miércoles, 29 junio 2022 |

Actualizado a las

5:03

h CEST

23 C
Madrid

Ciudades de Mesopotamia: historia, ubicación, economía y culturas de las ciudades mesopotámicas más antiguas

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Las ciudades mesopotámicas que en su momento estuvieron asentadas en el Oriente Próximo, muestran hoy en día vestigios del esplendor que tuvo la región sede de trascendentes imperios. Conoce las principales ciudades de Mesopotamia a continuación.

Si te preguntas qué es Mesopotamia, fue un antiguo territorio que sirvió de asiento para las civilizaciones primigenias de la humanidad que, a su vez, dejaron importantes legados que aún se encuentran presentes en la actualidad. Aspectos como los primeros antecedentes de la contabilidad, la arquitectura, la escritura, el código civil y penal y la planificación territorial, son solo alguno de los aportes de Mesopotamia para el mundo, e igual de relevantes fueron las ciudades mesopotámicas donde se originaron imponentes imperios y culturas. Si deseas conocer cuáles fueron las principales ciudades de Mesopotamia, no te pierdas este interesante artículo, que hace un recorrido por la historia de Mesopotamia y sus poblaciones más significativas.

Historiadores famosos:
Biografías y principales obras de 12 historiadores importantes de la historia universal

Leer artículo

Babilonia

También denominada Caldea, estuvo ubicada a orillas del río Éufrates, llegó a ser una de las ciudades más ricas e importantes del Oriente Próximo. Sus ruinas se sitúan en la actual ciudad iraquí de Hilla, y en su momento, fue la capital del poderoso Reino babilónico, siendo a su vez una de las ciudades más antiguas de Mesopotamia por estar asentada en el sur de dicha región, cuna de la civilización sumeria, pionera entre las primeras sociedades del mundo. Según estudios, fue fundada en tiempos del Imperio acadio, creado durante el siglo XXIV a.C.

En los tiempos del reinado de Nabucodonosor II, entre el 604 y el 562 a.C., se convirtió en un importante bastión del ámbito constructor y arquitectónico, en un intento del monarca por hacer de ésta una de las maravillas mundiales.

Fue en esa época donde se llevó a cabo la reconstrucción de la ciudad bajo un espectacular esquema urbanístico y donde se levantaron imponentes construcciones como Esagila, la legendaria Torre de Babel, la Puerta de Ishtar, las Fortalezas del Este y del Oeste y los renombrados Jardines Colgantes, aunque esta última edificación se le atribuya en tiempos recientes a la ciudad de Nínive.

Valiosas aportaciones de Mesopotamia tuvieron su origen en Babilonia, como lo fue el famoso Código de Hammurabi, antecedente directo del actual código civil y las míticas historias que relata la Biblia acerca de esta ciudad, tan mencionada sobre todo en el libro de Jeremías.

Ciudades de Mesopotamia - Babilonia
Murallas de Babilonia. (Mohamm3dfadil, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Eridú

Fue una antigua ciudad de Mesopotamia asentada al sur de la región, fundamentada en el actual yacimiento de Tell Abu Shahrein (Irak). Mucho se ha hablado de su fundación, algunos especialistas afirman que se encontraba próxima al Golfo Pérsico y otros en el delta pantanoso de los ríos Éufrates y Tigris. Otra teoría que sigue a la tradición sumeria es la que afirma que es la ciudad más antigua de Mesopotamia, ya que según la leyenda, el dios Marduk creó al mundo desde Eridú.

Fue en su momento la ciudad más meridional de la región, lugar de veneración del dios del agua Enki y un importante centro religioso, como bien pueden observarse en las numerosas ruinas de templos que se han encontrado en Tell. Por cierto, el principal punto de encuentro de la ciudad fue la denominada Casa del Acuífero o Casa de las Aguas, edificio dedicado a Enki.

Ciudades de Mesopotamia - Eridú
Ruinas de Eridú. (Ltybcc1, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Nínive

Entre las diferentes culturas de Mesopotamia resalta la asiria, que tuvo entre sus capitales la ciudad de Nínive, que fue descrita en el bíblico libro de Jonás como una ciudad tan grande «con tres días de recorrido». Si se busca Mesopotamia actualmente, se puede ver que la ubicación de Nínive se cimenta dentro de la hoy ciudad iraquí de Mosul, estando en su tiempo en la orilla oriental del río Tigris.

Entre las características económicas de Mesopotamia destaca su relevancia como enclave comercial, siendo Nínive un destacado punto de tránsito entre las rutas del Índico y el Mediterráneo, en la unión entre Oriente y Occidente, hecho que viene a resaltar la importante riqueza cultural que tuvo en su momento este poblado.

Se dice que fue fundada por Ninus o Nemrod, bisnieto de Noé, el mismo que protagonizó el relato bíblico del diluvio. En la regencia de Senaquerib en el 700 a.C. tuvo una importante transformación a nivel urbanístico, llevándose a cabo la construcción del palacio del monarca, plazas, calles, un magnífico sistema de canales para abastecer de agua a la ciudad y un acueducto.

La ciudad tuvo una existencia breve, siendo atacada y sitiada en múltiples ocasiones por medos y babilónicos para forzar el derrumbamiento del imperio asirio, tal y como pasó en el año 612 a.C.

Ciudades de Mesopotamia - Nínive
Murallas de Nínive. (Fredarch, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Ur

En este resumen de Mesopotamia no podía faltar la ciudad que, según la Biblia, fue el lugar de nacimiento de Abraham, el patriarca hebreo. Se ubicaba cercana a Eridú, próxima a la desembocadura del Éufrates y, algunas de sus ruinas, halladas en un yacimiento arqueológico, se encuentran adyacentes a Nasiriya, en Irak.

Los primeros indicios de Ur hacen referencia a su fundación en el V milenio a.C. durante el periodo de El Obeid, primera época protohistórica de la civilización sumeria. De acuerdo a la filosofía mesopotámica de documentar eventos históricos en tablillas con escritura cuneiforme, muchas de ellas hablan de las conquistas de Ur a cargo de diferentes reyes, consolidándose en dicha ciudad una hegemonía en los tiempos de la III dinastía, época en la que llegó a tener más de 200.000 habitantes y se erigieron importantes monumentos como el zigurat de Ur y el templo Gipar.

Uno de los hallazgos más interesantes encontrados en la ciudad durante el siglo XX bajo la supervisión del reconocido arqueólogo británico Leonard Woolley fue el descubrimiento de las tumbas reales de Ur, un importante conjunto funerario que data del 2.700 a.C. que se convirtió en un importante hito de la arqueología de la centuria pasada.

Ciudades de Mesopotamia - Ur
Ruinas de la ciudad de Ur. (M. Lubinski, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Uruk

La civilización de Mesopotamia dejó importantes aportes de todo ámbito para la humanidad, y muchos de ellos tuvieron origen en esta histórica localidad. Se hallaba en la ribera oriental del Éufrates, donde hoy se localizan una serie de humedales pantanosos a 225 km del suroeste de Bagdad, capital de Irak. Tenía conexión con el legendario río a través de una red de canales y puentes fluviales.

Fue el lugar donde surgió la contabilidad y el cálculo, así como también la morada del héroe de la mitología mesopotámica Gilgamesh, protagonista de la obra literaria más antigua de la humanidad, el Poema de Gilgamesh, y al cual se le atribuye la construcción de las murallas de Uruk y el tempo de Eanna.

De acuerdo con tablillas encontradas en el sitio arqueológico de Uruk, se pudo hacer un estudio general de la sociedad mesopotámica, determinando que no tenía estratificación alguna, sólo que se marcaba diferencia conforme la población tenía preponderancia dentro de la economía en Mesopotamia.

Sus construcciones más relevantes son el Templo de los Conos de Piedra, el Templo de Caliza de Eanna V y otras edificaciones halladas dentro de las ruinas de la ciudad.

Ciudades de Mesopotamia - Uruk
Zigurat de Uruk. (tobeytravels, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Nippur

Entre las ciudades mesopotámicas está la antigua localidad sumeria cuyas ruinas se encuentran cerca del actual poblado iraquí de Diwaniya. Su importancia dentro de la cultura de Mesopotamia se fundamenta en ser el centro religioso de relevancia de periodos históricos como el acadio y la III dinastía de Ur.

Las primeras huellas de Nippur datan del periodo de El Obeid, teniendo un crecimiento relevante durante la transición del periodo Dinástico Arcaico al del Imperio Acadio, donde se levantaron edificios como los templos de Innana y Ekur. Sin embargo, la ciudad sufrió de un estado de abandono en el siglo XVIII a.C. por el cambio del curos del río Éufrates. En múltiples ocasiones fue objeto de repoblamiento y restauración de sus edificaciones, logrando sobrevivir hasta el siglo XIV, cuando finalmente fue reducida a aldea durante la ocupación otomana.

Entre sus ruinas sobresale su zigurat, y en dicho sitio arqueológico se dieron hallazgos de interés como lo fue el descubrimiento de más de 15.000 tablillas, entre las que resalta la que ilustra el plano de la antigua localidad.

Ciudades de Mesopotamia - Nippur
Ruinas de un templo de Nippur. (Jasmine N. Walthall, Public Domain, vía Wikimedia Commons).

Umma

Otra de las ciudades de Mesopotamia se encuentra en el actual Tell Yoja, en la gobernación iraquí de Di Car, donde se hallan los restos de este antiguo poblado sumerio, que progresó en el tiempo hasta convertirse en un trascendente centro provincial en los tiempos de la III Dinastía de Ur, tal y como lo demuestran las tablillas halladas en su territorio, que reflejan textos económicos y administrativos de ese periodo histórico. Otro valioso aporte de la ciudad de Umma es el calendario hecho en los tiempos de Shulgi, siendo predecesor directo del calendario babilónico.

El sitio arqueológico de Umma ha sufrido numerosos saqueos y excavaciones ilegales, hecho que ha llevado a perder importantes vestigios de esta población. De igual manera, los conflictos armados derivados de la invasión de Irak intensificaron la búsqueda clandestina de tesoros por parte de foráneos, siendo una importante amenaza al patrimonio cultural de la región.

Ciudades de Mesopotamia - Umma
Vista aérea de la antigua ciudad de Umma. (United States Department of Defense, Public Domain, vía Wikimedia Commons).

Kish

Fundada a inicios del tercer milenio a.C., fue una ciudad establecida al norte de la Baja Mesopotamia, próxima a Babilonia. Fue tan importante en la vida política de su tiempo que se erigió como Ciudad-Estado con relevancia en la vida comercial, y fue centro de disputa de gobernantes rivales que se adjudicaban el título de rey de Kish para afianzar la hegemonía mesopotámica.

Se ha mencionado como lugar de origen de Sargón, fundador del imperio de Akkad y, de acuerdo a la reconocida lista real sumeria, tablilla analizada por la historiografía para conocer la evolución de dicha civilización, posterior al diluvio que se relata tanto en la Biblia como en tablillas mesopotámicas, Kish fue el núcleo principal de la política de esa región.

El sitio arqueológico de Kish se encuentra en la actual provincia de Al-Qadisiyya (Irak), descubierto por George Smith en 1873.

Ciudades de Mesopotamia - Kish
Excavación en la antigua ciudad de Kish, 1932. (Matson Collection, Public Domain, vía Wikimedia Commons).

Lagash

Con destacada trascendencia durante el periodo sumerio, se trató de una de las ciudades-estado más antiguas de Mesopotamia, y hoy sus ruinas se encuentran distribuidas en el denominado Tell al-Hiba, con ubicación original en el noroeste de la unión del Éufrates con el Tigris, a 16 kilómetros de la actual localidad iraquí de Shatra.

Fue gobernada por varios reyes independientes hasta la llegada de Sargón de Acad como único líder de Mesopotamia, por lo que Lagash fue sometida a tal regencia. Su importancia residió más que todo en el ámbito artístico y comercial, como lo han demostrado los registros de monarcas locales como Gudea y Ur-bau, que reflejan las numerosas actividades de intercambio económico y la creación de piezas de artesanía en la ciudad mencionada.

Ciudades de Mesopotamia - Lagash
Ruinas de la ciudad de Lagash. (David Stanley, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Algunas precisiones geográficas

Es necesario mencionar algunos datos geográficos e históricos de esta antigua región. El origen de Mesopotamia como lugar de establecimiento de las primeras civilizaciones se remonta al siglo IV a.C. donde se fundaron estos poblados entre los principales ríos de Mesopotamia, Éufrates y Tigris, tan mencionados en algunos pasajes bíblicos.

Específicamente, la ubicación de Mesopotamia, de acuerdo a estudios por parte de la arqueología, se extendía entre ambos cuerpos fluviales, en un terreno bastante aprovechado para la agricultura y la ganadería, principales actividades dentro de la economía de Mesopotamia. 

Considerando entre qué ríos se fundó Mesopotamia, ¿entonces dónde se ubica Mesopotamia en el territorio actual? Al observar un mapa, se puede ver que el lugar de asentamiento de Mesopotamia coincide con lo que hoy se conoce como Asia Occidental u Oriente Próximo, con importante extensión geográfica en los actuales Irak y Siria y cercana a las fronteras de Turquía, Irán y Kuwait.

De hecho, si se compara dónde está Mesopotamia con los relatos de la Biblia sobre esta antigua civilización, se puede ver que a esta región se le adjudica el origen del mundo y el lugar del paraíso terrenal. Ya que conoces los países actuales de Mesopotamia, puedes hacerte una idea de dónde se encontraban localizadas las primeras ciudades-imperio de esta antigua civilización.

Las ciudades de Mesopotamia fueron poblados con cierta dependencia entre sí, hecho que ha llamado la atención de la historiografía por cómo se manejaban estas ciudades-estado de forma particular en los tiempos de su existencia. Muchas de las ruinas de las ciudades mesopotámicas, que en su tiempo fueron importantes espacios turísticos y de interés arqueológico, han sufrido los daños dejados por los numerosos conflictos bélicos de la región, por lo que organismos internacionales han intervenido para la preservación patrimonial de este territorio considerado la cuna de las primeras civilizaciones del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre