sábado, 2 julio 2022 |

Actualizado a las

20:37

h CEST

34.1 C
Madrid

Clima del Sahara: mapas de temperatura, climograma e información del tiempo en el desierto del Sahara

Puntuación media: 5 | Votos: 1

El clima del Sahara es tan árido y seco que tiene regiones que son inhabitables debido al intenso calor que se produce en las regiones. Sin embargo, el clima del desierto del Sahara es un extremo increíble, porque el frío toma lugar.

¿Cómo sería explorar el desierto del Sahara? Indudablemente, podría ser un viaje interesante, pero hay que estar muy preparados para el clima del Sahara. En esta entrada hacemos un repaso por el clima del desierto del Sahara, así como por sus mapas de temperatura; te invitamos a seguir leyendo.  

Especies migratorias:
15 animales migratorios y las razones de su temeraria migración

Leer artículo

¿Dónde está el desierto del Sahara?

Puede que alguna vez en la vida alguien se haya preguntado dónde está el Sahara, el desierto más caluroso del mundo y, muy contrario a la errónea creencia, El Sahara no está en el Oriente Medio, sino que está ubicado en el norte de África. 

Además, el desierto del Sahara es la zona desértica caliente más grande del mundo y, por si fuera poco, es el segundo desierto más grande después de la Antártida. El Sahara desierto tiene más de nueve millones de kilómetros cuadrados, por lo que es casi tan grande como los Estados Unidos. 

Aunque la mayoría del territorio del desierto del Sahara está deshabitado, al menos dos millones de personas  están asentadas de forma dispersa en sus grandes extensiones; algunos viven cerca de los ríos Nilo y Níger. 

Extensión territorial

Como hemos dicho, el desierto del Sahara se extiende por unos nueve millones de km², pero el número varía a medida que el desierto se expande y contrae con el tiempo. De hecho, un estudio de 2018 publicado en la revista Journal of Climate informó que el desierto del Sahara se ha expandido aproximadamente un 10 por ciento desde 1920.

Asimismo, indicaron que “el patrón geográfico de expansión varió de una temporada a otra, y las diferencias más notables se produjeron a lo largo de los límites norte y sur del Sahara”.  

Continuando con la extensión territorial, el Sahara limita en el oeste con el océano Atlántico, mientras que en el norte limita con las montañas del Atlas y el mar Mediterráneo; al este con el mar Rojo y al sur con el Sahel, una región semiárida y, a su vez, es una especie de zona de transición entre el Sahara (norte) y el cinturón de sabanas húmedas, en el sur.

Por otro lado, hay un factor determinante sobre el clima en Sahara. África es el segundo continente más grande —solo superado por  Asia— y también es el único que está atravesado por el Trópico de Cáncer (23 grados al norte del Ecuador) y el Trópico de Capricornio (ubicado a 23 grados al sur del Ecuador), y esto lo convierte en una zona seca debido a la alta presión atmosférica. 

El paisaje variado del Sahara

El desierto del Sahara no es únicamente arena masiva, más bien está repleta de accidentes geográficos y variedad de paisajes que se combinan en esta gran zona caliente. Las principales características topográficas del Sahara incluyen mesetas, llanuras, cuencas de baja profundidad, depresiones de oasis y montañas áridas.

El punto más alto del desierto es el Monte Koussi de Chad, que es un cráter volcánico ubicado a 3.415 metros sobre el nivel del mar, mientras que el punto más bajo es la Depresión Qattara de Egipto, un oasis que se encuentra a 133 metros so bajo el nivel del mar.

Las distintas depresiones y dunas que constituyen el paisaje del desierto del Sahara y Sahara media son:

  • Ergios: Grandes zonas de arena, también conocidas como  mares de arena
  • Regs: Llanuras planas que están cubiertas de arena y grava dura
  • Hamadas: Mesetas rocosas duras y estériles
  • Área salina: Zona plana de tierra cubierta de arena, grava y sal
  • Las dunas pueden variar según el viento, y las más conocidas son:
    • Crecientes: Son las que se mueven al favor del viento. Son conocidas por tener forma de cuernos 
    • Lineales: Son largas, rectas y se forman con el viento que sopla en dos direcciones
    • Transversales: Conocidas por su forma de cresta afilada. Pueden rebasar los 300 metros de altura y extenderse por 160 kilómetros en la zona; se forman por una dirección prolongada del viento
    • Estelares: Compuestas por montículos piramidales centrales con más de tres “brazos” y se forman con vientos que soplan desde múltiples direcciones
    • Cúpulas: Tienen forma de óvalo o círculo y se forman contra el viento, en los bordes de campos de dunas

Regiones del Sahara

El desierto del Sahara comprende vastas zonas de países como Egipto, Libia, Túnez, Argelia, Marruecos, Sahara Occidental, Mauritania, Mali, Níger, Chad y Sudán, específicamente; sin embargo, puede dividirse según las zonas límite. En esta sección enlistamos todas las regiones que conforman el mapa del desierto del Sahara, las cuales son:

Sahara Occidental

También se conoce simplemente como Sahara y está constituida por una serie de vastas mesetas de Marruecos que se extienden hasta los estribos de las montañas del Atlas. Además, abarca casi todo el territorio del desierto. 

El Sahara Occidental es una zona de planicies con altitud variable y escasas lluvias, grandes desiertos de arena y varias locaciones rocosas. En la costa casi no se registran precipitaciones y, aunque no hay agua directa en la superficie, existen algunos ríos subterráneos que nacen en el Atlas y otras montañas, los cuales eventualmente dan nacimiento a oasis naturales y benefician a la vegetación. 

En cuanto al clima de desierto, en Sahara Occidental destacan El Aaiún y Dakhla, que van desde los 60 °F (16 °C) a hasta rozar los 90 °F (32 °C), en las temperaturas altas, mientras que las bajas están en un rango de los 50 a 69 °F (10 a 21 °C), como se puede observar en este climograma de clima desértico:

Muestra de la variación de las temperaturas en Sahara Occidental (Wheatherspark).

Desde enero a diciembre estas regiones las temperaturas varían desde una sensación “cómoda” que son 65 / 75 °F (18 / 24 °C), hasta la “sofocante”, que repuntan hacia los 95 °F (35 °C). Por lo general, son estas las temperaturas las que dominan el desierto de noche y de día en  las distintas zonas que componen al desierto del Sahara.

Comparación de temperaturas de El Aaiún y Dajla (Weatherspark).

El clima en Marruecos

Como el Sahara constituye una gran parte del interior de Marruecos, los índices de calor pueden llegar a ser sofocantes en verano. No obstante, el tiempo en Marruecos en abril es el mejor para viajar y conocer, puesto que la nieve permanece cubre los picos más altos del Atlas y los bosques están más verdes. 

Ahora bien, la temperatura de Marruecos en agosto es una de las más intensas, pues puede ir de los 85 °F (29 °C) en su grado bajo, hasta los 100 °F (38 °C) y un poco más si el ambiente está muy seco. En contraste, la temperatura de Marruecos en diciembre es un poco más llevadera porque puede ser agradablemente cálida. 

Comparación de las temperaturas mensuales de Marrakesh y Tánger (Weatherspark).

El tiempo en Marruecos en diciembre se basa en “inviernos suaves” con temperaturas en el día que van desde los 68 ° F (20 °C) y en la noche se ubica en los 47 ° F (8.33 °C) que permiten un turismo más cómodo. Ciudades como Fez o Tánger, son buenos lugares para visitar con ese clima. 

En el mapa de calor se evidencia cómo Marrakesh pude ser más caliente que Tánger (Weatherspark).

Gran Erg Occidental y Gran Erg Oriental

Tras hablar del clima de Marruecos, pasamos las Ergs. Esta es un área inmensa de Argelia que está deshabitada. Está constituida por dunas crecientes y se divide en dos regiones, el Erg Occidental y Oriental, separadas por una meseta rocosa. Por otro lado, esta zona tiene una precipitación extremadamente baja.

Las grandes dunas del Erg Occidental, Argelia, 1991 (Albert Backer, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Desierto de Tanezrouft 

Es un desierto rocoso ubicado en el centro-sur de Argelia (limita con Níger y Malí) que está dividido en dos partes por profundos cañones. Esta parte del desierto es conocida como la «tierra del terror» debido a su falta de agua y su desolación. 

La planicie del desierto de Tanezrouft en Mali, 1990 (Albert Backer, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Desierto de Tassili N’Ajjer

Esta extensión del desierto del Sahara es una zona montañosa superárida y con muchas formaciones rocosas, que está ubicada en el sur de Argelia. Sin embargo, en partes donde las altitudes son más elevadas se pueden hacer cultivos alrededor de los pocos wadis (valles secos) y oasis.

Vistazo al desierto de Tassili N’Ajjer en 2017 (Raandree, Pixabay).

Desierto de Hoggar

En el mapa desierto del Sahara también se encuentra Hoggar (oeste), una parte montañosa de Argelia que está deshabitada, y se caracteriza por sus formaciones rocosas ígneas y volcánicas. 

Parte del desierto de Hoggar en 2018 (Ramdanidjamel, Pixabay).

Desierto libio

El desierto del Sahara en el mapa muestra al “Sahara de Libia” o desierto libio, que está ubicado en parte noreste del Sahara. Esta porción se extiende desde el este de Libia, por medio del suroeste de Egipto hasta el extremo noroeste de Sudán. En esta zona abundan las mesetas rocosas y las llanuras arenosas, y varios oasis permiten que se cultiven cereales, aceitunas, uvas y dátiles.

Dunas del desierto libio en 2011 (Gero73, Pixabay).

Desierto de Fezzan

Fezzan, que es parte del Sahara y del suroeste de Libia, es una gran área de arenisca y piedra caliza que forman cuevas y arcos naturales. El tiempo en el desierto del Sahara, justo en Fezzan, es extremo cuando ataca el verano, mientras que los inviernos son más frescos.

En esta parte del desierto hay al menos 200.000 habitantes, los cuales  viven cerca de los oasis desérticos en el centro y el sur de la región.

El Oasis de Gaberoun en Sabha, suroeste de Libia, en 2010 (Franzfoto, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Desiertos de Egipto occidental y oriental

El desierto occidental abarca dos tercios de  Egipto y se fusiona con el desierto de Libia, y se beneficia de las  depresiones por debajo del nivel del mar. Es decir que esta zona tiene varios oasis grandes, siendo Siwa uno de los más significativos, pues está rodeado de plantaciones de olivos. Por otro lado, el Desierto Oriental se extiende entre el Canal de Suez y el Mar Rojo.

El desierto occidental de Egipto en 2012 (Ahmed.magdy.88, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Montañas Tibesti 

Las Montañas de Tibesti, ubicadas entre la Sahara media y el Sahara central, se formaron en el período de erupciones volcánicas hace más de 70 millones de años. En la actualidad, el área ahora en Chad (África Central) es su zona central, pero se extiende hacia el noreste de Níger y el sur de Libia; ahí yace la cumbre volcánica de Emi Koussi.

Vistazo espacial de las Montañas de Tibesti, capturada por el satélite Envisat en 2012 (ESA, CC BY-SA 3.0 IGO, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Desierto de Ténéré

En el sur del desierto del Sahara de Ténéré (noreste de Níger), un área con dunas onduladas que se extiende hasta el oeste de Chad. Es una llanura repleta de arena que comprende la parte noroeste de la depresión central de Sudán, limita con el macizo Aïr y las montañas Hoggar,  Djado, Tibesti y la cuenca del lago Chad, en el sur.

Un hombre posa cerca de las dunas de Ténéré en 1976 (Heike Reuss, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Sin embargo, hay un factor clave de Ténéré, y es que es una de las regiones más prohibidas del desierto debido a que la temperatura en el desierto del Sahara en esta zona es extremadamente caliente, seca y no hay posibilidad de que exista vida vegetal. De hecho, puede alcanzar temperaturas que van desde los 104 °F (40 °C) por una prolongación de cinco meses o más, y en verano puede llegar a los 122 °F (50 °C).

Macizo del Aïr

Es un grupo de montañas graníticas que se extienden en el centro de Níger, en el desierto del Sahara. Son montañas enormes que están divididas por “Koris” (valles profundos), en lo que se puede pastorear y generar vegetación; en esa zona se extraen uranio y otros minerales.

Montañas azules en el Macizo del Aïr (Jacques Taberlet, CC BY 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Las limitaciones del desierto del Sahara no son tan claras porque, como es evidente, es una especie de multifrontera en la que cada país del norte de África ha tomado su porción para incluirla en su mapa político-territorial. 

No obstante, lo que sí queda claro es que el tiempo en el Sahara no es apto para quienes no resistan el calor; aunque eso no ha impedido el turismo, pues sus paisajes son mucho más que arenas y dunas.

Condiciones climatológicas del Sahara

Tras el fin de la edad de hielo la humedad se estableció en el desierto del Sahara debido a la baja presión y al colapso de las capas de hielo al norte, pero al desaparecer estas capas el desierto se volvió seco y árido. 

Del norte al sur se evidencia el cambio de temperaturas en las distintas regiones del Sahara (Hikersbay).

Aunque hubo un periodo de lluvia, flora, fauna y sabana, la evaporación tomó el dominio de el tiempo en Sahara. Los niveles del agua bajaron y se abrió paso a los wadis, unos escasos valles profundos y los oasis. A partir de entonces, el clima del Sahara ha estado dominado por dos regímenes climáticos que bien podrían clasificarse como verano e invierno, aunque uno es más caliente que otro.

Continuando con la información sobre el desierto del Sahara, definimos las condiciones climáticas de esta zona. 

Clima subtropical seco en el norte

El clima subtropical seco del desierto del Sahara se caracteriza por alcanzar niveles de temperatura anuales y diurnos inusualmente altos. Sus inviernos pasan de cálido  a frío y los veranos son calurosos. En efecto, son dos máximos de precipitación, y esto es causado por la alta presión que está centrada sobre el Trópico de Cáncer, como se explicó anteriormente.

En un año, las temperaturas diarias promedio se mantienen aproximadamente entre los 36 °F (20 °C). Por otro lado, los inviernos pueden llegar a ser algo fríos en las regiones del norte, mientras en el Sahara central suelen ser frescos. En un promedio mensual, durante el frío, el desierto puede alcanzar los 55 °F (13 °C), mientras que los veranos son muy calurosos; es decir que el clima subtropical ofrece niveles de temperatura diarios “considerables” durante los  meses de invierno y verano. 

Lluvias y nieve

Por otro lado, las precipitaciones anuales alcanzan los 76 milímetros, empezando desde diciembre y se extiende hasta marzo. Sin embargo, en agosto las lluvias pueden ocurrir con tormentas y descargas eléctricas, y hasta puede suceder en áreas donde no es usual que existan las precipitaciones.  Mayo y junio son meses de escasas lluvias.

Como se dijo con anterioridad, la nieve puede darse en el Sahara, por lo general sobre las mesetas del norte y en las montañas del Atlas.

Viento cálido y el polvo

Evidentemente, el desierto es seco y árido, así que característico de los subtrópicos secos que estos vientos calientes se desplacen con polvo del interior. De ahí se conoce al famoso polvo del Sahara que anualmente cruza por sus límites más cercanos, por el Atlántico, el Caribe y también Estados Unidos. 

Esto suele ocurrir durante varias épocas del año, pero especialmente se intensifica durante la primavera. En Egipto, a esta nube de viento se le llama khamsin, en Libia se le dice el ghibli,  y curiosamente,  en Túnez le dicen el chile; en Sudán estos vientos polvorientos no duran tanto, se dan en verano y provocan fuertes precipitaciones.

Como nota de alerta, un estudio reciente  reveló que el polvo del Sahara, que también ha llegado a los Alpes, puede teñir de rojo, rosa o naranja las pistas nevadas,  los glaciares y acelerar el crecimiento de las algas.

Clima tropical seco en el sur

Otra información sobre el Sahara y su clima es que en el sur predomina un ambiente fuertemente seco todo el año, y está guiado por la declinación del Sol. En la parte sur del desierto también se dan inviernos suaves y secos. Asimismo, ocurre una temporada de lluvia (verano) que hace que el clima sea seco y caluroso. No obstante, una parte de la zona costera occidental se ve aliviada por la corriente fría de Canarias que produce una brisa más fresca. 

Hay otro factor que caracteriza al sur del Sahara, y es que el invierno se da en el período del harmatán (a finales de noviembre), que es un viento seco del noreste que está cargado de arena y otras partículas de polvo que se transportan fácilmente a través del aire.

Temperaturas 

¿Qué temperatura hace ahora en el Sahara? Lo hablamos a continuación. El clima tropical seco del sur del Sahara también está dominado por las altas presiones del Trópico de Cáncer, pero regularmente recibe influencias de la interacción estacionaria de una masa de aire subtropical continental estable junto a una masa de aire tropical marítimo inestable en el sur. En este sentido, las temperaturas diarias se ubican entre los 31,5 °F (17,5 °C) aproximadamente. 

En los meses que son más fríos (los mismos que en la zona subtropical del norte), el rango diurno es más considerable, registrando niveles mínimos absolutos de 5 ° F (-15 °C) en las montañas de Tibesti, por ejemplo. Seguidamente, para el fin de la primavera y el inicio del verano el ambiente se torna caluroso con  altas temperaturas que llegan hasta 122 ° F (50 °C). 

Precipitaciones

El clima del desierto del Sahara en el sur suele recibir pocas precipitaciones anualmente, y mucho menos en verano. No obstante, pasa lo mismo que en el norte, el verano puede llegar con tormentas eléctricas, precipitaciones de 127 milímetros y, de forma ocasional, se dan algunas nevadas en los macizos del centro. 

En la parte occidental del desierto, el clima del Sahara recibe vientos fríos de Canarias y esto hace que la temperatura baje, aunque produce más humedad y escasa neblina.

Variabilidad anual de la temperatura del desierto del Sahara

El desierto del Sahara tiene uno de los climas más duros y secos del mundo, con fuertes vientos que parten desde el noreste. Para ahondar un poco más en el tema, en esta sección hablamos específicamente de las temperaturas del desierto del Sahara y su variabilidad anual y mensual.

La temperatura mensual del Sahara

El clima del desierto del Sahara puede mantenerse entre los 22 °C (71.6 °F) en los dos primeros meses del año, y desde marzo aumenta desde los 24 ° C (75.2  °F) hasta agosto, que repunta hacia los 31 °C (87.8 °F); luego en septiembre y octubre baja a 29 °C y 28 °C, respectivamente, para aterrizar en noviembre con 25 °C y diciembre cierra con 23 °C. 

Este es un ciclo repetitivo y con pocas precipitaciones. Enero, marzo y septiembre pueden alcanzar los 15 milímetros de lluvia, mientras que noviembre es el mes que menos recibe precipitaciones (4 mm), como se puede apreciar en este climograma de desierto del Sahara:

Variabilidad mensual de la temperatura y precipitaciones del Sahara (Hikersbay).

La temperatura anual del Sahara

Anualmente, el clima del Sahara puede tener variaciones en su temperatura, pero, por ejemplo, en el día los niveles alcanzan los 136 ° F (58 °C), una cifra que puede mantenerse todo el año aunque variando poco de arriba a abajo. Por otro lado, también hay presencia de temperaturas bajo cero en la noche. Aunque suene increíble, el desierto por la noche puede alcanzar bajas temperaturas que rozan los 22 ° F (-6 °C). 

De enero a diciembre el clima del Sahara va desde los 22 °C a los 31 °C (87.8 °F) en el día, mientras que en la noche va desde los 15 (59 °F) a los 22 °C, como se puede observar en el siguiente cuadro / climograma desértico:

Cuadro detallado con los cambios de temperatura en todo el año y sus precipitaciones (Besttimetovisit.co.uk).

Por lo general, en un año, las temperaturas en el norte y el sur del Sahara pueden recibir al menos 250 milímetros de lluvia, y estas suelen ser torrenciales si ocurren cuando ha pasado un periodo extenso de sequía, los cuales pueden durar años y años. 

El desierto del Sahara para niños y para adultos puede ser un lugar muy caluroso, pero tiene regiones con valor histórico que vale la pena visitar, pese a que temperatura del Sahara hoy es un poco sofocante. Y llegando al fin de esta entrada, no está de más recordar que el clima del Sahara ha sufrido una enorme variación entre húmedo y seco durante los últimos cientos de miles de años. Además, el clima del desierto del Sahara podría seguir calentándose y subiendo de temperatura a medida que avancen las consecuencias del calentamiento global.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre