viernes, 30 septiembre 2022 |

Actualizado a las

15:16

h CEST

15.6 C
Madrid

Procesos históricos: qué son, características, ejemplos y diferencias entre procesos y hechos históricos

Puntuación media: 4.2 | Votos: 6

Una de las interrogantes presentes en el estudio del pasado es que si los procesos históricos y los hechos históricos son lo mismo. Para aclara ésta y otras dudas, te invitamos a leer el siguiente artículo.

Para los especialistas y estudiosos de la Historia, es más fácil clasificar los hechos históricos que se relacionan entre sí para hacer de ellos un relato lineal que permita mostrar la influencia de dichos sucesos en el ámbito político, económico, cultural y social de una sociedad en específico. De esto se tratan los procesos históricos, fenómenos que serán descritos en breve, con sus características, las diferencias entre un hecho y un proceso histórico y exponiendo algunos ejemplos de ellos para comprender cómo se construye una explicación histórica.

Antecedentes de la Primera Guerra Mundial:
Circunstancias, acontecimientos y principales causas

Leer artículo

Conociendo la definición de proceso histórico

Para profundizar en el tema, es necesario conocer el concepto de proceso histórico y cuál es la importancia de esta categoría del estudio de la historia para mejor comprensión del pasado.

Detallando ¿qué son los procesos históricos?

Si vemos qué significa proceso histórico, encontramos que se trata de un conjunto de hechos históricos importantes que se relacionan entre sí, los cuales acontecen en un tiempo o contexto histórico determinado y, sin duda, repercuten en todos los ámbitos de la sociedad donde se desarrollan.

Para relatar dichos hechos trascendentales que constituyen la historia de forma lineal y clara, los historiadores se han dado a la tarea de clasificar sucesos vinculados entre sí, los cuales pueden o no ocurrir de forma simultánea y repercuten en otros procesos posteriores.

Importancia de los procesos históricos

Ya que hemos mencionado una pequeña diferencia entre un hecho y un proceso histórico, puedes notar que la existencia de este último es fundamental al momento de hilvanar un relato compuesto por varios sucesos que pueden ser vistos como superficiales y temporales, pero que, agrupados en conjunto, se perciben de forma más clara y notable para determinar las transformaciones derivadas de los procesos históricos en materia política, económica, social y cultural no solo en la sociedad local, sino regional, nacional o, incluso, internacional.

Pero ¿cómo se fechan los procesos históricos en esta época? Pues este punto va a depender de los diversos paradigmas y escuelas historiográficas que existen en la actualidad, las cuales brindan su punto de vista de un proceso histórico específico, basado en sus investigaciones, análisis, interpretaciones de fuentes y hechos, aspectos que ayudan a estructurar el inicio y culminación de los procesos históricos vigentes, recordando que la historia es dinámica e indetenible.

Características que ayudan a entender qué es el proceso histórico

Ya que tienes claro qué son los hechos y procesos históricos, es momento de describir algunos aspectos que se presentan al momento de organizar ciertos acontecimientos relacionados entre sí y que conforman un proceso histórico específico.

Causa – efecto

Una de las características principales de los procesos históricos es que son productos de causalidades y de las consecuencias de las mismas. Así, podemos ver varios ejemplos de hechos históricos que desencadenan otros de forma sucesiva, generándose una cadena de acontecimientos que tienen incidencias en la sociedad donde ocurren y que tienen similitudes dentro de un tiempo histórico específico.

Diacronía y sincronía de los procesos históricos

Los procesos históricos tienen la particularidad de ser diacrónicos o sucesivos, y sincrónicos o simultáneos, por lo que no es extraño que un proceso origine otro posteriormente o, por otro lado, uno o más procesos históricos se estén generando de forma paralela al mismo tiempo.

Interpretación de diferentes maneras

Un mismo proceso histórico puede ser investigado e interpretado de diversas maneras. Esto se debe, como ya hemos nombrado, al paradigma de las escuelas historiográficas que se dan a la tarea de estudiar dicho proceso y a los condicionantes o limitaciones que se encuentran o se proyectan dentro de la investigación, bien pueden ser analizar u obviar hechos, figuras importantes, causas, consecuencias, factores, entre otros aspectos.

Tienden a caracterizar una época histórica

Los procesos históricos tienen tal alcance en los aspectos integrales de la sociedad donde ocurren que determinan una época histórica de la misma, la cual puede a ser de larga duración y compuesta por un conjunto de hechos vinculados. Basta con ver, por ejemplo, cómo se desarrolló la Edad Media en España para saber cuál fue su proceso histórico y qué transformaciones se vivieron en dicho territorio durante la época mencionada.

Duración

Un proceso histórico específico puede tener una extensión de años, décadas y hasta siglos, todo dependiendo de la cantidad de hechos históricos que se conecten durante el mismo y que direccionen el destino de una sociedad concreta.

Comparemos ¿cuál es la diferencia entre un hecho y un proceso histórico?

Si consideramos qué es un hecho histórico y sus características, donde se hace referencia a que es un suceso que surge a partir de diferentes causas y factores y que impacta de forma positiva o negativa dentro de una sociedad, se puede establecer de forma somera una diferencia entre hecho histórico y proceso histórico. Pero para entrar en detalle en este aspecto, compararemos los aspectos más relevantes presentes en ambas categorías para así comprobar en qué difieren.

Hechos históricosProcesos históricos
Acciones o acontecimientos originados de forma sucesiva por relación con otros hechos anteriores o posteriores.Conjunto de hechos históricos que ocurren en un contexto determinado, vinculados entre sí y con consecuencias determinantes en una sociedad.
Tienden a contar con una corta duración, bien pueden ser horas, días o semanas.Son fenómenos que tienen larga duración, prolongándose por años, décadas y siglos.
  Para muchos historiadores, es catalogado como acontecimientos aislados y sin intención.Cobra relevancia al agrupar un número significativo de hechos históricos cuyos protagonistas pueden o no estar conscientes del impacto generado en la sociedad.
De acuerdo a su importancia, marcan un proceso histórico y provocan, a su vez, un cambio histórico.Uno o varios procesos históricos ocurridos en un contexto determinado ayudan a caracterizar una época histórica.
Pueden adquirir trascendencia con el paso del tiempo.Son conjuntos de hechos que tienen importancia de principio a fin.
Fuente: Cinco Noticias.

Comparación entre la definición de hechos históricos y la definición de procesos históricos

Al analizar el concepto de hecho histórico, podemos observar que es un suceso originado de forma aislada, aunque sea generado por el resultado de múltiples factores devenidos de hechos históricos anteriores y, a su vez, causante de eventos posteriores. Por su parte, el proceso histórico concentra a un conjunto de estos hechos históricos que son similares entre sí.

Duración de un hecho histórico y de un proceso histórico

Una importante diferencia entre hecho y proceso histórico es la duración de cada uno. Mientras el primero se desarrolla en un corto lapso, el segundo tiende a prolongarse por mucho más tiempo.

¿Por qué un hecho histórico es aislado y el proceso histórico no?

Para muchos especialistas e historiadores, un hecho puede ser aislado ya que, en sí, no se transforma en un proceso histórico. En cambio, un proceso que encadene varios hechos históricos será relevante para el estudio de una época determinada y para conocer el comportamiento de la sociedad de aquel entonces.

Otro punto a resaltar es la intencionalidad latente entre ambas categorías. Bien se puede afirmar que un hecho en sí puede surgir sin ninguna intencionalidad; por otra parte, dentro del proceso histórico, sus protagonistas o figuras más importantes son conscientes de la transformación e implicación que sus hechos provoquen dentro del contexto temporo – espacial.

¿Cuánto puede impactar un hecho histórico o un proceso histórico para generar un cambio histórico?

En lo que sí se presenta similitud entre el hecho histórico y el proceso histórico es que ambos pueden ser generadores de un cambio histórico, ya que pueden transformar la coyuntura o estructura de una sociedad de forma inmediata o prolongada, con intencionalidad o no.

Por ejemplo, dentro del proceso histórico de la Primera Guerra Mundial, a pesar de las tensiones que existían entre las potencias en conflicto, el casus belli que provocó la contienda fue el asesinato del archiduque y heredero al trono austro – húngaro Francisco Fernando, acontecimiento que, sin duda, cambió el curso de la confrontación y originó la declaración de guerra entre el imperio en cuestión y Serbia y, posteriormente, la entrada de los aliados de ambos contendores al enfrentamiento.

Trascendencia tanto del hecho como del proceso histórico

Un proceso histórico será relevante por las implicaciones y cambios que generen dentro de la estructura política, social y cultural de la sociedad y el contexto donde se vive tal fenómeno. En cambio, algunos hechos históricos ganan trascendencia con el tiempo, siendo una clara muestra de ello el nacimiento de una persona, que ocurre tal cual como la de todos en el mundo, pero que va cobrando importancia si ese personaje resulta ser una figura o partícipe de un proceso histórico determinado.

Listado de ejemplos de qué es un proceso histórico

A continuación, mostramos cinco procesos históricos a manera de ejemplo, para observar claramente todos los aspectos descritos con anterioridad y ver cuáles son los hechos históricos que marcaron dichos fenómenos.

Invasión musulmana y Reconquista de la Península Ibérica

Sin duda, uno de los procesos históricos que marcó el pasado de España, fue el de la invasión musulmana que ocupó gran parte de la península ibérica (denominada Hispania en ese entonces), con la consolidación de diversos estados político – administrativos en dicho territorio, como lo fue el caso de reinos, califatos, emiratos y sultanatos y, posteriormente, el proceso de reconquista llevado a cabo por los Reyes Católicos para el dominio de esta región.

Se trató de un largo y complejo proceso histórico, que entre los años 711 y 1492, generaron importantes cambios en la estructura política, administrativa, económica, social, religiosa y cultural de la región en disputa, con tal trascendencia que aún pueden verse vestigios de dichas transformaciones.

Rendición de Granada - Invasión musulmana y Reconquista de la Península Ibérica
Rendición de Granada según pintura de Francisco Pradilla y Ortíz. Fue el hecho histórico que marcó el final de la Reconquista de la Península Ibérica. (Senate of Spain, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Colonización de América

A partir de la llegada de Cristóbal Colón a América el 12 de octubre de 1492, se produjo en dicho continente un extenso proceso histórico que aún en tiempos actuales, sigue siendo tema de discusión dentro de la historiografía. Muchos han catalogado a este hecho como encuentro entre dos mundos, invasión, genocidio, conquista, descubrimiento y otros términos para referirse a este proceso, compuesto por múltiples hechos históricos que se dieron a lo largo y ancho del Nuevo Mundo de forma simultánea.

Llegada de Cristóbal Colón a Guanahaní - Colonización de América
Llegada de Cristóbal Colón a Guanahaní el 12 de octubre de 1492. (Library of Congress, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Revolución Francesa

Otro proceso histórico que no sólo impactó dentro de la Francia de aquel entonces, sino que motivó a otros pueblos a levantarse contra el gobierno y administración política establecida y sublevarse. Lo que comenzó el 14 de julio de 1789 con la toma de la antigua fortaleza de La Bastilla, rápidamente se convirtió en la implosión de la grave crisis financiera, política y social que cambió por completo la institucionalidad de dicho país.

Toma del fuerte de La Bastilla - Revolución Francesa
Pintura de Jean-Pierre Houël que representa la toma del fuerte parisino de La Bastilla, hecho que marca el inicio de la Revolución Francesa. (Biblioteca Nacional de Francia, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Proceso de emancipación de América

Un buen ejemplo de proceso histórico que se inspiró de otro fue el proceso de independencia que se llevó a cabo en gran parte de América Latina desde inicios del siglo XIX, en la lucha por emanciparse de la Corona española. Influenciado por los principios legados por la Revolución Francesa y otros factores de tipo intelectual, cultural, político y económico, sucedieron diversos hechos históricos que, aunque se generaron en diferentes fechas, tuvieron características similares en los territorios posteriormente liberados, los cuales pasaron de ser colonias a estados republicanos.

Libertador Simón Bolívar - Proceso de emancipación de América
El Libertador Simón Bolívar, militar venezolano y uno de los principales gestores de la independencia suramericana. (Ricardo Acevedo Bernal, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Reforma protestante

Si bien los procesos históricos tienen a ser de larga duración, en el caso de la Reforma impulsada por personajes como Martín Lutero y Calvino, se originó en la primera mitad del siglo XVI, teniendo acogida en gran parte de Europa, cambiando los destinos del continente dentro del ámbito religioso y, por consiguiente, de la vida política, social y cultural de la región en cuestión, fenómeno que intentó ser frenado por la llamada Contrarreforma, otro proceso histórico que, como vemos, fue provocado por el anterior pero, esta vez, encabezado por fieles católicos.

Martín Lutero - Reforma protestante
Retrato del teólogo y fraile Martín Lutero, impulsor de la Reforma protestante en Alemania, pintado por Lucas Cranach. (Fortaleza de Coburgo, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Como bien se pudo describir en cada uno de los apartados de este artículo, la historia categoriza los diferentes hechos históricos de acuerdo a la relación y aspectos que tienen en común para que sean comprensibles y precisos no sólo para especialistas en el tema, sino para el público en general, a fin de que tengan una aproximación de cómo eran las sociedades del pasado y cómo fueron transformadas por los sucesos de relevancia de su época. Así, los procesos históricos contribuyen a hacer un recorrido por el pasado que, vale acotar, ha estado en constante cambio desde los mismos inicios de la humanidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre