Diderot, el ‘Prospectus’ y la creación de la primera enciclopedia

5
(1)

La Enciclopedia de Denis Diderot representó uno de los puntos cumbre a nivel histórico del conocimiento humano, siendo este uno de los mejores esfuerzos dedicados a la compilación de toda la información disponible en diversas áreas del conocimiento.

Una parte importante de la naturaleza del ser humano es la necesidad constante de compartir y brindar acceso a la información para que así estos conocimientos puedan ser transmitidos a futuras generaciones.

El Siglo de las Luces:
La Ilustración y sus consecuencias en España, en Latinoamérica y en el mundo

Leer artículo

Sin embargo esto no siempre ha sido así. Durante una buena parte del siglo XVIII muchos intelectuales y filósofos hicieron todo cuanto pudieron para hacer del conocimiento algo accesible para la mayor cantidad de personas posibles.

Y una de las formas más prácticas para lograr recompilar los conocimientos de la época y hacerlos llegar a más personas fue con la creación de la Enciclopedia, un proyecto ambicioso y controvertido que fue promovido, editado y defendido por Denis Diderot, una de las figuras más importantes de la ilustración en Francia.

Denis Diderot, el intelectual

Denis Diderot fue un filósofo y enciclopedista francés que nació en Langres, una comunidad ubicada al este de Francia.

Diderot-Retrato
Retrato de Diderot realizado por el pintor francés Louis-Michel van Loo (Louis-Michel van Loo, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Como muchos otros pensadores de este período, Diderot creció en el seno de una familia con un estatus social relativamente bueno para la época. Esto le permitió tener acceso a una educación de calidad y poder desenvolverse en un ambiente muy estimulante intelectualmente.

Después de haberse instalado en París para estudiar leyes, en el año 1734, Denis Diderot regresó nuevamente a su ciudad natal para dedicarse por completo a trabajar como escritor.

Si bien muchos de los escritos de Diderot habían sido publicados en diversas revistas y gacetas que circulaban por Francia, la oportunidad que definiría su vida como intelectual le llegaría en 1747, cuando André Le Breton le ofreció el cargo de editor para una traducción de la enciclopedia publicada por Ephraim Chambers.

Al poco tiempo de que Diderot aceptase el cargo, convenció a sus colaboradores para elaborar la “Enciclopedia o Diccionario Razonado de las Ciencias, las Artes y otros Oficios”, una serie de artículos científicos cuya finalidad era difundir los más recientes avances en áreas como filosofía, matemática, música, literatura e incluso temas más controvertidos como política y religión.

La Enciclopedia de Diderot y d’Alembert

Lo que originalmente consistía en una traducción de un manuscrito inglés a la lengua francesa, en poco tiempo se convirtió en un proyecto para elaborar una enciclopedia propia, todo gracias a los argumentos e insistencia de Diderot.

Tanto él como el coeditor, Jean Le Rond d’Alembert, centraron una buena parte de sus esfuerzos en compilar los conocimientos de diferentes ciencias en un solo libro que sería dividido en varios tomos.

Diderot-dAlembert
Retrato de d’Alembert realizado por un pintor desconocido (After Maurice Quentin de La Tour, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

El proyecto contó con la colaboración de muchos de los nombres más importantes dentro de la Francia del siglo XVIII. Pensadores tan influyentes como Voltaire, André Morellet, Turgot. Incluso el mismo Diderot contribuyó con la redacción de unos 6000 artículos.

La primera edición de este “prospectus” de enciclopedia fue publicada oficialmente el día 6 de octubre de 1750 causando un enorme impacto dentro de la burguesía de aquella época. A pesar de que la idea central de la Enciclopedia era expandir la información recompilada a todas las clases sociales, esto sencillamente no pudo ser posible del todo, principalmente debido a los grandes costos de producción que involucraba la impresión de cada uno de los tomos.

Pero a pesar del lo costosos que resultaron ser cada uno de los volúmenes de la Enciclopedia, esto no evito que se vendieran 4.000 ejemplares de la primera edición.

La Enciclopedia, o Diccionario Razonados de las Ciencias, las Artes y otros Oficios logró ser publicada libremente en Francia durante 7 años. Después de esto, el Parlamento Francés prohibió por completo la publicación de este material en el año de 1759.

Diderot trabajando en la clandestinidad

Era casi imposible que un libro donde se exponían teorías políticas y teológicas que desafiaban directamente al estrato social más alto de la Francia del siglo XVIII pudiese ser ignorado por mucho tiempo. Los aristócratas y miembros de la iglesia católica insistían en señalar a la Enciclopedia como un material polémico y completamente censurable. Tal fue la presión ejercida que, finalmente, se le negaron los privilegios de publicación a la editorial.

La polémica surgida alrededor de esta enciclopedia resultó tan intensa que terminó por ocasionar serias discutas entre sus editores. Finalmente, Rond d’Alembert terminaría por abandonar el proyecto en 1758.

Aún con la imposibilidad de poder seguir publicando la Enciclopedia dentro del territorio francés, Diderot siguió trabajando de forma clandestina en los 10 tomos restantes de la misma.

Diderot-Enciclopedia
Portada de la Enciclopedia en el original en francés (Denis Diderot, CC0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Con este fin, usó una parte del dinero obtenido por los primeros 7 volúmenes para trasladar sus equipos de imprenta a la ciudad de Neuchâtel, en Suiza. Allí Diderot y sus colaboradores pudieron continuar trabajando en el proyecto sin temor a las represalias por parte de las autoridades francesas.

A pesar de la fuerte censura a la que fue sometida la Enciclopedia de Diderot dentro de Francia, los tomos siguieron circulando entre las clases más pudientes del país. Esto, en parte, gracias al apoyo de personajes muy influyentes como Malesherbes y Madame de Pompadour.

De esta forma, Diderot fue capaz de completar los 17 tomos que comprenden la primera etapa del proyecto. Con este último tomo original la Enciclopedia, o Diccionario de  Razonado de las Ciencias, las Artes y otros Oficios contaba con 18.000 páginas y más de 70.000 artículos en total.

La Enciclopedia: una síntesis del todo el conocimiento de la humanidad

En 1775, el escritor Joseph Panckoucke logró conseguir los derechos para poder sacar la primera reedición oficial de la famosa Enciclopedia de Diderot. A los 17 tomos ya existentes, Panckoucke le sumó 18 volúmenes con material complementario para la colección.

Aunque el material anexado por el escritor tiene diferencias evidentes con respecto a las 17 publicaciones anteriores, muchos estudiosos encuentran la Enciclopedia de 35 volúmenes como la conclusión definitiva del proyecto planteado en 1750.

La Enciclopedia de Denis Diderot es, por mucho, uno de los libros más representativos de un período histórico tan importante como es la época de la Ilustración. En sus páginas no solo cuenta con artículos y textos detallados de cada una de las temáticas que aborda, sino que posee ilustraciones y cuadros explicativos que complementan toda la información suministrada.

Para muchos historiadores, el texto de Diderot es considerado como una síntesis en sí misma de los principios y fundamentos que marcaron el movimiento intelectual, cultural y político que fue la Ilustración francesa. Como muchos pensadores y filósofos del siglo XVIII, Diderot creía firmemente en que la educación era un derecho fundamental de todos los seres humanos.

Esa matriz de pensamiento fue justo la que inspiró su ambicioso proyecto y también lo que hizo que el mismo resultara tan relevante entre los nuevos filósofos y estudiosos.

Y, a pesar de que las primeras ediciones de la Enciclopedia de Diderot eran un privilegio casi exclusivo de las clases más adineradas, no pasó mucho tiempo antes de que sus tomos estuviesen disponibles para el público en general.

Uno de los grandes ideales de la Ilustración era hacer que el conocimiento fuese algo que estuviera al alcance de todas las clases sociales y, en sí, la Enciclopedia de Diderot surgió como una respuesta para garantizar el acceso libre a dicho conocimiento.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre