Limpieza facial casera: recetas magistrales

4.7
(22)

Aplicar una rutina de limpieza facial casera será beneficioso para mujeres y hombres por igual, que pueden personalizar cada rutina según sus necesidades y preferencias personales para sacarle el máximo provecho posible.

El rostro es la primera carta de presentación personal. Tener un cutis luminoso y libre de impurezas se puede conseguir con limpiezas faciales en spas y centros de belleza, con productos comerciales o incluso en casa, mezclando ingredientes naturales y sin gastar mucho dinero.

Cómo cambiar el color de tus ojos
Métodos efectivos para cambiar de color de ojos

Leer artículo

Hacerse una limpieza casera de cutis como todo un profesional no tiene por qué ser algo complicado ni caro. Muchos de los ingredientes que se requieren se consiguen abriendo simplemente la nevera o buscando en el armario.

Con los siguientes trucos y recetas magistrales se puede hacer una limpieza facial casera sencilla y efectiva. Lo importante es prestar atención al tipo de piel, a la frecuencia de las limpiezas y a los ingredientes más indicados para eliminar las impurezas, hidratar, tonificar y rejuvenecer el rostro.

Cómo hacer una limpieza facial casera paso a paso

Del mismo modo que cepillarse los dientes es un hábito diario, la limpieza de la piel del rostro requiere atención y constancia. Se recomienda mantener cada día una rutina sencilla de limpieza del cutis al despertar y al prepararse para ir a la cama. De esta forma se previene que el rostro aparezca opaco y descuidado por la acumulación de células muertas y suciedad durante el día y la noche.

Sobre cómo hacer una limpieza de cutis casera y sus ventajas, los expertos aconsejan visitar de dos a cuatro veces al año a un especialista en estética y cosmética para hacerse una limpieza facial profunda. A diario, semanal o mensualmente, la limpieza de cutis casera para eliminar impurezas e hidratar el rostro y cuello resulta muy efectiva para tener una cara perfecta y bonita.

Mantener el cutis limpio e hidratado a diario ayuda a la piel a renovarse y respirar mejor. El sudor, la grasa natural de la piel, las células muertas y los factores externos como la contaminación ambiental restan una apariencia saludable al cutis. Además, se tapan los poros.

Para la limpieza diaria pueden emplearse jabones 100% naturales que contengan miel, avena o aloe. Los jabones de tocador no son indicados, porque resultan abrasivos. También hay espumas, cremas y geles de uso diario. Para proceder a una limpieza facial efectiva en casa, estos son los pasos que se deben seguir:

Desmaquilla tu piel

Hay muchos remedios caseros para limpiar el cutis. Un cutis opaco y descuidado no se puede ocultar con capas de maquillaje. El uso de coberturas cosméticas y cremas sobre un rostro sucio puede intensificar la mala apariencia, e incluso agravar la aparición de puntos negros, espinillas, manchas, arrugas y otros problemas.

El paso a paso para desmaquillarse a diario es el siguiente. Para la limpieza de cara casera se empieza retirando muy bien los restos de maquillaje, empezando por los ojos y pestañas. Se comienza con un algodón empapado en el desmaquillante, por el párpado superior y luego el inferior, sin hacer presión y con mucha suavidad. Para quitar la máscara de las pestañas hay productos oleosos especiales para esta tarea.

Se sigue con el desmaquillado del resto del rostro y cuello, usando algodones mojados en gel, crema, leche o aceite desmaquillador, adaptados al tipo de piel.

El siguiente paso es el limpiador facial, aunque si no se utiliza ningún maquillaje este sería el primer paso. Cada tipo de piel requiere un tipo de producto de limpieza con consistencia e ingredientes diferentes. Estos son los más indicados, según las pieles grasas o mixtas, secas y sensibles.

Piel grasa o mixta

¿Cómo limpiar la cara naturalmente cuando se trata de pieles grasas y mixtas? Las pieles grasas deben limpiarse con geles de agua o espumas ligeras que no contengan aceites, aunque hay toallitas húmedas o secas (se mojan para activar el limpiador)  que facilitan este proceso y permiten hacer un lavado frecuente.

Piel seca

Las leches o cremas limpiadoras son ideales para eliminar el maquillaje y la suciedad de las pieles secas. Se emplean así: Se coloca una pequeña cantidad en la mano y luego se aplica en la cara, con un masaje suave y sin tocar el contorno de los ojos. Se elimina con una toalla facial de papel y se complementa con un tónico aplicado con un poco de algodón y con toques delicados sobre la piel.

Piel sensible

Los jabones o lociones sin detergentes y que no alteran el pH de la piel son los más indicados para eliminar las impurezas que se acumulan a diario en las pieles sensibles. Suelen encontrarse en farmacias y tiendas especializadas.

Utiliza aceite de oliva

El aceite de oliva es perfecto para realizar una limpieza facial profunda en casa. Actúa como un desmaquillante natural que elimina toda la cubierta cosmética que dejan las bases de maquillaje, los correctores y las barras de labios.

Se aplica de la siguiente forma: En un algodón se vierten unas gotas de aceite de oliva y se pasa con mucha suavidad por el rostro, comenzando por la frente, cejas, nariz y bajando hacia el cuello. Luego se aplica el limpiador facial.

Aplica vapor en la cara

Después de desmaquillarse bien, una buena manera de hacerse una limpieza facial casera profunda es aplicándose vapor en el rostro. Para ello, se procede a hervir agua en un recipiente pequeño. Cuando alcance la ebullición, se retira del fuego y se acerca el rostro al vapor, teniendo cuidado de no aproximar mucho la cara al calor.

La idea es que el vapor abra los poros y facilite la eliminación de las impurezas en las capas más profundas, como lo haría un profesional. El tiempo que se recomienda para usar el vapor es de 10 minutos. Puede hacerse una vez a la semana o mensualmente.

Exfolia tu piel

Después del vapor, la piel está preparada para una exfoliación profunda que le dará brillo y suavidad con ingredientes naturales que complementarán la limpieza de cutis en casa.

Los exfoliantes se utilizan una vez a la semana o cada mes. Permiten eliminar las células muertas y activar la regeneración de la dermis. Aquí hay dos recetas de exfoliadores caseros, sencillos y muy efectivos para la limpieza de cutis casera profunda.

Exfoliante de miel y azúcar

¿Cómo limpiar el cutis en casa? La solución puede ser con miel y azúcar. Cuando se juntan, son perfectos para hacer una pasta exfoliadora.

La receta es simple: Se mezclan muy bien una cucharada de miel y dos cucharadas de azúcar blanco refinado. Se aplica sobre el cutis con movimientos en círculo. Después, se quita con agua tibia.

Exfoliante de avena y yogurt

La textura natural de la avena ofrece un efecto exfoliante que resulta muy beneficioso para todo tipo de piel. Para hacer este exfoliador se mezclan dos cucharadas de harina de avena (instantánea) con una cucharada de miel y dos cucharadas de yogurt.

Esta crema casera para limpiar la cara se aplica sobre el cutis, masajeando muy suavemente y con movimientos circulares. Se deja durante 15 minutos y se procede a enjuagar con agua fría. Después de secar bien, se aplica la hidratante.

Elimina granos y puntos negros

¿Cómo hacerse una limpieza de cutis en casa si se tienen granos? Al aplicar vapor y una exfoliante es más fácil eliminar los granos y puntos negros. Si aún quedan muchos visibles, con unos guantes y un par de algodones se puede ejercer una suave presión para eliminarlos.

Es mejor no insistir con los granos y puntos negros más difíciles de sacar, pues se puede estropear la piel y dejar marcas. Lo mejor es realizar otra exfoliación a la semana o al mes, o ir a un especialista para que haga una limpieza profunda.

Masajea el rostro

Tras la exfoliación casera y enjuagar el cutis con agua tibia, nada mejor que practicarse un masaje regenerativo, que reactive la circulación sanguínea y brinde firmeza y suavidad al rostro. La rosa mosqueta y el aceite de almendras son ideales para este propósito.

Masaje con aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es una fórmula hidratante natural con beneficios comprobados para evitar el envejecimiento prematuro del rostro. Reduce las arrugas, disminuye las cicatrices, marcas y manchas que afean el cutis.

Esta rica fuente de antioxidantes y ácidos grasos esenciales se puede utilizar en casa todos los días, como complemento de la rutina de belleza o como hidratación extra después de la exfoliación. Se aplica con movimientos ascendentes, con masajes suaves, hasta que la piel lo absorba.

1.6.2 Masaje con aceite de almendras

El masaje con aceite de almendras deja la piel sedosa e hidratada, al mismo tiempo que la regenera y evita que las impurezas se asienten en el cutis. Un masaje facial con unas gotas y aplicándolas con los dedos brinda una sensación muy placentera.

Aplícate una mascarilla hidratante casera

Después de realizar la limpieza facial con ingredientes caseros, es el momento de aplicarse una mascarilla hidratante. Estas preparaciones devuelven la energía al cutis, borrando los rostros agotados y opacos. Las mascarillas para limpiar el cutis con huevo, miel, arcilla, pepino y muchos otros ingredientes son un despertar de vitalidad.

Mascarilla de arcilla verde

¿Cómo limpiar la cara de manera natural? Una solución es la arcilla. Para realizar este tipo de mascarilla para limpiar el cutis hay que mezclar un puñado de arcilla verde, dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen y el zumo de un limón. La consistencia debe ser pastosa, para aplicarla con comodidad sobre el rostro.

Se deja actuar durante 15 minutos y se limpia perfectamente con agua tibia. No hay que exponerse directamente al sol después de utilizarla, ya que contiene limón.

Mascarilla de clara de huevo y miel

La clara de huevo con miel se cuenta entre las mascarillas naturales para limpiar el cutis y dar firmeza al rostro en las rutinas caseras. Ejerce un efecto lifting natural.

Solo se necesita mezclar ambos ingredientes en un recipiente muy limpio, aplicarlo en el rostro y dejar durante 15 minutos. Se elimina con agua tibia y el efecto de renovación se observa enseguida.

Mascarilla de pepino

El pepino es uno de los vegetales más beneficiosos para devolver la frescura a la piel. Cómo hacerse una limpieza de cutis casera con pepino se resume en pocos pasos: Se tritura medio pepino, sin la piel, y se mezcla con yogurt natural (sin azúcar). La pasta de pepino se aplica durante 20 minutos en rostro y cuello y se elimina con agua templada.

Mascarilla de miel y aceite de almendras

La hidratante de miel y aceite de almendras es perfecta para las pieles secas. Se mezclan una cucharada de aceite de almendras y dos de miel. Se deja sobre el rostro durante 20 minutos y se quita.

Mascarilla de yogur natural y miel

Mezclando yogurt natural y un poco de miel se obtiene una mascarilla para limpiar cutis, que hidrata y exfolia la piel con acné y espinillas. Se deja actuar durante 15 minutos. Actúa como crema limpiadora facial casera.

Tonifica tu piel

Después de la limpieza de cutis casero y la exfoliación, llega el turno de un buen tónico, el cual permite cerrar los poros y dar luminosidad y frescura. Con ingredientes naturales es fácil tonificar la piel sin gastar dinero.

Bolsas frías de té verde

Tras preparar una infusión de té verde, las bolsitas se apartan y se dejan enfriar. Después de la limpieza facial casera, se colocan bolsas frías de té verde con toques suaves sobre la cara, para que actúen como un tónico natural. A continuación, se lava el rostro con agua tibia y se aplica la hidratante preferida para sellar la humectación.

Cómo hacer una limpieza facial casera para hombres

Cabe preguntarse ahora cómo hacer una limpieza facial casera para hombres. Ellos también desean obtener el mejor beneficio para su piel, en estos tiempos en que la buena imagen personal suma. Una limpieza facial casera y profunda, con ingredientes naturales y de calidad, es una oportunidad para que los caballeros apliquen un hábito que aporte excelentes resultados para mejorar y rejuvenecer la apariencia del rostro.

El estrés, la acción de los radicales libres, los rayos solares y el viento afectan continuamente la calidad de la piel. En el caso del cutis masculino, aunque la piel es más gruesa que la femenina, también necesita un plan de cuidado. Para ello no es necesario gastar mucho en visitas al spa o en centros de estética caros si se sigue una limpieza de cutis casera paso a paso.

Rutinas efectivas en el hombre

¿Cómo hacer una limpieza de cutis en casa para los hombres? Una rutina que incide diariamente sobre el cuidado facial es la que cumple con tres pasos básicos: limpieza, tonificación y humectación. El crecimiento de la barba, las secuelas de una mayor exposición a los rayos ultravioleta y el rasurado hacen necesarios otros trucos para obtener mejores resultados.

Frutas, yogurt, aceites naturales y el bicarbonato de sodio son aliados para la limpieza profunda, reducir ojeras, aclarar la piel y evitar los puntos negros. Lavar el rostro es fundamental en la limpieza de cutis natural, pero lo ideal es hacerlo entre una y dos veces máximo por día. Se deben emplear siempre toallas limpias y exclusivas para secar la piel de la cara, dando toques suaves.

Antes de realizar la limpieza facial profunda casera, es importante lavarse bien las manos con agua y jabón, así como el rostro con agua fría o tibia, pues hay que tener en cuenta que el agua caliente no es muy beneficiosa cuando de tonificar se trata.

Para lavar el rostro, se pueden emplear jabones naturales, como de miel, avena, pepino o aloe, pero también pueden limpiar su piel con agua de avena. Solo hay que añadir a un vaso de agua dos cucharadas del cereal y lavarse suavemente con este líquido que ejerce un efecto aclarador y refuerza las limpiezas de cutis caseras.

Vapor y exfoliación masculina

Tras la limpieza facial, se puede hervir agua y acercar la cara a los vapores para abrir los poros y realizar una limpieza profunda. También funciona el uso sobre el rostro de una toalla humedecida con agua tibia.

Entre el lavado del rostro y la humectación, hay un importante paso a seguir: la exfoliación, que sirve para profundizar la limpieza y dejar un cutis más terso, al barrer una mayor cantidad de impurezas y células muertas. Los hombres pueden usar los exfoliantes caseros tradicionales con miel y azúcar y aplicarse mascarillas naturales para aclarar la piel o eliminar manchas.

Entre las opciones se encuentra la mezcla del zumo de medio limón con dos cucharadas de avena. Se usa en el rostro durante 15 minutos, preferiblemente por la noche, para evitar los rayos del sol y no correr el riesgo de que aparezcan nuevas manchas. Se enjuaga bien y se procede a humectar el cutis.

Una mascarilla efectiva para la limpieza facial en casa es la de bicarbonato de sodio. Se mezclan dos cucharadas de este producto con dos de agua y una cucharadita de zumo de limón. Es útil para eliminar los puntos negros y dar una sensación de blancura a la piel.

Después de esta rutina se puede aplicar una máscara hidratante de yogurt natural y miel, que reduce los poros abiertos que deja el afeitado. Es importante seguir estos pasos de una limpieza facial con un exfoliante suave, aclaración e hidratación unas tres veces por semana y antes del afeitado, pues esto también ayudará a ablandar y suavizar el vello.

Tonificación y humectación en el hombre

Tonificar el cutis después de los pasos para una limpieza facial es vital para sellar los poros y proceder a la humectación final. El uso de productos naturales tonificantes, como el agua de rosas, es muy beneficioso para la piel, pues ayudan a controlar la flacidez y el envejecimiento prematuro. Bastará con unos toquecitos en todo el rostro.

Para finalizar con la limpieza profunda del cutis de los hombres se puede emplear una humectante casera hecha con vaselina, aceites de semillas de uvas, almendras dulces y agua de rosas.

La humectante se aplicará todos los días después de la tonificación, pues mantiene la correcta elasticidad de la piel y controla la sequedad y las arrugas.

Otras formas de limpieza

Para un verdadero resultado en la apariencia del cutis de mujeres y hombres, además de un limpiador facial casero debe haber una desintoxicación interna. Esto se consigue con el consumo de zumos de frutas y vegetales y más ingestión de agua, que mantiene la hidratación y el buen funcionamiento del cuerpo.

Como excelentes antioxidantes y limpiadores de las vías digestivas y de la sangre se encuentran los zumos de vegetales que, mezclados con zumos de frutas con alto contenido de vitamina C, dan maravillosos resultados.

Tomar zumos de frutas

El consumo de productos naturales, especialmente de frutas cítricas como la naranja, arándanos, fresas, pomelo y piña, en combinación con pepino, perejil, albahaca y apio, aporta tonicidad a la piel, elimina toxinas, grasas y retrasa el envejecimiento.

Las frutas depuran los intestinos y favorecen la movilidad para una mejor evacuación. Este efecto repercute en la apariencia de la piel, ya que se eliminan más fácilmente las toxinas, se hidrata al organismo y se le aporta altas dosis de vitaminas y minerales. Todo esto se refleja en el rostro. Para que su efecto sea el esperado, deben beberse inmediatamente tras ser licuados o exprimidos, pues con el aire tienden a oxidarse sus propiedades.

Zumo de papaya

La papaya contiene papaína, una enzima con múltiples propiedades, entre ellas  calmar y tonificar los intestinos y el estómago. Limpia la sangre, lo que repercute en una piel lozana y fresca. Licuada con algunas de sus semillas, aunque dejan un sabor picante, ayuda a perder peso y mejorar la apariencia del rostro.

Zumo de plátano

Tomar zumo de plátano contribuye a aclarar la piel. Esta bebida no solo funciona internamente en el cuerpo para limpiar las vías digestivas y la sangre, sino que aporta un efecto antioxidante. Un plátano o banana licuados con agua, con un toque de canela, es una exquisita forma de aprovechar sus propiedades.

Zumo de manzana

Licuar peras o manzanas y beber el zumo es un excelente modo de añadir un efecto protector celular al organismo. Ambos contienen un compuesto bioactivo denominado flavonoides que disminuye el dañino LDL colesterol en la sangre.

Zumo de tomate

Al igual que todos los frutos rojos, como la sandía, la guayaba y el pomelo, el zumo de tomate es rico en licopeno (carotenoide) y es un excelente depurativo de la sangre. Ayuda a prevenir las enfermedades del corazón. Se licúa con agua, empleando un tamiz para eliminar las semillas.

Zumo de cerezas

Los zumos de frutos rojos y azules como las cerezas, ciruelas y arándanos sirven para disminuir las inflamaciones vasculares y aumentan el flujo sanguíneo. Por esta razón el cutis se sonroja al beber zumos de frutos rojos.

Zumo de naranja

Los zumos de frutas amarillas y anaranjadas, como naranjas, mandarinas, melocotones y mangos, contienen betacaroteno y ejercen un efecto antioxidante, ya que reducen los radicales libres que afean la piel.

Tomar zumos de vegetales

Los zumos de vegetales ayudan al organismo a absorber todos los nutrientes de manera más fácil. Uno de los aspectos a destacar es que tienen sus trucos para combinarlos. Los zumos de vegetales no se deben mezclar con leche o nata, ya que reducen la absorción de hierro y otros nutrientes.

Zumo de remolacha

El zumo de remolacha tiene propiedades medicinales para la reducción de la presión arterial en personas con hipertensión, según un estudio efectuado en la Universidad Queen Mary del Reino Unido. Como ocurre con la lechuga y la col, sus beneficios se reflejan en el rostro. Para pacientes mayores se recomienda su consumo diario.

Zumo de alfalfa

La alfalfa es un saludable alimento que se puede mezclar con hortalizas de color naranja, como zanahorias, calabaza cruda y apio sin cocinar. Ayuda a reducir las inflamaciones e hinchazones propias de los problemas digestivos.

Zumos verdes

El pepino, de igual modo que otros vegetales verdes como el cilantro, las endibias, acelgas y perejil, se puede mezclar con limón o con manzana. Son excelentes depurativos. El pepino licuado, incluyendo la piel, es un desintoxicante de alto impacto.

Beber suficiente agua

Por último, y no menos importante, está la adecuada ingestión de agua para mejorar la salud de la piel. Lo mínimo son ocho vasos de agua al día, lo que facilitará la buena absorción de todo el consumo de frutas, vegetales y del resto de alimentos. También mantendrá hidratada la piel y ayudará a retener celularmente las proteínas de queratina que dan flexibilidad a la piel del cutis.

De esta forma, como con un tratamiento intensivo, con productos naturales de fácil acceso y muy económicos, tanto las mujeres como los hombres podrán efectuar su rutina diaria segura para mantener una imagen atractiva y saludable, con un cutis lozano y limpio.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 22

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

  1. ¡Muy buenas consideraciones para llevar a cabo una correcta limpieza facial! Sin duda, es imprescindible seguir una rutina de belleza no sólo para mejorar el aspecto del rostro, sino para nutrirlo y volverlo más sano. Nosotros consideramos que dicho proceso se realice con productos naturales, eficaces, totalmente respetuosos y con mayor capacidad de penetración.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre