miércoles, 29 junio 2022 |

Actualizado a las

5:14

h CEST

23 C
Madrid

Bienes de lujo: qué son, características, demanda, oferta y ejemplos de productos de lujo

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Si bien es muy cierto que los productos de lujo son artículos producidos para un público bastante reducido, aun así, estos continúan siendo una pieza fundamental del sistema económico que existe en la actualidad. Los bienes de lujo, están conformados por un conjunto de bienes y servicios exclusivos que han sido pensados para ajustarse a las condiciones y requerimientos de la situación socioeconómica de la persona que cuenta con el capital suficiente para poder costearlos.

En algún momento de nuestra vida, todos hemos tenido la fantasía de contar con el capital suficiente para poder costear con algunas de las excentricidades que comúnmente solemos asociar con los bienes de lujo. Pero la verdad es que los productos de lujo es que mucho más solo un yate o una mansión con vista al mar; se trata de un estilo de vida basado en el poder adquisitivo de la persona y cómo este se ve reflejado en la inversión total que se requiere para tener acceso a los bienes y servicios.

Ejemplos de bienes privados:
Definición y ejemplos de 10 bienes particulares de alto consumo

Leer artículo

Los productos de lujo y su demanda

Probablemente, al escuchar la frase “productos de lujo”; la mayoría de las personas empiecen a imaginarse aquellos artículos a los que solamente las personas adineradas tiene acceso. Aunque si tomamos de forma literal la definición de bienes de consumo, no todos los bienes de lujo están representados por artículos con precios exorbitantes.

En teoría, los productos suntuarios son todos aquellos bienes y servicios que poseen un valor considerablemente más elevado que los productos básicos para garantizar la supervivencia de una persona y cuya función principal no está ligada a ninguna necesidad vital de los seres humanos.

Por lo tanto, artículos como un teléfono de última generación o el pago adicional por un servicio de delivery para que lleven la comida hasta donde nos encontramos fácilmente pueden estar dentro de la categoría de bienes y servicios de lujo. Ya que son considerablemente más costosos y su adquisición por parte de los compradores, representa más un asunto de satisfacción personal que una necesidad vital.

Aunque hay otro punto a destacar dentro del tema de los bienes de lujo; y es la influencia de la marca sobre el comprador y cómo la misma representa una calidad superior en cuanto al producto adquirido y el servicio prestado hacia la persona que lo posee.

La manera más fácil de poder entender qué significa suntuoso dentro de la economía actual, es empezar a percibir a los productos de lujo como parte de un estilo de vida. Un estilo de vida que se basa principalmente en la cantidad de capital que la persona posee para poder costear todos los requerimientos y condiciones necesarias para tener acceso a los bienes de lujo.    

Diferencias entre bienes de lujo y bienes de primera necesidad

Costo total del producto

Obviamente, una de las diferencias más notorias entre los productos de primera necesidad y las cosas lujosas; está directamente relacionada con el precio total asociado al bien y servicio en cuestión. Esto incluye los impuestos, obligaciones fiscales, permisos legales y cualquier tipo de gasto adicional que el comprador esté dispuesto a asumir.

Estilo de vida

Para nadie es un secreto que los bienes de lujo, en la mayoría de los casos, representan más un símbolo de estatus para la persona que un producto destinado a satisfacer una necesidad. De aquí se desprende el hecho que los bienes suntuarios, son productos que con frecuencia se suelen asociar con la calidad de vida que posee la persona.

Necesidades a satisfacer

A diferencia de los productos diseñados para satisfacer necesidades básicas, la función de los bienes de lujo no está ligada a ninguna necesidad vital. Por esta razón, los productos de lujo son artículos que se fabrican en muy poca cantidad, algo que influye considerablemente en el precio final del producto.  

Calidad de los productos

Otro punto a considerar con respecto a los productos de bienes suntuosos, es cómo infieren los materiales y los métodos de elaboración del producto. Hoy en día muchos de los bienes de lujo, son artículos que se elaboran a petición del cliente y con procesos de fabricación tradicionales para hacer de cada producto una pieza única en el mercado.

Demanda

Si bien los bienes de lujo son productos atractivos para cualquiera, lo cierto es que el propio precio de los mismos hace que la demanda sea considerablemente menor. Pero sorprendentemente, bastante estable en comparación con otros artículos disponibles en el mercado.

Principales características los bienes de lujo

A pesar de que el significado de suntuoso, puede resultar un poco complicado de entender con respecto a lo que la teoría define y lo que se asocia como productos de lujo. Lo cierto es que todo comienza a ser mucho más claro si se toma en cuenta todas las características que hacen de los bienes de lujo productos tan cotizados dentro del mercado.

En una era en donde los productos de primera necesidad pueden ser producidos en cantidades masivas por las empresas, esta realidad es algo que también influye enormemente sobre el mercado de los bienes de lujo. Pues la propia rareza y escasez de los productos de lujo, es uno de los factores que influye enormemente en la percepción que los compradores tienen de ellos.

La exclusividad, la minuciosidad en cada detalle y el derecho a ajustar el producto final a las especificaciones de la persona que lo solicita son factores que se tienen que tomar muy en cuenta cuando se habla del significado de lujo dentro del mercado.

Si nos concentramos más en el perfil de la persona que cuenta con el capital suficiente para poder costear productos de lujo, encontramos que se trata de un comprador que está dispuesto a pagar para obtener el derecho de adquirir un artículo que sea exclusivo para su disfrute personal.

Costo de fabricación

Uno de los aspectos más resaltantes de cualquier artículo que se define suntuario, está directamente conectado con todo lo referente a su proceso y costos que genera la fabricación del producto en cuestión. Por esta razón, la mayoría de los productos de lujo que conocemos hoy en día, son artículos cuya fabricación es casi completamente artesanal.

Rareza

La exclusividad y rareza de los bienes de lujo es otro elemento que influye enormemente sobre la demanda y los consumidores de bienes y servicios suntuarios. De hecho, gracias a esta característica se puede establecer una diferencia más marcada entre los productos de lujo y los artículos de producción masiva.

Perfil del consumidor

El perfil de comprador que poseen las personas que adquiere bienes de lujo es un aspecto que puede reconocerse con facilidad. La mayoría de las particularidades asociadas a estos consumidores, están definidas por el estilo de vida que llevan y cómo este influye sobre su entorno social.

Símbolo de estatus social

Si algo podemos notar en la mayoría de los ejemplos de bienes de consumo, es que generalmente este tipo de bienes cumple con la función de reforzar el estatus social y económico de la persona que los adquiere.

Exclusividad

Otra característica que hay tener siempre muy presente cuando se habla de productos de lujo; es que son productos únicos dentro del mercado. Incluso si se trata de bienes asociados a una marca, como el caso de los autos deportivos, que hace que cada producto cuenta con elementos dentro de su fabricación que lo vuelven una pieza diseñada exclusivamente para el uso del cliente.

Plusvalía

La plusvalía es la cualidad que poseen los objetos para ir adquiriendo mayor valor de mercado a medida que pasa el tiempo. Y cuando hablamos específicamente de bienes de lujo, esta es una característica que los vuelve mucho más atractivos para los posibles compradores.

Influencia de la marca

Existen marcas que se especializan exclusivamente en la fabricación y comercialización de productos de lujo. Dicha cualidad, las dota de una influencia considerable dentro de los mercados internacionales.

Los tipos de productos de lujo que existen en el mercado

La mayoría de las personas estamos muy familiarizados con los tipos de bienes de lujo; pero son muy pocos los que realmente entienden todos los principios y condiciones necesarias para que un bien encaje dentro de la categoría de productos de lujo.

Para ello, lo primero que tenemos que hacer es tener una idea clara de qué es lujo y cómo el mismo puede alterar considerablemente el valor de mercado de un objeto. El lujo consiste en una cualidad la cual le confiere cierto tipo de exclusividad al artículo que no poseen el resto de los bienes.

Es decir, que los bienes de lujo son productos diseñados específicamente para ajustarse a los requerimientos de un grupo muy limitado de personas. Pero que al mismo tiempo, cumplen con una serie de condiciones económicas que les permite ser capaces de asumir los gastos asociados a la adquisición de dicho artículo; entre estos gastos se incluye el derecho de exclusividad asociado a los productos de lujo.

Con respecto a los tipos de bienes de lujo que existen en la actualidad, estos pueden ser divididos en categorías específicas dependiendo de la función que posee el producto y el tipo de beneficio que el mismo le brinda al comprador.

Licores

Todos sabemos que dentro del mercado de las bebidas alcohólicas, existe un segmento destinado a la elaboración de brebajes que encajan dentro de la categoría de productos de lujo. Generalmente, se trata de licores de mayor calidad, con mayor tiempo de añejamiento y que han sido elaboradas con métodos de preparación tradicionales.

Prendas de ropa

La ropa es otro de los bienes de lujo por excelencia entre los compradores. Las piezas de diseñadores famosos o los trajes hechos a la medida del consumidor son una manera bastante efectiva de reflejar el estatus socioeconómico que posee una persona.

Accesorios

El oro, los diamantes y las piedras preciosas son materiales que se caracterizan por ser extremadamente difíciles de conseguir y que deben ser manipulados con extrema delicadeza. Estas características, los convierte en elementos claves para la elaboración de bienes de lujo como relojes o piezas de joyería.

Vehículos

Para nadie es un secreto que artículos como los autos deportivos, botes y los aviones privados son un sinónimo de bienes de lujo. Sobre todo si se tiene en cuenta todos los gastos asociados a este tipo de bienes, como son los permisos legales y los costos del mantenimiento general.

Vivienda

Otros de los bienes de lujo con el que este tipo de consumidores exteriorizan su estatus dentro de la sociedad, es a través de sus propios hogares. Sus ingresos les permiten no solo cubrir con mucho más que solo los requerimientos básicos de una vivienda, transformado así su morada en un reflejo de su propia personalidad.

Pasatiempos

Para hablar de productos de lujo no podemos limitarnos a las posesiones personales del individuo, los bienes de lujo también influyen en otros aspectos de su vida. Uno de ellos son sus pasatiempos, los cuales generalmente consisten en actividades en las que se requiere invertir una cantidad considerable de dinero para poder participar de ellas; como por ejemplo la pesca en mar abierto o coleccionar armas históricas.

Piezas únicas

Las antigüedades y las obras de arte son otros tipos de posesiones que encajan a la perfección dentro del perfil del consumidor y el estilo de vida de la persona que cuenta con los recursos necesarios para costear bienes de lujo.

Hospedaje y turismo

Dentro del segmento de mercado dedicado a los bienes de lujo, existe un espacio reservado para todo lo relacionado con el turismo y la hostelería. Ya de por sí, viajar y hospedarse en un hotel representa un gasto importante para cualquier persona, sin embargo, los beneficios de exclusividad asociados a los productos de lujo hacen que la experiencia de la persona sea muy distinta a la del turista promedio.

Gastronomía

Al tratarse de personas que están dispuestas a pagar un precio más elevado por el acceso exclusivo a ciertos bienes y servicios, es lógico suponer que una parte relevante de los productos de lujo sea garantizar una experiencia única al consumidor. Por esta razón, las experiencias gastronómicas poco convencionales se encuentran entre los servicios que se asocian con mayor frecuencia a los bienes de lujo.  

Algunos ejemplos de productos de lujo que quizás conozcas 

Es muy probable que la mayoría de nosotros tengamos una idea bastante aproximada de cuáles artículos pueden ser un buen ejemplo de productos de lujo. Pero, nunca está de más revisar con detenimiento la definición de suntuoso y entender esta es capaz de cambiar la percepción del valor de un artículo dentro del mercado.

No siempre todos los ejemplos de qué son los bienes de consumo se relacionan con objetos grandes y estrafalarios como limusinas o trajes hechos a la medida.

Un principio básico sobre los bienes de lujo, es que entre más raro y única es la pieza mayor será su valor total. Pues una vez un comprador se hace propietario de un bien de lujo, inmediatamente la persona adquiere la plena potestad legal y fiscal sobre una posesión que no puede ser replicada, bien sea que el mismo cliente la haya mandado a fabricar de esa forma o que se trata de un artículo exclusivo de un artista o un período histórico.

Adquirir productos de lujo, significa que el comprador automáticamente se hace dueño de un objeto cuyo valor está directamente asociado al bajo número de réplicas o escasez de las mismas dentro del mercado. Teniendo esto en consideración, algunos de los mejores ejemplos de bienes de lujos son:

Cruceros

Los cruceros representan una inversión bastante alta de dinero, si se les compara directamente con otros tipos de actividades de esparcimiento que involucran viajes a otros países.

El hospedaje, el acceso a cada una de las instalaciones del barco, las comidas e incluso la seguridad de los pasajeros y sus pertenencias dentro de las zonas turísticas que comprenden el recorrido programado por la empresa representan un porcentaje importante de la inversión total para poder viajar en un crucero. Y esto sin considerar otros protocolos que también involucran una inversión para los interesados, como las certificaciones médicas y la actualización de los documentos legales que le conceden al individuo el derecho a estar legalmente dentro de otro país.

Vinos artesanales

Un vino artesanal no tiene absolutamente nada que ver con los brebajes que pueden encontrarse en la sección de licores de un supermercado.

La zona donde se cultiva la uva, la época del año en que se recogen, el tiempo de añejamiento e incluso la madera de los barriles son elementos que dotan al vino de fabricación artesanal con un sabor más profundo que el que se encuentra en los licores producidos en cantidades industriales.

Rolex

Rolex es una marca que se ha convertido a sí misma en un sinónimo de suntuoso; todo gracias a la calidad de sus productos y la tradición que existe tras este fabricante de relojes.

Desde ya hace un tiempo, los relojes de pulsera han dejado de ser artículos funcionales para convertirse en solamente símbolos de estatus social. La compañía inglesa ha sabido sacarle el mejor partido de esta realidad, transformando su producto estrella en el accesorio favorito de las personas que demandan bienes de lujo.  

Autos deportivos

Un automóvil deportivo son otras de esas las excentricidades que comúnmente mayormente solemos asociar con los productos de lujo.

Marcas como Lamborghini y Ferrari han encontrado en el mercado de los bienes de lujo un espacio ideal para mantenerse presentes dentro del mundo de los vehículos a motor. Ya que, este es un segmento que se ajusta a bastante bien a la filosofía y la manera en que estas empresas fabrican y comercializan cada uno de los automóviles que producen.  

Obras de arte

En el mundo de los bienes de lujo, hay que tener siempre presente que este tipo de compradores son personas que están dispuestos a pagar por el derecho a hacerse con propiedades que sean únicas dentro del mercado.

Por esto, el arte y las antigüedades se encuentran entre una de las principales aficiones de la mayoría de los consumidores que poseen el capital suficiente para adquirir productos de lujos.

A pesar de lo que muchas personas quieran creer, hablar de productos de lujo es mucho más que solamente tener dinero para poderlo gastar en excentricidades que el comprador siempre ha querido tener por mero capricho. Los bienes de lujo son artículos que están sujetos a toda una serie de responsabilidades y gastos adicionales que el comprador, en su rol de propietario, accede a costearlas con tal de poseer el derecho de pertenencia sobre un artículo cuyo valor dentro del mercado está representado por su singularidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre