Biomas acuáticos: características, tipos y ejemplos de biomas marinos (de agua dulce, salada, continentales…)

5
(1)

Los biomas acuáticos ocupan casi tres cuartas partes de la superficie terrestre y en ellos se encuentran algunos de los ecosistemas más impresionantes y críticos para la vida en el mundo, sobre todo en los biomas marinos u oceánicos, hogar de la mayor biodiversidad del planeta.

Entender y cuidar de los biomas acuáticos es uno de los componentes esenciales para una vida sostenible, ya que de estos depende gran parte de la biodiversidad del planeta. Por otro lado, de los biomas marinos se obtienen la mitad del oxígeno respirable y, en línea general, el sustento de millones de seres vivos alrededor del mundo. A continuación, todo lo que debe saber sobre los biomas acuáticos, tipos y ejemplos:

Tipos de biomas:
Clasificación, características, ejemplos y mapamundi de biomas del mundo

Leer artículo

¿Qué es un bioma?

Un bioma es una porción de la superficie terrestre que posee características homogéneas de clima, tipo de flora y tipo de fauna.

Dentro de un bioma pueden coexistir diferentes ecosistemas, siempre y cuando estos estén bien delimitados por las características geográficas, ecológicas o climáticas de la región. En este sentido, un bioma engloba a todos los seres vivos de un área específica de la tierra: vida vegetal (plantas, hongos…), animales y microorganismos.

Los biomas son una forma de clasificación que, al estar bien definida, ayuda a estudiar las distintas regiones de la tierra y sus principales componentes: El clima y la biodiversidad. Así que, saber cómo están constituidos los biomas, representa una herramienta muy práctica.

Un mismo tipo de bioma puede estar muy alejado físicamente uno del otro y, aunque tal vez tengan sus propias especies únicas, compartirán características similares.

Entre los biomas se reconocen principalmente dos: los biomas acuáticos y terrestres.

¿En que se diferencia un bioma acuático de un bioma terrestre?

La diferencia más grande entre un bioma terrestre y acuático es el medio. Los biomas terrestres tienen como medio el aire, mientras que los acuáticos sustentan sus diversos ecosistemas en el agua.

¿Qué son los biomas acuaticos?

Los biomas acuáticos ocupan cerca del 71% de la superficie terrestre. Dado su tamaño y relevancia enfocaremos el resto de los apartados en desarrollar bien sus componentes y características.

Partimos del hecho de que los biomas acuáticos son todos aquellos biomas cuyo entorno (o biotipo) es dominado por alguna masa de agua, por lo que la fauna y la flora están adaptados a esta de alguna forma para asegurar su permanencia en el ecosistema.

La base alimenticia de los biotipos acuáticos suelen ser diversas formas de fitoplancton y zooplancton.

Dependiendo de caracteristicas de un ecosistema acuatico se reconocen dos principales biomas acuáticos: Los biomas de agua dulce y los biomas de agua salada.

Biomas acuáticos de agua dulce

Los biomas continentales insulares, dulceacuícolas o de agua dulce son aquellos que poseen masas de agua con niveles muy bajos de salinidad. En su mayoría están contenidos dentro de las regiones continentales y representan dentro del contexto de los biomas terrestres cerca del 2% de la superficie de la tierra.

Este tipo de biomas suelen estar compuestos por entramados de lagunas, lagos, ríos y similares, cuyos afluentes interactúan de manera compleja para terminar su desembocadura en el mar. Algunos de estos biomas de agua dulce pueden extenderse por distancias enormes, haciendo posible a su paso la formación de un gran número de ecosistemas.

Características

Los biomas dulceacuícolas tienen ciertas características distintivas que permiten diferenciarles de su contraparte de agua salada.

Geografía y clima

Para entender por completo el ecosistema acuático continental es importante estudiar desde dónde se origina el agua, qué tipo de movimiento o ciclo cumple y a dónde termina. Esto ayuda a delimitar la extensión del bioma, así como el subtipo.

Las temperaturas de estos biomas suelen variar entre los 35 °F y los 75 °F dependiendo de la estación y la ubicación geográfica en específico.

En lo que respecta al clima, los biomas de agua dulce suelen estar marcados por buena cantidad de precipitaciones anuales, lo que tiene sentido, ya que la principal fuente de sustento del área es el agua.

La temperatura de un bioma de agua dulce dependerá de la profundidad de la masa de agua y la región. Los biomas de agua dulce en las zonas tropicales presentan una enorme disparidad en el clima en comparación con los biomas árticos.

Si bien los ecosistemas acuáticos continentales no suelen ser salinos es común que posean, en alguna parte de su extensión, un punto de fusión con el mar.

Plantas

La flora o las plantas en los ecosistemas de agua dulce suelen estar completamente adaptadas al medio, mediante la creación de mecanismos eficientes de absorción o intercambio de gases en las raíces, técnicas de flotabilidad y funcionalidades híbridas que dependen tanto del sol como de los nutrientes estancados o de lento movimiento del agua.

Estos biomas se encuentran rodeados de vegetación que crece alrededor de las masas de agua, especialmente diversos tipos de césped y árboles con raíces que requieren del paso constante para vivir como el álamo o el abedul. Salvo excepciones como la tundra donde no hay formas de vida arbóreas.

Cuando las zonas tienen mezclas muy pesadas de lodo y agua en partes iguales (como los humedales o pantanos) es muy común ver plantas como la Schoenoplectus californicus (totorales) y las Lemna (lentejas de agua).

Como características de un ecosistema de agua dulce se suele destacar la poca flora submarina dada las bajas profundidades, exceptuando algunos tipos de algas de agua dulce (incluyendo los fitoplánctones). Son más usuales las plantas que crecen al margen de la masa acuática y las que flotan en ella como los nenúfares.

Animales

Una de las principales características de los ecosistemas acuáticos dulces es que permiten el establecimiento de una gran diversidad de especies, en donde destacan:

  • Peces
  • Mamíferos
  • Reptiles
  • Anfibios
  • Aves acuáticas
  • Insectos

Una de las mayores diferencias entre los biomas salados y dulces puede llegar a ser la presencia marcada de aves acuáticas que aprovechan diversas ventajas evolutivas para sacar partido de la poca profundidad de la mayoría de los biomas dulciacuícolas para alimentarse. Las aves zancudas como los flamencos (Phoenicopterus) llegan a ser un buen ejemplo.

Los distintos ecosistemas que tienen lugar en estas regiones suelen tener las propiedades perfectas para la proliferación de especies como las tortugas, cocodrilos, caimanes, serpientes de agua dulce, ranas, salamandras, manatíes, nutrias, roedores gigantes y escarabajos.

Sub tipos de biomas acuáticos de agua dulce

Una vez abordado el panorama general de un bioma de agua dulce se presentan a continuación los subtipos de biomas dulciacuícolas más comunes. Entendiendo que esta nomenclatura puede variar dependiendo si se ve desde el punto de vista de las corrientes o de la cantidad de agua.

Lagos, lagunas y humedales

Las aguas dulces de poco o ningún movimiento aparente suelen caracterizarse por lagos o masas de aguas rodeadas de tierra, de profundidad considerable y, usualmente, con una conexión directa (o a través de un río) hacia el mar. Estas representan los biomas de aguas continentales más conocidos.

En esta categoría también entran las lagunas y los humedales. Las lagunas por su parte no tienen una conexión directa al mar y posee una vegetación mucho más abundante, algunas pueden llegar a tener aguas salinas, pero se consideran una excepción dentro de los biomas de agua dulce.

La flora y fauna de los lagos, lagunas y humedales suelen ser típicos de los ecosistemas lénticos.

Embalses

Los biomas pantanosos o de embalse se crean por la intervención de agentes externos, humanos en la mayoría de las veces, donde grandes masas de aguas quedan contenidas debido a las condiciones geográficas de la región.

Este tipo de biomas suelen presentar una gran cantidad de fauna, mientras que la flora es dominada por las lentejas de agua dulce.  A veces este tipo de ecosistemas se les refiere como biomas de lentejas.

Ríos

Los ríos, pasos de agua, riachuelos y arroyos están caracterizados por tener un gran flujo de agua, de manera constante. Representan un biotipo lótico.

Los ríos van desde diminutas corrientes que asemejan el grosor de una cuerda, perdiéndose entre las montañas por un par de metros, hasta considerables masas de agua que pueden recorrer de manera continua miles de kilómetros en una misma dirección, sin detenerse.

Glaciales

Aunque no siempre son reconocidos como tal, los biomas glaciales representan un segmento importante en lo que respecta a los ecosistemas de agua dulce, aun cuando poseen la menor distribución de flora y fauna de las aguas continentales.

Estas zonas glaciales se crean gracias a las bajas temperaturas del invierno en las regiones cercanas a los polos de la tierra, provocando que las grandes masas de agua se congelen hasta la primavera o el verano donde se vierten nuevamente al entramado de arterias acuíferas cercanas. Algunas regiones glaciales son perennes.

Biomas acuáticos de agua salada

Los biomas de agua salada representan el 69% de toda la superficie terrestre, siendo los más grandes de todos y se caracterizan, como lo indica su nombre, por los altos niveles de salinidad del agua.

Estos biomas en particular se ubican a lo largo de los océanos del mundo: Atlántico, Pacífico, Índico, Antártico y Ártico.

En lo que respecta a la exploración, se especula que cerca del 70 u 80% de la extensión oceánica sigue siendo un misterio, sin embargo, la parte observable posee una cantidad masiva de biodiversidad suficiente para años de estudio.

Características de los biomas marinos

Un ecosistema de agua salada tiene características que le permiten diferenciarse de sus contrapartes de agua dulce:

Condiciones de las regiones acuáticas

Dependiendo de la cantidad de concentración salina, los niveles de pH del agua, la profundidad, la presión hidrostática y la temperatura, los biomas pueden albergar una gran cantidad de ecosistemas completamente distintos, lo que ayuda a determinar el subtipo de bioma marino. A estas variables se les conoce como factores abióticos marinos.

Según la profundidad y el nivel de luz que recibe una determinada zona marina se pueden reconocer tres áreas fundamentales:

  • Eufóticas: Estas zonas tienen un buen acceso a la luz solar y representa la capa más superficial del bioma. Por lo general no mayor de 200 metros de profundidad.
  • Disfóticas: Estas zonas tienen acceso a la luz, aunque en este punto, no es suficiente para permitir la fotosíntesis a cualquier tipo de flora marina. 
  • Afóticas: Esta zona se encuentra a partir de los 250 metros de profundidad en adelante y culmina después del abisal marino, en una región casi inaccesible llamada la zona hadal.

Existen otras clasificaciones que sirven de referencia para las posibles delimitaciones de los biomas marinos como la cercanía a la costa, nivel de profundidad, la presión y la zona en específico donde se encuentran determinados ecosistemas acuaticos de agua salada.

Fauna

Los océanos ocultan a una cantidad de fauna tan grande como su misma extensión, teniendo seres vivimos de tamaños microscópicos que forman colonias complejas, hasta verdaderos colosos de las profundidades, decenas de veces más grandes que un ser humano.

La fauna en este punto no depende entonces de los animales que pueden vivir en entornos de agua salada, sino de las condiciones específicas de esta.

Demás está decir que en el entorno marino los distintos seres vivos tienen interacciones sumamente complejas e intrincadas, donde un cambio brusco en cualquier eslabón de la cadena alimenticia puede alterar por completo el funcionamiento (o la subsistencia) de ecosistemas enteros.

Entre los tipos de animales más representativos de esta categoría se encuentran:

  • Peces
  • Mamíferos
  • Reptiles
  • Poríferos
  • Moluscos
  • Artrópodos
  • Aves
  • Nemertinos
  • Otros

Si hablamos de especímenes o familias de animales claves en este bioma puede que la lista ni siquiera tenga un final, pero si se ve forzada la respuesta se pueden mencionar algunos como: ballenas, delfines, orcas, tiburones, atunes, sardinas, tortugas marinas, calamares, medusas, corales, almejas, camarones, krill, pelicanos, gaviotas…

Flora

A pesar de que la flora de agua salada está adaptada para desarrollarse bajo el agua, estas necesitan del sol para poder hacer sus procesos fotosintéticos y crecer correctamente, por esta razón, una de las características de los ecosistemas marinos es que una vez pasada la zona fótica (cuando mucho a las regiones del litoral y neríticas) la flora escasea, pero no la fauna.

Uno de los principales factores bióticos del mar es el fitoplancton, que como ya se ha mencionado algunas veces antes, es la base de la cadena alimenticia en la mayoría de los ecosistemas de este tipo. Sin mencionar su importante papel en la síntesis de oxígeno.

Otras formas de flora oceánica común son las algas que sirven de base para diversos ecosistemas, dado que los campos con buenas concentraciones son perfectos para el anidamiento de algunas especies, alimento y protección para los depredadores.

Los líquenes son curiosas estructuras simbióticas formadas por hongos y algas que operan desde cierto punto de vista como un solo organismo.

Sub tipos de biomas marinos

Una vez abordado el panorama general de los biomas oceánicos o salinos podemos profundizar en los sub tipos. Esta es una nomenclatura que depende, usualmente, de las condiciones oceánicas como la cantidad de luz, profundidad y sobre todo la cercanía de los ecosistemas con la tierra firme.

Costas

Las costas albergan a los biomas costeros o marino-costeros. Al estar ubicados en el punto de unión entre la tierra firme y el agua salada estos biomas son extremadamente sensibles a los cambios climáticos, movimiento anormal de las mareas, condiciones del viento, exposición al ser humano y cambios bruscos de temperatura.

Los biomas costeros albergan una gran cantidad de fauna y flora única, con ecosistemas que se desarrollan en torno a praderas marinas, estuarios y manglares, o mezclas de ambos.

En un sentido generalizado se puede decir que todos los biomas marinos poseen ecosistemas muy cuidadosamente interrelacionados entre sí, pero pocos dependen de tantas variables sensibles como este subtipo en particular.

Mar abierto y profundo

Las extensiones oceánicas albergan a los biomas de mar abierto y profundo, caracterizados por flora y fauna acuática o semi acuática en su totalidad. La biodiversidad de este bioma es crítico en muchos aspectos para las condiciones de vida en la tierra.

Este representa, dentro de todos los subtipos de biomas, el más grande, complejo y para muchos el más fascinante dada la imposibilidad de una exploración completa, al menos por ahora.

Los biomas oceánicos de mar abierto representan casi la mitad de la extensión terrestre y solo evidencian flora en las primeras capas de su extensión total. Las capas profundas del océano son completamente oscuras, lo que imposibilita (o dificulta al menos) la existencia de vida fotosintética.

Los animales que habitan en las regiones profundas suelen ser los más raros, con mecanismos de adaptación tan poco usuales como las condiciones en las que viven. Muchos de ellos viven toda su existencia sin haber estado cerca siquiera de alguna forma de tierra firme.

Costas de mar

Las costas marinas, también conocidos como biomas marinos de islas oceánicas son aquellos que se forman en la inmensa cantidad de islas que pueden llegar a existir en el mar.

Estos representan puntos únicos de biodiversidad, ya que las especies que en ellas habitan se desarrollan de manera aislada a cualquier otro vestigio de terreno continental. La mayoría de los especímenes de flora y fauna, si no todos, los que crecen en estos biomas son únicos para cada isla.

Estos biomas costeros oceánicos poseen su propio entorno climático, a pesar de estar condicionados igualmente por las corrientes oceánicas. Estos presentan características distintas, tanto para otros biomas oceánicos como parta los terrestres.

Algunas fuentes sugieren que estos ecosistemas son el ejemplo perfecto de biomas mixtos.

Arrecifes de coral

Los biomas de arrecife de coral se encuentran dentro del océano, pero representan una estructura única, diferenciable e individual en sí misma.

Estos delicados ecosistemas de coral son increíblemente bastas y complejas colonias de plantas y animales que conviven de manera simbiótica alrededor de los corales, los cuales constituyen refugio, alimento, sitios para la anidación y, en general, un hábitat natural.

Los corales son seres zooides, completamente vivos y a pesar de que se pueden reproducir y crecer lentamente gracias a la interacción de los animales que se desarrollan en su entorno, este ecosistema necesita de estrictas condiciones biológicas para desarrollarse.

Pese a lo importante de los biomas oceánicos de coral para la vida marina este es uno de los ecosistemas más amenazados del planeta, de hecho, se consideran en peligro de extinción. La razón de ser de esta amenaza reside en el cambio climático, la contaminación marina y en línea general la intervención humana.

Ejemplos de biomas de agua dulce

Todos los biomas pueden caracterizarse a través de sus componentes fundamentales, por lo que para entender mejor cuáles son los ecosistemas acuaticos dulces, un buen punto de partida es revisar algunas muestras específicas.

Para ello, a continuación, se presentan algunos ejemplos de biomas de agua dulce que pueden ayudar a comprender su estructura teórica:

Lénticos (Lagos, lagunas y humedales): Lago Tahoe

El Lago Tahoe es un enrome lago ubicado en la región occidente de los Estados Unidos y cuenta con una superficie de 496km2.

Esta región limítrofe es un gran ejemplo de la composición de los lagos, este en particular, se alimenta de 63 pequeñas corrientes y tiene una salida por el río Truckee. A pesar del movimiento de las aguas, este es un ecosistema léntico, de escaso movimiento y especímenes típicos de un bioma de agua dulce.

Biomas acuáticos: Lago Tahoe
Vista del claro del Lago Tahoe, Estados Unidos (Annette Teng, CC BY 3.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Embalses, pantanos y humedales: El Gran Pantanal

Aunque el gran pantanal tal vez no sea la expresión misma de los embalses, sí que es el humedal pantanoso más grande del mundo, ubicado principalmente en Brasil, aunque en sus 340.500km2 conectan también con Paraguay y Bolivia.

En lo que respecta al biotipo, el Gran Pantanal posee a algunos de los ecosistemas de mayor biodiversidad de todo el mundo, en espacial en lo que respecta a la flora acuática.

Aquí se pueden observar todas las características típicas del bioma sedimentoso, con mezclas similares de tierra y agua, pequeñas corrientes y algunos embalses naturales. Sin duda uno de los mejores ejemplos de qué es un bioma acuatico mixto.

Vista Aerea «do Pantanal» en periodo de crecimiento vegetal, Mato Grosso (Filipefrazao, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Lóticos (Ríos, riachuelos, arroyos, pasos cristalinos): Río Merced

Los biomas de corriente o de flujo constante suelen crecer en torno a los ríos. Algunos ocupan grandes extensiones de terreno, como es el caso del río Amazonas, ubicado en América del Sur con una longitud total de 7062 km de distancia, moviendo en su caudal una quinta parte de toda el agua dulce del planeta.

Dada la extensión del Amazonas es difícil utilizar a toda la cuenca como el mejor ejemplo del bioma. Para un estudio más simple se puede nombrar al Río Merced, ubicado en el valle Yosemite, Estados Unidos.

Biomas-Acuaticos-Rio-Merced
Trayecto del Río Merced en el valle Yosemite (Richard Wood, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Este paso de agua alberga cascadas, arroyos y pasos cristalinos que desembocan en el Río San Joaquín, con una extensión de 180km de largo.

Glaciales-Polares: Tundras del sur de Groenlandia

Las tundras suelen ser los biotipos glaciales o polares más conocidos. Las extremas temperaturas del invierno, la presencia del hielo cubriendo la mayor parte de la superficie y las escasas precipitaciones hacen muy compleja la adaptación de la flora y la fauna en otros entornos similares.

Las tundras del hemisferio norte, en especial las de Groenlandia, tienen periodos de eufórica vegetación por tiempo cortos durante el verano, que desaparecen casi por completo en el invierno con temperaturas promedio de –28 °C.

Biomas acuáticos: Tundras de Groenlandia
Bahía de Blomsterbukten, Tundra otoñal, Groenlandia (Jerzystrzelecki, CC BY 3.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Ejemplos de biomas acuáticos marinos u oceánicos

Los biomas oceánicos se encuentran en cualquier punto de la inmensidad de los océanos, con millones de pequeños y grandes ecosistemas y una biodiversidad incuantificable; en este sentido, se hace complicado establecer un único punto como ejemplo perfecto de un bioma marino.

A continuación, se mencionan algunos biomas de agua salada que destacan por su biodiversidad y estructura, como forma de ilustrar los diversos subtipos:

Biomas costeros: Fernando de Noronha

La isla de Fernando de Noroña posee uno de los biomas costeros más exquisitos de todo Brasil, que ya es decir mucho considerando el tamaño de la región.

En las costas de esta increíblemente diversa zona se acumula una gran cantidad de puntos de buceo, especialmente característicos del bioma litoral costero. Esto incluye varias regiones protegidas, con una gran biodiversidad endémica como el Noronha Escinco, únicos de este lugar.

Todo el archipiélago Fernando de Noronha ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Biomas acuáticos: Fernando de Noronha
Vista aérea de las Costas del archipiélago Frenando de Noronha, Brasil (foto pantai, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Biomas de mar abierto o profundo: Golfo de California o mar de Cortés

Las regiones fóticas del mar de Cortés se nombran con frecuencia como uno de los acuarios naturales más impresionantes del mundo y, objetivamente, uno de los biomas acuáticos en México mejor preservados.

En esta zona, según estadísticas oficiales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales mexicana, se pueden encontrar cerca del 40% de las especies de mamíferos marinos conocidos y cerca de una tercera parte de los cetáceos.

Lo apartado de esta región ha hecho posible una evolución completamente natural del bioma, esto ha ayudado a los científicos a formular y probar todo tipo de teorías sobre la vida marina, convirtiéndose en uno de los laboratorios vírgenes más conocidos del mundo.

Biomas marinos: Mar de Cortéz
Biotipo marino en las costas del golfo de California (Svetlana, Pexels)

Biomas de costas marinas: Isla de Anacapa

La isla principal de Anacapa o las Anacapas, como también se les conoce, es una serie de islas volcánicas ubicadas a casi 20km de las costas de California, Estados Unidos.

Esta serie de islas es una pequeña, pero perfecta, muestra de biomas de islas marinas siendo habitad natural de un gran número de aves, mamíferos y flora (tanto marina como terrestre) endémica.

En lo que respecta al bioma marino, estas islas están compuestas por una gran cantidad de algas, que sirven de entorno perfecto para la anidación de una rica fauna marina.

Biomas-Acuaticos-Isla-Anacapa
Vista aérea del faro de luz de la isla Anacapa (Robert Schwemmer, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Biomas de coral: Gran Barrera de Coral

La Gran Barrera de coral es el bioma más representativo de este tipo, siendo el arrecife de coral más grande del mundo, ubicado en el Mar de Coral cerca a las costas de Queensland, Australia.

Este bioma se extiende por más de 2.600km, albergando uno de los ecosistemas marinos más diversos del mundo. Sus colonias vivas están tan estrechamente relacionadas que a veces se le llama a este bioma como el ser vivo más grande del mundo. Esta es una de las mejores muestras de qué es un bioma marino complejo.

La Barrera de coral tiene un gran número de especies marinas en peligro de extinción y muchas de ellas completamente endémicas a este bioma.

Biomas marinos: La Gran Barrera de Coral
Colonia de corales, La Gran Barrera de Coral (Toby Hudson, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Dar a conocer cuáles son los principales biomas terrestres y acuáticos, sus componentes y sus diversos tipos es un paso necesario para su preservación; esta es la única manera de establecer mecanismos de cuidado que no afecten a los multiples ecosistemas que conviven en ellos. La importancia de los biomas acuáticos queda más que resaltado: Oxigeno, alimento y sustento para todas las formas de vida que hacen a este mundo un lugar fascinante, en especial los biomas marinos profundo que permanecen, hasta el día de hoy, casi inexplorados.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Carlos Cedeño
Licenciado en Ingeniería de Sistemas por la Universidad de Oriente (UDO), en Cumaná, Venezuela. Especialista en marketing y SEO.

Referencias:

  • Andrews, E. (2021a). Freshwater Biome. Cody Koala.
  • Andrews, E. (2021b). Marine Biome. Cody Koala.
  • Post, E., Bhatt, U. S., Bitz, C. M., Brodie, J. F., Fulton, T. L., Hebblewhite, M., Kerby, J., Kutz, S. J., Stirling, I., & Walker, D. A. (2013). Ecological Consequences of Sea-Ice Decline. Science, 341(6145), 519–524. https://doi.org/10.1126/science.1235225
  • Spilsbury, L. A., & Spilsbury, R. (2018). Marine Biomes (Illustrated ed.). Crabtree Publishing Company.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre