Tipos de ecosistemas: clasificación de las diferentes clases de ecosistemas (nombres, características e imágenes)

5
(4)

La Tierra es el mayor de los ecosistemas que existe; pero a su vez está compuestos por otras clases de ecosistemas más pequeños que participan en el ciclo de la vida. ¿Pero qué es un ecosistema y cómo se clasifican todos? ¿Cuántos y qué tipos de ecosistemas existen en el mundo?

La vida en el planeta depende de la interacción de todos los seres vivos y no vivientes que conforman las distintas clases de ecosistemas en el mundo. Estas comunidades permiten la evolución y conservación de las especies y la sostenibilidad de la vida y su ciclo. ¿Sabes cuáles son los tipos de ecosistemas que existen en la Tierra? ¿o cuáles son los diferentes tipos de ecosistemas naturales? De seguidas, un amplio panorama de todos los ecosistemas que existen en el mundo.

Casas verdes:
20 preciosas viviendas verdes magistralmente integradas en la naturaleza

Leer artículo

¿Qué son los ecosistemas?

Los ecosistemas son espacios geográficos en los cuales conviven e interactúan organismos vivos como animales y plantas; y no vivos como el clima, la luz o el suelo. Las formas de vida de los distintos tipos de ecosistemas sostienen una relación simbiótica con el entorno que los rodea. Estas comunidades de especies están compuestas por dos elementos fundamentales: los componentes abióticos y los componentes bióticos.

Los componentes abióticos son aquellos elementos no vivientes que dan forma o determinan un entorno; por ejemplo, la temperatura, la humedad, la luz o la salinidad. Los componentes bióticos, por su lado, son todos los organismos vivos que forman parte del ecosistema como los animales y las plantas. Estos dos componentes trabajan en conjunto para sostener el ecosistema.

Características de un ecosistema

Existen muchos tipos de ecosistemas diferentes en todo el planeta; pero todos ellos tienen elementos y características comunes que los identifican como tales. ¿Pero, cuáles son las características básicas de los ecosistemas y su clasificación general? A continuación, una lista de ecosistemas del mundo y sus características generales.

  • Interdependencia: En primer lugar, los ecosistemas se caracterizan por ser interdependientes; es decir, todos los seres vivos y no vivientes que forman parte de un ecosistema tiene relación entre todos y cada uno depende de otro. Las acciones y reacciones de cada organismo tienen una incidencia directa o indirecta en la vida de los demás.
  • Hermetismo: No obstante, la permeabilidad que presentan ante las influencias o estímulos externos, todas las clases de ecosistemas existentes se comportan como un sistema cerrado y relativamente autónomo.
  • Dinamismo: Los ecosistemas del planeta tiene la capacidad de mutar y evolucionar con el paso del tiempo, como respuesta ante los cambios en el entorno, ya sea por factores naturales y por la intervención del hombre. Este dinamismo influye en cuántas clases de ecosistemas hay en la Tierra, ya que esa evolución los va transformando y distinguiendo los unos de los otros, creando a su vez ecosistemas nuevos o mejorando los preexistentes.
  • Adaptación: Esta característica va de la mano de la anterior, ya que los organismos que forman parte de los distintos tipos de ecosistemas que existen se van adaptando al medio ambiente al cual pertenecen y se relacionan. De esta manera, los factores bióticos y abióticos sacan el mayor provecho y se benefician del entorno.

Funciones de los ecosistemas

Las distintas clases de ecosistemas en el mundo y sus características cumplen una función importante en la conservación de las especies y en el desarrollo de la vida en la Tierra. Su presencia y su desarrollo favorecen a la biodiversidad y frenar los embates del cambio climático, por lo que los beneficios al planeta serán mayores por cuántos ecosistemas hay en el mundo. ¿Pero, cuales son las principales funciones de los distintos tipos de ecosistemas y sus características comunes?

  • Entre las principales funciones de los ecosistemas se pueden mencionar:
  • Participa en la regulación y en el ciclo de los minerales en la biosfera.
  • Ayuda a mantener un proceso estructural de equilibrio entre los factores y componentes del entorno.
  • Facilita la regulación de los procesos ecológicos y asegura la sostenibilidad.
  • Permite la gestión de los sistemas de vida y ayuda a mantener los niveles de nutrientes entre los organismos vivos y no vivientes.
  • Ayuda y forma parte del proceso de síntesis de componente orgánicos para la transferencia de energía.

Clasificación de todos los tipos de ecosistemas

Aunque todos los tipos de ecosistemas tienen características comunes, también cuentan con elementos que los distinguen los unos de los otros: su entorno, el clima, el origen u otros factores permiten hacer la clasificación de un ecosistema actual. ¿Pero, cuántos ecosistemas existen en el mundo hoy en día? ¿Cómo es la clasificación de los ecosistemas y sus principales características o cómo se dividen los ecosistemas naturales?

Ecosistemas según su origen

Para clasificar los ecosistemas se observan algunos factores como su origen, su ubicación o su tamaño. En ese sentido, y de acuerdo con el origen, los ecosistemas pueden ser naturales, humanos o artificiales.

Los ecosistemas naturales son aquellos en los cuales no existe ninguna intervención del hombre. Es creado por las fuerzas de la naturaleza y ha existido desde siempre con el planeta. Las selvas, los bosques y las praderas pueden ser un buen ejemplo de estos tipos de ecosistemas naturales.

Por otro lado, los ecosistemas artificiales se pueden definir como aquellos que han sido creados por el hombre con un fin especifico y particular; por ejemplo, una granja o una represa. Los ecosistemas humanos, por su parte, son aquellos espacios naturales que han sido modificados por el hombre mediante su intervención para habitar en el. En estos tipos de ecosistemas se pueden mencionar las escuelas o una ciudad.

Ecosistemas según ubicación

La segunda clasificación de los tipos de ecosistemas que existen obedece a su ubicación o el medio donde se encuentra. ¿Entonces, cómo se clasifica el ecosistema por su ubicación? Se categorizan como ecosistemas terrestres, acuáticos y los de transición.

Según el tamaño o la forma es otra de las maneras cómo se clasifican los ecosistemas en el planeta. Estos son los macroecosistemas y los microecosistemas. Los primeros se distinguen por contar con una mayor cantidad de organismos y biodiversidad como las tundras, las taigas o los arrecifes de coral.

Los microecosistemas, por su parte, son de las clases de ecosistemas que tienen una diversidad limitada en cuanto a los componentes bióticos y abióticos; en esta clasificación se encuentran los ecosistemas aéreos, los acuarios o los terrarios domésticos.

Ecosistemas terrestres

Los ecosistemas terrestres son aquellos que se desarrollan y están asentados en la tierra, como las laderas, los bosques. Los ecosistemas terrestres son comunidades de organismos bióticos y no abióticos que encuentran asentados e interactúan principalmente en la tierra en un área determinada. Suelen tener fluctuaciones de temperaturas estacionales o diarias y dependen de la variación pluvial, la luz y el tipo de suelo.

Los seres vivos o bióticos que pertenecen al ecosistema terrestre esta comprendido, principalmente, por animales y variedades de plantas. Los abióticos o no vivos se conforman por las distintas formas de la tierra y el clima. ¿Entonces, cuáles son los ecosistemas que existen asentados en el suelo?

Ecosistema forestal tropical

La selva tropical es una de las clases de ecosistemas terrestres que cuentan con una mayor diversidad de flora y fauna, albergando a las especies más singulares de la Tierra. Están ubicados en cerca del ecuador, en las regiones tropicales. Su temperatura se caracteriza por ser media elevada y reciben lluvias muy altas casi todo el año. La humedad puede alcanzar al 88% en épocas húmedas y el 77% en la temporada seca.

Debido a la cantidad de lluvia que reciben estos ecosistemas presentan una vegetación espesa y frondosa; pero, sus suelos son pobres en nutrientes porque el material no permanece por mucho tiempo en el.

Ecosistemas de la tundra

Entres las imágenes de los ecosistemas terrestres que hay la fría blancura de las tundras es una de las más hermosas. Este tipo de ecosistema se caracteriza por sus climas extremadamente fríos y por hallarse cubiertos de nieve casi todo el año. Debido al congelamiento del subsuelo, la presencia de vegetación es limitada; apenas algunos musgos, líquenes, pastos y arbustos enanos.

Se encuentra ubicado, en su mayoría, en el Ártico, la Antártida, en las regiones polares y en las cumbres de las altas montañas, como la tundra alpina. Los osos polares son algunos de los mamíferos que forman parte de estos ecosistemas; sin embargo, durante la primavera o el verano se pueden observar una variedad de aves migratorias y algunos arroyos, lagos, juncos y flores.  

La nieve es característica de las tundras (Natalia_Kollegova, Pixabay)

Ecosistema de taiga

Este es uno de los tipos de ecosistemas más grande del mundo y se encuentran en las latitudes norte del planeta, mayormente en Canadá y Rusia. Las taigas conocidas también como bosques boreales o bosques nevados, están comprendidas por árboles coníferos de hoja perenne como los pinos y los abetos.

Representan un 29 % de los bosques del planeta y se caracterizan por un clima subártico con extremadamente fríos y veranos suaves. El suelo en estos ecosistemas es pobre en nutrientes debido a sus bajas temperaturas.

Ecosistemas de pastizales

Ubicados en zonas semiáridas, tropicales y templadas; los ecosistemas de pastizales están comprendidos por una vegetación mixta no leñosa, pastos, arbustos y hierbas. También comprende la presencia de animales de pastoreo, herbívoros e insectívoros.

Entre la clasificación de ecosistemas de pastizales se encuentran las sabanas tropicales, cuyo suelo poroso facilita el drenaje de agua y favorece la presencia de hierbas y arbustos dispersos. La fauna está compuesta por zorros, liebre, gacelas y cebras.

Las praderas, por su parte, se caracterizan por temperaturas y lluvias moderadas, con la presencia de extensos terrenos de pastizales planos y pocos árboles.

Una estepa es una llanura seca y cubierta de hierba. Las estepas se encuentran en climas templados, que se encuentran entre los trópicos y las regiones polares.

Ecosistema del desierto

Una de las características de los ecosistemas desérticos es la escasa presencia de vegetación y de animales e insectos, entre los cuales se encuentran las serpientes, escorpiones y tortugas.

Estos ecosistemas ocupan una quinta parte de la superficie del planeta, algunos están conformados de arena y otros de zonas rocosas. Su clima suelen ser fríos por la noche y muy calientes durante el día. Existen los ecosistemas desérticos cálido o subtropicales y los ecosistemas desérticos templados o fríos.

Ecosistemas de bosques templados

El 25% de los principales ecosistemas de bosques templados se encuentran en Canadá; pero también pueden hallarse en Nueva Zelanda, al este de Estados Unidos, Australia, el suroeste Suramericano, Japón y China.

Se caracterizan por tener una temperatura que va de los -30° C a los 30° C y una precipitación anual promedio que puede de entre 760 y 1500 mm cada año. Están conformados por arboles coníferos templados (siempre verdes) y por caducifolios (pierden las hojas de acuerdo con la estación del año) como el arce, la secuoya, el fresno, el pino y el abedul.

Tipos de Ecosistemas: Bosques templados
Ecosistema de bosques templados (Jpleno, Pixabay)

Ecosistemas acuáticos

Entre los ecosistemas y sus tipos se encuentran los ecosistemas acuáticos que son aquellos cuyos componentes de fauna y flora interactúan con las características químicas y físicas del medio marino. Los ecosistemas acuáticos se encuentran ubicados en el mar y los océanos. ¿Cuántos tipos de ecosistemas hay en el mar o cuáles son los nombres de ecosistemas marinos?

Ecosistemas oceánicos

El sistema marino ocupa el 70% de la superficie de la Tierra, y es uno de los más grandes del planeta. Está compuesto por los cinco océanos y albergan una gran cantidad de especies de vida que van desde vertebrados, invertebrados y protozoarios; la flora marina abarca desde algas, líquenes y fitoplacnton, entre otros. Se distinguen de otros ecosistemas acuáticos por sus altos contenidos de sal en las aguas.

Arrecifes de coral

Los arrecifes de coral son uno de los tipos de ecosistemas más prolíficos del mundo. Cubren menos del 1% de la superficie de la Tierra, sin embargo; su biodiversidad alcanza al 25% de los organismos marinos del planeta, y son llamados las selvas del mar.

Esta clase de ecosistemas marinos se pueden encontrar en aguas cálidas poco profundas de unos 70 metros o en profundidades oceánicas que pueden alcanzar los 3.000 metros.

Se componen de una gran diversidad de especies marinas que van desde peces brillantes, corales, erizos, esponjas de mar, almejas y otros y ofrece una de las más hermosas imágenes del ecosistema marino. Además de ser grandes hábitats marinos que sustentan la vida oceánica; también protegen las costas de los daños que puedan causar las tormentas.

Tipos de ecosistemas: Arrecife de coral
Peces nadando en un arrecife de coral (Bru-nO, Pixabay)

Ecosistemas lénticos

Comprendidos por lagos, estanques, lagunas y mares; los ecosistemas lénticos son de los tipos de ecosistemas marinos de aguas tranquilas. Pueden albergar una gran variedad de especies de animales y plantas como peces, algas, plancton, insectos, anfibios y plantas submarinas.

Ecosistemas lóticos

Los ecosistemas lóticos están conformados por cualquier tipo de agua en movimiento como los arroyos, ríos o manantiales. Se subclasifican en dos clases de ecosistemas menores: los rápidos y las pozas. En las pozas, el agua es más profunda y las corrientes son más lentas, lo que permite que se forme sedimento. En los rápidos, al contrario, el fondo se mantiene libre de materiales, debido a las fuertes corrientes.

Costas o litorales

Las zonas litorales son esencialmente costas y playas que permiten una gran diversidad y un importante flujo de energía distintos. Las plantas y las algas se encuentran en el fondo del ecosistema costero, mientras que la fauna puede convivir en zonas menos profundas. Entre los animales de este ecosistema natural figuran los peces, los caracoles, cangrejos, insectos y moluscos.

Las playas son ecosistemas acuáticos, pero hay otros sistemas que combinan los deltas y las costas con el entorno terrestre. Esos ecosistemas son conocidos como ecosistemas mixtos, ¿pero cuántos tipos de ecosistemas existen que combinen un área terrestre con espacios acuáticos?

Tipos de Ecosistemas: Costas
Gaviotas en la costa (Alexandra_Koch, Pixabay)

Ecosistemas mixtos

También conocidos como ecosistemas de transición, son una mezcla de ecosistemas terrestres y acuáticos. Ejemplos de esto son las costas o los humedales. Los ecosistemas mixtos combinan una parte acuática y una parte terrestre, cuentan con una amplia variedad de vegetación y albergan a una gran diversidad de animales, entre los cuales se destacan las tortugas, los hipopótamos, nutrias, serpientes y anfibios. ¿Sabes cuáles son los diferentes ecosistemas mixtos que hay? ¿O qué ecosistemas hay que sean de transición? Continúa leyendo.

Manglares

Los manglares son uno de los tipos de ecosistemas mixtos. Consisten en hábitats pantanosos ubicados en la desembocadura de ríos y arroyos, que se encuentran dominados por arbustos extensos y arboles que pueden alcanzar los 60 metros de altura conocidos como mangles.

Estos ecosistemas pueden albergar una gran variedad de organismos grandes y pequeños que van desde diversas especies de insectos, aves, arácnidos, reptiles y anfibios. Los manglares son capaces de frenar el cambio climático al capturar los gases de invernadero y sirven de protección en las zonas costaneras contra la erosión de mareas y vientos.

Humedales

Otro de los tipos de ecosistemas mixtos son los humedales, que se encuentran conformados por masas de agua salada, dulce o salobre que cubren un determinado espacio de tierra, bien de forma permanente o por estaciones. Entre los más grandes y famosos del mundo se encuentran la cuenca del río Amazonas, la llanura de Siberia Occidental y hasta el humedal más grande del planeta conocido como Llanos de Moxos, ubicado en Bolivia.

Los humedales sirven como parada estacional de distintas aves migratorias que detienen su viaje en busca de protección y alimentos. Estos ecosistemas también dan albergue a distintos mamíferos y otros animales como las nutrias, castores, antílopes, tigres y, por supuesto, peces.

Tipos de Ecosistemas: Humedales
Ave en un humedal (chinpanzer, Pixabay)

Estuarios

Los estuarios forman parte de las clases de ecosistemas mixtos o de transición. Se ubican en las desembocaduras de los ríos y las tierras circundantes. Son el hábitat ideal para peces y crustáceos como cangrejos y camarones; también cuentan con una amplia presencia de aves como pelicanos, garzas y gaviotas.

Se caracterizan por contar con un alto nivel de salinidad, debido a su amplia conexión con el agua de mar que se diluye gradualmente con el agua dulce del flujo terrestre. Pueden ser de varias formas y tamaños y se conocen como bahías, puertos o ensenadas. Una de sus principales funciones es la de filtrar los sedimentos del agua, y ayuda a prevenir la erosión y a estabilizar las costas.

Dunas de arena

Conformados por cúmulos de arena de distintas dimensiones que han sido trasladados por el viento desértico o del litoral marino, las dunas de arenas son otro de las clases de ecosistemas de transición más importantes del mundo.

Algunas son activas y libres, otras; fijas e inactivas. Las primeras se mueven y cambian de forma debido a la fuerza de los vientos; las segundas, se mantienen en la misma posición ya que son retenidas por las distintas vegetaciones.

La flora que habita en este ecosistema presenta una alta resistencia al déficit de agua, raíces fuertes y una gran tolerancia a la salinidad. Las palmas, cactus, la riñonera, el barrón y otras plantas halófitas son ejemplos que la vegetación de las dunas. Los insectos, reptiles y mariposas son algunos de los animales que interactúan con este tipo de ecosistema.

Tipos de ecosistemas: Dunas de arena
Dunas costeras (natasevilla, Pixabay)

Aéreo

Los ecosistemas aéreos se componen de comunidades de animales, flora y  factores abióticos que conviven e interactúan en el aire. Este es otro ejemplo de las clases de ecosistemas mixtos o de transición, puesto que ningún organismo vivo puede desarrollar ciclo vital completamente en la troposfera.

Son ecosistemas con poca diversidad, ya que las especies que intervienen son limitadas, en los que se encuentran las aves, los insectos y algunos mamíferos voladores; por lo que no es un ecosistema tan complejo como otros. La interacción en el aire se vincula con proceso del flujo de energía y de alimentación.

Ecosistemas artificiales

Ecosistemas artificiales es cómo se llaman los ecosistemas creados por la intervención del hombre que se mantienen bajo determinadas condiciones. Comprende elementos más simples que un ecosistema natural, y son creados con un propósito específico.

La agricultura, por ejemplo, es uno de los tipos de ecosistemas artificiales más importantes para el sustento y alimentación de la población del mundo. ¿Quieres saber cuál es el nombre de los ecosistemas creados por el hombre o qué tipos de ecosistemas hay intervenidos por el hombre? Estos son:

Terrarios

De las clases de ecosistemas artificiales terrestres, el terrario es uno de los más conocidos. Consiste en una comunidad de organismos vivos y factores abióticos dispuestos y controlada por el hombre en un recipiente de vidrio con fines mayormente decorativos, aunque los hay de observación científica o conservación de animales.

En este ecosistema pueden convivir distintas especies de plantas pequeñas y algunos insectos y animales como reptiles o arácnidos. Las plantas que forman los terrarios se caracterizan por su baja de demanda de agua como los musgos, helechos, líquenes y violetas.

Acuarios

Uno de los tipos de ecosistemas artificiales más comunes son los acuarios. Los hay desde los pequeños y domésticos hasta los más grandes con una mayor variedad de especies marinas.

Los acuarios son un receptáculo de diversos organismos marinos, ya sean de agua dulce o salada, fría o cálida. Los acuarios de agua salada permiten una mayor diversidad de especies tanto de invertebrados marinos como de peces y plantas marinas. Los acuarios de agua fría, por su parte, necesitan una temperatura cercana a los 18° C y una buena oxigenación para garantizar la supervivencia de los peces.

Entre las funciones más destacadas de estos tipos de ecosistema  se destacan la conservación de especies marinas, programas de reproducción y de investigación, entre otros.

Hidropónicos

Los ecosistemas hidropónicos consisten en el cultivo y producción de plantas sin la necesidad del uso de suelos. Para ello, se basan en el abastecimiento de agua y soluciones nutritivas minerales necesarios para el desarrollo de las plantas.

Estos tipos de ecosistemas permiten reducir el uso de pesticidas, garantiza un uso eficiente de los recursos, al tiempo que favorecen al ahorro y conservación de las aguas.

Tipos de Ecosistemas: Hidropónicos
Cultivos hidorpónicos (Sippakorn, Pixabay)

Zoológicos

Aunque muchos han sido criticados, los zoológicos son uno de los tipos de los ecosistemas artificiales más beneficioso para el mundo. Se estima que una de cada siete especies en extinción se encuentra albergada en un zoológico, por lo que este tipo de ecosistema favorece a la conservación de las especies y la biodiversidad. Además que permite la observación científica y el estudio de los animales en peligro.

Casa verdes

Las casas verdes son claro ejemplo de cuántos tipos de ecosistemas que existen creados por el hombre. Se tratan de edificaciones que armonizan con el entorno ambiental; las estructuras de estas casas se levantan principalmente con materiales transparentes como el vidrio.

El objetivo de estas casas es brindar un opción habitacional que reduzca el impacto ambiental y que favorezca a un bajo consumo de recursos como el agua y la luz.

Ya sean creados por el hombre o por la naturaleza, los distintos tipos de ecosistemas que existen son importantes para la sostenibilidad de la vida en el planeta. Desde las profundidad de los océanos, el frío de las polares y las hermosas imágenes de tipos de ecosistemas naturales, todos hacen su aporte para la continuación del ciclo de la vida.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 4

Ángel Andrés Soto
Abogado licenciado por la Universidad Central de Venezuela, convalidado por la Universidad de Buenos Aires. Diplomado en Marketing Digital por el Instituto Internacional de Marketing UCV. Locutor, escritor y especialista en TRX y pilates.

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre