sábado, 25 mayo 2024 |

Actualizado a las

0:21

h CEST

23.3 C
Madrid

¿La Gran Muralla China es visible desde el espacio?: orígenes, opiniones de expertos y evidencias científicas

Puntuación media: 5 | Votos: 2

La Gran Muralla China, una obra arquitectónica impresionante, ha cautivado la atención mundial durante muchos siglos. No obstante, uno de los conceptos erróneos más comunes acerca de esta construcción es que puede ser vista desde el espacio.

Aunque la Gran Muralla China tiene una gran longitud y complejidad, su visibilidad desde el espacio es discutida entre expertos y astronautas. Desde su edificación original, hasta sus posteriores ampliaciones y reconstrucciones, la Gran Muralla ha sido ejemplo de perseverancia frente a desafíos diversos.

Patrimonios culturales del mundo:
40 ejemplos clave de patrimonios de la humanidad de la Unesco (lugares, monumentos…)

Leer artículo

¿Dónde surgió el mito de que la Gran Muralla China puede ser vista desde el espacio?

Aunque los orígenes exactos del mito de que la Gran Muralla China es visible a simple vista desde el espacio son inciertos, las primeras referencias a esta idea se remontan a finales del siglo XIX.

En la literatura popular, una de las menciones más tempranas se encuentra en la novela de ciencia ficción de 1938 “Las Arenas de Marte” de Arthur C. Clarke, donde un personaje afirma haber visto la Gran Muralla desde una nave espacial.

Sin embargo, fue a partir de la segunda mitad del siglo XX cuando el mito comenzó a extenderse y a arraigarse en la cultura popular a través de diversos medios de comunicación.

Libros, películas, programas de televisión y artículos de prensa contribuyeron a difundir la noción de que la Gran Muralla era una estructura tan gigantesca que podía ser vista a simple vista desde el espacio exterior.

El impacto cultural del mito fue profundo y se propagó rápidamente por todo el mundo. La idea de que una construcción humana pudiera ser visible desde tan lejos cautivó la imaginación de millones de personas y se convirtió en un símbolo del ingenio y la perseverancia de la humanidad.

La historia se enraizó en la cultura popular, convirtiéndose en un “hecho” aceptado por muchos, a pesar de carecer de evidencia sólida.

La opinión de astronautas y expertos

A medida que más personas han tenido la oportunidad de viajar al espacio y observar la Tierra desde la órbita, sus testimonios han desmentido la idea de que la Gran Muralla China es visible sin instrumentos.

Numerosos astronautas, incluyendo figuras destacadas como Chris Hadfield, Yang Liwei y Leroy Chiao, han declarado no haber podido ver la Gran Muralla sin la ayuda de equipos ópticos.

Chris Hadfield, un reconocido astronauta canadiense que ha realizado tres misiones espaciales, declaró que la muralla no se puede observar y que sí existen otros puntos del planeta que son visibles.

Yang Liwei, el primer cosmonauta chino en alcanzar el espacio, también refutó la narrativa. Aseguró que no es posible ver la Muralla China desde el espacio

Además de los testimonios de los astronautas, expertos en observación de la Tierra y astronáutica han respaldado estas declaraciones. La NASA ha explicado que la Gran Muralla es simplemente demasiado estrecha para ser visible desde el espacio sin el uso de instrumentos ópticos.

Evidencia científica y observaciones empíricas

Las primeras imágenes verificables de la Gran Muralla China capturadas desde el espacio fueron tomadas durante la misión Gemini 5 en 1965. Sin embargo, estas imágenes no fueron captadas a simple vista, sino con el uso de cámaras equipadas con lentes de gran alcance y potentes capacidades de zoom.

Desde entonces, numerosas imágenes satelitales y fotografías tomadas desde naves espaciales han confirmado la existencia de la Gran Muralla, pero también han demostrado lo difícil que es distinguirla a simple vista debido a varios factores científicos.

En primer lugar, el estrecho ancho de la Gran Muralla, que oscila entre 4 y 5 metros, la convierte en una estructura extremadamente delgada cuando se observa desde la órbita terrestre. Para que un objeto sea visible a simple vista desde el espacio, debe tener un tamaño y un contraste significativos con su entorno.

Además, la coloración de la Gran Muralla, que varía desde tonos grises hasta marrones, es similar a la del terreno natural que la rodea, lo que dificulta aún más su visibilidad. La falta de contraste entre la estructura y su entorno natural hace que se camufle y sea casi imperceptible para el ojo humano sin la ayuda de instrumentos ópticos.

La ciencia explica que, para que un objeto sea visible a simple vista desde el espacio, debe cumplir con ciertos requisitos de tamaño, contraste y distancia. La Gran Muralla, a pesar de su longitud impresionante de más de 21.000 kilómetros, no cumple con estos criterios debido a su estrecho ancho y su coloración similar al entorno circundante.

¿Qué se puede ver desde el espacio?

Aunque la Gran Muralla China puede ser difícil de ver a simple vista desde el espacio, existen otras estructuras humanas que sí son visibles para los astronautas y las cámaras satelitales. Algunas de estas construcciones incluyen áreas urbanas densamente pobladas, edificios y carreteras, así como grandes estructuras como pirámides, canales y presas.

Las áreas metropolitanas y ciudades densamente pobladas son algunas de las estructuras más fáciles de distinguir desde la órbita terrestre. Esto se debe a la concentración de luces artificiales, edificios y carreteras que contrastan significativamente con el entorno natural circundante. La iluminación nocturna de las ciudades crea patrones distintivos que resaltan claramente desde el espacio.

Estructuras antiguas de gran tamaño, como las pirámides de Egipto, también son visibles desde el espacio en condiciones de observación ideales. Su forma geométrica y su contraste con el desierto circundante las hacen resaltar de manera notable.

Además, ciertas estructuras modernas de gran escala, como canales de riego, presas y carreteras principales, pueden ser detectadas desde el espacio debido a su tamaño.

La Gran Muralla China seguirá siendo una de las maravillas arquitectónicas más impresionantes de la historia humana, una estructura que ha resistido el paso del tiempo y ha dejado una marca indeleble en la cultura y la imaginación colectiva. Aunque el mito de que es visible desde el espacio ha persistido durante décadas, la realidad es que su visibilidad desde la órbita terrestre baja es limitada y depende de varios factores, como las condiciones atmosféricas y la tecnología utilizada para la observación.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Jugador, Alana. (2024, 08 abril). ¿La Gran Muralla China es visible desde el espacio?: orígenes, opiniones de expertos y evidencias científicas. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/la-gran-muralla-china-es-visible-desde-el-espacio/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Cinco Noticias / Viajes / ¿La Gran Muralla China es visible desde el espacio?: orígenes, opiniones de expertos y evidencias científicas

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre