¿Cómo convertir entre formatos de vídeo?

0
(0)

Formatos como AVI o MPG ahora comparten espacio con otros como MP4, MKV o vídeo TS. Esta gran variedad de formatos de vídeo genera problemas de compatibilidad. La solución está en los software de conversión escalables.

Cuando la vídeo-edición empezó a hacer sus primeros pinitos en el mundo de la informática empezarían a aparecer los primeros formatos de vídeo. Estos se presentaban con una buena capacidad de compresión para la época, aunque se sacrificaba bastante en calidad para conseguirlo. Formatos como AVI o MPG eran la opción más acertada de por aquel entonces; aunque todavía siguen estando muy vigentes en el mercado, su algoritmo de compresión ha evolucionado de tal forma que ya no tienen nada que ver con sus orígenes.

Nuevos formatos como MP4, MKV o vídeo TS han llegado al mercado para quedarse. Su principal ventaja es que los archivos miden muy poco, pero al mismo tiempo ofrecen la máxima calidad posible. Además, son personalizables: una persona podría descargar una película con formato MKV ripeada de un formato Bluray que mida menos de 2GB, y luego bajar el mismo formato pero con calidad 3D con más de 16GB.

A la hora de trabajar con diferentes formatos podemos tener problemas de compatibilidad, y programas cómo Movavi Video Converter pueden ser la solución que buscamos.

Puede ser que estemos intentando crear una composición de clips, pero el formato MP4 de uno de los vídeos no sea compatible, que el MKV que intentamos integrar tiene un contenedor no soportado con el software en cuestión, o cualquier otro tipo de anomalía.

¿Qué podemos hacer en este caso? Utilizar un convertidor de formatos de vídeo.

¿Cómo funciona un convertidor de formatos de vídeo?

En resumidas cuentas pueden funcionar siguiendo tres cómodos pasos:

1) Cargamos el archivo que queremos convertir.

2) Elegimos el formato resultante.

3) Pulsamos en codificar y esperamos a que concluya el proceso.

Para un uso no avanzado estos 3 pasos nos podrían servir. Sin embargo, si queremos controlar el códec utilizado, conseguir una buena relación entre gran calidad y mínimo peso, o gestionar otras funciones, tendremos que indagar mucho más en las opciones del programa.

Es interesante elegir un software que sea escalable; esto quiere decir que se vaya actualizando en función de nuestras necesidades. Si, por ejemplo, aparece un nuevo formato en el mercado, el programa debería de actualizarse para ser compatible con el mismo. A nadie le gusta estar cambiando de convertidor de vídeos en todo momento.

No te compliques más la vida y empieza a usar el software Movavi Video Converter, ya que este programa tiene todo lo que buscas y más.





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre