domingo, 22 mayo 2022 |

Actualizado a las

18:04

h CEST

27.2 C
Madrid

El aliado más condecorado durante la Segunda Guerra Mundial

5
(2)

Conocemos la historia de un actor que llegó a ser presidente de los Estados Unidos de América, Ronald Reagan, pero no es tan seguro que conozcas la de otro actor que sería el soldado aliado con mayor número de condecoraciones militares.

Conflictos en Europa:
Causas y consecuencias de los 10 principales conflictos bélicos o guerras en Europa

Leer artículo

Breve reseña biográfica

Se trata de Audie Leon Murphy, nacido en Texas el 20 de junio de 1924. Tuvo que trabajar desde niño recogiendo algodón para ayudar a la economía familiar. Cuestión que le impidió acudir a clase con asiduidad. Abandonados por su padre, quedaron huérfanos a los pocos meses tras la muerte de su madre. Sus hermanos más pequeños fueron enviados a un orfanato y nuestro protagonista se enfrentó a la vida por su cuenta.

El ejército se convirtió en su tabla de salvación y al entrar su país en la Segunda Guerra Mundial intentó alistarse en los marines y en los paracaidistas, pero fue rechazado por no llegar a la estatura mínima, medía 1,65cms, y pesaba solo 55 kilos. El 30 de junio de 1942 consiguió por fin alistarse en el ejército y tras cumplir el periodo de entrenamiento fue destinado al norte de África en el 15º Regimiento de la 3ª División de Infantería.

De ahí desembarcó en Sicilia, pasó a Italia, llegó con el ejército estadounidense a Francia y entró en Alemania. Un buen recorrido donde no solo consiguió sobrevivir a la tragedia de la guerra, sino que fue acumulando todo tipo de condecoraciones.

Audie hizo frente a seis carros de combate alemanes con unos 200 soldados de la Wehrmacht, mientras sus compañeros se mantenían a salvo en el bosque.

Varios reconocimientos

Ha sido el soldado que más condecoraciones al valor tiene en la historia de los Estados Unidos de Norteamérica, incluida la prestigiosa Medalla de Honor que otorga el Congreso, que le fue concedida el 26 de enero de 1945, tras haber sido herido el día anterior en la bolsa de Colmar, en la región alsaciana, comandando su Compañía al haber quedado sin oficiales que lo pudieran hacer. Fueron atacados por seis carros de combate alemanes tipo Tiger que llegaron reforzados por unos 200 soldados de la Wehrmacht.

Murphy lideró la acción de defensa de la posición y consiguió contactar por teléfono con la artillera de retaguardia para facilitar la posición exacta de los Tiger y que pudiesen ser bombardeados. Hasta que eso ocurriese tuvieron que aguantar la embestida alemana ordenando la retirada de sus hombres hacia el interior de un bosque buscando protección mientras él hacia frente al enemigo que se aproximaba, manteniendo su atención.

Cuando se quedó sin munición corrió hacia un vehículo blindado que estaba en llamas desde donde hizo frente a los alemanes disparando su ametralladora de calibre 50 mientras seguía informando a su artillería de la posición de los Tiger.

Al caer las primeras bombas de la artillería estadounidense sobre las posiciones enemigas corrió hacia el bosque donde estaban sus compañeros pero fue alcanzado por la metralla de una bomba y cayó herido. Recibió la Medalla de Honor un 2 de junio de 1945 cerca de Salzburgo, a pocos días de cumplir 21 años. A esas alturas ya lucía además la Cruz de Servicio Distinguido, dos Estrellas de Plata, conseguidas en un sorprendente plazo de tres días, la Legión del Mérito, tres Corazones Púrpura y dos Estrellas de Bronce.

Pero no se queda ahí su currículo, por que tiene otras tres condecoraciones francesas, entre las que se encuentra la Legión de Honor, y una belga.

De luchar en el frente, a exponerse a la gran pantalla

Se licenció tras el final de la guerra, el 21 de septiembre de 1945 y entró en el mundo del espectáculo participando en distintas películas. Su contacto con Hollywood vino de la mano del famoso actor James Cagney. Su carrera fue prolífica llegando a intervenir en 44 películas interpretando el papel protagonista en 33 de ellas.

La más famosa de todas es Regreso del infierno, una especie de autobiografía sobre su participación en los campos de batalla en Europa durante la guerra. Curiosamente a pesar de su historia la mayor parte de su filmografía fueron películas de vaqueros, género western puro y duro. Entre las que podemos destacar Los que no perdonan o La roja insignia del valor. Esta última es curiosa porque interpreta a un cobarde en la guerra civil americana.

Sufrió el conocido estrés postraumático, o fatiga de guerra, a causa de su participación en los combates, por lo que tuvo que tratarse con diversos ansiolíticos y antidepresivos, a los que llegó a hacerse adicto. Cuando asumió esa adicción comenzó a hacer campaña a favor de que la administración estadounidense apoyase a los veteranos de Corea, y a los de Vietnam después, que padeciesen un proceso similar. Y se les facilitara un tratamiento.

El 28 de mayo de 1971 falleció en un accidente aéreo a los 46 años. Sería enterrado con honores militares en el cementerio de Arlington.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre