El zeppelin en la Primera Guerra Mundial: dirigibles llenos de bombas devastando ciudades

5
(1)

En un principio, los dirigibles en la Primera Guerra Mundial tenían el rol de máquinas de guerra; no obstante, algunos hechos en los cuales estuvieron involucrados los zeppelines mostraron su vulnerabilidad, generando que la aeronáutica los retirara poco a poco para desarrollar aeronaves más avanzadas y letales. No obstante, el papel del zeppelin en la Primera Guerra Mundial nunca quedará en el olvido.

Bajo una definición técnica un zeppelin es un aparato autopropulsado que tiene una capacidad de desplazamiento y maniobra, como una aeronave. De allí que, el significado de zeppelin sea atribuido a un dirigible, esto por su facultad para ser dirigido o manejado en el aire. Ahora bien, para entender la creación, funcionamiento e importancia del zeppelín dirigible, debemos remontarnos al rol de los dirigibles en la Primera Guerra Mundial para saber cómo era y cuál era la función del zeppelin de la Primera Guerra Mundial, desde sus inicios, auge y decadencia.

Pararrayos:
Funcionamiento, instalación, tipos, precios y curiosidades

Leer artículo

¿Qué son los dirigibles?

El zeppelin es un dirigible o aeróstato que se encuentra impulsado por una fuerza motriz. Puesto de otro modo, el zeppelin es un artefacto autopropulsado que tiene una capacidad de desplazamiento y maniobra similares a los de una aeronave, pero que –a diferencia de ella-, tiene una fuerza ascensional propia.

Para comprender qué es un zepelin, es necesario saber que este logra su autopropulsión a través de gases nobles que almacena en su interior. Dichos gases, mucho más ligeros que el aire, puede ser hidrógeno o helio. La diferencia en el uso de estos gases para la elevación de estos globos dirigibles o zeppelin radica prácticamente en su combustión; el hidrógeno (aunque más ligero) es combustible, mientras que el helio (un gas un poco más pesado que el hidrógeno) es incombustible.

Se dice, de manera informal, que el dirigible zeppelin es un gran globo de gas; bien sea de hidrogeno o helio, que es dirigido en el aire y con capacidad de volar, por un conjunto de hélices o timones, las cuales son inducidas por un motor que se encarga de darle movilidad (desplazamientos y maniobras).

Zepplin en la Primera Guerra Mundial - Zeppelin deUS navi
Zeppelin sobre la ciudad de nueva York (PixelAnarchy / CC0)

El zepellin dirigible fue el primer artefacto con capacidad para volar, siendo contralado en un vuelo de larga duración. Su mayor auge tuvo lugar entre 1900 y 1930, cuando fueron desplazados gradualmente por los aeroplanos, esto debido a los accidentes de relevancia que sufrieron los dirigibles durante esa época. En la actualidad los dirigibles modernos, son utilizados para actividades derivadas de publicidad, no así para el transporte ni traslado de personas ni mercancías.

Creación e inventor del zeppelin

Antes de la creación de los dirigibles zepelines existían aparatos que lograron volar. Como antecesores al zeppelin se ubican los llamados globos aerostáticos o globos dirigibles. En efecto, se presentaron muchas iniciativas destinadas a que los globos dirigibles volaran de forma fiable, pues las variaciones del clima o corrientes de aire, afectaban la dirección del desplazamiento de estos aparatos.

Así fue como, a mediados del siglo XIX fue perfeccionándose la concepción de dirigible. Para el año 1852, Henri Giffard realizó el primer vuelo a motor, esto es, a través de un globo provisto de un motor de 3 caballos. Ese viaje se llevó a cabo desde París a Trappes.

Después, durante 1883, los hermanos Tisandier efectuaron su primer viaje en un dirigible equipado de un motor eléctrico, el cual –a su vez- fue la inspiración para que en el año 1884 los oficiales Renard y Krels construyeran el dirigible Le France, el cual fue el primer dirigible que retornó a su punto de partida, por sus propios medios, utilizando un motor de 8,5 caballos de fuerza.

Ferdinand von Zeppelin
Ferdinand von Zeppelin, 1917. (Nicola Perscheid, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons)

A pesar de ello, fue el conde e inventor alemán Ferdinand von Zeppelin, quien obtiene la patente en 1895 para la construcción de dirigibles o globos aerostáticos de envoltura metálica. Este inventor alemán, fue el fundador de la compañía de dirigibles Zeppelin; motivo por el cual, estos artefactos fueron identificados como Zeppelin, en su honor.

Pero surge la interrogante: quién invento el dirigible. A pesar de los inventos de sus antecesores, se considera a von Zeppelin como el principal inventor del zeppelin dirigible. Debido a que, el alemán Ferdinand von Zeppelin, se le atribuyó la solución de los problemas de dirección que afectaban a estos globos zeppelin, perfeccionando el mismo.

De forma tal que, el 2 de julio de 1900, el conde Ferdinand von Zeppelin, inventor del dirigible, atravesó con uno de los dirigibles más famosos de todos los tiempos, el Luftschiff Zepelin (LZ1) el lago Bodensee, siendo un modelo de zeppelin de su creación, con el cual no se vio afectada la dirección del desplazamiento de este artefacto.

¿Cómo son estos dirigibles?

Los zepelines tienen un casco, que generalmente tiene forma de elipsoide alargado, es decir, tienen una forma ovalada alargada. Está provisto de timones o hélices en la cola, así como también presenta una cabina, la cual presenta una forma de barquilla que tiene una longitud más o menos alargada.

En esa cabina, se instalaba la carga o los pasajeros, de acuerdo a la categoría de zepelín; pues algunos eran utilizados como armas de guerra, para realizar actividades de vigilancia o exploración o para ejecutar actividades o vuelos con fines comerciales (transporte de mercancía y/o pasajeros).

Asimismo, los motores de los zepelines se disponen en barquillas colgadas o en el interior del globo, con lo cual se activan las hélices, a fin de la propulsión del aparato. En este sentido, tomando en cuenta su diseñado, los zepelines se clasificaban como: zeppelin rígido, zeppelin semirrígido y zeppelin deformable.

Zeppelin rígido

Se dice que un zeppelin es rígido porque está constituido por un esqueleto o armazón, el cual es generalmente metálico. Este dirigible rígido se encuentra revestido por una envoltura exterior, estando el gas –para su propulsión- situada en células especiales colocadas dentro de la armazón.

Zeppelin semirrígido

Un zeppelín semirrígido, está formado por una cubierta blanda unida a una quilla rígida, que contiene la cabina y los motores.

Zeppelin deformable o no rígido

En cambio, un zeppelin no rígido o deformable es aquel donde la envoltura exterior de la misma, es –a la vez- un depósito de gas, el cual conserva o mantiene su forma exterior, esto debido a la presión interna que ejerce el gas en el mismo.  En definitiva, se protege la forma de su envoltura, por la presión interna del gas de levantamiento de su membrana. 

Zeppelin con membrana metálica

Son aquellos que combinan características de los dirigibles rígidos y flexibles. En este sentido, utilizan una envoltura o membrana con material metálico muy delgado, en sustitución de tela plastificada.

Zeppelin híbrido

Se refieren a los dirigibles que presentan características de las aeronaves con algunos mecanismos y tecnologías para la reducción de su peso. Esto implica la utilización de sistemas de propulsión combinados con formas de aerodinámica para lograr la sustentación del artefacto.

Partes de un zeppelín dirigible

De acuerdo a su estructura, un zeppelin dirigible está formado por cuatro partes. En primer lugar, presenta un casco, constituido por una envoltura, que es el lugar donde se almacena el gas. Esta envoltura o membrana, tiene forma de una “membrana grande” alargada y ovalada.

En segundo lugar, el zeppelin luce una cabina o góndola, que se encuentra en la parte inferior del casco. Esta cabina o góndola era destinada para llevar o transportar armas de guerra, mercancías y/o pasajeros, de allí la amplitud del zeppelin por dentro. Como tercer punto, el zeppelin consta de unos motores, los cuales son los encargados de activar las hélices o timones o hélices ubicados en el área de la cola del zeppelín.

Y como último particular, el zeppelin presenta un área para los controles, los cuales permiten que el dirigible realice las maniobras y el desplazamiento de forma natural; bien sea hacia arriba, esto es, realice su autopropulsión, incluyendo movimientos hacia abajo y hacia adelante.

Funcionamiento interno de un zeppelín

Entendida la estructura del zeppelin, se hace necesario conocer cómo funciona un dirigible, a saber: Los zeppelines, para su funcionamiento interno, necesitan de gases nobles o livianos para su sustentación (helio, hidrogeno, aire caliente etc.). Estos gases más livianos que el aire, permiten la flotabilidad del artefacto.

Los compartimientos de gas en el zeppelin, actúan como una modalidad de tanques de gases o aire que permiten elevar el aparato para su sustentación. De modo que, al despegar el artefacto se liberan o expulsan estos gases livianos, que se encuentran situados dentro de los compartimientos de este aparato autopropulsado, a través de unas válvulas de aire, contenidas en el mismo.

Por ello, el helio, hidrógeno, aire caliente, según el caso, genera que el zeppelin dirigible flote o se auto-propulse en el aire circundante, ocasionando que el dirigible se eleve.

Inmediatamente esto, a través de controladores se activa el dirigible, acelerando sus motores, así como ajustándose sus elevadores, a objeto de inclinar el zeppelin contra el viento, para darle movilidad al mismo, evitar que estos dirigibles se encuentren a merced del viento.

Papel histórico de los zeppelin

Durante la Primera Guerra Mundial, se pudo observar el inicio, auge y decadencia de estos artefactos voladores. Si bien, los aeroplanos tuvieron un papel significativo en este conflicto bélico, los dirigibles en la Primera Guerra Mundial, fueron considerados por mucho tiempo, como las armas de guerra más aterradoras pero desacertadas en esta batalla bélica.

Actuación de los zeppelines en la Primera Guerra Mundial

Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914, el potencial desde una óptica bélica de los zeppelines fue aprovechado por países como Alemania, junto con los aeroplanos de esa época. Los zepelines presentaban muchos beneficios, principalmente sobre su capacidad de carga.

En los ataques aéreos llevados a cabo por los zeppelines, contra cualquier punto u objetivo en la superficie, implicaba que los zeppelin dirigibles podían transportar y descargar mucho más peso de explosivos o bombas, en comparación que un avión. Los alemanes consideraron entonces que, con esta arma ideal, superarían los ataques de la naval británica.

Zeppelin-En-La-Primera-Guerra-Mundial-Bombardeo-Lieja
Postal que ilustra el bombardeo de zeppelines alemanas en Lieja, Bélgica, en 1919 (autor desconocido, dominio público, vía Wikimedia Commons)

Sumado a lo anterior, la capacidad de los zeppelines de elevarse a gran altura, admitía que estos pudieran estar fuera de la trayectoria o distancia de las llamadas baterías antiaéreas, muy precarias para esa época, aunado al poco sonido que emitían sus motores. 

Los dirigibles en la Primera Guerra Mundial, fueron usados en principio como máquinas de guerra; pero al desplegarse mayores avances en el ámbito de la aviación, los zeppelines tuvieron que ser retirados de servicio, situándolos en actividades solo de vigilancia y exploración.

En efecto, las condiciones climáticas que admitían cierta claridad en una determinada área, junto al gran tamaño de los zeppelines, constituían un aspecto desfavorable para los zeppelines durante la guerra; toda vez que, eran un punto cómodo para atacarle o dispararle.

Las ventajas que ofrecían los zeppelines para las misiones bélicas dependían de muchos factores. Las condiciones climáticas, la altitud y la poca visibilidad, fueron algunos de los elementos que afectaban considerablemente el éxito de las misiones bélicas.

Téngase presente que, también los zeppelines presentaban un peligro latente, ello con ocasión a accidentes en los que podían verse involucrados estos dirigibles; debido a los contenedores de hidrogeno (gases inflamables), que eran utilizados para la elevación y sustentación de este dirigible antiguo. 

Usos que recibieron durante el conflicto

Los zeppelines tuvieron muchos usos durante el conflicto que implicó la primera Guerra Mundial. Tomando en cuenta sus ventajas, fueron utilizados –en principio- como armas letales de guerra, puesto que podían trasladar y expulsar una cantidad considerable de explosivos o bombas, en comparación que un avión.

Empero, las desventajas que estos dirigibles presentaban por su gran tamaño y las concentraciones de gases combustibles (hidrogeno), que utilizaban para su sustentación; lo transformaron en un objeto vulnerable y blanco fácil para las defensas antiaéreas.

Y, aunque se dijo que, los dirigibles fueron usados como máquinas de guerra; posteriormente su uso fue cambiado, a simples actividades de reconocimiento y exploración de áreas de combate. A través de estos dirigibles se pudieron observar y reconocer zonas destinadas por los combatientes a bombardeos.

Países que usaron zeppelines

Entre los países que usaron zeppelines durante el conflicto bélico que constituyó la Primera Guerra Mundial, podemos indicar a: Alemania, siendo el zeppelin alemán en la Primera Guerra Mundial, el primero en ser utilizado en este conflicto armado.

Italia también fue uno de los países pioneros en usar estos dirigibles zeppelin en el ámbito militar, con ocasión a la Primera Guerra Mundial. Es así como, las fuerzas militares del país italiano el 5 de marzo de 1912, utilizó estos dirigibles para el examen y averiguación de ciertas áreas sometidas al conflicto, específicamente en el oeste de Tripolí.

Igualmente, la Marina Real Británica, durante febrero de 1915 comenzó a producir pequeños globos dirigibles, para ser utilizados como exploradores en el mar; denominándolos los SS (Sea Scout – Explorador del Mar), los cuales contaban con un volumen que no superaba 2000m2. Posteriormente, fueron mejorando su tecnología, creando varios modelos, basados en diseños del español Torres Quevedo, siendo uno de los más resaltantes del North Sea (NS)

Estas pequeñas aeronaves, fueron el resultado del reconocimiento británico a las debilidades que presentaba, para mitigar las agresiones submarinas que recibía en sus costas. Además de Alemania, Italia y el Reino Unido, otros países que utilizaron zeppelin en la Primera Guerra Mundial fueron Rusia, Francia y Estados Unidos.

Como dato curioso, el Reino Unido durante la guerra produjo alrededor de 225 dirigibles no rígidos, siendo vendidos algunos a Italia, Rusia, Estados Unidos, así como Francia. Y la tecnología manejada para la producción de los mismos, surgió de manera accidental al imperio alemán, imitando con ello casi la tecnología traída por los alemanes.

Consecuencias que generaron en el conflicto

Los zepelines durante la Primera Guerra Mundial, causaron efectos trágicos. La guerra que tenía lugar en el cielo, ocasionó muchos daños y pérdidas humanas y materiales. Muchos consideran como “trivial” el número de bajas, atribuido a los dirigibles en la Primera Guerra Mundial.

Zeppelin-En-La-Primera-Guerra-Mundial-Bombardeo-Crater-Bomba
Cráter de una bomba de zeppelin arrojada en París en 1917 (Willy John Abbot, dominio público, vía Wikimedia Commons)

Sin embargo, sería indigno considerar que las pérdidas humanas, de casi un millar de fallecidos, por los ataques realizados con zeppelines dirigibles, a consecuencia de la guerra, sea una mera superficialidad. Los daños que ocurren, por cualquier guerra, siempre serán devastadores para los involucrados tanto directa como indirectamente.

Dirigibles famosos

Muchos dirigibles fueron construidos durante la Guerra; tanto así que el dirigible en la Revolución Industrial, causó cierto revuelo. La carrera en la construcción de dirigibles, produjo una variedad de clase de dirigibles, que permitió identificarlos con todas las letras del abecedario, desde la “A” como el Airship hasta la Z como el propio Zeppelin. Por tanto, la fama de estos colosos del cielo, ayudó a conservar muchas imágenes del zeppelin.

Los zeppelin pueden ser apreciados en sus representaciones gráficas, desde un dibujo del dirigible, a partir de bocetos de sus pioneros inventores, hasta imágenes de entretenimiento, como el caso de un dirigible animado o también zeppelin animado, apreciados en las caricaturas de la época. De allí que, entre los zeppelin famosos tenemos:

El Luftschiff Zepelin (LZ1)

El Luftschiff Zepelin (LZ1) fue una creación del conde alemán Ferdinand von Zeppelin. Este dirigible tiene su fama debido al vuelo realizado el 2 de julio de 1900, cuando atravesó sin percances el lago Bodensee. Recuérdese que, durante esa época, no se había encontrado la forma de maniobrar los dirigibles, los cuales quedaban a merced del viento.

No obstante, Ferdinand von Zeppelin con su dirigible LZ1 corrigió tal situación, y al poner en marcha este dirigible zeppelin de su creación, maniobró con perfección el mismo, manteniendo el artefacto la dirección de su desplazamiento, este particular fue el hecho que destacó la popularidad de este artefacto, por ser el primero en realizar esta hazaña.

Zeppelin-En-La-Primera-Guerra-Mundial-Luftschiff-Zepelin-1
Vuelo del dirigible LZ1 sobre el Lago Constanza (Peter Scherer, dominio público, vía Wikimedia Commons).

De allí la popularidad de von Zeppelin, quien posteriormente funda su propia empresa de aerostatos, que llevaría su nombre Zeppelin. Este fue el inicio de los zeppelin como aerostatos “fiables”.

Graf Zeppelin

En el transcurso del año 1928, Alemania puso en servicio el llamado LZ-127 o Graf Zeppelín. Este dirigible alemán adopta su fama, con ocasión al viaje comercial que desarrolla entre varios continentes del mundo.

El apogeo de los dirigibles era inigualable, considerándose así la época dorada para estas creaciones inimaginables para la época. Es así como LZ-127 o Graf Zeppelín, realizó un viaje bajo estas conexiones: Nueva York-Friedrichshafen-Tokyo-San Francisco-Nueva York.

Zeppelin-En-La-Primera-Guerra-Mundial-Graf-Zeppelin
Personas observando el aterrizaje del Graf Zeppelin (Grombo, GNU Free Documentation License, via Wikimedia Commons).

El LZ-127 o Graf Zeppelín mantiene su fama mundial, ya que realizó más de 200 travesías del Atlántico, con un kilometraje de más de 1.500.000Km. No obstante, El Graf Zeppelín, fue retirado de servicio en 1936, con motivo de la construcción de su predecesor El Hindenburg.

North Sea 11 (NS)

Fue un dirigible construido por el Reino Unido, bajo los diseños del español Torres Quevedo. El dirigible North Sea 11, fue uno de los que formó la clase NS, los cuales tenían por objeto contrarrestar los ataques sufridos por la Marina Real Británica en sus aguas costeras, así como transportar bombas (6 explosivos de 100kg cada uno y entre 3 a 5 ametralladoras) incluyendo la exploración y limpieza de minas.

La clase de dirigibles NS, en la que se encontraba el North Sea, se produjeron entre 1915 a 1918, con una capacidad de tripulación de 10 personas y autonomía durante 24 horas y, aunque al inicio presentaron inconvenientes, posteriormente demostraron su eficiencia. Así fue como el North Sea 11, destacó frente al resto y adquirió relevancia.

Zeppelin-En-La-Primera-Guerra-Mundial-North-Sea-1
El North Sea 11 sobrevolando en Pulham, Reino Unido (Autor desconocido, The Lewry Collection).

El North Sea 11, batió un record mundial de vuelo, toda vez que permaneció en el aire durante 4 días y 4 horas, una proeza en este tipo de dirigibles, puesto que su duración era de apenas 24 horas.

El Hindenburg

El Hindenburg o LZ 129 era un dirigible británico de uso comercial, cuya fama lamentablemente la obtuvo, debido a la tragedia en la cual estuvo involucrado. Este hecho fue considerado una de las peores tragedias dirigibles antiguos, evaporando la confianza de estos globos dirigibles. El accidente del zeppelin Hindenburg tuvo lugar el 6 de mayo de 1937.

Este dirigible tenía una capacidad para 70 pasajeros y disponía de camarotes, comedores y demás estancias, el lujo de este dirigible destacó entre los demás. Ahora bien, en el accidente del zeppelin este -en esa oportunidad- contaba con 97 pasajeros a bordo, de los cuales murieron 36 personas, específicamente 13 pasajeros y 23 miembros de la tripulación.

Zeppelin-En-La-Primera-Guerra-Mundial-Hinderburg
El Hinderburg aterrizando en Lakehurst, Nueva Jersey (Oakland Tribune, dominio público, vía Wikimedia Commons).

El zeppelin Hindenburg se incendió en 1937, al aterrizar en Lakehurst, quedando documentado casi en directo dicho incidente. Aún existen muchas polémicas en torno a las circunstancias de este accidente. Se señaló que el Hindenburg falló por efecto del incendio de hidrógeno, que proveía la sustentación de este coloso, lo que generó el ocaso para los dirigibles.

Vemos que los dirigibles consiguieron surcar los cielos, siendo los primeros artefactos voladores, antes de que se encontrara la viabilidad de las demás aeronaves. La perfección lograda por el alemán von Ferdinand para la maniobra de estos dirigibles, si bien le causó lágrimas de alegría al ver su LZ1 volar, por otro lado, abrió un camino insospechado para la humanidad.

No obstante, bien sean los usos positivos o negativos dados a estos globos (guerra, transporte de mercancías o personas, publicidad etc.), no puede negarse el avance y desarrollo tecnológico para mejorar estos aparatos aéreos, así como el impulso otorgado a la industria de los dirigibles. Lamentablemente, una industria que logró un ascenso insospechado, prácticamente hoy ha desaparecido.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Referencias:

 

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre