miércoles, 5 octubre 2022 |

Actualizado a las

8:30

h CEST

17 C
Madrid

Ejemplos de juicios morales: los 12 mejores ejemplos de juicios o razonamientos morales en la sociedad

Puntuación media: 5 | Votos: 1

El desarrollo del juicio moral es clave para la interacción social, se pueden encontrar ejemplos de juicios morales en la escuela, el trabajo y las leyes. El razonamiento moral determina la vida de varias personas, pero ¿cómo? Y ¿qué ejemplos de juicio moral cortos existen?

¿Qué es un juicio ético? Similar a los juicios morales son el proceso psicológico mediante el cual las personas evalúan con su razonamiento moral situaciones o conductas para determinar si son “buenas” o “malas”. Los ejemplos de juicios morales se encuentran en la vida diaria sin importar el lugar.

Conciencia moral:
Definición, características, desarrollo y ejemplos de actos morales

Leer artículo

Vegetarianismo y veganismo

El emitir un juicio moral referente a comer o no carne se basa en varios argumentos, entre ellos están que los humanos son omnívoros y son capaces de cazar animales por lo tanto según la naturaleza está bien comer carne. Por otro lado, está el juicio opuesto que argumenta que los animales nacen y sufren excesivamente para cumplir con la demanda del mercado y que para acabar con las malas prácticas de la industria cárnica se debe dejar de comer carne (o dejar de utilizar productos de origen animal en caso del veganismo).

Substancias legales e ilegales

Otro ejemplo de un juicio moral es el que ocurre al discriminar las substancias, este uno de los más variados pues en este caso particular la percepción personal juega un papel especialmente relevante. La mayoría utiliza la ley como referencia para su juicio moral, substancias como el alcohol y el tabaco son “aceptables” pero las ilegales como la marihuana son “reprochables”.

Si bien existe la opinión popular también hay países y estados que han legalizado algunas de las substancias y esto ha tenido fuertes influencias en el razonamiento moral de millones de personas, que ahora consideran como “aceptables” substancias que antes demonizaban.

El juramento hipocrático

El juramento hipocrático es el juramento en medicina que dicta que el bien y la salud de las personas está por encima de todas las labores de los médicos. Sin embargo cuando un médico atienda las enfermedades de alguien que es considerado como una mala persona (como asesinos por ejemplo) se crea un juicio moral totalmente diferente en el que se debate si el criminal merece recibir atención médica o no y si el médico debería atender a esa persona o no.

La ayuda social

Ganar dinero a través del trabajo duro es socialmente considerado como digno, por otro lado, recibir ayuda social como beneficios de desempleo es bajo el razonamiento moral de muchos “despreciable”, el juicio moral de estas personas concluye que no es justo ni moral que las personas desempleadas ganen lo mismo que algunos que trabajan diariamente con bajos salarios.

El lado opuesto del argumento plantea que la ayuda social es una medida preventiva que debe existir, al mismo tiempo que un aumento de los salarios, estas personas no consideran inmoral que alguien acepte ayuda social.

El aborto

Uno de los componentes del juicio moral es el motivo, este puede apreciarse en la controversia del aborto. Generalmente es considerado que alguien que aborta está cometiendo un acto inmoral, pero muchas de estas personas hacen una excepción ante los casos en los que la mujer quedó embarazada por una agresión sexual, caso en el cual consideran moralmente aceptable realizar el procedimiento.

Luego está el otro lado, las personas cuyo razonamiento moral concluye con que la mujer debería tener el derecho de decidir si quieren continuar con el embarazo o no, la cantidad de personas que juzgan moralmente de esta manera es tanta que los movimientos a favor de la legalización del aborto son cada vez más.

La pena de muerte

Uno de los ejemplos de juicio moral y ético (o ejemplos de juicios éticos dependiendo de la situación) es el de la pena de muerte. Este caso es curioso por cómo se ha visto afectada con el paso de la historia, por ejemplo siglos atrás las ejecuciones públicas eran consideradas como entretenimiento, pero al mismo tiempo la figura del verdugo era despreciada (motivo por el cual solían ocultar su identidad) es decir, que la gente consideraba morales y necesarias las ejecuciones públicas pero al ejecutor como alguien despreciable.

Hoy en día las cosas han cambiado mucho pero persiste el debate acerca de la pena de muerte ¿es moral o no? ¿debería ser legal o no? Algunas personas consideran que algunos crímenes son tan grandes que merecen ser castigadas con la muerte, mientras que otros creen que la rehabilitación es la respuesta y señalan casos en los que se ha dictado la pena de muerte a personas que resultaron ser inocentes demostrando fallas en el sistema que deben ser reparadas antes de permitir la pena capital.

Los tatuajes

Con el paso del tiempo el juicio moral referente a los tatuajes ha disminuido significativamente, pero en el pasado ver a una persona tatuada era un sinónimo de ver a un criminal. Esto era debido a que existía una cultura del tatuaje muy presente entre criminales, en las prisiones por ejemplo.

Aunque ya no sea el caso internacionalmente todavía existen vestigios de esto en países como Japón, donde está prohibido tener tatuajes visibles en muchos lugares porque cultualmente están asociados a la asociación criminal de los Yakuza, no importa si el tatuaje no tiene nada que ver con la asociación ni se parece a estos, el juicio moral en Japón dicta que una persona tatuada está relacionada con la mafia por lo tanto está asociada con crímenes.

Si bien todavía es uno de los ejemplos de problemas morales en los adolescentes (pues esta es una de las poblaciones más interesada en ellos y también más expuestas al juicio), cada vez más personas juzgan el tatuaje como juzgarían una pieza de arte, en otras palabras el juicio moral termina siendo positivo en lugar de negativo.

El divorcio

Otro de los problemas morales de la sociedad es la percepción antigua del divorcio era altamente negativa, romper el contrato hecho entre los cónyuges era tan mal visto que incontables parejas optaron por permanecer en relaciones tóxicas o abusivas por miedo al juicio moral de sus familiares o comunidades. Esa actitud no está tan presente en tiempos recientes pero aún se sienten repercusiones del juicio moral de la sociedad.

La ropa y accesorios

Uno de los ejemplos de juicio ético en la vida cotidiana tiene que ver con el aspecto de las personas. La vestimenta de una comunidad es altamente subjetiva y dentro de estas existen códigos de vestimenta, los escotes y las minifaldas durante décadas han sido juzgadas como inmorales mientras que usar ropa menos “reveladora” es propensa a un juicio positivo en el que crean que es una persona “decente y respetable”.

Recientemente el juicio se ha visto más desafiado gracias a la creencia de que la ropa no debería tener género, lo que da como resultado que personas utilicen prendas y accesorios normalmente asociados al género opuesto, muchos consideran esta práctica como un ejemplo de inmoral que debería terminar mientras que otros consideran que es algo normal que no hace daño a nadie.

Situaciones violentas

El razonamiento y juicios morales relacionados a la violencia son interesantes porque esta es usualmente mal vista pero tiene muchas excepciones por ejemplo, el razonamiento moral de muchos argumenta que el homicidio es malo, pero si un soldado lo hace en el campo de batalla es aceptable (e inclusive un acto de valentía digno de ser honrado). Otro caso común es después de una pelea, la gente juzga de manera menos favorable a la persona que inició el altercado, independientemente de quien haya salido victorioso la persona que lanzó el primer golpe o insulto suele ser peor vista.

Las “mentiras blancas”

Uno de los ejemplos de razonamiento moral es cómo y a quién mentir, a pesar de que todos mienten diariamente, es moralmente reprochable pero hay juicios en los que se determina que es válido o lo mejor. Por ejemplo, Santa Claus es visto como una mentira blanca que puede permitirse porque brinda momentos de felicidad a los niños, o cuando alguna mascota muere y en lugar de explicar lo que ocurrió dicen que la mascota se fue a vivir a otro lado. Mentir a los niños es algo socialmente aceptado por la creencia de que se les está protegiendo.

La eutanasia

El último de los ejemplos de juicio moral y juicio ético es el de la eutanasia, aunque no lo parezca este es similar al de las substancias, porque socialmente está muy influenciado por las leyes del país donde se resida. El razonamiento moral número 1 argumenta que “el suicidio es ilegal por lo tanto, la eutanasia no debe ser permitida y dejar que la vida siga su curso natural” y el razonamiento número 2 “una persona que padece de una enfermedad terminal debería ser capaz de decidir si continuar viviendo o no, siempre que sea de forma humana y digna”.

Por supuesto existen muchas posturas y argumentos diferentes en cada uno de los ejemplos de juicios morales, pero visualizarlos es más sencillo cuando se observan las dos posturas opuestas más populares. Los contextos socioculturales jugarán papeles claves en el razonamiento moral pero ultimadamente nadie tiene la respuesta “correcta”.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre