lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

17:14

h CEST

26.7 C
Madrid

Elementos del dibujo: cuáles son las principales características del dibujo (proporción, líneas, formas…)

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Aparte de constituir una inclinación natural de todos los seres humanos, otra de las características del dibujo más importantes es su efecto terapéutico y sanador. Pero si pretendemos lograr una expresión artística de nuestros sentimientos y que la actividad resulte satisfactoria y no frustrante, es indispensable que sepamos manejar los elementos del dibujo básicos.

Las características del dibujo artístico son su expresión libre y algunos principios que lo asemejan a la pintura, aunque trabaja en base a líneas, sirviendo también de auxiliar a la primera. Presupone trazar una figura en un papel o cualquier otro soporte, la cual puede representar un objeto real o ser de carácter abstracto. Por su parte, el dibujo técnico funciona más bien como apoyo para la arquitectura o el diseño. Son elementos del dibujo técnico los conocimientos de geometría y el manejo de ciertas herramientas, así como la obligación de seguir ciertas normativas. En el presente artículo hablaremos sobre cuáles son los elementos del dibujo artístico en específico y también mencionaremos algunos elementos básicos del dibujo técnico.

Técnicas de dibujo:
Cuáles son, métodos e imágenes de las diferentes técnicas para dibujar (sanguina, plumilla, puntillismo…)

Leer artículo

Fundamento del dibujo: la línea

Si nos preguntamos cuáles son los elementos básicos del dibujo, la respuesta es que todo tipo de dibujo, tanto técnico como creativo, está basado en la línea, que al mismo tiempo da lugar a la construcción de diversas formas. En el caso del dibujo técnico las líneas son trazadas haciendo uso de escuadras y compás, mientras que en el creativo se crean libremente. Por otro lado, las líneas tienen su lenguaje particular dependiendo de su forma y posición, por lo que son vitales para transmitir las cualidades del dibujo.

Líneas curvas

Las líneas curvas transmiten suavidad, energía, dinamismo y movimiento. Todas las formas de la naturaleza tienden a este tipo de línea. Los apasionados del estudio de las líneas aseguran que son de índole femenina y que los dibujos a base de líneas curvas se observan de forma preponderante en aquellos movimientos artísticos donde han predominado las emociones sobre el raciocinio, como por caso el Barroco. Las líneas curvas crean una gran diversidad de formas básicas para el dibujo, entre ellas los rostros y los paisajes, así como las formas abstractas.

Líneas rectas

Las líneas rectas comunican fuerza, firmeza y rigidez. Según los expertos son de naturaleza masculina y su mensaje cambia también de acuerdo a la posición. Dicen que cuando están colocadas verticalmente inspiran elevación y espiritualidad, mientras que si se muestran horizontalmente transmiten tranquilidad y estabilidad, así como las inclinadas  dan la idea de agresividad y discordia.

Valorización de la línea

La valorización de la línea consiste en engrosarla, quebrarla o segmentarla, lo cual produce efectos especiales en el dibujo. En base a esta propiedad existen cuatro tipos diferentes: las que mantienen un grosor constante;  las matizadas que presentan variaciones en sus trazos; la cerrada y continua que puede ocasionar cierta monotonía; y la hecha a base de puntos que otorga dinamismo.

Algunas técnicas de dibujo

Dentro del dibujo creativo existen diferentes posibilidades, que están relacionadas con las diversas técnicas que se emplean. A continuación mencionamos algunos dibujos de características más comunes utilizadas, lo cual permitirá ubicar qué dibujo representa cada una de las técnicas.

Dibujo a mano alzada

Este tipo de dibujo también es propio de los dibujantes técnicos, pero en este caso se refieren a croquis o reproducciones rápidas que luego se perfeccionan con los instrumentos adecuados. En cuanto al dibujo creativo, el realizado a mano alzada es un dibujo artístico básico. Una expresión de esta modalidad son los dibujos con solo una línea que se ubican dentro del arte minimalista. Es un dibujo de líneas fácil de hacer, a través del cual se representan rostros muy esquemáticos, plantas o flores. Las caricaturas son un buen ejemplo de esta clase de dibujo, para lo cual se utiliza un lápiz o un bolígrafo.

Dibujo al carboncillo

El carboncillo es una rama carbonizada que según se use deja trazos más finos o más gruesos. En los comercios que venden implementos de dibujo se consiguen en distintos números que indican su grosor. Es ideal para lograr tonos de negro degradados y a la vez se difumina fácilmente, idealmente con un trapo de gamuza, lo que permite crear un efecto de iluminación. Para cualquier aficionado al dibujo es una técnica fácil de usar  y, una vez que elabore un dibujo con carboncillo, seguirá usándolo por los magníficos resultados y aspecto profesional que se alcanzan.

Dibujo con sanguina

La sanguina se puede conseguir en barra o en lápiz, siendo más recomendable la primera opción por ofrecer mayor versatilidad en cuanto al tipo de trazado, más grueso o más fino, dependiendo qué parte de la barra se use. El nombre recuerda a la  sangre, ya que la tonalidad es rojiza, con diferentes escalas que van desde el marrón al terracota. En la antigüedad se utilizaba mucho para las pinturas de frescos y Leonardo da Vinci era fan de la sanguina. Si tu inquietud es cómo hacer un dibujo real, es decir que transmita realismo, no te arrepentirás de usar está técnica ya que es una de las características del dibujo que la distingue.

Dibujo con lápices de colores

Los resultados que se pueden lograr con los lápices de colores tradicionales pueden ser sorprendentes y totalmente alejados de los típicos dibujos infantiles. El color es uno de los elementos del dibujo que produce mayor impacto. Es importante el degradando de los tonos, o la aplicación de la técnica del puntillismo que consiste en pintar en base a puntos, alternado los colores cálidos y fríos para causar diversos efectos visuales. También se suelen utilizar los colores de cera o los llamados acuareables con los que se pueden aplicar varias capas. Por otra parte, es importante conocer las emociones que transmite cada color, lo cual ha sido estudiado científicamente.

Perspectiva

La perspectiva implica la representación de los objetos en el espacio, sobre una determinada superficie, de manera que se pueda apreciar su ubicación respecto a la mirada del observador. La perspectiva se fundamenta en dos partes del dibujo que son claves: el relieve y la profundidad. En la historia han existido diferentes maneras de lograr perspectiva, lo cual también ha caracterizado a ciertas culturas o estilos.   

Perspectiva escalonada

Las figuras se presentan en planos diferentes y se juega con el tamaño de manera que las que están más lejos se ven más pequeñas. Este tipo de perspectiva se puede observar, por ejemplo, en los dibujos egipcios y en los pintores ingenuos.

Perspectiva a vista de pájaro

La perspectiva a vista de pájaro es propia de las pinturas orientales antiguas, donde las figuras tienden a ser miradas desde arriba y con una visión lejana del observador respecto a lo que está plasmado en el dibujo.   

Perspectiva geométrica

La perspectiva geométrica lleva este nombre porque sus distancias están calculadas mediante fórmulas y el trazado de líneas que convergen en un determinado punto del dibujo. Este fue el tipo de perspectiva que se  impuso en el Renacimiento.

Perspectiva radial

La perspectiva radial vendría a ser lo opuesto a la geométrica, en el sentido de que existen diversos focos donde se cruzan líneas imaginarias, lo que quiere decir que hay varios centros. Es la clase de perspectiva que mayormente se visualiza en los cuadros hindúes dando la sensación de que existieran muchos dibujos en uno.  

Luz y sombra: el claroscuro     

El juego de la luz y las sombras son indispensables en un dibujo, ya que logra la ambientación apropiada, según el dramatismo que el creador le quiera dar. En consecuencia, el claroscuro es el arte de lograr la combinación perfecta entre las luces y las sombras. Los surrealistas fueron maestros en este elemento, alcanzando el efecto del soñador. Mediante el claroscuro se ponen de manifiesto tres zonas básicas.

Zona iluminada

Es la que recibe la luz directamente y se observa de manera nítida. En caso de que el dibujo no tenga color es la parte del blanco.

Penumbra

Esta es la zona intermedia entre la iluminada y la oscura. Se logra en base a diferentes  tonos de grises aplicados en sitios claves.

Zona oscura  

La parte oscura de un dibujo es aquella que no recibe ningún tipo de luz y es donde se visualizan los colores de tonos oscuros o el negro.

Proporción   

La proporción de dibujo es la relación, en cuanto a sus dimensiones, de todos los elementos que se pueden observar. A veces el dibujante crea proporciones ilógicas de forma deliberada para resaltar un atributo o expresar una idea, por ejemplo que las figuras más importantes tengan un mayor tamaño. También es una característica del dibujo técnico, lo cual se expresa mediante la escala. Existen dos tipos de proporciones consideradas mágicas.

Proporción áurea

Se representa por la letra griega phi, que es diferente de π (pi) y tiene un valor de 1,618034. Esta proporción relaciona las dimensiones de una figura, así como también se usa en arquitectura. Se expresa mediante la denominada espiral de Fibonacci, quien fue su descubridor, aunque sus orígenes se remontan a los pitagóricos. Para hacerlo sencillo quiere decir que, por ejemplo, al aplicar determinada fórmula matemática a la relación entre las medidas del largo y ancho de una plaza, el resultado sea el número áureo.

Proporción pi (π)

El número pi equivale a 3,14159 y proviene de la relación entre la longitud de la circunferencia y su diámetro. Fue descubierto en el antiguo Egipto y se considera un número perfecto al igual que la figura geométrica de donde proviene. Por tal razón,  la Gran Pirámide de Keops, que es la de mayor antigüedad entre las siete maravillas del mundo, fue construida en base a esta proporción, al igual que muchas catedrales y basílicas góticas de Europa. El número pi está muy asociado a los masones.

Estos son los elementos del dibujo más básicos, pero existen algunos adicionales tales como la estilización de la figura, la relación entre el espacio y la forma, o el equilibrio visual, entre otros, que ameritan de un aprendizaje más profundo y de forma ideal a ser adquirido mediante el estudio académico de la materia. Mientras tanto, las características del dibujo que se han señalado, por ser las más simples, son fáciles de manejar de forma autodidacta si se tienen algunas habilidades, practicando y observando los trabajos de los dibujantes profesionales.   

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre