sábado, 1 octubre 2022 |

Actualizado a las

12:04

h CEST

11 C
Madrid

La Mona Lisa: cómo se convirtió en la obra más famosa del mundo. Su origen, detalles y huella en el mundo del arte

Puntuación media: 5 | Votos: 8

La obra de arte que nació del talentoso Leonardo da Vinci para retratar a la mujer de un mercader de sedas, Francesco del Giocondo, hoy en día representa una de las más importantes manifestaciones artísticas de la humanidad. Admirada por espectadores que viajan de todas partes del mundo, la pieza que refugia el Museo del Louvre constituye una parte fundamental de la historia del arte, pero, ¿cómo se convirtió en la icónica pieza que hoy conocemos?

La apreciación del arte, suele vincularse con sociedades y culturas desarrolladas, pero es importante reconocer, que la vocación expresiva es innata a la raza humana. El arte, nace de la necesidad del Homo Sapiens de expresar su propia visión del mundo. Comunicarse, transmitir su conocimiento, ideas y emociones. Es una forma de expresión estética guiada por la perspectiva, los cinco sentidos y sentimientos.

La noche estrellada:
Historia, características, significado y curiosidades de la pintura de Van Gogh

Leer artículo

Leonardo Da Vinci, todo un genio

Entre los artistas más relevantes dentro del mundo del arte, Leonardo da Vinci; frecuentemente denominado como el hombre que revolucionó el Renacimiento italiano, resalta en la larga lista. Esto se debe, a que su trabajo dejó una firme huella en la historia con ideas avanzadas a su época. Ideas que siguen siendo hoy en día de gran importancia educacional.

Leonardo da Vinci (1452-1519) fue un pintor, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero inventor, músico, poeta, arquitecto, anatomista y urbanista florenciano. No solo es reconocido por ser uno de los más grandes pintores de todos los tiempos, pero también, es considerado la persona con mayor número de disciplinas dominadas y talentos múltiples que ha existido.

Mona-Lisa-Origen-Detalles
Retrato de Da Vinci atribuido a Francesco Melzi (Attributed to Francesco Melzi, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

En el ámbito científico, Leonardo da Vinci hizo asombrosos descubrimientos en el área de anatomía, la óptica, hidrodinámica e ingeniería civil. Asimismo, sus ideas fomentan el desarrollo de la desde la ingeniería, con ideas adelantadas a su tiempo como el helicóptero, el submarino y el automóvil.

No obstante, a Da Vinci se le conoce principalmente por sus pinturas. Sus obras más conocidas: La Última Cena y La Gioconda (Mona Lisa) han logrado mantener su nombre y reputación como uno de los padres del Renacimiento italiano.

La creación de la Mona Lisa

La Mona Lisa, también conocido como La Gioconda, nació como un encargo a Da Vinci por parte de un mercader de sedas, Francesco del Giocondo. Pero la pintura, que Leonardo da Vinci nunca dio por concluida, jamás fue entregada, permaneciendo en su poder hasta el día de su muerte. El retrato pictórico a medio cuerpo, data entre los años 1503 y 1519.

Para la creación del cuadro, Da Vinci empleó la técnica del sfumato, lo que ayudó a crear un realismo muy avanzado para la época. Utilizó métodos matemáticos para medir las proporciones del rostro, y fue realizado en pintura al óleo sobre madera. 

Las técnicas de creación de esta pintura rompieron las barreras del estilo renacentista italiano que se llevaba a cabo en la época, y esto se debe a que, fue la primera vez que se mostró al rostro de la modelo de frente al espectador, en lugar de mantenerlo de perfil.

La identidad de la modelo está en discusión, pero la teoría más aceptada es la del historiador Vasari. Según ella, se trata de Lisa Gherardini, la esposa del mercader, Francesco del Giocondo. Mona Lisa, se traduce a ‘señora Lisa’, este siendo el nombre de la modelo.

Posterior a la muerte de Da Vinci, el cuadro fue adquirido por el Rey Francisco I de Francia en el siglo XVI, y cuando este pereció, la obra fue a Fontainebleau, París, y por último a Versalles.

Fue después de la revolución francesa, que pasó a la custodia del Museo del Louvre en 1797, hasta la actualidad. Con solo tres únicas interrupciones:

  1. Cuando Napoleón la llevó a su alcoba (1800- 1804)
  2. Cuando fue robada del Museo del Louvre por Vicenzo Peruggia (1911-1914)
  3. Por su resguardo durante la Segunda Guerra Mundial, en el castillo de Amboise y en la abadía de Loc-Dieu.

Su significado en el mundo del arte

La Gioconda, se creó indudablemente en la época del retrato renacentista, pero la misma, difiere en la tradición y forma en que los cuadros de mujeres eran pintados en ese tiempo.

En su época, estos se caracterizaban por mostrar a la modelo de perfil y solo hasta la mitad del torso, de manera que, los hombros, la mitad del rostro y la cabeza abarcaban por completo la composición de la obra.

Da Vinci, optó por pintar a la modelo de su obra mirando directamente al espectador, sonriendo con seguridad y mostrando el torso hasta debajo de la cintura, aptitudes que entonces, se atribuían más a los hombres aristocráticos.

Esta pieza, significó un cambio del usual retrato renacentista italiano; elección que permitió a Leonardo da Vinci, revelar mucha más profundidad de su personaje. No solo mostrando al espectador un rostro, cabeza y hombros, pero incluyendo también el resto de su cuerpo hasta la cintura, sus brazos y manos.

¿Por qué es la Mona Lisa la pieza de arte más famosa del mundo?

A pesar de existir numerosas razones, lo primero en surgir como respuesta a esta pregunta por los expertos del arte, se resume a aquella expresión pintada de su rostro y a su sonrisa ambigua, que han logrado intrigar y confundir a los ojos de millones de espectadores. No es una sonrisa reveladora, no es un rostro que expresa explícitamente lo que siente; en otras palabras, es una expresión que deja al que la mira, proyectar sus propios sentimientos, creando así numerosas interpretaciones de la pintura.

La Mona Lisa, durante muchos años, no fue muy bien conocida afuera del mundo del arte. Esto hasta 1911, cuando fue robada del Museo del Louvre, y permaneció desaparecida por dos años.

En esos dos años, el misterio de la Mona Lisa mantuvo cautivada la imaginación de la prensa y el público. La idea de la Mona Lisa y su dramática desaparición sin respuestas, se estancó en la conciencia del público durante mucho tiempo. Esto significó que, millones de fotos de la Mona Lisa, eran impresas y distribuidas por todas partes del mundo, volviéndola una sensación reconocida y difícil de olvidar.

El robo fue indudablemente escandaloso en su tiempo, pero finalmente en 1914, dos años después, se reveló que el autor del robo era el trabajador de la galería, el italiano Vicenzo Peruggia; quien mantuvo oculta la obra por ese par de años, y luego intentó venderla a Alfredo Geri, entonces director de la galería Office, en Florecía. Es entonces que las autoridades le atrapan, y es enviado a la cárcel a cumplir una pena de seis meses.

Al momento de ser devuelta en 1914, La Mona Lisa ya había sido y continuaba siendo protagonista de titulares alrededor del mundo, y en una sociedad donde no existía el internet, el misterio de su desaparición, mantuvo su rostro expuesto de una forma que ninguna pieza de arte antes había estado.

La existencia y travesía de la icónica pieza de Leonardo da Vinci, demuestra el inmenso poder que el arte puede sujetar. El arte se manifiesta para comunicar, educar, cautivarnos, crear conciencia, apreciación cultural; y es gracias a este que, la historia, cultura y tradición, pueden ser respetadas y admiradas con el pasar de las distintas épocas, hasta la actualidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre