento de que el intercambio erótico en línea, es un gran método de estimulación para luego poder desempeñar un mejor papel sexual con su cónyuge. Les resulta difícil lograr excitación solo a través del contacto físico con sus parejas y recurren al cibersexo para “calentar motores”.

Desestimación de la infidelidad virtual

La creencia de que sexo e infidelidad solo ocurre si se da cara a cara con otra persona, hace que muchos consideren el engaño virtual como algo inofensivo que puede ser celebrado sin cargos de consciencia, culpa o remordimientos.

Señales o signos de infidelidad virtual

Descubrir que su compañero de vida está manteniendo un galanteo virtual es casi tan similar como en la vida real, pues varios de los patrones de comportamiento sostenidos en el tiempo de convivencia se ven modificados y afectan la dinámica familiar. Pasa del modo contrario, si somos nosotros los que recaímos en la tentación de la infidelidad a distancia, debemos cuidarnos de dar algunas de estas señales que nos ponen en evidencia y en el peligro de comenzar un conflicto marital: 

Demanda de privacidad

De repente sentimos que interrumpimos constantemente algo importante. Tu pareja pasa más tiempo en la computadora o teléfono de lo habitual y evita que veas la pantalla a toda costa. La portátil se cierra de golpe o el teléfono se bloquea; cierra la puerta de la habitación para revisar sus correos y siempre borra el historial. También consulta sitios web que antes no le interesaban.

Cambios sexuales

Aunque la libido puede verse afectada por algunos eventos importantes que generan estrés familiar, no existe otros comportamiento más evidente de infidelidad que la perdida de interés o deseo sexual. También es posible que la pareja modifique su lenguaje sexual y es posible no reconocer su comportamiento habitual. También puede ocurrir que haya un aumento de la excitación por parte de la pareja pero se note la ausencia de conexión sensual y afectiva. 

Mejoras en la apariencia 

También de manera súbita y sin razón aparente, observamos en nuestra pareja un cambio en sus hábitos de arreglo y aseo personal. Comienza a prestar más atención en su ropa, su corte de cabello y su aspecto físico en general. A veces, también empiezan a cuidar su alimentación y  a ejercitarse Revela que posiblemente, intente exteriorizando un yo ideal frente a la pantalla, mucho más atractivo y deseable.

Horarios familiares modificados

No solo da excusas para estar solo frente al computador sino que además pasa horas interminables utilizando su teléfono, incluso hasta muy tarde en la noche, también comienza a saltarse algunos compromisos y eventos familiares. En el peor de los casos deja de cumplir algunas  responsabilidades parentales simples y acuerdos domésticos que les corresponden.

Mentiras y enojos

La infidelidad virtual lleva a la pareja a elaborar excusa para uso en privado de los dispositivos electrónicos, pero también a elaborar pequeñas mentiras relacionadas a su nueva apariencia, comportamiento, horarios e incluso gastos familiares injustificados. Esto conlleva al recelo y estrés emocional, especialmente si se les pide explicación sobre su ausencia y transformaciones, tienden a mostrarse malhumorados, desdeñosos o sarcásticos.

La infidelidad virtual es cada vez más común en esta época y como pudimos notar con esta última lista, siempre implica una traición a la confianza de la pareja y a los acuerdos de exclusividad sexual de la gran mayoría. La infidelidad digital sucede si existe una relación íntima con alguien conocido del otro lado del teléfono o si es un encuentro fortuito de un chat de sexo grupal, incluso si debe engañar a su pareja para ver un vídeo de pornografía sin intercambio.  El factor común en las actividades es la trampa o la adicción, así como el riesgo de herir o afectar las relaciones reales.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre