Ser matrona es ser una profesional de referencia para las mujeres

4.4
(10)

En la actualidad al finalizar los estudios de Enfermería los graduados son enfermeros generalistas que necesitan superar un examen para acceder a una formación especializada. Existen hasta seis especialidades distintas de entre las cuales la de obstétrico-ginecológica (tradicionalmente conocida como matrona) es una de las más solicitadas.

En esta entrevista nos acercamos a Aurora, una de estas profesionales que nos cuenta cómo es la labor de la matrona y cuál es el camino a seguir para ejercer en esta profesión “de pasado, presente y sobretodo de futuro” como ella misma nos argumenta.

¿Qué te llevó a decantarte por la enfermería como tu profesión?

En un primer momento no tenía claro que carrera universitaria elegir cuando terminara el instituto, pero cuando vi todas las opciones posibles que tenía, me decanté por la enfermería. Conforme fui estudiando la carrera, la profesión me fue gustando cada vez más, ¡y hasta hoy!

¿Qué es lo que más valoras de tu trabajo?

Para mí, lo más importante en mi trabajo es acompañar a las personas. Me encanta relacionarme con las mujeres a las que atiendo y acompaño, hacerlas sentir cómodas conmigo y ayudarlas en todo lo posible.

¿Cómo es el día a día de una matrona?

Depende principalmente si la labor asistencial la realizamos en atención primaria o en especializada. Muchas personas tienen la falsa creencia de que las matronas estamos solamente en los paritorios y que nuestro trabajo solo se basa en hacer partos. No pueden estar más equivocados. Una matrona es un profesional que atiende a la mujer de forma integral en todo su ciclo vital, atendiéndola en la maternidad, así como en su salud sexual, reproductiva y el climaterio.

En atención primaria, llevamos a cabo el seguimiento y control del embarazo, somos el personal de referencia para las mujeres que desean consultar sobre métodos anticonceptivos, realizamos consulta prenatal, seguimiento postparto, grupos postparto de crianza y lactancia, damos charlas sobre sexualidad, llevamos a cabo el screening de cáncer de cérvix (citologías), resolvemos dudas sobre el climaterio y la menopausia, etc. En este campo, tenemos un abanico de acción amplísimo.

En cuanto a la atención especializada, estamos tanto en paritorio como en las urgencias de ginecología y obstetricia, en fisiopatología fetal (monitores) y, según el centro hospitalario, la figura de la matrona también está presente en las plantas de preparto, de embarazo patológico, e incluso en plantas de puerperio (donde se encuentran las mujeres tras el parto).

En mi caso, actualmente, trabajo en atención especializada y la mayoría de los turnos los realizo en paritorio. Cada día es diferente, pero a grandes rasgos, mi trabajo consiste en acompañar a la mujer durante la dilatación, durante su parto y en el puerperio inmediato (las dos primeras horas tras el parto), controlando que todo esté dentro de la normalidad.

¿Qué diferencias existen entre tener una especialidad o no tenerla?

En mi opinión, tener una especialidad contribuye muy positivamente a la profesión enfermera. En primer lugar, porque el hecho de ser especialista implica una formación exhaustiva en un campo concreto, lo que aumenta los conocimientos, el manejo y la confianza en el trabajo que se realiza. Además, tener una especialidad aumenta la seguridad y la calidad de los cuidados prestados.

Además de lo anterior, tener una especialidad te abre más puertas laborales, ya que cada vez más se están creando bolsas de trabajo específicas para las diferentes especialidades de enfermería.

Personalmente creo que el futuro de la enfermería son las especialidades.

Aurora en paritorio
Aurora en paritorio

¿Cómo fue tu preparación para el examen EIR?

Mi preparación del EIR fue a distancia, con la academia AMIR Enfermería. No puedo estar más contenta con la decisión que tomé de apuntarme a esta academia. Con el material que ellos me aportaron, la tutora que supo guiarme en todo momento y las clases online en directo, no necesité nada más para conseguir mi objetivo. Sólo había que hacer caso a las orientaciones de la academia, estudiar y ¡objetivo conseguido!

De los años de residencia, ¿qué aspecto consideras el más importante para tener una buena formación?

El aspecto más importante para una buena formación no viene de fuera, sino de dentro de cada uno; para mí lo más importante para tener la mejor formación es tener una buena actitud. Si tú, como aprendiz (en este caso residente), llevas las ganas de aprender puestas, curiosidad, pensamiento crítico y motivación, tienes un porcentaje muy alto de la formación garantizado.

¿Por qué es tan importante la figura de la matrona?

Porque somos el profesional que acompaña a la mujer, como he dicho anteriormente, de forma integral en todo su ciclo vital. Estamos con la mujer desde el punto de vista de su sexualidad, atendemos su salud reproductiva, la acompañamos desde antes del embarazo, durante el mismo y después de este, y finalmente, seguimos con ellas durante el climaterio. Somos profesionales de referencia para las mujeres, de ahí nuestra importancia.

¿Qué papel desarrolláis durante el embarazo y el parto?

Durante el embarazo, siempre que este sea de bajo riesgo, llevamos a cabo el seguimiento y control del mismo, realizando consultas programadas en atención primaria, en las que realizamos educación para la salud durante todo el embarazo (e incluso antes de que este se produzca), se realizan controles analíticos, derivaciones para la realización de ecografías, etc.

En cuanto al parto, nosotras somos el profesional que está con la mujer durante todo su proceso de dilatación y parto, siempre y cuando este se encuentre en la normalidad (si se produce alguna complicación, será el/la ginecólogo/a quien realice el parto, pero nosotras seguiremos con la mujer y colaboraremos con el ginecólogo en todo lo necesario).

¿Qué sensación experimentas al ver nacer un niño?

En cierto modo es un poco inexplicable… Para mí, cada vez que estoy con una mujer en su parto, me siento orgullosa, feliz de poder acompañarla a ella y a su pareja/acompañante en un momento tan importante y trascendental.

Es algo maravilloso y muy emocionante.

¿Cómo se debe enfocar la preparación del EIR?

Se debe enfocar con paciencia, ganas, tomándolo como una carrera de fondo (no como un sprint). Es muy importante, como yo les digo a mis alumnos, tener confianza en lo que se está haciendo y hacer todo lo que se pueda para llegar al objetivo: conseguir una plaza como residente.

Además, es fundamental seguir las orientaciones que damos desde la academia, ya sea en cursos online o presencial, tanto de estudio, como de realización de simulacros, técnicas de test, momentos de descanso, comida adecuada…

¿Qué consejo darías a aquellas enfermeras que piensen en que ser matrona es su objetivo profesional?

Les diría que el momento es ahora, que si lo tienen claro no lo dejen para más adelante. Con un material adecuado y teniendo las ideas claras en la cabeza, se puede conseguir la ansiada plaza de residente. Como siempre digo: ¡todo esfuerzo tiene su recompensa!

¿Por qué es matrona una profesión de futuro?

Opino que ser matrona es una profesión del pasado, es una profesión del presente y lo será más aún en el futuro. Un nacimiento siempre es uno de los momentos claves en la vida de la mujer y es uno de los hechos más humanos que existen. Eso provoca que siempre deba existir la figura de la matrona, esa persona que acompaña a la mujer en este momento tan importante y la guía en todo momento. ¡Es un trabajo que nunca pasará de moda!





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.4 / 5. Votos: 10

Julia Cotino

Julia Cotino

Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre