jueves, 29 septiembre 2022 |

Actualizado a las

10:16

h CEST

13.3 C
Madrid

Capital cultural: qué es, tipos, influencia y ejemplos de capital cultural según la teoría de Pierre Bourdieu

Puntuación media: 4 | Votos: 5

El capital cultural es un concepto sociológico introducido por Pierre Bourdieu, destacado representante de la sociología contemporánea y uno de los más importantes actores de la vida intelectual en Francia. Su análisis va más allá del conflicto de clases planteado por los marxistas, ya que es realizado con un innovador concepto del "capital" y de su influencia en la evolución del ser social

El capital cultural, expuesto por Pierre Bourdieu, parte del análisis de las estructuras sociales y se relaciona con otras formas de capital, que él define como económico, social y simbólico. Su concepto de capital va más allá de lo tangible y abarca todas las áreas de la vida del individuo. Para Bourdieu, ese poder acumulado producido por la suma de los diferentes tipos de capitales, determinan en buena medida el éxito o el fracaso de la vida académica y laboral del individuo.

Arte del siglo XXI:
Características, movimientos y obras de arte de los principales artistas del siglo XXI

Leer artículo

¿Qué es el capital cultural?

¿Cuál es el significado de capital cultural? El concepto pertenece al ámbito de la sociología y fue expuesto por primera vez por Pierre Bourdieu, destacado sociólogo francés de la época contemporánea, quien lo explica en su libro Poder, Derecho y Clases Sociales publicado en 1983.

El capital cultural es el conjunto de activos sociales que posee una persona, como el intelecto, la educación, el estilo de vestir, el estilo de hablar, el conocimiento, etc. Estos activos originan la movilidad social en una sociedad estratificada.

Inicialmente son los padres los que proveen a los hijos de un determinado capital cultural. La acumulación simbólica de un individuo de una clase social (heredada o adquirida a través de la socialización) que le da determinado estatus dentro del  grupo social determina su capital cultural.

¿Cómo surge el concepto de capital cultural?

Dos autores, Bourdieu y Coleman, incorporan el término “capital” en el análisis, no solo para referirse al campo económico, sino también al social y al cultural. Estos conceptos de capital  fueron usados por estos sociólogos para estudiar las desigualdades y desventajas escolares de los menos privilegiados económica, social y culturalmente.

El libro de Bourdieu tuvo gran repercusión sobre el estudiantado francés de la época, ya que en 1960 se manifestaban fuertes movilizaciones sociales y existía una dura crítica al sistema educativo.

El autor era director de escuela en 1968, cuando se dieron una serie de protestas con gran participación de diferentes gremios. Las ideas expuestas en su obra (ampliamente conocida) fueron utilizadas como herramienta de una ideología política.

Bourdieu afirmaba en su obra que aquellos grupos sociales con menor poder adquisitivo tienen oportunidades limitadas de educación y además son víctimas de otros tipos de dominación del sistema educativo, como son el cultural y el simbólico. De esta forma, sostenía que los estudios superiores son de fácil acceso para las clases altas que pueden afrontar los gastos. Además los saberes dictados en esas instituciones están arraigados en la tradición de esa élite y dirigidos a los herederos de esa cultura.   

El sistema educativo coloca en situación de ventaja a aquellos que traen una preparación previa, y los conocimientos y destrezas impartidos como “nuevos” para todos, en realidad van dirigidos a un grupo que ya está culturalmente preparado para asimilarlos. Es así como el sistema educativo se transforma en un arma de dominación de la alta burguesía, no solo desde el punto de vista económico sino desde el punto de vista de la dominación cultural.

Diferencias del capital cultural con otros capitales de Bourdieu

Para el sociólogo Bourdieu, el capital cultural se complementa con los otros tipos de capital, para determinar la  posición social del individuo y sus posibilidades en la competencia por la conquista de poder, autoridad y prestigio en su grupo social.

De esta forma el capital económico (referido a los recursos materiales), el capital social (relaciones sociales que dependen de los orígenes y las familias) y el capital cultural (ejemplos de capital cultural: conocimientos, lenguaje, títulos) son los tres elementos principales que conforman el capital del individuo.  Además existen otros factores como el capital simbólico (ritos, etiquetas, protocolos), el habitus y el campo, que forman parte del capital global del individuo. 

Capital cultural

El capital cultural en Bourdieu está dado por una serie de códigos lingüísticos, informaciones y conocimientos que influyen de manera notable en el rendimiento escolar, ya que el capital cultural dominante o que tiene mayor valoración, se encuentra entre las familias de mayor estatus y es el estimado y reconocido por el sistema educativo. 

De esta forma, el capital cultural consiste en el conjunto de calificaciones y logros de tipo intelectual, que pueden ser producto del estudio (diplomas, currículo, títulos de afamadas escuelas, etc.) o transmitido a través de la familia. El capital cultural, escuela y espacio social también pueden ser simbólicos, como por ejemplo el prestigio producto de la afiliación a ciertos grupos sociales. 

Capital social

Este capital según Bourdieu es un término metafórico y se refiere a lo beneficioso que puede resultar tener relaciones en determinado medio social. El capital social hace referencia a los recursos que se pueden movilizar a través de allegados, conocidos y amigos. Los recursos pueden ser bienes materiales, información, influencias, etc.

El capital social fue definido por primera vez por Bourdieu destacando tres aspectos fundamentales: los beneficios que se obtienen de la participación en grupos sociales y las formas en que este capital se reproduce. El tercer aspecto son los elementos constitutivos: las redes de relaciones e interacciones sociales, y la calidad y cantidad de recursos con que cuenta el grupo.   

Capital económico

El término se refiere a bienes materiales, y a los bienes y servicios a los que las relaciones personales y familiares dan acceso. Por ejemplo los hijos de familias con recursos tienen acceso a universidades prestigiosas, viajes de estudio y las mejores condiciones para estudiar.

Capital simbólico

Existe un cuarto tipo de capital que no es tan nombrado; el simbólico, y tiene que ver con las etiquetas, protocolos  y conjunto de rituales relacionados con el reconocimiento por parte de determinado grupo social. El capital simbólico en Bourdieu también se relaciona con el valor que un grupo social le da a una persona (u objeto) y en el que todos están de acuerdo. Se puede comparar con el valor que se le da a un billete de 50 dólares, cuyo costo para producirlo puede ser 5 céntimos, sin embargo, todos le otorgan ese valor simbólico.  

Pierre Boudieu respondió con su “teoría del gusto” a cómo los diferentes grupos sociales rivalizan por el poder. También realizó una de las investigaciones más conocidas en sociología, que tuvo una duración de 5 años en todos los estados y sus capitales, encuestando a ciudadanos franceses, para llegar a la conclusión de que los gustos individuales se conforman de acuerdo a las características del grupo del que ese individuo desea formar parte, y no de acuerdo a sus preferencias reales. 

Habitus y campo

Habitus y campo son dos importantes conceptos incorporados por Pierre Bourdieu para tratar de explicar de forma sencilla la posición social de una persona. Además del capital social y económico, el habitus, capital cultural y teoría de los campos son los elementos  más conocidos de su obra.  

Habitus

El habitus forma parte del capital cultural y se encuentra integrado a la personalidad del individuo: hábitos, forma de pensar y de actuar, habilidades, etc. Es la parte intrínseca del ser que puede ayudar o perjudicar mucho en el objetivo de lograr los otros tipos de capital (económico y social).

El habitus dota al individuo de las herramientas necesarias para moverse e integrarse en determinado grupo de manera natural sin que sea necesario un plan, de esta forma, el concepto se relaciona sobre todo con las habilidades y conocimientos necesarios para obtener un puesto socialmente relevante a través de intercambios afectivos, intelectuales y sociales.

Campo

Es otro componente del capital cultural. Este elemento distingue los diferentes aspectos o campos en los que se puede tener mucha o poca habilidad: arte, ciencias, religión, leyes, etc.  Estos campos tienen sus propios conocimientos asociados, normas y tradiciones, y otorgan diferentes tipos de capital cultural.

Breve biografía de Bourdieu

Bourdieu fue un reconocido sociólogo de nacionalidad francesa. Las investigaciones sobre la  educación de Bourdieu son conocidas en todo el mundo. Nació en 1930 en una comuna francesa lejos de la ciudad y posteriormente estudió filosofía en París.

Capital cultural: Pierre Bourdieu
Pierre Bourdieu (Bernard Lambert, CC BY-SA 4.0 vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Dirigió prestigiosas revistas sobre sociología y realizó más de cuarenta estudios sociológicos sobre diversos temas: tecnología, cultura, educación, machismo, etc. El pensamiento y obra de Bourdieu están muy influenciados por la obra de Karl Marx y su definición de capital de trabajo, sin embargo, no se consideraba marxista.

Tuvo una gran participación en el mundo intelectual, por ejemplo, fue director de L’École Pratique de Hauts Études (1964-1980) y catedrático en College de France. También fue fundador del editorial Liber-Raisons d’agir, que impulsó el movimiento Attac, entre otros cargos relevantes que llegó a ocupar como sociólogo. Fue crítico del neo-liberalismo, participó en sindicatos y apoyó organizaciones como el Foro Social Mundial. Murió a causa del cáncer en el 2002.

Tipos de capital cultural

Para Bourdieu los tres estados del capital cultural son: el incorporado, el objetivado y el institucionalizado. Según su teoría, los diferentes tipos de capital son los que otorgan el poder y estatus social al individuo.

Capital cultural incorporado

El capital cultural incorporado es aquel que se ha adquirido de forma consciente a través de la socialización y supone una labor personal de asimilación. Se adquiere con el tiempo, poco a poco, mientras se incorpora a la forma de pensar y hábitos de la persona. No es transmisible.

Capital cultural objetivado

Se refiere a las pertenencias (propiedades) que otorgan un estatus y se pueden intercambiar por un beneficio económico. Es una de las formas más importantes de expresar la posición del individuo en la sociedad en la que se encuentra.

Capital cultural institucionalizado

Se consigue a través de títulos, diplomas o certificaciones obtenidas a partir de estudios formales realizados, o mediante un trabajo que garantice posición social y estatus. También puede ser la asociación a algún club o grupo de la élite.

Influencia del capital cultural

¿Cómo influye el capital cultural en la formación de las personas? El capital cultural es un concepto usado por Bourdieu para explicar cómo este elemento y sus componentes (capital económico, social, simbólico, hábitos y campo) determinan el éxito o fracaso de un individuo en el sistema educativo, la adquisición de determinadas posiciones sociales y el logro de los objetivos laborales.

Los estudios e investigaciones realizadas por este sociólogo en la década de 1970 fueron de vital importancia y arrojaron reveladores resultados sobre como los hijos de familias con altos niveles socioeconómicos, en la sociedad francesa de la época, eran más exitosos académicamente que los niños en otras condiciones económicas y sociales menos ventajosas.

El resultado se basa en el hecho de que estas familias proveen a sus hijos de habilidades, actitudes y condiciones ideales que se encuentran enmarcadas dentro de su habitus y que constituyen el marco perfecto para su desarrollo.

Por el contrario los niños que nacen y crecen en entornos violentos, con carencias económicas, tienen un déficit en su capital cultural que los conduce al fracaso como estudiantes, muchas veces abandonando la escuela desde edades tempranas. Por otra parte, sus interacciones sociales en ambientes peligrosos no favorecen el enriquecimiento de su capital social, elemento de vital importancia del capital cultural. 

Ejemplos de capital cultural objetivado

La forma objetivada del capital son los bienes culturales que se pueden poseer, tales como cuadros, libros, esculturas, etc. Generalmente los bienes que se adquieren dependen del habitus cultural del portador. Por ejemplo los grandes clásicos en la historia de la literatura se pueden considerar cultura objetivada. A continuación algunos ejemplos.

Don Quijote de la Mancha

El Quijote es la obra más importante de Miguel de Cervantes Saavedra y una de las más destacadas y sobresalientes de la literatura española y universal. Fue publicada por vez primera en 1605 con el nombre de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Es la primera obra literaria clasificada dentro de la categoría de novela moderna.


Cien años de soledad

Es una novela del gran escritor Gabriel García Márquez, de nacionalidad colombiana, ganador de múltiples premios, entre los que se encuentra el Premio Nobel de Literatura en 1982. Esta novela se considera una obra maestra literaria hispanoamericana y universal, y una de las más leídas y traducidas.


Lo que el viento se llevó

Es una novela de Margaret Mitchell y una de las más vendidas de la historia. Este libro es un clásico de Estados Unidos y del mundo. Su adaptación al cine constituyó un icono en la definición de cultura universal.


La Odisea

Es la obra épica más importante (junto a La Ilíada) de la literatura clásica. Este poema escrito por Homero tiene un toque literario personal y único. Estas dos obras inauguran la tradición occidental literaria.


Hamlet

Es una de las obras más estudiadas, citadas, conocidas e influyentes del mundo. Su autor fue William Shakespeare y se cree que fue escrita a principios del siglo XVII.  


Los miserables


Los miserables es una novela del escritor Víctor Hugo, de nacionalidad francesa, publicada en 1862. Es una de las obras más importantes del siglo XIX. Su controvertido tema sobre la ética, la política, el bien y el mal, la religión y la justicia, la hace una de las obras literarias más completas e interesantes de la historia.

Según la teoría de Bourdieu, el capital cultural, junto al capital económico, simbólico y social, determina la posición social del individuo y ejercen una influencia significativa en sus posibilidades de éxito o fracaso en el ámbito académico y laboral. Pierre Bourdieu también definió conceptos como habitus y campo, para hacer referencia a las cualidades innatas para determinadas áreas del conocimiento, que también juegan un importante papel en el desarrollo y la evolución del ser social.  

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre