martes, 17 mayo 2022 |

Actualizado a las

3:51

h CEST

18.4 C
Madrid

Causas de la Revolución Francesa: origen, características, influencia y principales consecuencias

5
(3)

Las diferentes causas de la Revolución Francesa no fueron más que la expresión fehaciente del descontento social y político presente para aquel entonces. Conoce más sobre el origen de la Revolución Francesa en el siguiente artículo.

Muchos historiadores coinciden al afirmar que el origen de la Revolución Francesa se constituyó como resultado de una larga coyuntura previa que tendría su punto más álgido en 1789 (importante dato si investigas en qué año inició la Revolución Francesa), por el descontento general que existía en la población y que habría de darle un giro violento a la revuelta por un espacio de diez años. Te invitamos a conocer las principales causas de la Revolución Francesa a continuación.

Filósofos franceses:
Los 18 principales personajes de la filosofía de Francia (siglos XVIII, XIX, XX, XXI…)

Leer artículo

Las causas y consecuencias de la Revolución Francesa a nivel político

Resumamos. Si te preguntas qué es la Revolución Francesa, se trató de un acontecimiento generado por una combinación de causas que dieron inicio a un significativo proceso histórico en el que se dieron cambios trascendentes tanto para la organización político – administrativa de Francia como para otros países que se vieron inspirados en tan destacado levantamiento.

Pero ¿en qué año estalló la Revolución Francesa? Las manifestaciones comenzaron a partir de 1799 y se prolongaron por diez años más, período en el que llevaron a cabo diferentes revueltas en toda Francia, las cuales, tiempo después, serían el motor principal de las causas y consecuencias de las revoluciones liberales que marcaron la época contemporánea.

Entonces, ¿por qué ocurre la Revolución Francesa? Pues conoce las principales causas de este hecho dentro del ámbito político.

Absolutismo como sistema político

La monarquía francesa, representada en los reyes de aquel entonces, era portadora de todo el poder de la nación, manejado todo lo relacionado a la política, economía y el sistema legal de Francia, invocando, a su vez, el Derecho Divino que venía respaldando a los regentes desde la Edad Media, donde el monarca, era el «representante de Dios en la Tierra», por lo que no debía rendir cuentas a nadie, solo al Altísimo.

Esto era un claro obstáculo para hacer seguimiento a las políticas integrales del régimen, que para 1799, enfrentaba un desastre de gran magnitud.

Luis XVI como regente del Absolutismo francés en 1789
Luis XVI, rey de Francia y cabeza principal del régimen absolutista en la época de la Revolución Francesa, retratado por Antoine-François Callet. (Museo del Prado, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Limitaciones en derechos y libertades

Por el mencionado Derecho Divino adjudicado a la figura del rey, no existía división de poderes alguna que pudiera supervisar las acciones del monarca, al mismo tiempo, se veía limitada la soberanía a éste y un reducido grupo de consejeros, sobre todo auspiciados por la Iglesia católica, que iban a respaldar la idea de la rendición de cuentas única y exclusivamente a Dios.

Por tanto, algunos estudiosos del tema señalan que esta causa fue la razón principal para que estallara la revolución, dando forma con el transcurso de dicha conmoción a la reconocida Declaración de Derechos Humanos, la cual se amparaba bajo los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, máximas que, más adelante, se convirtieron en el lema de la Revolución Francesa.

Causas económicas entre las características de la Revolución Francesa

Recordemos en qué año empezó la Revolución Francesa. La misma tuvo su origen en 1789, en un contexto de total crisis que reflejaba las dificultades que atravesaba el país en los ámbitos financiero y económico, motivando a que la población elevara su voz y produjera tan significativo hecho para la humanidad. Entre las causas de tipo económico se encuentran:

Crisis financiera

Debido a diversos factores de tipo climático como las constantes heladas y sequías, los principales sembradíos del país se vieron tan afectados que produjeron una mala cosecha poco tiempo antes del estallido de la revolución, por lo que surgió una inminente escasez de alimentos que provocó el aumento de los precios de rubros como el pan y la harina de trigo, medida que, por supuesto, iba a impactar de forma negativa en la población menos favorecida, que vería ajustado su presupuesto para adquirir dichos productos.

A esto se iba a sumar que muchas fábricas y empresas iban a limitar su producción, trayendo un importante desempleo que hacía aumentar mucho más la incertidumbre en el pueblo, el principal afectado en dicha crisis que, al mismo tiempo, vivía en un estado de zozobra ante el caos y la sensación de hambruna que cada vez venía viviéndose conforme se agudizaba la problemática.

Toma del fuerte de la Bastilla, producto del descontento social previo a la Revolución Francesa
Pintura de Jean-Pierre Houël que representa la toma del fuerte parisino de La Bastilla, producto del descontento social. (Biblioteca Nacional de Francia, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Déficit presupuestario

Francia enfrentaba una considerable crisis a nivel presupuestario, motivada, en gran parte, a su intervención dentro de la guerra de independencia que se desarrollaba en Estados Unidos, donde jugó un rol muy importante como financista de la contienda, hecho que vendría a generar una enorme deuda en la nación gala, aunado a los suntuosos gastos que la Corte se daba el lujo de darse, lo cual fue sumamente cuestionado por la población, en un momento donde el país sufría una de las más devastadoras crisis de su historia.

Excesivo pago de impuestos por parte de los sectores sociales más bajos

Otra de las causas a considerar para entender qué fue la Revolución Francesa, fue la medida que tomó el Estado para subsanar los efectos de la crisis financiera ya descrita, la cual, promulgando una reforma fiscal, iba a generar un importante aumento en los impuestos, decisión que repercutió desfavorablemente en la población más desposeída, la cual conformaba el tercer estamento en la sociedad de órdenes establecida en el ámbito social.

Repercusiones dentro del ámbito social previas al inicio de Revolución Francesa

Si investigas en qué consistió la Revolución Francesa, podrás ver que gran parte de los análisis relacionados a este hecho histórico, le dan un carácter meramente social a las causas de este evento, protagonizado en buena parte por el pueblo descontento por las políticas y decisiones que se venían tomando en ese contexto y que afectaban considerablemente su calidad de vida, la cual ya estaba mermada por la desigualdad, la hambruna, la pobreza y la miseria que se existía en ese entonces.

Entre las implicaciones de factor social que se manifestaron en el origen de la Revolución Francesa, están:

Desigualdades del feudalismo

Producto de la Edad Media, el sistema feudal se encontraba instaurado en la época antecesora a la Revolución Francesa, heredando la marcada división social que estaba compuesta por tres estamentos:

  • Los dos primeros, conformados por el clero y la nobleza, gozando de cuantiosos privilegios y honorarios fiscales. Los miembros de la burguesía eran ricos, con una alta nobleza que recibía pensión directa del rey y una baja nobleza que luchaba por sobrevivir a través de sus fueros señoriales. Ocupaban funciones en importantes ámbitos de la vida política, económica, militar y profesional de la Francia de esa época, siendo el 5% de la población total.

Por su parte, los funcionarios del clero estaban exentos del pago de importantes impuestos, además de ejercer cargos de interés social y religioso.

  • El tercer estamento lo integraban campesinos y artesanos, los cuales conformaban el 85% y el 7% del total de la población, respectivamente. Sufrían por igual de la mala calidad de vida y de la explotación fiscal generada por la crisis multicausal de los años previos a la revolución.

Este resumen de la Revolución Francesa en materia social permite al lector aproximarse a las desigualdades arrastradas como producto del feudalismo.

Caricatura que refleja la realidad social como una de las causas de la Revolución Francesa
Caricatura que ilustra de manera satírica cómo el Tercer Estado «cargaba» al Primer y al Segundo Estado, circa 1789. (M.P., Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Pobreza, marginación y miseria

Para 1789, en el contexto histórico a analizar para saber cuándo fue la Revolución Francesa, la población menos privilegiada vivía tal estado de miseria y marginación social que conformaba casi el 100% de los niveles de pobreza del país, como resultado de los efectos de la crisis financiera y económica que sufría Francia para la fecha.

Ya para los tiempos de la Revolución Francesa de 1798 – 1799, es decir, los momentos cumbres de este proceso histórico, se buscaba reivindicar tanto el fin de esta situación como el rompimiento del sistema feudal, como en efecto, se logró.

Desconfianza en la sociedad de órdenes vigente en esa época

La sociedad de órdenes o sistema social que detallamos con anterioridad, motivó a un estado de desconfianza, no solo en su tercer estamento (campesinos y artesanos), sino también en la burguesía emergente que quería seguir ascendiendo en materia social y económica, por lo que no vieron con buenos ojos el repartimiento de riquezas que se vivía entre la nobleza.

Así, los estamentos sociales que antecedían al clero y a la nobleza, comenzaron por luchar por sus propias reivindicaciones, como bien se pudo notar en el desarrollo y progreso de la Revolución Francesa.

Inconformidad en la asignación de privilegios

Los miembros de la alta nobleza y el clero, amparados bajo la figura del monarca, gozaban de significativos privilegios como la exención de impuestos de importante magnitud, hecho que sería repudiado por las masas menos favorecidas que, prácticamente, debían costear la vida de lujos y ostentaciones de los más ricos.

Estas causas son idóneas si se desea realizar un resumen corto de la Revolución Francesa para niños, ya que muestran los impulsos y motivaciones que la sociedad de esa época tomó para llevar a cabo este acontecimiento histórico.

Joyas que ostentaba la clase social más privilegiada de Francia
Juego de joyas que simbolizan el estilo de vida de la alta nobleza de la época previa a la Revolución Francesa, único sector que podía costearse tales lujos. (Stiftung Moritzburg – Kunstmuseum des Landes, CC BY-SA 3.0 DE, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Crisis moral y religiosa en el origen de la Revolución Francesa

Otro de los factores que generaron causas para el surgimiento de la Revolución Francesa, estuvieron vinculados con el ámbito moral y religioso de aquel contexto, cual fue duramente cuestionado por la sociedad de la época que, a su vez, recibió importante apoyo a nivel intelectual y filosófico de destacados pensadores del momento.

Ya que sabes en qué año se produjo la Revolución Francesa, podrás notar la marcada influencia que ejercía la Iglesia católica en la política de las monarquías mundiales, por lo que la francesa no quedaría exenta de este aspecto.

Influencias de la Ilustración

La difusión del saber que tuvo apogeo en Francia durante el siglo XVIII gracias a la Ilustración, por medio de las ideas y pensamientos de figuras como Rousseau, Voltaire y Montesquieu, vino a generar tal impacto en la construcción de una nueva institucionalidad siguiendo los principios de Igualdad, Libertad y Fraternidad, donde se considerara al ciudadano como actor que desarrollara la vida de la República.

El Contrato Social de Rouseauu como influencia filosófica en las causas de la Revolución Francesa
El Contrato Social de Jean-Jacques Rousseau fue una de las publicaciones inspiradoras del pensamiento revolucionario. (Marc-Michel Rey, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Cuestionamiento entre el bajo y el alto clero

Las primeras etapas de la Revolución Francesa, estarían marcadas por la fuerte confrontación entre el alto y el bajo clero, cuando éste último, compuesto más que todo por miembros de la sociedad menos privilegiada, cuestionaba el comportamiento y las acciones de los funcionarios del alto clero que se encontraban próximos a las autoridades estatales, amparando el tan polémico Derecho Divino que regiría los destinos de los monarcas franceses hasta la caída del absolutismo.

Escándalos dentro de la Corte

No podíamos dejar pasar entre las causas de la Revolución Francesa las diversas polémicas y escándalos que se le adjudicaron a importantes miembros de la Corte real, caracterizada por vivir entre lujos, extravagancia e ilimitados gastos, en medio de una crisis financiera y económica que cada día más se agudizaba.

Por ejemplo, la figura de María Antonieta, reina consorte de Luis XVI, monarca regente para 1789, se vio profundamente desprestigiada por los rumores de enormes gastos económicos que llevaba a cabo para objetos superfluos como joyas y vestidos.

La reina María Antonieta, protagonista de numerosos escándalos dentro de la Corte francesa
María Antonieta, reina consorte de Luis XVI, señalada por el pueblo como derrochadora y egoísta por sus gastos suntuosos y excesivos. (Palacio de Versailles, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

La influencia de la Revolución Francesa en la actualidad ha sobrevivido en todos estos años debido al gran impacto que tuvo este importante proceso histórico para otros acontecimientos posteriores de gran trascendencia no solo en Europa, sino también en América, donde las causas de la Revolución Francesa coincidían con el acontecer que se vivía en las colonias del continente americano, dando paso a una serie de revoluciones que concluirían con la independencia de importantes territorios; así como también en el establecimiento de una nueva institucionalidad que cambiaría para siempre la estructura política, económica y social de gran parte de los países del mundo, la cual aún se encuentra vigente en el presente. Este repaso por el origen de la Revolución Francesa es de gran ayuda para comprender la importancia de tan trascendental suceso para la historia de la humanidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre