jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

8:18

h CEST

17 C
Madrid

Esculturas italianas: características, importancia y estilo de 12 famosas esculturas de Italia

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Las esculturas italianas que mencionaremos y detallaremos en breve representan la plenitud de este majestuoso arte en dicho país europeo. Conoce las 12 esculturas de Italia más famosas.

La escultura en Italia fue uno de los ámbitos artísticos más consagrados durante la Antigüedad clásico (Imperio romano), teniendo un segundo apogeo en vísperas del Renacimiento (siglos XV-XVI), época en la que los artistas aplicaron técnicas para manifestar el renacer creativo plasmado en el racionalismo y realismo, al tiempo que tomaban al ser humano como protagonista de las esculturas italianas del momento. A partir de allí, se produjeron importantes obras que, inclusive, fueron exportadas hacia otras regiones de Europa debido a la calidad artística que expresaban estas piezas y que permitieron colocar a los creadores de las mismas entre los mejores escultores del mundo. En este artículo conocerás los aspectos más interesantes relacionados con 12 famosas esculturas de Italia, concebidas por los mejores escultores de la historia.

Esculturas griegas:
Historia, características, tipos y ejemplos de 15 estatuas griegas famosas (mujeres, hombres…)

Leer artículo

Loba capitolina

Una de las más famosas esculturas italianas es la que representa a Luperca, la loba que, según los mitos heredados de la cultura romana, amamantó a los gemelos Rómulo y Remo, fundadores de Roma. Esta obra elaborada en bronce se estima que fue creada durante la Edad Media, y luego, las figuras de los dos infantes fueron hechas por Antonio Pollaiuolo, famoso escultor italiano que desarrolló su carrera durante el Renacimiento, época en la que, efectivamente, fueron incorporadas dichas piezas a la escultura original.

Esta famosa obra escultórica hoy se encuentra en los Museos Capitolinos de Roma.

Esculturas italianas - Loba capitolina
(Capitoline Museums, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Augusto de Prima Porta

Siguiendo con el recorrido para conocer las más majestuosas esculturas de Italia nos topamos con esta interesante obra, la más famosa de la nutrida producción de figuras dedicadas al primer emperador de Roma, del que se sabe fue un ferviente seguidor del arte. La pieza en mármol que actualmente se exhibe en los Museos Vaticanos, se trata de una réplica exacta de la escultura original hecha en bronce y oro.

Dicha copia fue descubierta en el sitio arqueológico que una vez albergó la majestuosa Villa de Livia, esposa de Augusto, por lo que se cree que esta escultura fue un encargo de la esposa del legendario gobernante a manera de homenaje póstumo.

Esculturas italianas - Augusto de Prima Porta
(Vatican Museums, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

La Piedad del Vaticano – Miguel Ángel

Miguel Ángel Buonarroti fue un célebre pintor y escultor italiano, uno de los más destacados durante el Renacimiento y, por tanto, de los más solicitados por las nobles familias con exquisito gusto artístico. No es de extrañar entonces que, gracias al talento manifestado en todas sus obras, sea considerado por muchos el mejor escultor de la historia y que, debido a ello, en esta lista se encuentren tres de sus más afamadas obras.

La primera de estas esculturas es esta pieza elaborada en mármol, concebida entre 1498 y 1499 para cumplir un encargo que previamente, le hizo el cardenal francés Jean Bilhères de Lagraulas. Sin embargo, al concluir la obra, este prelado había fallecido sólo unos días antes, por lo que la obra se colocó en un primer momento en el sepulcro de Lagraulas en el Vaticano. Para mediados del siglo XVIII, fue trasladada a la Basílica de San Pedro, donde se encuentra desde entonces.

La obra representa a la Virgen María al momento que sostiene a su hijo Jesús luego de su muerte.

Esculturas italianas - La Piedad del Vaticano, Miguel Ángel
(Stanislav Traykov, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

David – Donatello

En el listado de principales escultores del Renacimiento y sus obras no puede faltar el nombre de Donatello, autor de esta figura hecha en bronce para representar al personaje bíblico David, el mismo que derrotó al gigante Goliat. Fue elaborada en 1440 para cumplir el encargo que el artista recibió de Cosme de Médici, uno de los integrantes de la famosa familia florentina, obra que serviría como decoración del jardín del palacio de tan célebre personaje.

Cabe acotar que la escultura fue el primer desnudo masculino desde la Antigüedad clásica, por lo que se muestran algunas referencias de dicha época artística. Hoy la obra está expuesta en el Museo Nacional del Bargello, en Florencia.

Esculturas italianas - David, Donatello
(Bargello National Museum, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Moisés – Miguel Ángel

Como ya se había mencionado anteriormente, Miguel Ángel tiene un sitial de honor en la lista de los escultores más famosos del mundo. Ésta es otra obra de su autoría, hecha entre 1513 y 1536 a partir de mármol blanco, siendo parte de la iconografía religiosa que caracterizó al arte renacentista. La pieza representa a Moisés, y fue parte de la decoración de la tumba del papa Julio II, para posteriormente ser trasladada a la romana Iglesia Mayor de San Pedro, donde se encuentra en la actualidad.

Esculturas italianas - Moisés, Miguel Ángel
(Livioandronico2013, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Perseo con la cabeza de Medusa – Benvenuto Cellini

Cellini es otro de los nombres incluidos entre los escultores renacentistas y sus obras, aunque esta obra en específico sea una manifestación clara de la transición entre la mencionada etapa artística y el manierismo, siendo precisamente esta escultura la pieza cumbre de este último estilo creativo. Esta obra recrea el mito griego que relata la muerte de Medusa a manos del héroe Perseo, que en esta pieza de bronce sostiene la cabeza decapitada de la perversa Gorgona.

La obra se encuentra en la Plaza de la Señoría, en Florencia.

Esculturas italianas - Perseo con la cabeza de Medusa, Benvenuto Cellini
(Denise Zavala, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

El éxtasis de Santa Teresa – Gian Lorenzo Bernini

Entre los escultores famosos y sus obras sobresale Bernini, uno de los más aclamados del arte barroco. Esta obra es, en realidad, un grupo escultórico elaborado en mármol, realizado entre 1647 y 1652 para satisfacer el encargo que el cardenal veneciano Federico Cornaro hizo al artista para decorar el sitio que sería su sepulcro, la actual capilla Cornaro de la romana Iglesia de Santa María de la Victoria, donde la obra sigue reposando.

Representa el relato plasmado en la autobiografía de santa Teresa de Ávila, que narra el momento en el que un ángel atraviesa su corazón con una daga de oro, por lo que la obra se le conoce también como Transverberación.

Esculturas italianas - El éxtasis de Santa Teresa, Gian Lorenzo Bernini
( aischylos, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Psique reanimada por el beso del amor – Antonio Canova

Esta obra, creada en 1793 por el escultor neoclásico Antonio Canova, es una de las tantas esculturas italianas que se encuentran fuera de las fronteras de este país, ya que forma parte de la colección del Museo del Louvre para deleite del público parisino y demás visitantes. Esta pieza esculpida en mármol blanco reseña el mito grecolatino protagonizado por Psique y Eros, dos personajes que representan una hermosa historia de amor al mejor estilo de la Antigüedad clásica.

Esculturas italianas - Psique reanimada por el beso del amor, Antonio Canova
(Antonio Canova, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Cristo velado – Giuseppe Sanmartino

La obra que mostramos a continuación muestra todo lo mejor del talento plasmado en el arte escultórico italiano, y una de las particularidades de la misma es que originalmente había sido encargada a otro artista. Sin embargo, el diseño para la pieza que buscaba retratar a Cristo muerto cubierto por un sudario recayó en el napolitano Sanmartino, y fue tal la calidad de la obra finalizada en 1753, sobre todo en el velo, que giró una leyenda en torno al mismo, la cual reseñaba que el mismo era efectivamente una tela petrificada producto de un proceso alquímico. No obstante, se determinó que sí se trata de un velo tallado en el mismo bloque de la estatua de Jesús.

Esta curiosa y, a la vez, magnífica pieza se conserva en la capilla Sansevero de Nápoles, siendo admirada por locales y turistas que acuden a ver los detalles de esta escultura.

Esculturas italianas - Cristo velado, Giuseppe Sanmartino
(David Sivyer, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Monumento a Felipe IV – Pietro Tacca

A pesar uno de los monumentos más icónicos de Madrid, lo cierto es que el conjunto escultórico que se compone de una fuente y de la estatua ecuestre de Felipe IV, fue creado en Italia desde 1640 por un equipo de artistas encabezado por Tacca, siguiendo los bocetos elaborados nada menos que por Diego Velásquez y la asesoría de Galileo Galilei para asegurar la estabilidad de la obra.

Luego de varios años de construcción, finalmente fue inaugurado en 1843 y ubicado en la parte central de la Plaza de Oriente, siendo fuente de inspiración para muchos artistas y escultores famosos españoles actuales.

Esculturas italianas - Monumento a Felipe IV, Pietro Tacca
(Pazit Polak, CC BY 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Virgen velada – Giovanni Strazza

Una de las aclamadas esculturas famosas modernas que, al igual que el Cristo velado de Sanmartino, demuestra la complejidad y la técnica empleada para sus detalles, es este busto elaborado alrededor del año 1850 por el artista milanés Giovanni Strazza, que dio forma a un bloque de mármol de Carrara para recrear el rostro de la Virgen María, con un velo tan realista que parece ser de tela de verdad.

Además, es otra de las esculturas italianas que se encuentran fuera de dicho país, ya que desde 1862 se expone en el Convento de la Presentación en Newfoundland, Canadá.

Esculturas italianas - Virgen velada, Giovanni Strazza
(Shhewitt, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

David – Miguel Ángel

Cerramos esta interesante lista con la que, quizás, es la escultura más famosa del mundo originada en Italia. Desde el momento en el que Buonarroti la concluyó en 1504, se convirtió en el símbolo escultórico por excelencia de Florencia. A pesar de que, a primeros términos, fue encargada por la Opera del Duomo de dicha localidad, fue ubicada en la Plaza de la Señoría, coincidiendo con un contexto político convulsionado por el derrocamiento de la célebre familia Médici como dirigentes de la República de Florencia.

La obra representa al rey israelita David previo al combate con Goliat. Finalmente, el original de esta escultura fue trasladado en 1873 a la Galería de la Academia, colocándose en la plaza una réplica exacta.

Esculturas italianas - David, Miguel Ángel
(Commonists, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Las esculturas italianas que hemos mencionado son solo una pequeña muestra de la importante producción artística generada en esta nación europea, en medio de una disciplina altamente valorada y apreciada en todo el mundo desde tiempos antiguos. Tal es la relevancia de estas obras que algunas esculturas de Italia se han convertido en símbolos no solo artísticos, sino también del desarrollo cultural vivido en la época en que éstas fueron diseñadas, sin dejar de lado su trascendencia como expresión social y económica, considerando que estas piezas eran auspiciadas por figuras de importancia para formar parte de sus exclusivas colecciones de arte. Afortunadamente, este carácter elitesco fue variando con el paso del tiempo, por lo que las obras de los grandes escultores de la historia originarios de Italia son actualmente admiradas por todo público.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre