Aumento de ventas de la marca de airsoft Tokyo Marui

0
(0)

La guerra y la violencia son flagelos costosos y traumáticos para la especie humana, y su recurrencia en la historia son preocupaciones para cualquiera, pues parece confirmar lo que para muchos ya no es ningún descubrimiento: que somos una especie violenta. Tal es el caso de los aficionados a los deportes de simulación de guerra, quienes eligen lidiar con sus propias violencias de una manera cordial, saludable y sobre todo divertida: bienvenidos al Airsoft.

Con el Airsoft no hace falta ir a la guerra para vivirla

Los tiempos del paintball han pasado, pero han abierto camino a variantes más modernas y sofisticadas de la simulación de situaciones de guerra. No se trata de sólo reunirse con amigos e intercambiar disparos con una pistola de pintura: es algo más que eso. Es divertirse sabiendo que puede experimentarse la adrenalina de la supervivencia sin salir lastimado, que pueden ponerse a prueba los límites físicos y mentales sin hacerles daño a los demás. Recordemos que, desde tiempos antiguos, la competición deportiva ha sido un eficaz sustituto de la guerra.

He allí el potencial de las ALD (Armas Lúdico Deportivas), y sobre todo del Airsoft, cuya verosimilitud supera las réplicas convencionales y permite una integración total entre simulación y conocimiento bélico.

El origen de estas imitaciones se remonta a Japón en 1970, cuando la tenencia de armas estaba prohibida y los entusiastas de la cacería o el disparo debían drenar sus ganas con escaramuzas de paintball, dotadas de primitivas armas de imitación con resorte. El deporte se hizo tan popular que una década más tarde aparecerían las pistolas a gas y otra después las eléctricas, desarrolladas principalmente por la empresa Tokyo Marui.

La fiebre por los deportes de simulación de guerra, no obstante, es hoy un fenómeno global y ha sobrepasado incluso a los videojuegos, siendo un sector donde los títulos ofertados tienen que ver con situaciones de guerra o son juegos de supervivencia en primera persona.

Cada vez más y más soldados deportivos

Lo cierto es que Tokyo Marui, empresa líder en este tipo de productos, no sólo ha mostrado un sostenido incremento en la demanda de sus réplicas, sino que lidera el mercado a partir de un compromiso con la calidad y la exactitud, además de un nivel de sofisticación pocas veces visto. Basta echar un vistazo a la web del distribuidor oficial Tokyo Marui para darse cuenta.

Sus modelos van desde armamento retro o ultramoderno, corto y largo, hasta fundas y estuches y toda la parafernalia necesaria para sentirse en el medio de la acción. Sean cuales sean los gustos y preferencias de su público deportista, Tokyo Marui está decidida a tomarlos en cuenta. ¡No dejes de echar un vistazo a su web oficial!

En Europa, y en particular España, este deporte amplía su comunidad practicante a diario, hasta el punto de que la empresa ha abierto su distribución oficial bajo el nombre propicio de MadTactical tan sólo para atender los pedidos de España. Esta tienda de airsoft promete mantener los altísimos estándares de producción de réplicas, equipamiento y accesorios de todo tipo. ¡Todo lo necesario para una verdadera escaramuza con tus amigos!

La diatriba sobre la violencia

No faltará, claro, quien mire con preocupación este tipo de prácticas lúdicas, temiendo que enfaticen en sus jugadores la violencia y la hostilidad. Pero lo cierto es que no lo harán más que los videojuegos, el cine o los noticieros por televisión, en donde estamos constantemente bombardeados por violencia de todo tipo.

De hecho, muchos estudios publicados sobre poblaciones de jugadores de paintball o adictos de videojuegos violentos señalan las capacidades apaciguadoras de estos rituales y deportes, en los que se compite con los demás en base a un reglamento consensuado, sin hacerle daño a nadie, y permitiendo quemar las reservas de rabia, frustración o angustia. Tal y como se lo haría entregándose a la práctica del baloncesto o del rugby, deporte este último que no pocos lesionados deja por temporada.

Aun así, las genuinas preocupaciones por la estimulación de la violencia o la banalización de la guerra han llevado a los practicantes del deporte a mostrarse abiertamente e invitar a los curiosos e interesados a echar un ojo a sus prácticas, las cuales requieren, como cualquier afición que se maneje de manera responsable, de una dosis de madurez, respeto y cordura.

¿Y tú? ¿Te animas a practicar el Airsoft y vivir la experiencia de la guerra con tus amigos?

¡Comparte esta noticia con ellos y entusiásmalos de una vez!





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre