Flying Kiss: la sobrecogedora atracción china suspendida sobre un acantilado de 1000 metros

5
(3)

Flying Kiss es una titánica y estremecedora atracción china que se hizo popular a través de las redes sociales varios meses antes de su apertura en junio de 2020. Su diseño, el lugar donde se encuentra y sus ausentes medidas de seguridad han generado opiniones encontradas a lo largo y ancho de China y del mundo entero.

The Flying Kiss es el nombre con el que se ha dado a conocer esta atracción situada en la montaña Chongqing, en Baima, China. Este juego mecánico es la razón de ser de sus instalaciones, inspiradas en el folclore del lejano oriente. Se trata de una historia de amor condenada al destierro, pero que creó a su alrededor un mágico paisaje que hoy todos pueden disfrutar gracias a esta atracción conmemorativa que ha generado diversas opiniones en internet.

El beso:
Origen, historia, datos curiosos y fotos de los besos más famosos de la historia

Leer artículo

Flying Kiss, parque temático en China

The Flying Kiss o “El Beso Volador” es la atracción central del parque temático inaugurado en 2020 en la montaña Wulong Baima, en China. La singular escena de los amantes que se acercan para besarse a unos 55 metros de altura se ha coronado como la atracción mecánica más alta del mundo en 2020. Las figuras gigantes están hechas de acero y se encuentran en el tope de la montaña, con un acantilado a sus pies de aproximadamente 1000 metros altura.

El viaje en la atracción comienza desde la base, donde los visitantes abordan una especie de carrusel. Sin asientos y sin correas ni arneses de seguridad, los usuarios pueden moverse libremente por el pasillo del carrusel para admirar el imponente paisaje a medida que se elevan las míticas figuras.

La mayor elevación se alcanza justamente cuando ambas figuras, inspiradas en una leyenda regional, se encuentran frente a frente para “besarse”. En este punto los visitantes pueden observar el paisaje escarpado y el impresionante río Wu que domina el descenso serpenteante, junto al Yangtze, su mayor afluente.

La atracción más alta y con menos medidas de seguridad del mundo

Lo curioso de este juego mecánico del kiss gigante es que carece de medidas de seguridad ajustadas al riesgo que puede representar para los usuarios. Sin arnés ni asientos que inmovilicen a quienes se atrevan a subirse en las piezas mecánicas, los carruseles techados brindan a los visitantes la oportunidad de moverse libremente. Solo cuenta con barandillas perimetrales para sostenerse mientras se disfruta de la increíble vista del lugar.

El complejo fue creado en su totalidad con el fin de promover el turismo en la región de Chongqing. Los visitantes encontrarán a su disposición rutas turísticas con servicios como autobuses, hoteles, restaurantes y tiendas con productos locales. La atracción The Flying Kiss es, indudablemente, lo más concurrido en este recorrido que se ha pensado especialmente para los enamorados.

Ciertamente, la atracción principal de la también llamada “Montaña de las hadas” es el ascenso en las figuras de acero o kisses gigantes. Sin embargo, el paseo hasta ese punto ofrece mucho más que una imponente vista general del lugar.

Qué encontrar en el área de Baima

Al llegar a Baima, los visitantes podrán conseguir rutas gastronómicas dominadas por la degustación del té, uno de los mayores atractivos del lugar. También podrán adentrarse en el valle de las flores misteriosas de la montaña de las hadas. En ese espacio se encuentran especies florales nativas de Baima poco conocidas que, además, resaltan por su exótica belleza. Este recorrido es un punto importante para los turistas que van en pareja y desean vivir una experiencia romántica.

Al ingresar al área recreativa, se puede hacer un recorrido por las galerías de la edificación en la que se hace constantemente alusión a la legendaria la historia de amor del Hada del Caballo Blanco y el Hada del Té.

Cómo subir a los carruseles de The Flying Kiss

Luego, se pasa a la plataforma donde cada carrusel, ubicado en la palma de la mano de cada hada, carga hasta 60 visitantes. Esta plataforma consiste en una edificación por la que se ingresa a través de unas escaleras y rampas. Luego se procede a ingresar en el carrusel. De hecho, ambos carruseles son cargados con visitantes al mismo tiempo, pues ambos personajes, la Hada del Té y el Hada del Caballo Blanco, se movilizan al mismo tiempo.

Al ver la atracción en movimiento desde lejos, parece una danza romántica entre ambas figuras, que en el clímax de la atracción sellan el recorrido con su mágico beso. El carrusel se mantiene girando, lo que acelera las emociones de los visitantes. Si bien es cierto que nunca llegan a tocarse las figuras, es la impresión que da, pues se acercan bastante, frente a frente. Y la vista de la montaña de Baima desde ese punto de altura es un auténtico privilegio.

Cine 8D Diamond Cinema

De la misma manera, los visitantes se toparán con el cine 8D que ofrece una singular experiencia a través de los cinco sentidos. Las pantallas rodean totalmente el lugar: techo, paredes y suelo. Así que todas las sensaciones son reales, llevando las emociones al límite.

Es ideal pasar primero por el Diamond Cinema y observar la proyección de la leyenda de amor entre el Hada del Caballo Blanco y la Hada del Té. De esta manera, al conocer la historia del Flying Kiss se tendría una mejor comprensión del tributo que se rinde al folclore y al amor con esta atracción.

Localización del Flying Kiss en China

Desde que se hizo viral en mayo de 2020 el vídeo de las estatuas chinas de acero en The Flying Kiss, se mantuvieron abiertas las puertas del parque temático. La entrada también fue gratuita para todos los turistas que querían conocer de qué se trataba la atracción. Se permitió un número máximo de 5.000 visitantes al día cumpliendo las medidas de bioseguridad, siendo obligatorio el uso de mascarilla, identificarse plenamente, mantener distanciamiento social y cumplir las normas de higiene establecidas.  

A partir del 30 de junio de 2020, la entrada general al área recreativa se fijó en 60 Yuanes (7,66€) por persona. Mientras que el ingreso a Flying Kiss o “飞天之吻”, que en chino se pronuncia «Fēitiān zhī wěn», tiene un precio de 90 Yuanes (11,50€) por ticket. También se puede adquirir el boleto por 130 Yuanes (16,50€) que incluye la entrada al cine 8D. Para reservar o conocer más de las atracciones del área recreativa de Baima, se puede entrar en la página web oficial.

Para llegar a Baima, al área recreativa de Tianchi Love, se debe tomar un autobus o conducir un par de horas desde el centro de Chongqing. La atracción de Flying Kiss se ubica en montaña 4A Baima en Wulong.

Flying Kiss la atracción que se hizo viral por Tik Tok

La atracción The Flying Kiss Ride China se hizo famosa un par de meses antes de su inauguración oficial gracias a un vídeo viral en las plataformas de redes sociales. El primer vídeo y las imágenes de la atracción en funcionamiento se colaron en Tik Tok dando a conocer el lugar en occidente.

Las reacciones se dispararon rápidamente en Tik Tok, pues fue impresionante a la vista de las audiencias. Podían leerse todo tipo de comentarios tanto en pro como en contra de utilizar un juego mecánico que cuenta con pocos sistemas de seguridad para los visitantes.

Por otra parte, también fue criticada la construcción de acero y hormigón en medio de un espacio natural que más bien debería ser protegido. Pero rápidamente las autoridades regionales de Chongqing se pronunciaron al respecto indicando que la atracción tendría como objetivo fomentar el turismo. Y para ello, aprovecharían al consigna del amor entre las hadas que fueron condenadas a limitarse a estas montañas que evocan tanto magia como misterio. Asimismo, se ha destinado esta ruta turística a realzar el folclore y las recetas tradicionales, específicamente las relacionadas con el consumo del té que se produce en Chongqing.

Opiniones y controversia en redes sociales por el parque del “Beso Volador”

La atracción del beso volador no solo fue criticada en las redes sociales por sus precarias condiciones de seguridad. También causó impacto visual en las audiencias, causando ruido por su estética.

Las imágenes de la Hada del Té y el Hada del Caballo Blanco ciertamente son coloridas y hasta disonantes respecto al paisaje general de la montaña de Baima. También hubo quienes expresaron que los carruseles parecían platos que serían servidos por las figuras chinas, ya que se elevan en las palmas de sus manos, como las bandejas de servicio de un camarero.

Todas estas opiniones fueron enfrentadas con el argumento de ir a vivir la experiencia y no solo quedarse en las formas estéticas a las que se tuvo que recurrir para llevar adelante el proyecto. Yang Kai, quien encabezó el ambicioso plan desde sus inicios en 2015, explicó a los medios de comunicación chinos que tuvieron que ajustar el diseño a las capacidades de los materiales empleados en la construcción. Indiscutiblemente, explicó, los desafíos de la construcción siguen siendo un problema ante la industria del diseño arquitectónico.

La compañía encargada de crear el diseño y maquetación del parque temático fue  Luwei Cultural Tourism, que también dio vida al mirador de cristal en China. Originalmente, el esbozo de la atracción del beso chino no contaba con los acabados sólidos de vestimenta ni rasgos humanos. Al contrario, se trataba de una figura antrópica ahuecada, con una aire más bien moderno. Los cambios presentados finalmente fueron propuestos sobre la marcha de la construcción.

La leyenda que dio vida a la atracción The Flying Kiss

La leyenda que dio vida a la atracción The Flying Kiss se remonta a una antigua tradición oral china. Se trata de una historia de amor entre el Hada del Caballo Blanco y la Hada del Té. Ambos fueron degradados a las montañas de Baima porque esa pasión entre ambos sería catalogada como un romance prohibido.

La verdadera identidad del Hada del Caballo Blanco, representada por la estatua masculina, tiene por nombre Chaofeng. Él encarna al tercer hijo del Rey Dragón, soberano del Mar. Mientras que la Hada del Té, Zhang Tianyang, es la novena hija del Emperador de Jade, mejor conocido como Rey del Cielo, según el folclore chino.  

Dice la tradición oral que Zhang Tianyang estaba retozando en las riberas del río Wu. Chaofeng quedó cautivado con su pueril belleza mientras la observaba. Así se encendió la chispa del romance entre los jóvenes amantes. Desgraciadamente, en medio del jugueteo entre ambos, golpearon el carruaje de la Reina Madre.  Enojada, la Reina Madre convirtió a los enamorados en las montañas que se encuentra una frente a la otra en Baima, separados para siempre por las aguas de río Wu.

Desde entonces, las hadas solo podrían mirarse, siendo un par de montañas con un acantilado entre ellos. La atracción de Flying Kiss consuma el deseo del reencuentro de amor a través de un beso entre estas hadas. Por eso, la atracción invita a los amantes a que cada uno se suba en un carrusel por separado. De tal manera que, al llegar al punto más alto, lancen un beso volador que rompa cualquier distancia, manteniendo su amor intacto eternamente.


Preguntas frecuentes (FAQ)

Es fascinante conocer los detalles en torno a la atracción del beso volador, kiss fly o Flying Kiss. Estos son los detalles más relevantes acerca de qué se trata y cuál es su ubicación.

» ¿Qué es Flying Kiss?

The Flying Kiss es la atracción central del parque temático  ubicado en Baima. Fue inaugurado en junio de 2020, considerándose la atracción mecánica más alta del mundo. Se ubica sobre un acantilado a 1000 metros de altura. La estructura del juego mecánico está comprendida por dos estatuas de acero que elevan cada uno un carrusel. Así los visitantes alcanzan el punto máximo de elevación a 55 metros adicionales sobre cada figura.

» ¿Dónde está Flying Kiss?

Flying Kiss se ubica en el área recreativa de Baima, también conocida como Tianchi Love. El lugar se encuentra a dos horas del centro de Chongqing, ciudad principal de la región. Específicamente, Flying Kiss queda en la montaña A4 Baima, distrito de Wulong en Chongqing.


Hoy por hoy, The Flying Kiss es la atracción más alta del mundo. Ya sea por su diseño o por el contraste con la naturaleza, el juego mecánico Flying Kiss ha despertado la curiosidad de potenciales visitantes que la ven como un lugar para celebrar el amor. Pero también ha causado revuelo en las redes sociales generando opiniones polémicas que ponen en duda su seguridad.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 3

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre