domingo, 14 abril 2024 |

Actualizado a las

19:27

h CEST

25.9 C
Madrid

Un viaje al hotel más pequeño del mundo: Leyendas, monumentos, inventos y otras curiosidades del Eh’häusl (reserva aquí)

Puntuación media: 4.8 | Votos: 6

El hotel más pequeño del mundo es todo menos incómodo, tiene una historia fascinante y brilla con la belleza de su lujoso interior. El hotel Eh'häusl existe desde hace casi 300 años y nació con un objetivo inusual que terminó por convertirlo en un sitio icónico en el mundo… 

El hotel Eh’häusl no es para aquellos viajeros que estén en búsqueda de habitaciones amplias y ventanales enormes, pero sí lo es para los turistas curiosos, sobre todo parejas, que desean conocer su historia y cómo llegó a convertirse en el hotel más pequeño del mundo, un logro que quedó plasmado en el Guinness World Records. 

Hoteles originales:
los 27 hoteles más extraordinarios de España y del mundo

Leer artículo

El hotel Eh’häusl

Alemania no solo es sinónimo de fama por la comercialización mundial de juegos de mesa, rompecabezas y cartas gracias a la empresa familiar Ludo Fact y su CEO Horst Walz, sino que también es el hogar del hotel más pequeño del mundo, el hotel Eh’häusl o la “Casa de Matrimonio”. El hotel es una de las principales atracciones de la ciudad medieval de Amberg, en Baviera, el estado más grande de Alemania. 

Está ubicado a 0,5 km de distancia del centro de la ciudad, justo en la calle Seminargasse 8, y es fácil identificarlo porque se encuentra en el medio de dos grandes edificios con colores fríos, mientras que su fachada está pintada de un rojo intenso que guarda un ambiente único y acogedor. 

Solo hay espacio para dos personas, puesto que tiene una superficie de 53 metros cuadrados (570 pies cuadrados) y mide solo 2,4 metros (8 pies) de ancho.

Al ser un referente y atractivo turístico de la colorida ciudad de Amberg, es uno de los sitios que más llama la atención tanto por su contexto histórico como por su decoración y diseño. Aunque suene imposible de creer, este hotel pequeño promete una estancia inolvidable. 

¿Cómo llegar al hotel Eh’Häusl?

Para llegar al hotel, los turistas deben caminar desde la estación de tren de Amberg, Alto Palatinado, y luego seguir las siguientes indicaciones:

  1. Ir hacia el noroeste por An den Gleisen hacia Schwaigerstraße 
  2. Cruzar a la izquierda en Schwaigerstraße
  3. Cruzar a la derecha en Ruoffstraße
  4. Cruzar a izquierda hacia Kaiser-Ludwig-Ring 
  5. Cruzar a la derecha en Bahnhofstraße 
  6. Continuar por Rathausstraße 
  7. Seguir recto hacia Marktplatz 
  8. Ir hacia Georgenstraße
  9. Cruzar a la derecha hacia Viehmarktgasse
  10. Cruzar a la izquierda hacia Viehmarkt 
  11. Continuar hacia Seminargasse

Coste y reserva

Su espacio diminuto no es proporcional a los lujos y al precio estipulado para quedarse en este icónico hotel alemán. Un día en el Eh’haeusl tiene un coste de 280,00 euros (301.044 dólares) e incluye desayuno y estacionamiento subterráneo. Reserva aquí para conocer la famosa Casa de Matrimonio de Amberg.  

La historia del hotel más pequeño del mundo

La historia del Eh’haeusl tiene lugar 295 años atrás, cuando fue bautizada como “casa de matrimonio”.  Este pequeño espacio, que fue construido por un hombre astuto, se convirtió en la mejor opción para tener un hogar temporal en tiempos en los cuales las parejas jóvenes necesitaban tener a su nombre una vivienda o tierra para legalizar su matrimonio.

“El nombre se sigue utilizando hasta el día de hoy. No es solo un retiro de clase de lujo, sino que también el ‘hotel más pequeño del mundo’”, reza la red del hotel

Este acogedor y pequeño hotel figuró como una vía de escape para una ley absurda en la Alemania medieval. El dueño del Eh’haeusl les permitió a las parejas comprar la casa, casarse legalmente y luego podían venderla sin problema alguno a la próxima pareja que quisiera contraer nupcias.

En 2008, fue renovado y abrió al público como un hotel de lujo con comodidades que atraen a miles de turistas que desean conocer su historia, vivir el romance y disfrutar de un espacio diminuto pero confortable. 

El hotel más pequeño del mundo y su leyenda romántica

La leyenda del hotel más pequeño del mundo está cubierta de romance. Exactamente en el año 1728, las parejas que se querían casar debían acreditar la propiedad de la tierra ante el ayuntamiento. En vista de que la situación se volvía cada vez más repetitiva, un hombre de negocios decidió ayudar a las parejas a lograr su cometido. 

Para eludir esta regla, el hombre construyó una casa en el espacio de 2 ½ metros entre dos edificios existentes en Seminargasse. Solo le bastó con poner una pared en el frente, una en la parte de atrás y un techo en la parte superior y, de esta forma, nació la casa que salvaría el matrimonio de muchos jóvenes de la época.

Los lugareños de Amberg cuentan que existe una vieja leyenda que reza que las parejas que se hospedan en el hotel viven felices para siempre y nunca se divorcian. Es por ello que a este hotel también se le conoce como “La casa de la boda”.

Las habitaciones del hotel Eh’häusl

Los propietarios del Eh’haeusl lo definen como un “santuario temporal” y un “hotel verdaderamente excepcional”, donde los huéspedes podrán disfrutar de “comodidades personalizadas” en los siete niveles que tiene el hotel más pequeño del mundo.

Vestíbulo

En la planta baja está el vestíbulo, la entrada principal del hotel donde el ama de llaves recibe a los visitantes para consultar sobre su hora del desayuno. 

Sala de desayunos

En el primer piso se encuentra el comedor o sala de desayunos, donde los huéspedes tienen acceso a una nevera y se pueden sentar en una bonita mesa rodeados de una elegante decoración pensada al detalle.

El hotel más pequeño del mundo y su comedor
El pequeño comedor de la Casa de Matrimonio (Hotel Eh’häusl).

Pasillo y sala de estar

En el segundo piso está el pasillo que conduce directamente al tercer piso, donde está la sala de estar, la cual cuenta con dos muebles, un televisor y una chimenea.

El interior del Hotel Eh'häusl
El pequeño hotel está dominado por el blanco y el dorado con detalles rojos (Hotel Eh’häusl).

Baño

En el cuarto piso está el baño. Tiene un gran espejo, persianas venecianas, batas de baño y diversos artículos de higiene personal en el tocador.

El baño del hotel Eh'häusl
El baño del hotel destaca por su delicadeza y elegancia (Hotel Eh’häusl).

Dormitorio

En el quinto piso los huéspedes pueden acomodarse en la cama y descansar del viaje.

Hotel Eh'häusl y su habitación.
El Hotel Eh’häusl tiene una habitación cómoda con una cama matrimonial para las parejas (Hotel Eh’häusl).

Bañera de hidromasaje

Lo que más gusta del hotel más pequeño del mundo es que en el sexto piso está un jacuzzi con hidromasaje y espectáculos de luces. 

La bañera del hotel más pequeño del mundo.
La bañera con hidromasaje es uno de los beneficios preferidos de los turistas (Hotel Eh’häusl).

Atractivos principales y actividades

Los turistas que visitan el hotel más pequeño del mundo no solo van a quedarse en el sitio, sino que también van a disfrutar de los otros atractivos turísticos principales, como iglesias y castillos, que tiene la ciudad de Amberg. Estos son los más populares:

Basílica de San Martín (300 m)

La Basílica de San Martín se empezó a construir en 1421 con un estilo gótico, pero cuando Martín Lutero obtuvo los derechos de la parroquia en 1629, el templo empezó a tener cambios en el interior con una apariencia más barroca. 

Sin embargo, tras los hechos de la Guerra de Sucesión española, a principios del siglo XVIII, la iglesia sufrió graves daños, los cuales se lograron reparar gracias a los habitantes que colaboraron para restaurar la basílica con un diseño de naturaleza barroca y neogótica. La estructura de casi 96 metros de altura se completó en 1720. 

Casco Antiguo de Amberg (500 m) 

El Casco Antiguo de la ciudad es otra de las atracciones más visitadas en Amberg. “Ei”, que significa “huevo” es el sobrenombre por el cual se le conoce y este hace alusión a la forma peculiar que tiene la muralla que rodea toda la zona, dándole un toque medieval único.

El centro de la ciudad combina la historia de Amberg, llena de edificios y castillos de la Edad Media, con lo novedoso de las calles y casas renovadas que atraen a miles de turistas, quienes confirmarán que las murallas y puertas antiguas de la ciudad aún siguen en pie.

Iglesia Parroquial de San Jorge (900 m)

La Iglesia Parroquial de San Jorge por muchos años fue la primera y única de Amberg y, a su vez, es la más antigua de Bavaria, pues se habla de su existencia en documentos que datan de 1094. Se construyó en 1359 con un estilo gótico y cuando fue tomada por los jesuitas, en el siglo XVIII, se rediseñó en estilo rococó con colores brillantes.

En 1407 se terminó de construir y a inicios del siglo XIX, se convirtió en iglesia de guarnición y estudio. En el año 1923, después de tantos cambios, se restableció la parroquia de San Jorge y es sinónimo de importancia para los religiosos de la ciudad. 

Actividades de esparcimiento

Los huéspedes pueden disfrutar de las instalaciones del hotel Eh’Häusl para hacer barbacoas durante su estadía, pero también pueden ir a visitar los restaurantes con las mejores reseñas. Entre ellos figuran:

  • Kupferpfandl, en la calle Herrnstr.
  • Trattoria Rustica, en Viehmarktgasse.
  • Schloderer Brau, en la calle Rathausstr.

Curiosidades del hotel más pequeño del mundo

Como se ha dicho antes, el hotel más pequeño del mundo está ubicado en una ciudad medieval y se creó como una salvación para el matrimonio de parejas jóvenes, pero hay otras curiosidades y datos fascinantes que lo adornan. Por ejemplo:

Lugar para el romance

El Eh’Häusl puede llegar a considerarse el hotel más romántico del mundo. Los propietarios revelaron que se construyó como un espacio para celebrar el amor y el romance, para ofrecer comodidad y para que los visitantes se sintieran como en casa y no como unos simples huéspedes. Esto se refleja perfectamente en su delicado diseño.

La predominancia del rojo

Los turistas que visitan el Eh’Häusl podrán notar que el color que predomina desde su fachada hasta su interior es el color rojo, que denota amor, pasión y emoción. Las paredes están combinadas con detalles y muebles rojos, superpuestos ante el blanco y el dorado. 

Otros hoteles más pequeños en el mundo 

En el mundo existen otros espacios cómodos y pequeños que han llevado el título de “hotel más pequeño del mundo”. Estos son los más populares:

El hotel Punta Grande en El Hierro

El hotel más pequeño del mundo en El Hierro, perdió ese título en 2008. Hasta entonces, el hotel Puntagrande de las Islas Canarias no tenía rival en lo que a pequeñas dimensiones se trataba. 

Este hermoso y diminuto hotel llegó a ser tan famoso, que a veces sigue apareciendo como referente de curiosidades, ostentando su antiguo título. Aunque, como se menciona antes, en el 2008 entró en el récord Guinness un nuevo establecimiento, que se apoderó de esa denominación hasta hoy en día, por lo que se puede afirmar, sin lugar a dudas, que el hotel más pequeño del mundo en 2023 es el hotel Eh’häusl.

Canarias y su hotel más pequeño del mundo

El hotel Puntagrande, que data de 1830, es un hotel pequeño en El Hierro y, al mismo tiempo, es el hotel más pequeño de Canarias. 

El Punta Grande entró en el record Guiness en 1984 y gracias a su gran trabajo publicitario muchos siguen pensando que este hotel en El Hierro es el más pequeño del mundo. El título le valió el reconocimiento bajo el apodo de “El Hotelito”, un lugar único, bonito y mágico.

Este hotel pequeño en El Hierro nació como una casa en decadencia, de solo 40 metros cuadrados, que aprovechó el auge comercial y una segunda planta para almacenar vinos, frutas y variedad de productos de diversas embarcaciones que atracaban en el lugar, productos que serían exportados a varias partes del mundo. 

https://twitter.com/AntesAhoraTfe/status/1522271565513170944?s=20&t=lmJyevs89li-5umFlneMsw

Con el paso del tiempo, se convirtió en un alojamiento para turistas y viajeros. En 1948, Francisco Padrón Villarreal compró el espacio y, en 1969, empezó a visualizar la renovación de lo que más adelante sería el hotel más pequeño de Canarias. El proyecto fue tomado por el arquitecto 1975, la estructura fue restaurada por el arquitecto José Luis Jiménez Saavedra, quien hizo todos los arreglos necesarios para garantizar la resistencia y seguridad del hotel. 

Hotel Punta Grande: El Hierro y su espacio bioclimático

El hotel Punta Grande es tan resistente como el nombre de su ubicación. Así como el hierro, “El Hotelito” puede resistir todo tipo de clima, gracias a sus paredes de piedra de lava. La construcción de este hotel es bioclimática, esto quiere decir que su diseño contempló la posibilidad de que sus muros pudieran aislar el frío en invierno y mantener la frescura en el ambiente cuando llegue el verano. 

No se necesita calefacción ni aire acondicionado porque la orientación de la estructura puede aprovechar la entrada del viento. El hotel tiene una política ecológica orientada a trabajar con recursos naturales, sin plásticos, y promueve el uso consciente de la energía y el agua. 

La renovación del hotel más pequeño de las Islas Canarias

En 2018, el italiano David Nahmias y su esposa colombo-española Paula, se encargaron de darle una nueva vida a “El Hotelito” y le hicieron mejoras valoradas en 150,000 euros (161,397 dólares) para darle más brillo al hotel más pequeño en la isla del Hierro. El hotel en la isla rodeada por las aguas del Océano Atlántico es un lugar para la desconexión del estrés y la conexión con la naturaleza y los sonidos del mar.

La isla del Hierro y sus hoteles son la opción perfecta para aquellas personas que desean conocer la belleza natural de las Islas Canarias. Entre tanta variedad, el Puntagrande destaca por su fachada de basalto negro, su arte colorido, las reliquias marinas y las mesas de vidrio sostenidas por troncos de árboles. 

El hotel, Las Puntas y las Islas Canarias ofrecen a los turistas una estadía marcada por paisajes espectaculares y una historia increíble. Punta Grande es un Bien de Interés Cultural que vale la pena visitar.

Hotel Central & Café en Copenhague

El Central Hotel & Café, en Copenhague, la ciudad más poblada de Dinamarca, se presenta en una versión “2 en 1”, puesto que no únicamente es la cafetería más pequeña de la zona, sino que también es el hotel más pequeño de la capital. 

En la planta baja se sirve el desayuno, café y tés del Café Granola y, justo arriba, se encuentra una habitación individual con una cama matrimonial que está situada en un espacio acogedor. Además, tiene un baño, un pequeño escritorio, y una pequeña mesa de café junto a una ventana que ofrece una vista increíble.

Este hotel fue construido en 1897 y desde entonces ha recibido críticas excelentes. El escenógrafo Leif Thingtved y su socio Jacob Kamp, quienes dirigen el Granola, se encargaron del diseño de esta habitación con un ambiente único para la comodidad de sus huéspedes. 

https://twitter.com/Descapada_ES/status/610454394895749121?s=20

Grand Hotel ‘De Kromme Raake’ en Los Países Bajos

Ubicado en Eenrum, un pueblo de la provincia de Groningen, en Los Países Bajos, el Grand Hotel ‘De Kromme Raake’ pasó de ser una antigua tienda de comestibles a un hotel de una habitación y decorado en estilo Art Deco. 

Lleva el nombre de un estuario con dique que fluye a través de Eenrum, y fue inaugurado en 1989 por Henk Vonhoff, el Comisionado de la Reina en Groningen, en aquel entonces. Así fue como entró dos veces el Libro Guinness de los Récords: por ser el hotel más pequeño del mundo y por tener la botella de vino Beaujolais más grande del mundo, la cual aún se exhibe en el vestíbulo del hotel.

Este hotel tiene una cama tamaño king al estilo bedstede (cama de armario), un lujoso baño con una bañera para dos personas, sala de estar y un minibar. 

Tiny House Hotel en Estados Unidos

El Tiny House Hotel se encuentra en Portland, Oregón, en el noroeste de Estados Unidos. Este pequeño hotel también se conoce como Caravana debido a su similitud con las casas rodantes y, de hecho, se trata de un complejo de seis casas diminutas y diseñadas a medida, que están ubicadas en un círculo como un vagón de tren. 

El complejo Tiny House Hotel, o Tiny Digs: Hotel of Tiny Houses, fue construido por los diseñadores artísticos Pam y Bruce Westra y abrió sus puertas en 2016. Las pequeñas casas miden entre 36 y 51 metros cuadrados. 

Son pequeñas cabañas acogedoras, con diseños variados, que tienen baño, cocina, una cama queen, aire acondicionado, sala de estar, y todo lo necesario para la comodidad de los visitantes. 

En el World Record Guinness hay otros espacios diminutos que destacan en visitas turísticas, como Kuappi, el restaurante más pequeño del mundo, que se ubica en Finlandia y tiene solo 8 metros cuadrados y, en esa misma línea puede entrar el Rías Baixas, un restaurante efímero de una sola mesa, para 10 personas, liderado por Rafa Centeno, el chef Estrella Michelín, que ofrece un menú único para resaltar la esencia de la comida gallega. Volviendo al tema de los espacios reducidos, pero cómodos, quedó asentado en la historia que el título del hotel más pequeño del mundo lo tuvo por 24 años España con su hotel Punta Grande, pero quien lo ostenta en la actualidad es el hotel Eh’häusl, en Alemania. 

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Rodríguez, Yossimar. (2023, 29 agosto). Un viaje al hotel más pequeño del mundo: Leyendas, monumentos, inventos y otras curiosidades del Eh’häusl (reserva aquí). Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/el-hotel-mas-pequeno-del-mundo/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 4.8 | Votos: 6

Yossimar Rodríguez
Yossimar Rodríguez
Periodista licenciada en Comunicación Social por la Universidad Católica Andrés Bello, Venezuela..
Cinco Noticias / Viajes / Un viaje al hotel más pequeño del mundo: Leyendas, monumentos, inventos y otras curiosidades del Eh’häusl (reserva aquí)

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre